Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


8 comentarios

Fibrosis pulmonar: un tributo para un querido amigo

amigoNo hay muchas formas de darle las gracias a un amigo que nos está tendiendo la mano para alcanzar un objetivo, cuando a éste, y sin que él ni uno lo sepa, le quedan muy pocos días de vida. Y así estaban las cosas a mediados de Julio del 2013, cuando Cuic, que era como solíamos llamarle los que más lo estimábamos, descansó del que supongo yo fue su mayor enemigo: la fibrosis pulmonar.
Aun cuando él había luchado antes contra algunos otros enemigos como el cáncer y otros de origen cardíaco, nunca escatimaba esfuerzos en atender y
resolver problemas ajenos, sobre todo en aquellos casos en los que debido a su extraordinaria empatía, uno podía
adivinar que en algún momento de su vida, tal vez hubiera ya experimentado en carne propia, el sufrimiento de fibrosis pulmonaraquél que se acercaba a solicitar su apoyo.
Fue entonces que al recibir la noticia de su sensible fallecimiento, caí en la cuenta de por qué fue tan significativo para mí el que durante nuestra última conversación telefónica haya dicho él:
-No Serlop, todavía no me des las gracias, porque no sabemos todavía lo que va a pasar.
-Para mí  Cuic, el que estés haciendo todo lo que puedes con el asunto de mi solicitud, amerita que te de las gracias, -le contesté.

Instituto de Investigaciones EléctricasUnos días después, precisamente el lunes de esa semana tan desafortunada para muchos investigadores del Instituto de Investigaciones Eléctricas (izquierda), en donde él trabajaba y en donde ambos nos habíamos conocido años atrás, trabajando en el mismo departamento, alcancé a decirle antes de que nos despidiéramos:
– Oye, no te voy a decir lo siguiente solo porque piense que estoy en deuda contigo, sino porque me interesa tu salud. No me gusta nada como estás.

Se veía muy fatigado después de haber subido las escaleras que conducían al aula en donde tomaba su curso. Continué:
– Te voy a armar un botiquín de microdosis de plantas medicinales y un tratamiento con medicina ortomolecular con el que te vas a sentir muy bien. Vas a ver… en serio. Mañana mismo voy a comenzar con el estudio que te prometí.
Al día siguiente puse manos a la obra sin saber que el viernes de esa misma semana todo habría de terminar para él.
Una promesa es una promesa, y si usted estuvo leyendo este modesto tributo a Cuic desde el principio, advertirá que la mejor manera de darle las gracias, sería el lograr que su sufrimiento trascendiera más allá de estas líneas, ayudando a otras personas que padecen esta misma enfermedad, con una terapia basada en ese estudio de informática biomédica que en un principio estaba dedicado a él.
A continuación resumo los resultados de mi investigación.

Receta de nutrientes ortomoleculares (en dosis terapéuticas) para la fibrosis pulmonar

microdosis1. Microdosis de plantas medicinales: fenogreco, cardo mariano, eucalipto, tomillo, moringa y gordolobo. Aplicar 3 gotas de cada frasco cada hora durante el día, hasta que los síntomas mejoren, procurando dejar un lapso de un minuto entre una aplicación de un frasco y la otra (ej. 3 gotas de fenogreco, esperar un minuto, luego 3 gotas de cardo, esperar un minuto, y así sucesivamente hasta completar las 6 aplicaciones / frascos). Posteriormente, se pueden comenzar a aplicar cada dos horas y luego nada más cuatro veces al día. En caso de existir un cuadro muy agudo (dificultad para respirar, tos excesiva, flemas, etc.), se recomienda aplicar 3 gotas de eucalipto, tomillo y gordolobo cada 5 minutos, durante una hora.

2. Suplementos:
2.1 Ácido Ascórbico (para una explicación detallada de cómo determinar las dosis ortomoleculares diarias e individuales de vitamina C, antes de descargar la receta de la fibrosis pulmonar, vea el caso de estudio intitulado Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).
2.2 Ácido alfa lipoico
2.3 N-acetilcisteína (NAC)
2.4 Proteína aislada de suero de leche (fuente de cisteína, ácido glutámico y glicina)

Descargar archivo PDF

 

receta para la fibrosis pulmonar2.5 Carbonato de magnesio: para coadyuvar con el problema de la fatiga crónica y el agotamiento
2.6 Serracor-NK o Neprinol (no disponible en MicroMédix): ninguno de ellos debe ser administrado de manera simultánea con medicamentos adelgazadores de la sangre (anti-coagulantes), como por ejemplo, la warfarina. Tampoco se recomienda  para mujeres embarazadas o en período de lactancia.
Los detalles sobre las dosis, el modo de administración y la dieta para combatir este padecimiento, los hemos especificado en la receta para la fibrosis pulmonar (izquierda). Su aportación incluye una hora de consulta en línea, con todas las respuestas a las preguntas que usted necesite hacer, a través de Skype o vía telefónica.

A fin de evitar recaídas, es importante continuar con el tratamiento aún después de que los síntomas desaparezcan, por un tiempo igual al que le haya tomado al paciente sentirse mejor.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 21 de junio de 2013


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


 

Anuncios