Medicina Natural

Consultorio de Medicina Alternativa con Recetas

Cilantro y chlorella como auxiliares en el tratamiento de enfermedades ocasionadas por mercurio

Deja un comentario

chlorella¿Si padeciera de una enfermedad mental, a quién acudiría usted, a un psiquiatra o a un dentista?
Una paciente con residencia en España, me comenzó a telefonear con cierta frecuencia hace unos meses para pedirme consejo sobre un cuadro agudo de depresión por el que estaba pasando:
– ¡Sergio, estoy desesperada, ya no sé que hacer. No puedo dejar de llorar, todo el tiempo estoy deprimida. Ya no soy capaz de hacer lo que antes me gustaba y ni siquiera puedo atender a mis hijos!… ¡Soy un fracaso, no valgo nada!

Palabras más, palabras menos, ese patrón de comportamiento se repitió por un mes más aproximadamente, hasta que después de mucho reflexionar sobre el problema, y mientras revisaba lo que podría estar faltando en este caso, me acordé de lo que había aprendido del Dr. Bernard Rimland, a propósito de lo que ocasionaban el mercurio y otros metales pesados en las mentes de los niños autistas, y aunque esa paciente no era precisamente una niña ni padecía de autismo, se me ocurrió que tal vez algún metal pesado pudiera ser el culpable de lo que esa deprimida dama estaba padeciendo. Pero ella ya no me llamó, ni se comunicó de nuevo por correo electrónico, como solía hacerlo al inicio de nuestra relación.

supermercadoCon la esperanza de que al igual que usted, querido lector, ella llegue también a leer este artículo, me gustaría comunicarles, que hay una gama muy amplia de padecimientos cuya causa puede haber sido desencadenada por neurotoxinas, es decir, metales pesados o sustancias químicas que se pueden encontrar en las verduras y frutas que se expenden en los supermercados (pesticidas), en los alimentos procesados (aluminio), en el medio ambiente (plomo), en amalgamas (mercurio), o en el agua (cobre). La toxicidad por cobre no es muy común; pero no debería descartarse por completo su posibilidad.

En el artículo en donde discutí cómo se puede mejorar la inteligencia emocional de una persona saludable con nootrópicos naturales, comenté que para lograrlo, además de alimentarse bien y contar con un sistema de creencias positivas (efecto placebo) y una excelente nutrición (suplementos), era necesario disponer también de una estrategia apropiada de desintoxicación, cuando nuestra personalidad ha sido víctima de la agresividad, la ira, el bullying  y el mal humor. Hay muchos pacientes con trastornos de personalidad como las que acabo de mencionar, que no pueden explicar las causas de su comportamiento. Hay  personas a las que les tomó cuarenta y cinco años enterarse de que el mercurio de sus amalgamas era el causante de sus ataques de pánico y esquizofrenia, entre otros muchos síntomas que llegaron a manifestar en sus testimonios.

Minerales en cabelloHe encontrado evidencia suficiente (véanse las referencias al final del artículo) de que el solo hecho de tener amalgamas con un cierto porcentaje de mercurio, puede desencadenar trastornos mentales como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión, la ansiedad, el autismo, la falta de concentración, una memoria deficiente, y muchos otros desórdenes mentales como los que asocié con una escasa inteligencia emocional.
Una investigación más profunda me llevó a sospechar que al menos en uno de los casos en los que hemos podido vencer a la esquizofrenia, la causa del problema pudo ser una intoxicación por mercurio.

Habrá que tomar medidas en caso de que alguno de esos jóvenes tenga amalgamas en su dentadura, o de que en el pasado haya tenido contacto anteriormente con metales pesados, o haya estado expuesto a otro tipo de neurotoxinas en su entorno laboral o escolar. La chlorella y el cilantro por sí solos no podrán aliviar un caso agudo de esquizofrenia, como lo podrán hacer los demás suplementos de la receta que la Fundación MicroMédix ha publicado con anterioridad; pero sí van a marcar la diferencia a la hora de desintoxicar el organismo. Estas dos plantas medicinales se deberán usar como auxiliares para el tratamiento de la esquizofrenia, en caso de que ésta se deba a un envenenamiento con mercurio.
Aunque los llamados mineralogramas y las pruebas para la determinación de metales pesados en sangre, orina y heces no son del todo contundentes, pueden ser de ayuda en algunos casos, siempre que al hacer el estudio correspondiente, el metal pesado objeto de estudio de positivo, es decir, se detecte con niveles más altos de lo que se considera normal.

Metales tóxicosSu eficacia suele ser dudosa, como lo son también algunos otros análisis de sangre, heces y orina, en donde el pátógeno que se busca, a veces no aparece, aunque se sospeche de su existencia. Los mineralogramas (derecha) son estudios de detección de niveles de metales pesados y minerales en general, que se practican sobre una muestra de un gramo de cabello que el paciente debe proporcionar para ser analizado con los equipos y los procedimientos propios de un laboratorio especializado. El par de imágenes de las tablas adjuntas, son muestras de este tipo de análisis (pulse sobre las mismas para agrandarlas). Un médico le ordenaría un mineralograma para disipar sus dudas (las de él, no las de usted) y así poder actuar en consecuencia.

No tengo ni la más remota idea de qué fármacos le podría recetar un médico para quelar (expulsar) un excedente de mercurio, plomo, cadmio, cobre, aluminio, o cualesquier otro metal que pudiese estar ocasionando sus alergias, ansiedades, delirios, compulsiones o alucinaciones, y en todo caso ni me interesa saberlo, porque afortunadamente ya existen varias sustancias naturales que cumplen mejor con ese cometido que cualquier otro estupefaciente fabricado en el laboratorio. A continuación, menciono al menos tres, que a mi juicio, desempeñan ese papel de manera excepcional:

cilantro– Carbón vegetal activado (2 cápsulas de 250 mg, dos veces al día, 2 horas después y antes de los alimentos y de cualquier otro suplemento)
– Microdosis de cilantro (o tintura también).
– Chlorella o clorela (tomar unos 30 minutos antes del cilantro).
El cilantro y la Chlorella se toman como se ha indicado porque trabajan en equipo. El cilantro moviliza los metales pesados y la Chlorella los recoge vía adsorción (no absorción) para después desalojarlos a través de las heces. El modo de administración para ambos se encuentran especificados en el Protocolo de Klinghardt.

Para mayor información, le recomiendo estudiar también la referencia [7].
El carbón activado (vegetal) se comporta de una manera similar, es más económico que la chlorella (una alga de color verde) y podría encontrarlo también en polvo. Puesto que éste no es absorbido por el intestino, no se alarme si sus deposiciones son muy obscuras (como del color de las tabletas/cápsulas). Eso es completamente normal. De modo que si usted tiene muchos años padeciendo un desorden de personalidad, y ha estado expuesto a alguno de los metales pesados como los que aquí he mencionado, haría bien en probar un tratamiento de 10 o 12 días de desintoxicación, con carbón activado o con chlorella y cilantro, sobre todo si su dentista desconocía o hizo caso omiso de los peligros inherentes a sus nefastas amalgamas.

amalgamasAsimismo, si usted o un familiar suyo tiene amalgamas de mercurio y exhibe un comportamiento anormal, como podría ser un trastorno obesivo compulsivo (TOC), un trastorno afectivo bipolar o una ansiedad generalizada, antes de salir corriendo en busca de un psiquiatra para que le recete el Prozac acostumbrado, analice primero la posibilidad de que su dentista le cambie sus amalgamas de mercurio por empastes de resina, siguiendo el protocolo de desintoxicación que cité con anterioridad. Esto protegerá a su organismo del mercurio que probablemente se desprenderá durante su remoción.

De acuerdo con Ramiel Nagel [8], una amalgama genera una corriente eléctrica hacia el cerebro. Esa corriente eléctrica, aunque pequeña en magnitud, puede alterar el comportamiento del sistema nervioso de las personas sensibles a la intoxicación por metales pesados y que además poseen un sistema inmune débil. Otras personas podrían presentar deficiencias genéticas de orden neurológico y responder a niveles altos de mercurio en sangre, orina, cabello y heces. Desde luego, habrá quienes ni siquiera muestren señales de intoxicación por mercurio, pues hay que recordar que cada organismo es diferente.

El carbón activado y los otros dos suplementos  se deberán administrar antes, durante, y después de la sustitución de incrustaciones, a fin de deshacerse de esa porción de mercurio que pudiera llegar a reingresar a su organismo durante la intervención. Para su mayor seguridad, le recomiendo seleccionar a un(a) dentista que esté familiarizado(a) con el problema y que conozca al menos uno de los protocolos de desintoxicación (Klinghardt o  Mercola).

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 29 Jul de 2015


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1] Psychometric Evidence that Dental Amalgam Mercury May be an Etiological Factor in Schizophrenia. Robert L. Siblerud M.S.; John Motl; Eldon Kienholz, Ph.D. Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 14, No. 4, 1999
[2] Orthomolecular Treatment For Schizophrenia: A Review (Part Two).Raymond J. Pataracchia, B.Sc., N.D. Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 23, No. 2, 2008
[3] Mercury Amalgam Toxicity. A Major Common Denominator Of Degenerative Disease.Roy Kupsinel, M.D. Journal of Orthomolecular Psychiatry, Vol. 13, Number 4.
[4] Mercury Causes Autism in One Case. Correspondence. Jack Phillips 20 Moir Rd. Saranac Lake, NY 12983. Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 23, No. 4, 2008, page 219.
[5] Evidence supporting a link between dental amalgams and chronic illness, fatigue, depression, anxiety, and suicide. Kern JK, Geier DA, Bjørklund G, King PG, Homme KG, Haley BE, Sykes LK, Geier MR. Neuro Endocrinology Letters. 2014;35(7):537-52.
[6] Psychometric evidence that mercury from silver dental fillings may be an etiological factor in depression, excessive anger, and anxiety. Siblerud RL, Motl J, Kienholz E. Psychological Reports. 1994 Feb;7 (1):67-80.
[7] Revised Protocol for Detoxifying Your Body from Mercury Exposure By Dr. Mercola.
[8] Cure Tooth Decay. Remineralize Cavities & Repair your Teeth Naturally with Good Food. Ramiel Nagel. Golden Child Publishing. 2011

Anuncios

Autor: micromedix

Sergio López González. Ing. en Informática Biomédica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s