Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


Deja un comentario

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica: plan de atención de emergencia para un viejo amigo

EPOC“No sé qué tanto estés enterado, pero mi tío Alfredo padece EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Fue diagnosticado en 2007 y se encuentra en la fase IV de la escala de GOLD, la cual en resumidas cuentas es la más grave de todas, donde la deficiencia pulmonar es crítica. Actualmente vive en Acapulco, por la mayor presión atmosférica que le ayuda a respirar. No puede estar prácticamente ya sin el oxígeno artificial y se fatiga con sólo caminar de la recámara a la sala”.
Lo anterior es un fragmento de uno de varios correos electrónicos que recibí ayer mientras comenzaba a leer mi bandeja de entrada. Lo que mi sobrino Ricardo me estaba transmitiendo no era otra cosa que el sentido de urgencia que experimentó al percatarse de la gravedad de un problema de salud de un familiar tan cercano como su tío Alfredo, amigo mío de la adolescencia y fumador como el que más, diría yo.

Plan de emergencia basado en microdosis y antioxidantes

Pantioxidantesuesto que Alfredo y su familia se encuentran en Acapulco, y lo que más urge es que comience a tomar los nutrientes que estoy seguro le están faltando, voy a comenzar por enumerar las primeras sustancias que el “Güero” (como solíamos llamarle antes algunos de sus amigos) deberá consumir de inmediato para salir bien librado de este problema. Posteriormente ahondaré más sobre las causas de esta enfermedad (básicamente, las sustancias tóxicas que contiene el cigarro), a partir de las cuales se podrá entender mejor el por qué se seleccionaron los suplementos que más adelante estaré recomendando, además de los dos botiquines de microdosis que estaremos enviando al puerto de Acapulco, con las sustancias activas de las siguientes plantas medicinales: Ginseng, Ginkgo biloba, fenogreco, ajo, eucalipto, tomillo, moringa y gordolobo.

Guía de administración para el botiquín de plantas medicinales

Aplicar 3 gotas de cada frasco directamente sobre la lengua, cada hora durante el día hasta que los síntomas mejoren, procurando dejar un lapso de un minuto entre una aplicación de un frasco y la otra (ej. 3 gotas de ajo, esperar un minuto… luego 3 gotas de Ginseng, esperar un minuto… y así sucesivamente hasta completar las aplicaciones de los 8 frascos). Las gotas no se diluyen en agua ni se tragan; se depositan en la lengua para dejar que las sustancias activas de las plantas medicinales sean absorbidas por las papilas gustativas. Cuando los síntomas mejoren, después de cuatro o cinco semanas aproximadamente, se podrá comenzar a aplicar las microdosis de plantas medicinales cada dos horas, y luego cuatro veces al día, según sea la respuesta a la terapia.

Especificación de antioxidantes en forma de suplementos

radicales libresDe acuerdo con la literatura biomédica consultada [3], en toda enfermedad degenerativa crónica siempre existe un proceso de oxidación muy marcado en los órganos involucrados en el padecimiento bajo tratamiento, que en este caso serían principalmente los pulmones. Aún en el caso de que existieran otras vías respiratorias afectadas, las sustancias antioxidantes que a continuación enumeraré se harán cargo de los llamados radicales libres, que son esos agentes que están acabando con el sistema inmune de nuestro buen amigo el Güero.

Los radicales libres son átomos, generalmente de oxígeno, altamente reactivos e inestables, que se liberan cuando el alimento es metabolizado en nuestras células para producir energía. Su inestabilidad se debe a que han perdido uno de sus electrones e intentan reponerlo tomándolo de otros átomos. Esto crea una reacción en cadena que ocasiona daños a nuestras células. Un átomo de oxígeno siempre está a la búsqueda de otro átomo que le pueda ceder esos electrones que ha perdido (ver figura arriba a la izquierda).

antioxidantesEste grupo de antioxidantes son sustancias ortomoleculares, y se llaman así porque son nutrientes que se encuentran de manera normal en nuestro organismo. Algunas de ellas, regularmente las vitaminas y los minerales, se suministran en dosis terapéuticas mucho mayores que las que  recomiendan las instancias oficiales gubernamentales (las famosas cantidades diarias recomendadas, o RDAs). En conjunto, dichas sustancias trabajarán sinérgicamente para lograr el alivio deseado, y deberán administrarse como suplementos, de la manera y en las dosis que a continuación se especifican:

1. Proteína aislada de suero de leche

Recomendamos que en este plan de emergencia se usen tres paquetes de Immunocal, que harán un total de 90 sobres, para ser tomados tres al día, cada uno de los cuales se deberá tomar 1/2 hora antes de cada alimento, diluyéndolo con la bebida preferida o inclusive con agua simple, cuidando que en cualquier caso el líquido a emplear no esté caliente.

Vitamina E2. Vitamina E

GNC la ofrece como Natural E, acetato de d-alfa-tocoferil, equivalente a 400 UI (Unidades Internacionales). Durante la primera semana, recomiendo tomar una cápsula al día con el desayuno y otra después de la comida (800 UI al día). Al comenzar la segunda semana aumentar la dosis a 1200 UI, es decir, tres cápsulas al día, con los alimentos. A partir de la tercera semana y hasta que los síntomas mejoren, la dosis recomendada será de 1600 UI. De manera análoga a como se explicará para el caso de la vitamina C, las dosis se irán disminuyendo paulatinamente, una vez que se haya logrado la mejoría deseada, en las mismas cantidades y al mismo ritmo que cuando se fueron aumentando (400 UI menos cada semana, hasta llegar a cero UI).

3. Vitamina A

zanahoriaLa presentación de GNC es como Beta-Caroteno 15, equivalente a 25,000 UI de vitamina A. Tomar una cápsula después del desayuno y otra después de la comida: 50,000 UI diarias. Por supuesto existe una alternativa todavía mejor: si se cuenta con un buen extractor de jugos, un vaso grande de jugo de zanahoria aporta alrededor de 20,000 UI de caroteno, de modo que dos vasos diarios de ésta o de cualquier otra verdura verde serían ideales para llenar el requisito de este nutriente. También se podría alternar, es decir, un día podría ser con cápsulas y el
otro día con dos vasos de jugo de zanahoria.

citricos4. Vitamina C

Aquí no se recomienda GNC, porque como vamos a ver en seguida, las dosis terapéuticas van a resultar muy grandes.
Las dosis para la vitamina C se determinan de acuerdo al nivel de saturación de cada persona, llamada también dosis terapéutica o tolerancia intestinal. No se conoce ningún caso publicado de toxicidad de vitamina C, y lo que uno puede hacer para darse una idea de cuánta vitamina C puede tolerar, es calcular primero el nivel terapéutico teórico (ntt), el cual viene dado por :

ntt = 0.5 P

Lo que significa que la dosis terapéutica recomendada aquí es de 500 mg por cada kilogramo de peso.
Siendo P el peso del paciente en Kg y estando la constante de proporcionalidad en grs/Kg, el ntt para un paciente que pesara 60 Kg sería de 30 grs.
Como su nombre indica, ese valor de nnt es teórico y es la dosis a la que se debería llegar al final del proceso, es decir, que para este ejemplo, 30 gramos de vitamina C sería la meta; pero para determinar la tolerancia intestinal o la dosis terapéutica real del paciente (dtr) , tendremos que comenzar con una dosis mucho más baja que el ntt e ir aumentando semanalmente la dosis, en incrementos de 1.5 grs cada vez, para que el paciente mismo determine el día y el momento en que comience a  escuchar ruidos en su intestino.

nivel-de-toleranciaEn el mejor de los casos, habrá evitado la diarrea y habrá descubierto su dosis terapéutica, y en el peor, además de haberla descubierto, habrá tenido que ir a desalojar el “exceso de vitamina C”. La dosis terapéutica real (dtr) se establece en la dosis inmediata anterior a la que provocó los ruidos intestinales o la diarrea, y es posible que ni siquiera llegue a la mitad de la ntt. Una vez determinada la dtr, se continuará tomando esa cantidad hasta que los síntomas de la enfermedad desaparezcan. Una vez que éstos hayan cesado, se deberá ir disminuyendo la dosis gradualmente, ahora en decrementos de 1.5 grs. cada vez, hasta ya no tomar nada. Esta práctica de ir disminuyendo gradualmente las dosis evita las recaídas, y aplica para todas las terapias y para todos los suplementos que aquí se indiquen.

Algunas personas podrían rebasar la ntt y no experimentar ni ruidos intestinales, ni gases ni diarrea, y se podría seguir aumentando la dosis hasta la desaparición de los síntomas. Eso es una dosis realmente terapéutica, la que uno necesita para sentirse mejor, y con vitamina C, uno puede darse el lujo de experimentar con ella sin peligro alguno. Cincuenta años de estudios científicos lo garantizan. Si a lo largo del proceso,  los síntomas de la enfermedad desaparecieran, antes de haber alcanzado la dtr, usted podría mantenerse en esa dosis durante al menos dos semanas más para confirmar la erradicación completa de su enfermedad (curación).

Vitamina CDe ser así, ya podría entonces comenzar a disminuir sus dosis paulatinamente, al mismo ritmo que como las fue aumentando, según se describe a continuación.
Con cápsulas de 1.5 grs, sugerimos que el paciente comience tomándose una después de cada alimento, de manera que la primera semana estará tomando 4.5 gramos diarios.
A la semana siguiente,  deberá tomar dos cápsulas después del desayuno, una después de la comida y otra más después de la cena, para que en total sean 6 gramos diarios.

La tercera semana serán 2 en el desayuno, 2 en la comida y una en la cena. Total : 7.5 grs al día.
Cuarta semana : 2 (desayuno)-2(comida)-2(cena). Total: 9 grs diarios
Quinta semana: 3-2-2. Total: 10.5 grs/día
Sexta semana: 3-3-2. Total: 12 grs/día
y así sucesivamente. De esta manera, a la séptima semana de haber iniciado el tratamiento estará consumiendo 13.5 grs y a la octava, 15 gramos diarios.

plantas medicinalesSi para entonces  todavía no hubiera alcanzado su nivel de saturación, se tendrá que continuar conforme a lo indicado, aumentando una cápsula semanalmente, hasta llegar a su dosis terapéutica real (dtr). Si se experimentara diarrea con dos o tres cápsulas en una sola toma por ejemplo, sugerimos distribuir las cápsulas a lo largo del día, aunque algunas de las tomas no coincidieran con algunos alimentos. Así por ejemplo, una vez que se haya tolerado una cápsula por toma , se podrían administrar 7 tomas de 1 cápsula de 1.5 gramos [ 1 (desayuno)-1-1-1(comida)-1-1-1(cena) ], para hacer un total de 10.5 gramos diarios. Nótese que quedaron dos tomas de 1 cápsula entre alimentos (4 tomas sin alimento) y tres tomas de 1 cápsula en cada alimento.

Siempre que le sea posible, procure tomar aunque sea algún refrigerio en algunas de las tomas. Si por el contrario, usted fuera de las personas con una gran tolerancia a esta vitamina, y no experimentara molestia alguna en una toma de 3 o más cápsulas, entonces su recuperación podría acelerarse, aumentando las tomas no de manera semanal, sino diariamente. Así, suponiendo que usted tolerara en una sola toma tres cápsulas, podría tomar en un solo día: 7 x 3 x 1.5 = 31.5 grs de ácido ascórbico, que sería la dosis terapéutica ideal (dti) si usted pesara 60 Kg, ya que ésta casi coincidiría con el nivel terapéutico teórico (ntt). Hay quien estando padeciendo de cáncer de pulmón en fase terminal, ha llegado a tomar 4 gramos de ácido ascórbico cada media hora mientras estaba despierto, día y noche, sin ningún problema estomacal (ver Ref. [9], pág.82).

¿De qué hay que estar al tanto para prevenir la EPOC?

cigarroLos daños que ocasiona el cigarro se atribuyen a las substancias tóxicas que contiene el humo del tabaco, entre los que destacan el cadmio, el alquitrán, el acetaldehído y la nicotina.
El objetivo de la industria del consumo es crearle a usted una adicción a través de alguna sustancia cuya venta esté autorizada, en una especie de contubernio entre el gobierno y las tabacaleras. Es de esta manera como algunos refrescos embotellados (la coca cola por ejemplo) y ciertos dulces con colorantes artificiales (como las lunetas) crean un hábito entre sus consumidores. Las tabacaleras han usado la nicotina y el acetaldehído con esa intención desde tiempos inmemoriales. Es responsabilidad de cada quien, como en cualquier otro caso de adicción, decirle sí o no a cada una de esas sustancias que el sistema nos está “invitando” a consumir.

Habiendo tomado conciencia de porqué la nicotina ha llegado a infiltrarse en nuestro organismo, conviene también saber porqué es necesario defenderse de aquellas otras sustancias que se encuentran en el humo del cigarro. El
alquitrán es la sustancia que realmente transporta la nicotina hasta los pulmones.

cigarroAdemás de ésta, también transporta benzeno, radón y algunas más, que son en resumidas cuentas las culpables del cáncer. No menos importante resulta la toxicidad del cadmio, ya que se le reconoce como uno de los metales pesados que más produce anemia.
El que todas esas sustancias lleguen al interior de nuestro cuerpo, hace que se formen cicatrices en las paredes de las arterias, de manera análoga a como un pedazo de fierro se oxida o una manzana adquiere un tono café obscuro cuando se expone al aire (oxígeno). Estas cicatrices toman el lugar de las células normales sin hacerse cargo de sus funciones, ocasionando así lo que se conoce como oxidación.

Es por esa razón que se ha elegido como uno de los principales antioxidantes a la vitamina E. Este nutriente es uno de los más eficientes cuando de lo que se trata es hacer frente a la oxidación, la cual puede entenderse mejor haciendo una analogía entre ésta y el proceso de combustión que tiene lugar cuando su auto está en movimiento.

analogíaLa energía necesaria para que el carro se mueva, proviene de un proceso de ignición que ocurre en la cámara de combustión cuando la gasolina gasificada se combina con el oxígeno, que equivale a la combinación de glucosa que se ingiere a través de los alimentos, con el oxígeno que hay en el cuerpo. El resultado de la producción de esta energía conocida como metabolismo, también arroja un subproducto: los radicales libres (el humo que sale del escape), que no son otra cosa que átomos que han perdido electrones. Los antioxidantes, como las vitaminas E y C, deben existir en cantidades suficientes para compensar esa falta de electrones de los átomos que forman parte de las células sanas.

Complementar el tratamiento con complejo B, vitamina D, quercetina y magnesio

jeringaAl tener la cantidad exacta de vitaminas se logra balancear la existencia de radicales libres con la cantidad de átomos de células sanas que llevan a cabo el metabolismo normal del cuerpo humano. El fumar dispara la liberación de hormonas del estrés y es por eso que también se recomienda ampliamente la administración de dosis adecuadas de complejo B, que incluya las vitaminas B1, B5, B6 , B9, B12. Una muy buena opción para cumplir con este requerimiento es la Bedoyecta por vía intramuscular: una ampoyeta cada tercer día, hasta terminar la caja de 5 ampolletas. Luego descansar unas dos semanas para después repetir la misma dosis por la misma vía. Como la bedoyecta no incluye el folato (ácido fólico o vitamina B9), se recomienda adquirir por separado en una presentación de 5 mg para tomarse (oralmente) una vez al día, después de los alimentos. Lo mismo para el ácido pantoténico (vitamina B5); pero en este caso en una dosis de 25 mg, tres veces al día.

El complejo B, tal y como aquí se ha definido, nunca a dado resultados administrado por vía oral, como lo ha hecho por vía intramuscular o intravenosa; y si los ha dado, han sido en muy pocas ocasiones.
Otras sustancias cuya administración se recomienda ampliamente son la vitamina D, la quercetina y el magnesio. Éste último en especial, representaría un invaluable apoyo en el caso extremo de que Alfredo o cualquier otro paciente afectado de EPOC desarrollara alguna deficiencia cardiovascular, no poco frecuente en este tipo de padecimientos.

Una última recomendación: la dieta

embutidosEn cuanto a la dieta se refiere, se recomienda evitar el azúcar, los lácteos, el gluten y los embutidos como el tocino, el jamón y las salchichas (los fabricantes añaden nitratos a las carnes frías para que adquieran un color rosado que disfraza su desagradable aspecto).
Asimismo, no se recomienda el consumo de café, bebidas alcohólicas, alimentos procesados ni refrescos embotellados, en especial las del tipo light, ya que contienen aspartame. Numerosos ensayos clínicos han identificado a este aditivo como una de las principales causas de disnea (dificultad para respirar).

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 22 de septiembre de 2013


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] Nutritional supplements,  which may moderate the symptoms of COPD: N-acetylcysteine, magnesium, potassium,  and other nutrients. Nutritional Medicine. Alan Gaby, MD. 2011. Perlberg Publishing, Concord, NH  ISBN-13:9780982885000.
[2] Chronic Obstructive Pulmonary Disease (COPD) . Evidence from three double-blind placebo-controlled studies enrolling a total of 49 individuals suggests that L-carnitine can improve exercise tolerance in COPD, presumably by improving muscular efficiency in the lungs and other muscles. http://healthoracle.org/downloads/A/Acetyl-L-carnitine.pdf
[3] Gutathione  (GSH). Alternative Medicine Review – Volume 6, Number 6, December 2001
[4] Emphysema and Chronic Obstructive Pulmonary Disease: Therapeutic  Approaches Through Nutrition, Natural  Medicine, Alternative Medicine By Robert J.Green Jr., N.D. Aventine Press, 2005
[5] The role of vitamin D in pulmonary disease: COPD, asthma, infection, and cancer http://respiratory-research.com/content/pdf/1465-9921-12-31.pdf
[6] Nutrition and lung health. Int J Tuberc Lung Dis. 2005 Apr;9(4):362-74. Romieu I. Instituto Nacional de Salud Pública, Col Santa Maria Ahuacatitlan, Cuernavaca Morelos 62508, Mexico.
[7] Antioxidant Supplementation among Chronic Obstructive Pulmonary Disease (COPD): Is it Necessary? E. Pirabbasi and M. Cheraghi. Pakistan Journal of Nutrition 11 (5): 501-506, 2012 . http://www.pjbs.org/pjnonline/fin2244.pdf
[8] Systemic Inflammation in Chronic Obstructive Pulmonary Disease: May Diet Play a Therapeutic Role?. Domenico Maurizio Toraldo, Francesco De Nuccio and Egeria Scoditti.  J Allergy & Therapy 2013, S2
[9] Cúrate tu mismo. Los sorprendentes resultados de la nutrición ortomolecular. Dr. Andrew Saul. Editorial Sirio S.A

Anuncios


Deja un comentario

Alergias: corrigiendo deficiencias nutricionales con suplementos ortomoleculares

alergiasUna forma bastante tradicional de enmascarar los síntomas de una alergia, es empleando anti-histamínicos alopáticos. Las malas noticias son que dichos fármacos no solo producen efectos secundarios a largo plazo, sino que no están concebidos para acabar con el problema desde su raíz.
En opinión del Dr. Andrew Saul, Linus Pauling, Abram Hoffer y muchos otros expertos en medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas), casi todas las alergias son producto de una deficiencia nutricional; una carencia que tiene que ver con el estilo de vida, los hábitos alimenticios, la edad y las características bioquímicas de cada persona (individualidad bioquímica).

Las dosis deben ser ortomoleculares (orto significa correcto)

alergias en pielSabemos de sobra que el ser corpulento o muy alto, no necesariamente significa estar sano. Una persona bien nutrida no se enferma frecuentemente. En nuestra sección de Medicina Ortomolecular, se ha comentado lo inútil que resulta el apegarse a las cantidades diarias recomendadas (CDR o RDA, por sus siglas en inglés) por las autoridades gubernamentales del sector salud, ya que dichas dosis nunca van a aliviar a nadie de un trastorno agudo. Hemos observado que aún siguiendo esas CDR, los pacientes con bajos niveles de vitamina C experimentan una exagerada sensibilidad a ciertos agentes externos, como el polvo, el polen, el látex, los colorantes artificiales y a la contaminación ambiental en general. Las deficiencias en vitaminas A, E y del grupo B se manifiestan frecuentemente en problemas cutáneos o hipersensibilidad a ciertos alimentos, al estrés o a los gérmenes.

carotenoEl Dr. Andrew Saul, relata varios casos reales en www.doctoryourself.com, en los que ha curado a pacientes que habían estado padeciendo alergias durante muchos años, con megadosis de vitamina C y niacina (vitamina B3), así como con una cantidad apropiada de caroteno, la cual se puede alcanzar con uno o dos vasos de jugo de zanahoria y vegetales verdes al día. Si bien esa porción de caroteno diaria es suficiente para cualquiera, diferentes personas necesitarán cantidades distintas de suplementos.* Las dosis individuales dependerán de lo que que cada quien pueda tolerar.

En el caso de la niacina por ejemplo, uno debe comenzar a tomar unos 25 mg cada 10 minutos hasta que el cuerpo responda con un ligero rubor en las mejillas y/o un leve ardor en los brazos, en las manos o en el tórax. Esta reacción es completamente normal e inofensiva y corresponde al nivel de saturación de niacina de la persona en cuestión. En el caso del caroteno, el nivel de saturación se alcanza cuando la piel adquiere un tono bronceado que se parece mucho al que adquirimos cuando nos asoleamos.

colorantes artificialesTambién conviene si no suprimir por completo su consumo, cuando menos disminuir las carnes rojas, el azúcar y los aditivos químicos que contienen los alimentos altamente procesados, como los saborizantes y colorantes artificiales.
Hace poco más de 40 años, El Dr.Benjamin Feingold, autor de “Why Your Child is Hyperactive?”, observó que algunos niños tendían a ser hiperactivos cuando consumían ese tipo de comida chatarra que se produce con colorantes artificiales (derecha).

Receta ortomolecular

Descargar archivo PDF

 

 

Creceta para las alergiasuando los padres de esos niños les procuraron una dieta libre de aditivos químicos, el comportamiento hiperactivo cesó. El mismo Dr. Saul, ya citado con anterioridad, relata la historia de una paciente que después de haber padecido 72 alergias, se libró de ellas con 40 grs de Vitamina C al día. Ese era el nivel de saturación de su paciente, que correspondía al nivel de tolerancia intestinal, que dicho de otra manera, era la dosis justo por debajo de la cantidad que le provocaba diarrea.
Como se dijo, cada quien tendrá un nivel de saturación diferente. Si quiere conocer cómo calcular las dosis terapéuticas de acuerdo a su peso corporal, conocer las instrucciones detalladas sobre el modo de administración, las dosis diarias de los suplementos mencionados en esta entrada, la dieta recomendada y las indicaciones precisas para dejar de tomar fármacos, puede descargar la receta para las alergias (izquierda).

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 19 de septiembre de 2013


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


 


14 comentarios

Zumbidos en los oídos o acúfenos: posibles causas y su tratamiento

Etiología (causas)

AcúfenosExisten más de 400 posibles causas por las cuales una persona puede llegar a padecer acúfenos (traducción del término anglosajón tinnitus), que van desde un simple acumulamiento de cerumen en el conducto auditivo externo ocasionado por un uso indebido de un hisopo de algodón, hasta un problema de origen neurológico en el oído interno (en donde tienen lugar mecanismos de naturaleza bioquímica muy complejos) que pudiera atribuirse a una deficiencia en algunos nutrientes que regularmente no pueden ser obtenidos a partir de los alimentos. Entre esos dos extremos, encontramos algunas otras causas comunes, como el consumo de aspartame, sustancia tóxica contenida en los edulcorantes artificiales como el Nutrasweet y el Canderel; la ingesta frecuente de aspirinas y otros fármacos; el síndrome de Menière; la pérdida parcial de la audición debido aruido ambiental la edad (presbiacusia); un daño cerebral y la exposición a sonidos de alta intensidad en escenarios tales como los conciertos de rock, las construcciones, los estadios de fútbol, las sierras de corte en las madererías , las podadoras de jardines en el vecindario y muchos otros entornos en donde se puede uno encontrar con fuentes de ruido por encima de los 80 decibeles.
El caso objeto de la presente publicación, el del Sr. WSS, está muy relacionado con esta última causa de exposición a los ruidos de alta sonoridad. Me refiero a un aficionado al aeromodelismo que a sus 72 años todavía pilotea aviones ultraligeros.

Caso de estudio

zumbidosMientras sostenía una amena plática con WSS, me explicaba cómo le apasionaba  el pilotear uno de esos ultraligeros, que de hecho él mismo diseña, gracias a los conocimientos y experiencia que ha acumulado durante la práctica de este audaz entretenimiento. Al tiempo que hablaba  entusiasmado, mientras me mostraba fotografías que colgaban de la pared de su estancia, enfatizaba lo precavido que solía ser no solo en cuanto al funcionamiento mecánico de este tipo de aeroplanos, sino a su salud. A este respecto, invariablemente acostumbraba usar diademas protectoras contra el ruido del motor, que por razones obvias no podía mantener alejado de sus oídos.

Una vez enterado de su interés en encontrar un remedio para sus acúfenos, comencé con el tipo de investigación que acostumbro realizar en los casos en los que la medicina alopática no ofrece una solución. Me inquietaba el saber que WSS estuviera padeciendo de acúfenos, aún habiéndose protegido de los ruidos a los que había estado expuesto.

GABARevisando los análisis que el Dr. Santiago Mendoza Benítez le había realizado en el Hospital Morelos de Cuernavaca, me sorprendió leer en su Reporte de Valoración Audiológica (hacer clic en la figura de la derecha para ver detalles) , el que en ANTECEDENTES PERSONALES hubiera escrito: “Sin importancia para padecimiento actual”. Yo intuía que aparte de su presbiacusia, los acúfenos podrían deberse a alguna otra causa relacionada con su antiguo estilo de vida. No me parecía lógico que sus antecedentes no fueran importantes para su padecimiento, así que le llamé por teléfono para indagar más sobre el asunto y fué así como descubrí que durante aproximadamente 10 años, WSS había estado expuesto no al ruido del motor de un ultraligero, sino al ruido que esos modelos de aviones a control remoto emiten mientras el que pilotea siente que “todo está bajo su control”. Esos avioncitos aparentemente inofensivos, pueden llegar a registrar hasta 75 decibeles en el lugar en donde su conductor acostumbra  colocarse. Y como era de esperarse, no solo es importante el nivel sonoro del ruido, sino la duración del mismo.

estereociliosLos acúfenos se producen debido a un daño en los estereocilios, unos accesorios microscópicos adheridos a las puntas de las células ciliadas de la cóclea. Es en estos cilios donde tiene lugar una transducción mecano-eléctrica, esto es, una transformación de la vibración del sonido en mensajes nerviosos que pueden ser interpretados por el cerebro. Los sonidos con una presión sonora de 80 decibeles o menor, causan que estos finos bellos experimenten movimientos que liberan los neurotransmisores desde el extremo basal de las células ciliares, que a su vez activan las neuronas del octavo nervio craneal.

Si el daño no es muy significativo o la exposición es poco frecuente, los estereocilios pueden recuperarse del daño, regresando a su funcionamiento normal en cuestión de minutos u horas. En estas condiciones, la audición del afectado vuelve a su condición nominal y el zumbido desaparece. Sin embargo, la exposición frecuente a sonidos muy fuertes eventualmente puede ocasionar un daño irreparable a las células ciliares y los estereocilios, y hasta una pérdida permanente de la audición o un tinnitus crónico. WSS nos ha reportado que lleva ya 4 años padeciendo de acúfenos.
Pero no todo es para siempre ni tiene porqué serlo. Las buenas noticias es que existen suplementos que pueden ayudar a fortalecer las carencias de algunos nutrientes que por alguna razón comienzan a faltar en la alimentación de quien comienza a padecer esta dolencia. Uno de los minerales que más relevancia tiene en este padecimiento es sin lugar a dudas el Zinc.

Deficiencia nutricional de Zinc y su correlación con la prostatitis

zincDesde el punto de vista de la informática y la extracción de conocimiento de la literatura biomédica, llama la atención que éste mineral sea uno de los que aparece más frecuentemente citado tanto en artículos relacionados con tratamientos alternativos para los acúfenos, como los que tratan a cerca de los trastornos de la próstata. Si usted ha estado leyendo con atención hasta aquí, seguramente ya se estará haciendo la pregunta que al menos yo considero debería ser obligada en este momento: ¿WSS ha tenido o tiene actualmente problemas de próstata?. Como cabría esperar, la respuesta es sí, sí los tiene. De hecho, hace aproximadamente un mes que WSS ha estado intentando mejorar sus síntomas con el botiquín para la próstata y la hiperplasia prostática benigna de la Fundación MicroMédix, a fin de aliviar algunos problemas menores en sus vías urinarias. Y lo que todavía más nos ha llamado la atención no solo a nosotros sino a él también, es que de un tiempo para acá, después de haber comenzado con las microdosis, su audición ha comenzado a mejorar, si no en nivel de sonoridad, sí en cuanto a inteligibilidad de la palabra se refiere.

Durante una conversación telefónica, él intercambia el auricular del aparato telefónico entre un oído y otro para comparar la calidad de su escucha en cada uno de ellos. Mediante esta prueba ha comprobado que el oído por el que anteriormente entendía menos, ahora está comenzando a mejorar, pues los sonidos percibidos tienen mayor nitidez. Esas dos palabras claves nos conduce ahora a una nueva pista que conviene rastrear más de cerca.

GABA y ácido glutámico: neurotransmisores implicados en la sintomatología

Si analizamos la conexión entre esos sonidos percibidos y lo que en un párrafo anterior escribí también en negritas, a propósito de mensajes nerviosos que pueden ser interpretados por el cerebro, estamos ante una situación en la que tal vez no exista un daño irreparable, sino un mal funcionamiento de los neurotransmisores.

GABALos neurotransmisores están involucrados en la transmisión de los impulsos nerviosos y son los mensajeros químicos que utilizan las células nerviosas para comunicarse a través de la sinapsis. Cada uno de esos neurotransmisores es responsable de diferentes funciones cerebrales especificas.
Así como la serotonina responde por nuestro estado de ánimo, nuestro dolor de espalda, nuestra depresión, nuestra falta de sueño y algunos trastornos mentales (ver Síndrome de Down para ampliar más la información de éste y otros neurotransmisores), hay dos neurotransmisores de gran relevancia para el caso que nos ocupa y que se distinguen de los demás en que pueden responder por el zumbido de oídos (acúfenos), entre otros trastornos. Se trata del glutamato y del GABA (Gamma-Amino-Butyric Acid).

El ácido gama amino-butírico es un neurotransmisor del tipo inhibitorio, mientras que el glutamato o ácido glutámico es excitatorio. Ambos deben estar coexistiendo de una manera equilibrada para evitar trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer, el mal de Parkinson y los acúfenos.

suplementosPara mantener un equilibrio entre ambos neurotransmisores, recomendamos administrar los siguientes nutrientes en dosis ortomoleculares (terapéuticas):
1. Los siguientes tres  aminoácidos ([5] ,[6]): taurina, GABA (como suplemento) y L-teanina
2. Un poderoso antioxidante como el NAC (N-acetyl cysteine) o la vitamina E (que coadyuvaría asimismo con los problemas de próstata) ([5] y [6])
3. Las vitaminas contenidas en el complejo B y la D [6]
4. Los minerales magnesio y Zinc (mencionado con anterioridad) ([7] y [8])
5. Los ácidos grasos omega 3 ([6]) y
6. La planta Ginkgo biloba ([2] y [3] )

La receta: un condensado del trabajo de investigación 

Descargar archivo PDF

 

Areceta para los acúfenosdemás de la microdosis de Ginkgo biloba y de complejo B, recomendaremos la de cola de caballo (ya incluida en el botiquín de la próstata) y la de passiflora.
Como complemento de lo anterior, se deberá observar una dieta libre de cafeína, carbohidratos, baja en azúcar, sobre todo la refinada (no se debe eliminar del todo, solo conservar un nivel bajo para permitir que exista un nivel constante de azúcar en la sangre hacia el cerebro), sin alcohol, baja en sodio (poca sal) y libre de aspartame (refrescos dietéticos, edulcorantes sintéticos, etc.), saborizantes y colorantes artificiales. Los detalles de las dosis de cada nutriente mencionado y su modo de administración, los podrá encontrar en nuestra Receta para los Acúfenos (izquierda).

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 17 de septiembre de 2013


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] Tinnitus: Questions to reveal the cause,answers to provide relief. Robert L. Folmer, PhD, William Hal Martin, PhD, and Yongbing Shi, MD, PhD. OHSU Tinnitus Clinic, Oregon Hearing Research Center, Department of Otolaryngology,Oregon Health & Science University, Portland. JULY 2004 / VOL 53, NO 7 · The Journal of Family Practice
[2] Dietary Supplements and Natural Products as Psychotherapeutic Agents. ADRIANE FUGH-BERMAN, MD, AND JERRY M. COTT, PHD. Psychosomatic Medicine 61:712–728 (1999)
[3] Medicinal Natural Products. A Biosynthetic Approach. Second Edition. Paul M Dewick. John Wiley & Sons Ltd.
[4] http://www.acufenos.org/~foro/viewtopic.php?f=2&t=800
[
5] The Chemistry of Calm: A Powerful, Drug-Free Plan to Quiet Your Fears and Overcome Your Anxiety by Henry Emmons. Touchstone, a Division of Simon & Schuster, Inc. (October 5, 2010).
[6] http://www.tinnitusformula.com/library/brain-calming-supplements-for-tinnitus/
[
7] Nutrition, Biochemistry, and Tinnitus. Wallace Rubin. International Tinnitus Journal, Vol. 5, No.2, 144-145 (1999)
[8] Alternative Medication for Tinnitus Relief. Preliminary Findings from an Ongoing Online Survey. Smita Agrawal, Ph.D., M.S., Claudia Coelho, M.D., Ph.D., Richard Tyler, Ph.D. and Shelly A. Witt, M.A./CCC-A, University of Iowa. Tinnitus Today. Spring 2010
[9] Alternative medications and other treatments for tinnitus: facts from fiction.M.D. Seidman, S. Babu / Otolaryngol Clin N Am 36 (2003) 359–381