Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


3 comentarios

Artrosis: con qué está relacionada y cómo librarse de ella

ArtrosisLa mayoría de personas que practican alguna actividad física normalmente no desarrollan artrosis; pero puede ser que ciertos deportes, como por ejemplo el tenis,  eleven el riesgo de que el (la) aficionado(a) a éste pueda llegar a padecerla. Hasta donde el autor recuerda, el tenis exige de rotaciones intensas y conlleva fuertes impactos sobre las articulaciones de las rodillas y la cadera (solo hay que echarle un vistazo a la fotografía que he adjuntado para darse una idea de lo que quiero decir), de suerte que si se practica con regularidad, puede llegar a provocar los síntomas que caracterizan a la enfermedad objeto del presente estudio.

Al comenzar mi investigación, sinceramente asocié la artrosis de Mari Carmen a otros factores que no tenían nada que ver con el hecho de que la protagonista de este caso hubiera practicado el tenis hace algunos años. Como dato curioso, una de las debilidades de Mari Carmen es el chocolate amargo.

La relación entre la artrosis y el magnesio: el chocolate

chocolateY seguramente usted ya estará preguntándose ¿ Y que tiene que ver el chocolate amargo con el tenis y la artrosis? De acuerdo con lo anterior, al menos entre el tenis y la artrosis sí hay una correlación; ¿pero y el chocolate? La clave aquí es más bien plantearse la pregunta ¿ y qué puede contener una barra de chocolate amargo como para que Mari Carmen la prefiera, en lugar de otras golosinas?. ¿ O cómo es que una graduada en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid, que responde al nombre de Ana María Lajusticia, y que ha escrito varios libros sobre nutrición ([1], [2]), sintiera también una gran predilección por un chocolate oscuro de la casa Suchard , cuando todavía no había escrito nada sobre las propiedades curativas del magnesio?

Creo que el ser humano busca instintivamente en la naturaleza los nutrientes que necesita para encontrar alivio, de manera análoga a como lo hacen los animales irracionales desde tiempos inmemoriales; la diferencia es que estos últimos, siguen haciéndolo exactamente igual que como lo hacían desde su aparición en el planeta y el primero, ahora toma fármacos altamente industrializados porque el sistema le ha hecho creer que es bueno para él.

plantas medicinalesEn una carta enviada al emperador Carlos V, en 1538, el doctor Ávila de Lobera, le decía [8] : “… Vemos que ningún animal, estando enfermo de alguna seria enfermedad, come hasta que la naturaleza le da mejoría, y vemos que si un perro está herido gravemente, se encierra y está tres días sin comer, aunque halle alimento cerca de sí. También lo de la sangría lo halló el hipopótamo habitando cerca del río Nilo, que de cualquier enfermedad que tenía se iba a algunas cañas cortadas poco antes, y con la que mejor le parecía abría la vena y de aquella manera se sangraba, y siendo visto, dio ejemplo a los hombres de disminuir la sangre, según parece vino este arte de Egipto; lo de los vómitos nos lo mostraron los perros que comen uvas y hierbecitas para aquel efecto.

[…] Las golondrinas nos mostraron que la hierba chilindoni es buena para los ojos, curando a sus hijos y pollitos con ella. La propiedad del orégano nos las mostraron las cigüeñas, que cuando se sienten heridas la posan en la herida. La hierba que llamaron “ditamo” la mostraron a los hombres los ciervos, aunque Tulio dice que las fieras y cabras fueron las primeras en enseñar las virtudes de esta hierba.
Otras muchas propiedades de cosas nos mostraron los animales y aves, y nos mostrarían muchas más si tuviéramos advertencia de aplicar lo que a ellas vemos hacer…”

Ana María LajusticiaRegresando al asunto del chocolate, cada 100 gramos de este derivado del cacao, y siempre que éste sea negro y puro, aportan aproximadamente 500 mg de magnesio, según explicaba durante una entrevista la Lic. Lajusticia. Por supuesto que en esas proporciones, MariCarmen no podría aliviarse de su artrosis tomando 600 grs. de chocolate al día, que aportarían los 3 gramos diarios de magnesio que se necesitan para sentirse mejor en aproximadamente unos dos meses. Nadie que se considerara sensato, estaría dispuesto a consumir más de medio kilogramo de chocolate al día para aliviar sus síntomas, pues el chocolate contiene además del azúcar, otros ingredientes que no resultarían del todo convenientes para la salud de cualquiera. Además, como ya hemos manifestado en varias ocasiones,  las monoterapias nunca han sido la mejor propuesta de sanación para las enfermedades, y la artrosis no va a ser la excepción.

Como advertirá el lector más adelante, agregaremos otros suplementos al magnesio para garantizar y optimizar los beneficios que surgen de combinar más de dos sustancias en una terapia ortomolecular (la que emplea dosis terapéuticas de nutrientes), complementándola también con un botiquín  de microdosis de plantas medicinales compuesto de cola de caballo, moringa, jengibre y chile habanero (capsaicina).

¿Y a usted, le hace falta magnesio?

Siguiendo con el análisis de aquellos factores que están correlacionados con la artrosis, cabe preguntarse ¿ Qué síntomas caracterizan la carencia de magnesio en nuestro organismo? O poniéndose mejor en su lugar, querido lector, usted tal vez preguntaría, ¿ cómo saber que me falta magnesio?. Si usted manifiesta uno o más de los siguientes síntomas, es muy probable que exista un déficit de este mineral en su organismo:

– Síndrome de pies inquietoscolágeno
– calambres
– hormigueos
– espasmos/temblores
– cálculos en los riñones (litiasis renal)
– movimiento involuntario de uno de los párpados
– moretones en algunas partes del cuerpo, sobre todo en las extremidades
– “golpes de sangre” en los ojos (se observa un que derrame que suele deberse a una tensión arterial muy elevada- hipertensión-).

– hipertensión. Véase el artículo Remedio casero para la presión arterial alta
– caída excesiva del cabello (desprendimiento de mechones)
artrosis  de cadera, columna y otras articulaciones
– escoliosis (columna torcida lateralmente)
– rigidez de articulaciones
– lordosis (cuando se tiene la cintura muy hacia adentro)
– flatulencia (gases en el estómago) y sensación de plenitud (inflamación del vientre)
– ataques de angustia, depresión, crisis nerviosas, opresión en el pecho o piquetes cerca del corazón (típico en personas que presienten que su corazón está mal. Son los llamados falsos cardíacos)

cisteína y colágeno– falta de respiración
– dolores en la nuca
– migraña
– insomnio
– inflamación de la próstata (prostatitis)
– vértigo
– pérdida del control del esfínter de la vejiga (escape de orina)
– ciertas alergias
– asma
– disfunción sexual

¿Impresionante la lista, no es cierto?. Y es que el magnesio, en este sentido, se parece mucho a las plantas medicinales. Como hemos visto en otros casos de estudio, una misma planta está indicada para varias enfermedades, o en su defecto, para el tratamiento de muchos síntomas. Algo similar sucede con las extraordinarias propiedades del magnesio.

saludLo que deseo enfatizar aquí es que, de la misma manera en que Mari Carmen va a experimentar una gran mejoría siguiendo un tratamiento a base de magnesio para su artrosis, también verá cómo sus cálculos renales se irán, y cómo los moretones de sus piernas desaparecerán. No obstante, si a la fecha ella todavía tuviera cálculos, al deshacerse en fragmentos más pequeños (gracias al efecto terapéutico del magnesio), producirán “un ataque de piedra”, debido a que al ser de menor tamaño, se moverán y al querer pasar por un sitio estrecho, el uréter, provocarán dolor.

Cualquiera podría caer en el error de pensar que el magnesio estaría formando más cálculos; pero la verdad es que los estaría comenzando a eliminar, al estar convirtiéndolos en “arenillas”.
Y otra vez la pregunta, ¿ Y que tienen que ver todos los demás síntomas con la artrosis?. Lo que estamos buscando son patrones que revelen correlaciones entre sustancias (el magnesio en primer instancia) y la artrosis, o entre ésta y su sintomatología. Veamos…

Las sales de magnesio

cloruro de magnesioAsí como encontramos antecedentes de litiasis renal y de moretones en este caso de estudio, también identificamos escoliosis y rigidez en las articulaciones, ya que MariCarmen tiende a voltear hacia atrás con cierta dificultad, moviendo el cuello junto con la espalda, como si ambos constaran de una sola pieza y no mediara entre ellos una articulación. Estas diferentes correlaciones dan luz sobre la primera parte del tratamiento que recomendaremos para este caso de estudio, es decir, sobre el empleo de un suplemento ortomolecular que aporte iones de magnesio. Tanto el cloruro de magnesio como el carbonato de magnesio cumplirán perfectamente con este cometido.

La selección de uno u otro dependerá de las características de cada consultante, ya que por ejemplo, habrá algunos pacientes con acidez estomacal que pudieran experimentar agruras con el cloruro, por lo que en dichos casos el carbonato estaría mejor indicado, solo que en este caso la dosis sería de 2 grs. diarios, en vez de los 3 grs. recomendados para el cloruro. Ahora bien, como ya dijimos, necesitamos complementar la terapia del magnesio con alguna otra que coadyuve en la regeneración del cartílago y en la síntesis del colágeno, que es el elemento que “lubrica” por así decirlo, todas las articulaciones de nuestro cuerpo. Se ha comprobado ya en distintos foros, congresos, y en la literatura biomédica que dicho elemento es nada menos y nada más que el ácido ascórbico, mejor conocido como vitamina C.

Los precursores del colágeno

Proteína de soyainformación nutrimentalLa vitamina C es un precursor de la síntesis del colágeno y de manera análoga a como hemos trabajado con otras enfermedades, en donde la  cisteína y otros aminoácidos promueven la producción de glutatión, se propone aquí una estrategia similar para la artrosis, empleando precursores de colágeno, en lugar de administrar suplementos de esta proteína directamente por vía oral. Tomando en cuenta que los principales aminoácidos precursores de colágeno son la prolina, la glicina y la lisina, urgamos en la web y encontramos que además de la vitamina C, hay dos suplementos que pueden sintetizar colágeno a partir de esos tres aminoácidos. Estos son la proteína de soya y la proteína de suero de leche.

Es importante recalcar que la cantidad de cisteína que hemos recomendado en nuestra receta, es aproximadamente 2.5 veces más grande que la que se ha mostrado en la imagen anterior (ver receta y solicitar consulta para conocer el tipo de proteína y las dosis aplicables a su caso). Este aminoácido no esencial ha demostrado ser de gran ayuda en los procesos inflamatorios en donde los radicales libres juegan un papel protagónico, y existen en la literatura biomédica varios estudios [4, 5, 6, 7] en donde se recomienda combinar la cisteína con la niacinamida para mejorar el movimiento y reducir el deterioro de los cartílagos y la inflamación de la membrana sinovial.

proteínasComplementemos entonces nuestra terapia para la artrosis agregando la niacinamida a los suplementos especificados con anterioridad, e incorporemos también una porción de lecitina de soya y otra de levadura de cerveza que aporten el fósforo necesario no solo para la conservación y la formación de los huesos, sino para la producción de proteína encargada de regenerar células y tejidos.
Sobra decir que para que exista un mejor aprovechamiento y absorción de todos los nutrientes, es indispensable comer proteínas de origen animal, como la carne, el pescado, el pollo y el huevo, aunque sí se recomienda evitar los lácteos, el azúcar, los edulcorantes artificiales y los alimentos que contienen gluten, como el pan, las pastas, las galletas y demás productos elaborados con trigo.

Componentes de la receta

En resumen, nuestra terapia final para la artrosis consistirá de los siguientes nutrientes (las correspondientes dosis y modos de administración están especificados en la receta):

CIMG5004– Cloruro o Carbonato de Magnesio (uno, no ambos)
– Plantas medicinales en microdosis: cola de caballo, moringa, jengibre y chile habanero
– Niacinamida
– Vitamina C
– Proteína de soya (de preferencia ProWinner)
– Ácido alfalipoico
– Lecitina
– Levadura de cerveza
– Dieta rica en proteínas

Los suplementos de la lista anterior serán esenciales para el restablecimiento de sus articulaciones y para la movilidad de su estructura ósea en general y si usted deseara una recuperación aún más rápida, debería complementar todo ello con un frasco de multi-minerales que contenga boro (3 mg. dos veces al día) [7]  y un ejercicio moderado para evitar anquilosamientos, como podría ser la natación, los pilates, o porqué no, una fisioterapia especializada (le recomiendo practicar estos ejercicios para aliviar el dolor de su cadera y estos otros si la molestia es en la rodilla).

Descargar archivo PDF

Ldemo artrosisos autores de este caso de éxito han condensado los resultados de la presente investigación en un reporte final al que han llamado la “Receta para la Artrosis”, que incluye instrucciones detalladas sobre el modo de administración, las dosis, la dieta recomendada, la especificación del botiquín de microdosis de plantas medicinales, el tipo de suplementos ortomoleculares, así como indicaciones precisas para librarse de los fármacos. Con el afán de beneficiar a todas esas personas que no cuentan con recursos suficientes para solventar los gastos de una membresía (adultos mayores, desempleados, discapacitados, etc.), queremos darles la oportunidad de descargar esta receta a cambio de una donación, a fin de que nosotros podamos también llevar tres microdosis de plantas medicinales a un hogar de una comunidad rural. Recuerde que el costo de la receta cubre también una hora de consulta por Skipe o vía telefónica.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 10 de septiembre de 2014


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] La artrosis y su solución. Ana María Lajusticia Bergasa. EDAF 2003
[2] El Magnesio. Ana María Lajusticia Bergara. Plaza & Janes, S.A Editores
[3] El Milagro de la Nutrición Ortomolecular. Pablo de la Iglesia. Kier. 2011
[4] Natural Therapies for Osteoarthritis. FREDERICK T. SUTTER, M.D., FAAPMR.MET420 8/00. ANSR—APPLIED NUTRITIONAL SCIENCE REPORTS. Copyright © 2000 Advanced Nutrition Publications, Inc.
[5] Natural Treatments for Osteoarthritis. Alan R. Gaby, MD. Alternative Medicine Review. Volume 4, Number 5, 1999.
[6] Prevention and Treatment of Osteoarthritis.Supplement to The Art of Getting Well. Anthony di Fabio et al. Townsend Letter for Doctors,Part I January 1990, #78. Part II: February/March 1990, #79/80.
[7] Nutrition & Healling. http://www.wrightnewsletter.com.
[8] Farmacología, Medicina Tradicional y Microdosis. Eugenio Martínez Bravo, Dora Martínez Olivares. Herbal. 2004
[9] Preguntas frecuentes sobre el magnesio contestadas por la Química Ana María Lajusticia durante una conferencia

Anuncios


9 comentarios

Remedio casero para la presión arterial alta

Presión arterialLo que se propone aquí es un tratamiento natural basado en una terapia inteligente que además de bajar su presión arterial, le permite liberarse de los fármacos. ¿Porqué tendría alguien que esclavizarse a uno o más medicamentos, pudiendo curar su hipertensión, recurriendo a un remedio casero con productos naturales?. ¿O es que el hecho de que la medicina alopática no haya podido ofrecer una solución al problema de la presión alta, significa que ésta sea incurable?. Para demostrar que sí se puede, relataremos el caso de éxito del Señor CH,  manteniendo en el anonimato su verdadera identidad.

Cuando alguien se manifiesta en contra de una corriente de pensamiento con la que de alguna manera se encuentra comprometido, podría ser estigmatizado y experimentar mayor estrés del que ya de por sí le produce su padecimiento. La Fundación MicroMédix comprende muy bien la posición del Sr. CH y es por ello que la encuentra completamente válida y asume toda responsabilidad sobre lo que aquí se habrá de proponer, como solución al problema de la presión arterial alta.

El estudio de un caso de éxito

presión altaEl Sr. CH solía viajar muy frecuentemente por motivos de trabajo y era precisamente durante estos traslados en los que su presión arterial llegaba a alcanzar valores alarmantes. Nos relata que una vez su presión sistólica llegó hasta los 150 mmHg, mientras dictaba una conferencia en la Ciudad de México, lo que pudo corroborar una hora después al ingresar a uno de esos Centros de Protección Civil (CPC), en el que un grupo de paramédicos le pidieron que tomara asiento, mientras le administraban un medicamento sublingual, que prometía bajar su presión arterial en cuestión de minutos.

Y esos valores de presión arterial continuaron presentándose en varias ocasiones, sobre todo durante sus estancias en el Distrito Federal, según supimos de él durante la consulta telefónica de hace unas tres semanas.
Quizás lo que a mucha gente que padece de presión alta le preocupa más, es que no presente síntoma alguno durante este proceso, tal y como pasó con el Sr. CH durante su desagradable experiencia en aquel CPC. No obstante, después de un tiempo que no pudo precisar con exactitud, comenzó a manifestar síntomas, tales como sensación de opresión en la nuca, dolor de cabeza intenso, sudoración, falta de respiración y en algunas ocasiones hasta náusea.

presion-arterialDesconocemos honestamente porqué al principio no presentaba síntomas y porqué después de un determinado tiempo sí los tenía; pero lo que pudimos aprender de este caso y que hemos de exponer aquí como especialistas en medicina natural e informática biomédica, es que cualquiera que ya haya sido identificado como “hipertenso asintomático” debería adoptar la alternativa médica que a continuación ofreceremos, a fin de evitar convertirse en un “hipertenso sintomático”, por llamarle de alguna manera, antes de que nuestros detractores de remedio caserobata blanca se nos adelanten y lo bauticen con el nombre de  “Trastorno de Hipertensión Sintomática No Identificada, o USHD (Unidentified Symptomatic Hypertension Disorder, por sus siglas en inglés).
Dicho término por supuesto no existe, como tampoco existe la hipertensión como enfermedad, pues de la misma manera que las alergias (y perdónenme por favor todos los alergólogos) no constituyen una enfermedad, la hipertensión también es un síntoma: sí, leyó usted bien querido lector, un síntoma producto de un proceso inflamatorio que al combinarse con un exceso de colesterol en la sangre conocido técnicamente como  hipercolesterolemiaproduce que la presión sanguínea aumente, existan o no síntomas. Todo ello no tiene nada de misterioso porque la presión alta, junto con otros malestares, son causados por la inflamación de los conductos sanguíneos. El punto es que un síntoma no puede ser síntoma de otro síntoma. La raíz de un árbol es a la enfermedad, como las hojas de aquél son a los síntomas. ¿O ha visto usted que a una hoja le salgan más hojas?

Prácticas deshonestas de la industria farmacéutica

No necesitamos inventar enfermedades ni términos rimbombantes para impresionar aún más a los que están sufriendo por causa de un proceso inflamatorio. Lo que necesitamos es dar una solución a lo que causa el problema y no a los síntomas ya descritos. Mucha gente vive esclavizada al captopril o similares para aminorar o eliminar los síntomas, y la mayoría de los médicos alópatas continúan diciéndoles a sus pacientes que lo que pueden hacer por ellos es solo controlar esa presión alta.

Controlar la presión arterial significa mantenerla en niveles hipertensionaceptables, típicamente 120/80 mmHg, a fin de que el paciente pueda llevar una vida normal. Muchos médicos alópatas no son mal intencionados; pero están creando consistentemente e inconscientemente (y algunos no tan inconscientemente) una farmaco-dependencia, pues entre mayor número de adeptos consiguen, mayor es la utilidad que perciben los laboratorios fabricantes de medicamentos como el captopril y el enalapril. Esto ocurre también con fármacos destinados a tratar otras enfermedades.

Tan solo para darnos una idea de cómo los laboratorios producen fármacos para crear dependencia de manera intencional (un efecto calculado, no secundario), hemos analizado la estrategia de causa-efecto en el que está basado este segundo medicamento, el enalapril. En la página de MedlinePlus, un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU, a la letra dice ” El enalapril pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés). Actúa disminuyendo determinadas sustancias químicas que contraen los vasos sanguíneos, de modo que la sangre fluye mejor y el corazón puede bombearla con mayor eficiencia”.

aparato circulatorioLo anterior implica que, tanto el enalapril como el lisinopril y demás “priles”, actúan provisionalmente, pues el hecho de ayudar al corazón a hacer su trabajo por un determinado tiempo, no significa que éste vaya a funcionar mejor cuando no estén los fármacos. Y es ahí donde reside la estrategia para perpetuar su consumo. Los laboratoristas pensaron: “si una vena se contrae, la sangre llega más lejos, y si conseguimos que la sangre irrigue aquellas partes a donde no está llegando, haremos que los síntomas cesen, aunque sea de manera transitoria”. Como muy bien saben todos los “hipertensos”, ese captopril o ese enalapril lo tendrán que consumir de por vida, según se los ha dicho su médico de cabecera, porque una vez que han pasado doce horas, la contracción de sus venas ha terminado y hay que volver a tomar otra dosis para que vuelvan a contraerse y así repetir el ciclo hasta el último de sus días. Desde el punto de vista de quien fabrica esos fármacos, eso está genial. Para los hipertensos, ¡eso es un atraco!, aunque confieso haber oído peores cosas.

Medicina ortomolecular: la alternativa natural para estabilizar la presión

¿ Si usted sufriera de presión alta y su médico le dijera que solo va a tomar ciertas sustancias durante un mes, y que va dejar de sufrir de este mal de manera definitiva, cómo reaccionaria?
La Fundación MicroMédix ha logrado poner en práctica un tratamiento de un mes que comprende cuatro suplementos y algunas microdosis de plantas medicinales. El Sr. CH no solo ha  mejorado con este tratamiento, sino que también se ha liberado de la ingesta interminable de medicamentos alopáticos, como los mencionados anteriormente. Dicho tratamiento con medicina natural consiste de dos grupos de sustancias: las que están dedicadas a eliminar los síntomas, que son indispensables para hacer llevadero el camino durante el mes de tratamiento, y las que van a garantizar la eliminación del proceso inflamatorio causante de la presión alta.

captoprilPara el control de los síntomas utilizaremos:
1) Microdosis de Captopril (solo cuando existan los síntomas, incluyendo la propia presión alta). Si no ha leído toda nuestra discusión anterior, por favor hágalo. Administrado en microdosis, el captopril no le ocasionará los consabidos efectos secundarios de este fármaco, como la micción frecuente por ejemplo.
2) Microdosis de pasiflora, como complemento del anterior.
3) Un diente de ajo. Se parte en suficientes pedazos para facilitar su deglución. De preferencia, los pedazos deberán masticarse.

Para la cura del proceso inflamatorio y/o de la hipercolesterolemia, recomendaremos cuatro nutrientes en dosis ortomoleculares (terapéuticas) y microdosis de fenogreco, ajo, cuachalalate y estafiate (ver receta).

Análisis Colesterol¿Y que hay de la dieta?. La alimentación del Sr. CH era rica en azúcares. ¿El resultado? Un nivel de colesterol que sobrepasaba el límite de referencia, como puede comprobarse a partir de la imagen adjunta. Estamos hablando de 155 mg/DL de colesterol LDL, cuando el reporte está recomendando un valor no mayor a los 100 mg/DL (haga clic sobre la imagen para agrandarla). Para algunas personas o inclusive ciertos médicos, esto puede no ser muy alarmante; pero las molestias ocasionadas por estos niveles de “colesterol malo” justificaron que el Sr. CH buscara alternativas para mejorar su calidad de vida.
Hace ya un mes que el Sr. CH no ha sufrido de presión alta con la terapia anterior, pues hemos ido a la causa del síntoma, y lo hemos dado de alta basándonos en el hecho de que ha seguido viajando y ya no ha padecido ninguno de los síntomas que experimentaba.

Receta para el alivio definitivo de la hipertensión

Descargar archivo PDF

 

receta para la hipertensiónÉl nos explica que tuvo todavía dolores de cabeza en algunos días después de iniciado su tratamiento; pero que éstos comenzaron a disminuir conforme tomaba los suplementos y las plantas medicinales (para disminuir el exceso de colesterol). Comenta asimismo que sus síntomas desaparecieron completamente a partir de la tercera semana y que ya no los ha vuelto a tener.
Los coautores de este caso de éxito, han condensado los resultados de su investigación en una Receta para la Hipertensión, que incluye instrucciones detalladas sobre el modo de administración, las dosis, la dieta recomendada, la especificación del botiquín de microdosis de plantas medicinales, el tipo de suplementos ortomoleculares, así como indicaciones precisas para librarse de los fármacos. Le recordamos que su donación incluye una hora de consulta presencial, vía telefónica, por correo electrónico o en línea.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 1 de septiembre de 2014


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.