Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


Deja un comentario

¿Fármacos de por vida? Evitando ese efecto que de secundario no tiene nada

Efectos secundarios y calculados

efectoUn efecto secundario es una reacción adversa no intencionada que experimenta un ser humano cuando le son administradas dosis normales de algún medicamento. La dependencia que un individuo desarrolla en relación a un fármaco, no parece llenar los requisitos de la definición anterior, porque como más adelante demostraré, hay casos en que esta reacción en particular, se planea deliberadamente en el laboratorio. El efecto en este caso más bien debería denominarse efecto calculado o intencional, porque está pensado para que el ser humano dependa de un producto y por lo tanto lo consuma cuantas veces sea necesario.

calculado¿Y por qué querría un grupo minoritario de la población  cometer este abominable crimen contra sus congéneres? Porque eso le permite lucrar con el sufrimiento ajeno. “Poderoso caballero es don Dinero”.
Mi objetivo no es repetirle aquí lo que ya ha dicho la Dra. Ghislaine Lanctot, a propósito de cómo funciona el ejército farmacéutico y sus soldados de bata blanca [1], o lo que ya han escrito Payer [2], Elliot [3] y Moynihan & Cassels [4], en relación al miedo que infunde ese sistema sobre la población, para convertir personas sanas en pacientes, valiéndose de la promoción de nuevas enfermedades.

En lo que yo me voy a enfocar es en poner al descubierto lo que hacen los laboratorios para agotar determinados nutrientes en los consumidores, con miras a convertirlos en adictos empedernidos, o como bien dice la Dra. Lanctot, en corderitos obedientes y compradores sumisos. Lo de corderitos supongo que ha de ser porque se dejan trasquilar su “lana” (“lana” es un vocablo coloquial que usamos los mexicanos para referirnos al dinero).
A continuación describo el modus operandi del mercado farmaceútico, recurriendo al efecto calculado del clonazepam, como ejemplo típico del fenómeno social que se vive a nivel global.

¿Adicto(a) al clonazepam?

sintomasImagine que usted está desesperada porque ya lleva una semana sin dormir. Acude al médico en busca de ayuda y éste, que ha sido aleccionado durante toda su carrera por una escuela de medicina auspiciada por unas cuantas trasnacionales farmacéuticas, extrae una pluma de su flamante bata blanca y le extiende una receta en donde se puede leer: “Clonazepam, 2 mg. Tomar media tableta antes de dormir”. Como usted confía en su médico, sigue sus instrucciones al pie de la letra y en la noche toma la dosis recomendada, y ya está, ¡por fin ha podido descansar durante toda la noche!

clonazepamDespués de unas cuantas semanas, puede ser que la dosis inicial ya no sea suficiente, porque su cuerpo ha desarrollado cierta tolerancia al medicamento, de manera que le llama a su médico (en el mejor de los casos) y éste le dice que agregue un cuarto de tableta a su ingesta. Y como al mes sucede algo similar, y a los tres o cuatro meses, usted siente que ha entrado en una espiral descendente porque ahora resulta que no ha podido dormir ni con la dosis aumentada, que para ese momento ya estará rondando los 5 o 7 mg. Y como si se tratara de alguna droga ilegal, sucede que ya no puede dejar de tomar su clonazepam, porque éste ha creado en usted un efecto que se conoce como dependencia.

La única diferencia es que el clonazepam está legalizado y la cocaína, la heroína, el LSD y demás drogas alucinógenas no lo están (la mariguana ha sido legalizada en algunos países para dominar y embrutecer más a la población de gobernados: un pueblo al que se le está drogando crónicamente, no se puede emancipar).
Mi compromiso con usted, querido lector, es informarle que durante todo ese tiempo (el cual variará de persona a persona), el clonazepam ha provocado que la cantidad de una hormona llamada melatonina esté muy por debajo del nivel que su cuerpo necesita para descansar. En otras palabras:

melatoninael clonazepam ha agotado la cantidad de melatonina que hay en su cerebro, y que en condiciones normales (sin clonazepam) es producida por su glándula pineal, órgano encargado de controlar sus patrones de sueño. ¿Cree usted que eso sea un efecto secundario, es decir, no deliberado? ¿Les va a creer a los fabricantes del Rivotril, Ravotril, Clozanil, Ropsil y todos esos otros “hostiles”, que esa deficiencia de melatonina ha sido producto de una mera casualidad? Stargrove, Treasure y McKee no parecen comulgar mucho con las casualidades, porque de acuerdo con lo que han revelado en una de sus publicaciones [5], todo indica que las drogas que han sido clasificadas como benzodiazepinas, entre los que se encuentra el clonazepam (Klonopin), agotan la melatonina endógena (la que produce la glándula pineal).
En este orden de ideas, si usted ha estado consumiendo reiteradamente benzodiazepinas, es casi seguro que el nivel de su melatonina esté por los suelos, y no podrá dormir a menos que tome “su clonazepam” (ellos así lo dicen, para hacerle creer que usted es el dueño de la situación, cuando en realidad es el clonazepam el que lo tiene a usted bajo control).

Y si acaso todavía no lo ha adivinado, la mejor forma de abandonar el clonazepam y de comenzar a dormir naturalmente, es haciéndolo paulatinamente y tomando al mismo tiempo melatonina exógena (como suplemento). Si su glándula pineal ha sido subutilizada durante mucho tiempo, dudo mucho que esté en condiciones de producir melatonina nuevamente, y es por eso que habrá que administrarla por la noche, una hora antes de irse a dormir.

Patient having breast scan in hospital, profilePor otro lado, es muy probable que usted esté presentando los síntomas que conlleva la deficiencia de esta hormona, a saber: fatiga, dificultad para concentrarse, hiperactividad, intestino irritable y problemas con la memoria de corto plazo. Si usted presenta algunos de los síntomas anteriores y comienza a tomar melatonina, no debería sorprenderle que al cabo de un tiempo, esos síntomas desaparecieran. Asimismo, si es mujer y ha consumido clonazepam por tiempo prolongado, valdría la pena que se practicara una mastografía, porque podría estar en riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Antipsicóticos: drogas con efectos imposibles de calcular

Pero veamos ahora lo que sucede con los fármacos clasificados como antipsicóticos.
Aquí el panorama es desolador, porque resulta que en no pocos casos, el efecto intencional no ha sido bien calculado. Y se entiende, porque ¿cómo alguien podría determinar con exactitud la actividad serotoninérgica que debe tener el cerebro humano? Simplemente no puede, o al menos hasta ahora no se ha podido descubrir el secreto de ese intrincado mecanismo. Y cualquier científico con suficiente ética y un poco de sentido común, no debería elaborar un fármaco que no sabe hasta donde va a aumentar la serotonina de un semejante, como para provocarle un síntoma que se supone debería suprimir.

efecto-secundarioEfectivamente, querido lector, ha leído usted bien y yo no estoy tergiversando los hechos: los medicamentos psiquiátricos que han sido diseñados para suprimir alucinaciones, delirios y otros síntomas psicóticos que se supone deberían corregir, pueden provocar esos mismos malestares. Cuando el psiquiatra a cargo combina varios antipsicótios, o cuando las dosis de uno de ellos son mayores de las que un organismo en particular puede tolerar, las cosas pueden salirse de control [6]. Y por más experiencia que se tenga como psiquiatra, y por más que él mismo se considere una eminencia, siempre existe el riesgo de inducir en el paciente, síntomas que anteriormente no tenía, gracias a un efecto secundario mal calculado. ¿Pruebas de ello? En seguida se las proporciono.
Remington y Kapur, Brier, Schmidt y otros, han revisado las pruebas clínicas y preclínicas que apoyan la hipótesis de que las alteraciones funcionales en el sistema serotoninérgico, afectan a múltiples sistemas neurotransmisores, así como los cambios de conducta en la esquizofrenia.

Ellos también han confirmado que la manipulación farmacológica del sistema serotoninérgico puede reducir o empeorar tanto los síntomas positivos como los negativos, la función cognitiva, así como modular la función extrapiramidal [7].

recetaA diferencia del clonazepam, en donde el efecto calculado es la adicción a las benzodiazepinas, los antipsicóticos crean dependencia, por medio de la producción de un conjunto de síntomas desagradables conocidos como síndrome de abstinencia. ¿Intencional? Después de haber leído a los gigantes de la neuropsicofarmacología, creo que si alguien llegó a calcularlo, falló por mucho. Como quiera salió ganando, porque una sustancia que produce malestares en los periodos de abstinencia, induce en el individuo una gran ansia por volver a consumirla. ¿No es eso un negocio redondo para el fabricante del fármaco en cuestión?

Pero nuestra misión aquí no es hacer cuentas de cuánto se estarán llevando a la bolsa los magnates de la BigPharma, sino ayudarle a usted a superar ese síndrome que lo ha vuelto dependiente, pero que ahora, después de haber leído estas líneas, ha decidido vencer con una gran determinación.
Si razonamos de una manera similar a como lo hicimos con el clonazepam y la melatonina, la pregunta que conviene plantear ahora sería: ¿Cuál es el nutriente que más se agota después de haber estado tomando durante mucho tiempo un determinado antipsicótico? Para dar respuesta a esta cuestión, tenemos necesariamente que analizar cada uno de los antipsicóticos por separado. Pongamos por ejemplo el caso de la clozapina (Clopsine sería una marca representativa que contiene a la clozapina como principio activo).

La clozapina: cómo librarse de ella sin morir en el intentoclopsine

triptofano

La clozapina agota el triptófano que hay en nuestro organismo [8], por lo que parece sensato administrar este aminoácido, si lo que se quiere es dejar de tomar este antipsicótico en particular. Y por favor, nunca vaya a suspender de un día para otro, la ingesta de un antipsicótico como éste. La retirada de este tipo de fármacos se hace de manera gradual, tal y como se indica en la receta mejorada para la esquizofrena, en la Receta alternativa para la autocuración del trastorno afectivo bipolar, o en cualquiera de las recetas de los demás trastornos de personalidad que aparecen en nuestra sección Descargar Recetas.

Observe cómo aparece en la ficha técnica del Clopsine, el delirio como un efecto secundario. Aunque los representantes legales de PsicoFarma hayan clasificado a este efecto secundario como raro, no hay que perder de vista lo que los gigantes de la neuropsicofarmacología descubrieron cuando revisaron el papel de la serotonina en la esquizofrenia (obra citada párrafos atrás).
Y para poner al descubierto aún más los peligros a los que se expone un paciente que ha creado dependencia a la clozapina, ponga usted mucha atención a lo que han declarado Morrison y otros [9], en relación al efecto secundario de la agranulocitosis:

agranulocitosis“La clozapina se hubiera sumado a la larga lista de experimentos médicos fallidos si algunos investigadores americanos no se hubieran dado cuenta de que, a pesar de todo, podía ser útil como tratamiento de pacientes que sufrían parkinsonismo grave y discinesia tardía. Estos científicos descubrieron que, evaluando la sangre de los pacientes a intervalos regulares, podían detectar la agranulocitosis en una fase suficientemente inicial como para prevenir la muerte. (Éste es el motivo por el cual, si le dicen que tome clozapina, le realizarán un análisis de sangre cada una o dos semanas)”.
dr-jekyllLa agranulocitosis es una escasez de granulocitos, un tipo especial de glóbulos blancos que apoyan al sistema inmunológico con una variedad de compuestos. No se necesita ser un experto en neuropsiquiatría para darse cuenta del peligro que implica una falla en este importante mecanismo de defensa. Dudo mucho que un psiquiatra quiera confesarle todo esto a un paciente, o al familiar de aquel que ha sido recetado con clozapina sin mayores averiguaciones, porque sin duda se quedaría sin clientela. Yo le recomiendo leer las fichas técnicas de todos los medicamentos que le haya recetado un señor de bata blanca, sobre todo tratándose de un psiquiatra.

Si uno no lee el manual de su celular o de su equipo multimedia, no pasa nada; pero eso de confiar a ciegas en lo que le diga un doctor Jekyll cualquiera, sin consultar las fichas técnicas de lo recetado, creo que implica un riesgo menos calculado que el de los errados químicos farmaco-biólogos creadores de este cuarto jinete del apocalipsis.

La olanzapina podría estar causando una deficiencia nutricional de glicina

La dosis del suplemento a administrar dependerá del antipsicótico que se esté usando, y por ningún motivo se deberá asumir que el triptófano es el apropiado en todos los casos. Hay situaciones muy concretas en que conviene administrar otro suplemento, a la hora de retirar el fármaco en cuestión.

glicinaOlanzapinaAsí por ejemplo, los síntomas que la olanzapina debe mejorar, podrían mejorar aún más al añadir glicina al tratamiento, y aunque el triptófano no está contraindicado, la glicina es la mejor opción cuando se está intentando reducir paulatinamente las dosis de este otro antipsicótico [10]. Honestamente, no podría asegurar que el síndrome por abstinencia de olanzapina lo hayan calculado los laboratoristas de las Big-Pharma, pensando en agotar deliberadamente la glicina de sus consumidores.

Quiero pensar que si los fabricantes de clonazepam consiguieron volver adictos a sus clientes, agotando su melatonina endógena, y si los creadores de la clozapina calcularon mal y provocaron una dependencia por agotamiento de triptófano, entonces es posible que la glicina exógena ayude a liberar a un paciente de la olanzapina.

Metformina: la OMS la recomienda. ¿Y usted, se la recomendaría a su ser querido?

¿Y cómo le vendría a usted un fármaco ideado para tratar la diabetes tipo 2? ¿Porqué será que los médicos les dicen a sus pacientes que tendrán que tomar la metformina de por vida? ¿Será verdad eso de que la diabetes no tiene cura y que lo único que se puede hacer es controlar los niveles de glucosa? Veamos que opciones hay para esas víctimas de la Organización Mundial para la Desinformación de Clientes Asiduos al Negocio de la Salud (OMDCANS, por sus siglas en español).

omsSería un descaro de parte de las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), si crearan una institución como la OMDCANS, porque aunque no existe como tal, vaya que se dedican a desinformar a las masas. Si los dirigentes de la OMS actuaran en pro de la salud de sus semejantes, no habría necesidad de estar revelando el fraude que está cometiendo el actual sistema de salud, al estar desinformando permanentemente, a los que están buscando un verdadero remedio para su enfermedad (la de los pacientes, no ese Trastorno de Ambición Desenfrenada de Poder que aqueja a cada autoridad sanitaria).

Como cabría esperar, la metformina está incluida en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS, apartado 18.5: “Insulina y otros antidiabéticos”, página 24 de la edición de marzo de 2007. En un esquema de regulación sanitaria diseñado así, se podría decir que la metformina cuenta con todo el apoyo de la OMS para acabar prácticamente con la vitamina B12 y el ácido fólico que tiene usted en su organismo, y que en principio lo defiende de (acomódese bien porque ahí le va la lista de todo lo que puede padecer si ya tiene tiempo tomando metformina):

  • Anemia
  • enfermaFatiga crónica
  • Debilidad
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso
  • Neuropatía
  • Depresión
  • Confusión mental
  • Pérdida de memoria
  • Sarpullido
  • Inapetencia
  • Boca adolorida
  • Lengua inflamada
  • Incontinencia
  • Problemas cardíacos
  • Gingivitis (sangrado de encías)
  • Irritabilidad

¿Quería usted bajar de peso tomando metformina? Piénselo dos veces, porque va a adelgazar a un precio muy elevado, según se infiere de la lista anterior. Mejor échele un vistazo a esta otra entrada en nuestro índice temático: “Receta para adelgazar: azúcar no, suplementos sí“, en donde encontrará una fórmula que contiene entre otras cosas, ácido alfalipoico, un nutriente mucho más efectivo que la metformina y con un efecto calculado no por un laboratorio farmacéutico, sino por la naturaleza.

Descargar archivo PDF

 

demo-diabetes-sin-3dTodo ese conjunto de malestares, que bien podrían clasificarse como efectos secundarios, son más bien una consecuencia de la deficiencia nutricional de Cobalamina (B12) y ácido fólico (B9) ocasionada por la metformina. Pero en este caso, ¿cuál sería el procedimiento a seguir para dejar de ser esclavo de la metformina? Sustituirla de manera gradual por un tratamiento natural basado en las vitaminas B12, B9 y otros suplementos alimenticios.  Pero para conformar un tratamiento como éste, es indispensable detectar, además de las deficiencias nutricionales ocasionadas por la metformina, aquellas que están ocasionando que su nivel de azúcar en sangre esté muy elevado. Hay una serie de preguntas que tendría que contestar el paciente para poder confeccionar una receta acorde con su individualidad bioquímica. Se requiere de una consulta para perfeccionar la receta genérica que ya hemos publicado y que usted puede descargar aquí mismo.

Conclusiones

Calculados o no, los efectos de una droga legal o ilegal, van a agotar invariablemente uno o más nutrientes que su cuerpo necesita para estar saludable, y las prácticas de la medicina moderna (alopática), si bien están ayudando a que el consumidor promedio se sienta mejor en cuestión de horas, y a veces hasta en minutos, a la larga están deteriorando su salud veladamente, aunque ello se nota hasta que ya es demasiado tarde. Porque lo que realmente le importa al sistema de salud tradicional, no es tanto la salud del prójimo, sino qué tanto le reditúa la gente enferma.

marketing-del-miedoUn negocio no puede sobrevivir sin clientes, y cada persona que se cura es un cliente menos. El punto aquí es que la salud debe ser un servicio, no un negocio; pero mucha gente sin principios se ha empeñado en comercializar la enfermedad. Esa es la razón por la cual la Fundación MicroMédix se esfuerza para solventar sus gastos con las donaciones de sus pacientes. Después de curar a un paciente, lo primero que deseamos es que no regrese, porque su regreso significaría un incumplimiento de nuestra misión. Y en vez de decir “hemos perdido un cliente”, apostamos a que hemos ganado un amigo, cuya recomendación hará que otros quieran donar también por recibir un servicio que lejos de ser un negocio, constituye una manera digna de ganarse la vida. Y en lugar de ver a nuestros semejantes como prospectos, nos esmeramos por comprender el sufrimiento de esos seres humanos que ya se dieron cuenta de que estaban siendo víctimas de una desinformación que enferma para dominar, una desinformación que confunde e infunde miedo para lucrar a expensas de las masas [11].

“La droga es el producto ideal… La mercancía definitiva. No hace falta literatura para vender. El cliente se arrastrará por una alcantarilla para suplicar que le vendan…El comerciante de droga no vende su producto al consumidor, vende el consumidor a su producto. No mejora ni simplifica su mercancía. Degrada y simplifica al cliente”… William Burroughs.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 23 de febrero de 2017


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1] Ghislaine Lanctot. La Mafia Médica. Cómo salir con vida de la prueba y recuperar salud y prosperidad. 2008 Ediciones Vesica Piscis
[2] Lynn Payer. Disease-Mongers. How Doctors, Drug Companies and Insurers are Making you Feel Sick. Wiley. 1994
[3] Carl Elliot. White Coat, Black Hat: Adventures on the Dark Side of Medicine. Beacon Press, 2010.
[4] Ray Moynihan & Alan Cassels. Selling Sickness. How drug companies are turning us all into patients. Allen & Unwin. 2005
[5] Stargrove, Treasure & McKee. Herb, Nutrient, and Drug Interactions: Clinical Implications and Therapeutic Strategies, pág. 772. Elsevier. 2008
[6] Gary Remington and Shitij Kapur. Antipsychotic Dosing: How Much but also How Often? Schizophrenia Bulletin. 2010 Sep; 36(5): 900–903
[7] Página oficial de la American College of Neuropsychopharmacology:  Bryan L. Roth and Herbert Y. Meltzer.
The Role of Serotonin in Schizophrenia; https://www.acnp.org/g4/GN401000117/CH115.html
[8] Pelton, Lavalle, Hawkins, Krinsky. Drug-Induced Nutrient Depletion Handbook. Lexi-Comp; 2nd Ed., 2001
[9] Anthony P. Morrison, Julia C. Renton, Paul French y Richard P. Bentall. ¿Crees que estás loco?, Piénsalo dos veces. Recursos para la terapia cognitiva de la psicosis. 2010, Herder Editorial, S.L., Barcelona
[10]  Heresco-Levy U, Ermilov M, Lichtenberg P, et al. High-dose glycine added to olanzapine and risperidone for the treatment of schizophrenia. Biol Psychiatry 2004;55:165-71.
[11] Miguel Jara. La salud que viene: Nuevas enfermedades y el marketing del miedoEdiciones Península S.A. 2009

Anuncios


Deja un comentario

Queratocono: una alternativa holística para su alivio

queratoconoEl queratocono es un trastorno caracterizado por un adelgazamiento progresivo de la córnea, que da lugar a una protuberancia cónica en su centro. En casos graves puede ocasionar cierta discapacidad emocional [1]. Se cree que el queratocono puede afectar el comportamiento, al grado de ocasionar síntomas parecidos a los que comúnmente se asocian a una esquizofrenia (delirios, compulsiones, obsesiones, alucinaciones, etc.) [2]. Al principio, las personas con queratocono ven los objetos y las personas a su alrededor algo borrosas. Conforme avanza la enfermedad, la visión se va deteriorando a cualquier distancia, llegando a empeorar al obscurecer.

La personalidad queratocónica

El queratocono suele aparecer alrededor de la segunda década de vida, con una prevalencia de 0,05% (un afectado por cada 2,000 habitantes). El estudio de la comorbilidad entre enfermedades físicas y mentales tiene grandes implicaciones para el tratamiento, la calidad de vida y la prevención de brotes psicogénicos. Es por eso que en este estudio, vamos a proponer nutrientes cuya deficiencia podría estar asociada tanto a síntomas propios de un trastorno psicótico, como a los de un queratocono. De hecho, existe una gran cantidad de publicaciones en las que sus respectivos autores denominan “personalidad queratocónica”, a la forma en la que tienden a comportarse los pacientes estudiados en sus ensayos clínicos [3].

queratoconicaEn mayo de 2003, Rudisch y sus colaboradores le escribieron al editor de la revista The American Journal of Psychiatry, para presentar el caso de un paciente con diagnóstico provisional de queratocono y trastorno esquizofreniforme. Este trastorno está caracterizado por la presencia de delirios, alucinaciones, ideas confusas, comportamiento desorganizado, catatatonia y síntomas negativos. En su carta, los autores manifestaban que varios oftalmólogos habían reportado la existencia de una “personalidad queratocónica” en algunos de sus pacientes, que podía describirse como paranoica, ansiosa, compulsiva y con tendencia a somatizar [4].

Y aunque existe una gran cantidad de estudios relacionados con las diferencias de personalidad entre pacientes queratocónicos e individuos sanos, todavía no se ha esclarecido si esto depende o no del estrés originado por la misma enfermedad ocular crónica.
El paciente al que se refería ese equipo de investigadores era un joven de 23 años que había sido internado en un hospital psiquiátrico después de una historia de 5 meses de delirios, quien tenía la creencia de que sus trasplantes de córnea eran unos transmisores de radio que habían sido implantados en su cabeza. Había sido diagnosticado con queratocono a los 17 años y se sometió a un trasplante de córnea bilateral a los 21.

personalidadEn una ocasión, en un arranque de angustia y desesperación, este muchacho roció su auto de gasolina y le prendió fuego. También tenía antecedentes de abuso de cocaína, anfetaminas y LSD. Su conversación era incoherente, no demostraba afecto y pocas veces lograba concentrarse en algo. Sus principales preocupaciones eran las quemaduras de cigarro que él afirmaba tener en las piernas y en la espalda, y la de que todos sus problemas se debían al “material audiovisual” que tenía implantado en sus ojos. Lo interesante de este caso es que tanto ese grupo de investigadores como el que escribe estas líneas, creemos que el hecho de que otras personas hayan tenido una experiencia similar, puede dar luz a la hora de encontrar mayor número de correlaciones entre el queratocono y la esquizofrenia.

En lo que concierne al estudio que en seguida estaré presentando, resulta muy productivo comparar las sustancias que recomienda la medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas) para ambos padecimientos.
A fin de ilustrar cómo el queratocono aparece de nuevo acompañado de un par de delirios y una que otra obsesión, relataré ahora el caso de Alejandro, un paciente que comenzó con un tratamiento que en un principio estaba destinado a mejorar los síntomas propios de una esquizofrenia carente de alucinaciones.

Alejandro de Austria y la terapia ayudada por mascotas

adeleAunque Alejandro presenta queratocono, nunca reportó haber tenido alucinaciones, y si bien la mayor parte del tiempo se mostraba coherente en sus conversaciones, tenía la creencia de que una ex-novia suya podría estar todavía interesada en él, porque ella se portaba amable cada vez que conversaban. Aunque estaba casada, Alejandro dudaba de la autenticidad de su matrimonio. Para él, la boda bien podía haber sido un montaje. Esa obsesión se entremezclaba con un delirio que tenía en relación a una supuesta admiradora que le enviaba mensajes a través de canciones populares, según le llegó a decir a Lourdes González, la terapeuta que lo estaba atendiendo al principio del tratamiento. De acuerdo con Alejandro, la chica en cuestión tenía tanto poder económico, que podía pagarle a intérpretes de fama mundial, para hacerle llegar los mensajes a través de sus canciones.

Todo esto sucedía mientras él se encontraba con su mamá en Austria. Pero lo más interesante de este caso son las claves que pudimos descubrir, precisamente por haber experimentado algunos altibajos. Tanto Alejandro como su mamá tuvieron que trasladarse a Cuba y luego a los Ángeles, en donde la mayor parte del tiempo él mostró un comportamiento bastante estable. Curiosamente, una de las peores crisis de su enfermedad sucedió durante su estancia en Europa, mientras que sus mejores días los pasó en su país de origen y en California, en donde tuvo la fortuna de conocer a su amigo Yamba, un perro que le ayudó a reflexionar sobre lo que le estaba pasando, y que a la postre le permitiría ver la vida desde una perspectiva diferente.

mascotaYo sabía de casos de niños autistas que mejoraban sustancialmente en compañía de una mascota; pero no podía creer que Alejandro hubiera respondido tan satisfactoriamente como lo hizo cuando pudo compartir esos momentos importantes de su vida con Yamba. Ya se ve que en ciertos casos, una terapia asistida por animales puede hacer más por un ser humano, que una pastilla sintética fabricada en el laboratorio. Es ahí donde radica la magia de las terapias alternativas. Y cuando digo magia, no estoy insinuando que una mascota pueda tener poderes curativos, sino apelando al significado y valor que le da el paciente a la experiencia.

A Alejandro no le han servido de mucho todos esos ensayos clínicos aleatorios tipo doble ciego, y todas esas campañas mercadotécnicas que la medicina tradicional despliega para impresionar a sus seguidores. El caso de Alex es una prueba fiel de lo que Joe Dispenza insinuó alguna vez en uno de sus éxitos literarios [5]: que el placebo puede ser el paciente mismo. Todo está en procurarle un ambiente propicio para que sea él, quien desarrolle esa capacidad de autocuración que la naturaleza le ha regalado.

austriaPero de regreso a Europa las cosas empeoraron. Poco después de su llegada a Austria, nos comunicamos por Skype para sostener una conversación fluida y coherente con Alejandro. Sin embargo, a la semana siguiente recibimos un correo de su mamá, en el que nos notificaba que ahora nuestro querido Alex había caído en una profunda depresión. Fue entonces cuando decidí que debíamos ir en busca de la siguiente alternativa ortomolecular, pues la idea de una terapia cognitiva-conductual tampoco había dado resultado.
solAntes de irse a Cuba le llamé a Alex para proponerle que debíamos hallar evidencias de que su antigua novia no estuviera casada, y de que fuera verdad aquello de que siguiera interesada en él; pero el hilo de la conversación se rompió cuando su otra personalidad resurgió, haciendo que perdiera la lógica que demanda el diálogo socrático de una terapia cognitiva-conductual. Si el paciente no se puede concentrar, es mejor esperar una o dos semanas a que responda al tratamiento ortomolecular, para continuar con el diálogo una vez recuperada la lucidez mental.

¿Pero entonces, después de que regresó a Austria y de que cayó en esa profunda depresión, cuál era el camino a seguir? Le propuse a su mamá llevar a cabo el presente estudio para que me diera la oportunidad de hallar las correlaciones que estaban esperando ser descubiertas.
La primera de ellas fue la vitamina D. Si bien esta vitamina no guarda ninguna relación con la “terapia Yamba”, sí está correlacionada con el famoso Trastorno Afectivo Estacional (SAD, por sus siglas en inglés), que como es bien sabido, es una condición que afecta a muchas poblaciones a las que la luz del sol no suele llegar con todo su esplendor.

depresionLos habitantes de la mayoría de los países europeos, no tienen niveles suficientes de vitamina D, porque ya lo dice el adagio, “no las calienta ni el sol” (el sol es una fuente de vitamina D), y lo mismo ocurre con las personas que padecen de depresión crónica y otros trastornos mentales, su nivel de vitamina D “está por los suelos”. La detección y el tratamiento eficaces con niveles adecuados de vitamina D en personas con depresión y trastornos mentales como el queratocono, puede mejorar su calidad de vida. Y es que la pregunta obligada aquí fue: ¿Porqué Alex se sintió bien durante el tiempo que pasó en Cuba, y recayó a los pocos días de regresar a Austria?. Otra pregunta que valíó la pena plantearse en los inicios de esta investigación fue:

¿Que recomienda la medicina ortomolecular para el queratocono, independientemente de si el paciente exhibe o no un comportamiento psicótico?
Cuando revisé lo que la medicina ortomolecular debía responder a esta segunda cuestión, me enteré de lo que había escrito el doctor Alan R. Gaby, a propósito de los suplementos que podían aliviar los síntomas del queratocono [6]. A continuación describo los componentes del tratamiento sugerido por este referente de la medicina nutricional.

Vitaminas y minerales para detener y revertir el queratocono

Vitamina D y Calcio
tratamientoEn un artículo de la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA) [7], se relata el caso de un médico que trató a 11 pacientes con queratocono, utilizando una combinación de vitamina D2  y una preparación de calcio. El período de tratamiento varió de tres meses a tres años. Todos los pacientes mostraron mejoría en la visión y un aplanamiento de los conos en el examen oftalmológico. En su informe, este médico citó pruebas de que el queratocono se desarrolla en perros y ratas alimentados con una dieta baja en vitamina D y calcio. Con todo, hasta le fecha no se conoce el mecanismo de acción de estos nutrientes en el tratamiento del queratocono.

Debido a que se comprobó que las altas dosis de vitamina D2 que este médico empleó  para tratar el queratocono, podían causar hipercalcemia e hipercalciuria, se propuso emplear mejor la vitamina D3, ya que tratándose de seres humanos, ésta es entre 3.4 y 9.4 veces más potente que la vitamina D2, por lo que el tratamiento puede ser implementado perfectamente con 4,000 UI diarias de vitamina D3.

hofferLos estudios en adultos sanos sugieren que esta dosis de vitamina D3 administrada entre 2 y 5 meses, es un régimen de consumo completamente seguro [8]. Abram Hoffer (izquierda) también recomienda esta misma dosis en pacientes con bajos niveles de este nutriente [9]. El Dr. Gaby ha recomendado una dosis de calcio entre 140 y 1,260 mg; pero lo hace en función de la cantidad de leche que consume el paciente. Como en el caso de Alex la leche está contraindicada, recomendamos que la dosis de calcio se establezca en 1,500 mg diarios, distribuidos entre los tres alimentos.

Magnesio
Aunque el Dr. Gaby ha omitido el magnesio, nosotros lo recomendamos sobremanera, debido a que sabemos que el calcio administrado sin magnesio, puede ocasionar otro tipos de problemas, como por ejemplo cálculos renales. Para una discusión más detallada sobre este tema, véase Las ocho mejores vitaminas y minerales para tu osteoporosis, también de mi autoría. Puesto que la dosis establecida anteriormente para el calcio ha sido de 1,500 mg., la dosis de magnesio debe ser necesariamente la mitad, ya que de acuerdo con Hoffer, la relación entre ambas debe ser de 2:1. En resumen, la dosis diaria de magnesio recomendada para el queratocono debe ser de 750 mg.

Vitaminas A, E y otros nutrientes
animalesAlgunos ensayos clínicos han demostrado que las ratas alimentadas con una dieta deficiente en vitamina A y E, desarrollan queratocono [10,11].
En un caso de estudio, un hombre de 34 años con queratocono, catarata subcapsular posterior, dermatitis atópica severa y asma, se trató diariamente con 1,200 UI de vitamina E natural (d-alfatocoferol), 600 mcg de selenio, 80 mg de piridoxina, 15 mg de riboflavina y 2 g de vitamina C. A los dos meses se observó una mejoría en el queratocono, así como una regresión de las opacidades corneales. La dermatitis atópica y el asma también mejoraron notablemente [12].

La receta genérica de la Fundación MicroMédix para la esquizofrenia y la que recién acabo de especificar para el queratocono, se encuentran correlacionadas a través del selenio, la piridoxina (parte del complejo B) y la vitamina C, lo cual estaría indicando que las personas que padecen ambos trastornos (si es que fueran diferentes), presentan deficiencia en esos tres nutrientes. En cuanto a la vitamina A, se sugiere una ingesta de entre 25,000 y 30,000 UI diarias, equivalentes a 15 y 18 mg de beta-caroteno, respectivamente.

Alimentos alérgenos

alergenosEvitar los alimentos alérgenos podría disminuir el proceso inflamatorio que parece desempeñar un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad. Los alimentos problema pueden exacerbar los síntomas de la alergia ocular, y acrecentar la necesidad que tiene el enfermo de estar frotándose los ojos. Aunque no conocemos a ciencia cierta si frotarse los ojos empeora los síntomas asociados a la personalidad queratocónica, hay evidencias de que sí contribuye a empeorar la función ocular en general.

Recomendaciones finales y conclusión

¿Qué sería entonces lo más recomendable para Alex?
Siempre hemos dicho que las monoterapias nunca han sido la mejor opción. Por mucho que uno quiera ahorrarse los gastos de un mayor número de suplementos, el dinero invertido en una terapia basada en un solo nutriente por ejemplo, es dinero que va directo a la basura. Tampoco se trata de administrar suplementos a diestra y siniestra, tratando de hacer hasta lo impensable para que las cosas vayan mejor. Como padre, o al menos eso es lo que a mi me ha tocado vivir, uno no puede decir que ya intentado absolutamente todo. Por supuesto que es extenuante estar lidiando con una personalidad que sabemos muy bien no es la de nuestro hijo (o hija); pero eso no quiere decir que no contemos con alternativas más prometedoras que las que pudiera ofrecer la psiquiatría o la medicina tradicional.

sintomasPara retomar el control de la situación y no hacer absolutamente todo, sino simplemente lo que ya hemos visto que funciona por separado y en circunstancias diversas, basta con integrar esas experiencias aisladas en un tratamiento holístico, combinando lo que hemos observado mejora los síntomas de esa persona que amamos. Si la terapia asistida por animales funciona en nuestro caso, pues hagamos lo posible por integrar a nuestro tratamiento ortomolecular, actividades con ese perro, ese gato, esa guacamaya o ese periquito australiano que le hace la vida más placentera a nuestra(o) hija(o). Por otro lado, procurémosle una dieta que no contenga esos alimentos que sabemos empeoran sus síntomas. Y si hemos notado que una terapia cognitiva-conductual o una conversación con una guapa vecinita lo motiva, pues promovamos esos encuentros para hacerle más llevadero el camino.

Y si al chamaco(a) le gusta pintar con acuarela, al oleo, o si le gusta armar rompecabezas, tocar el piano o el violín, escribir, jugar al fútbol, al basquetbol, nadar, etc., pues adelante. Hay muchas actividades que hacen que el óxido nítrico llegue con mayor abundancia al cerebro, que armonizan el trabajo de los neurotransmisores, que promueven la creatividad de una persona, y que pueden marcar la diferencia a la hora de responder a las vitaminas, los minerales, los aminoácidos, los ácidos grasos esenciales y todos los demás factores sinérgicos que potencian el tratamiento. Y si todo eso no bastara para conseguir una recuperación en un tiempo razonable, todavía queda la opción de apelar a una psiquiatría de precisión.

“No te puedes permitir estar discapacitado en espíritu a la vez que físicamente”… Stephen Hawking
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 9 de febrero de 2017


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1] Kaprelyan et al. Subjective cognitive complaints in a patient with keratoconus: cognitive impairment or “keratoconic personality”? Journal of IMAB – Annual Proceeding (Scientific Papers) 2012, vol. 18, book 3
[2] F. Schürhoff et al. Comorbidity between schizophrenia and keratoconus. Psychiatry Research 247 (2017) 315–316
[3] Cognitive Sciences – An Interdisciplinary Approach. Alina Cantemir. Current Aspects Regarding Some
Personality Modifications in Keratoconus. Tudorel Dima and Mihaela Luca (Editors), Pro Universitaria, 2015.
[4] Mannis MJ, Morrison TL, Zadnik K, Holland EJ, Krachmer JH: Personality trends in keratoconus. Arch Ophthalmol 1987; 105:798–800.
[5] Joe Dispenza. El placebo eres tú. Editorial Urano.
[6] Gaby A. R. Nutritional Therapies for Ocular Disorders: Part Three. Alternative Medicine Review Volume 13, Number 3 2008.
[7] Knapp AA. Vitamin D complex in keratoconus. JAMA 1938;110:1993-1994.
[8] Vieth R, Chan PC, MacFarlane GD. Efficacy and safety of vitamin D3 intake exceeding the lowest observed adverse effect level. Am. J. Clin. Nutr. 2001;73:288-294.
[9] Hoffer A. & Saul A. Orthomolecular Medicine for Everyone. Megavitamin Therapeutics for Families and Physicians. Basic Health Publications, Inc. 2008
[10]. Mutch JR, Richards MB. Keratoconus experimentally produced in the rat by vitamin A deficiency. Br J Opthalmol 1939;23:381-387.
[11]. Demole V, Knapp P. Augenerkrankungen bei einigen vitamin-E-frei ernahrten ratten. Ophthalmologica 1941;101:65-73.
[12]. Ahlrot-Westerlund B, Norrby A. Remarkable success of antioxidant treatment (selenomethionine and
vitamin E) to a 34-year old patient with posterior subcapsular cataract, keratoconus, severe atopic eczema and asthma. Acta Ophthalmol (Copenh) 1988;66:237-238.


Deja un comentario

Vitaminas y minerales para prevenir los ataques de pánico

panicoHay vitaminas y minerales que te permiten prevenir un ataque de pánico, o que evitan que progrese uno que ya ha comenzado. Cuando uno ya conoce cuáles son las dosis que debe tomar de esos nutrientes, la respuesta al estrés de lucha o huida que suele acompañar a este trastorno, tiende a desaparecer al poco tiempo. Esa reacción instintiva fue programada por la naturaleza únicamente para reaccionar brevemente a un peligro eventual; pero cuando una situación de ese tipo se vuelve crónica, como ocurre en el ámbito del estilo de vida moderno, las consecuencias para la salud suelen ser desastrosas.

En qué consiste un ataque de pánico

trastornoLas hormonas del estrés afectan virtualmente cada órgano del cuerpo, ocasionando inflamación crónica, recuperación lenta, hipertensión, deficiente circulación sanguínea y enfermedad arterial coronaria. El estrés acelera el envejecimiento de las células, en particular el de las neuronas, suprime la síntesis de ADN e interfiere con el pensamiento y la memoria. Se asegura de establecer un escenario propicio para que el individuo termine desarrollando depresión, ansiedad y en casos extremos, ataques de pánico. De hecho, un ataque de pánico es considerado por muchos especialistas como un estado de ansiedad extrema. Como la punta del iceberg, diría yo.

El ataque es una experiencia repentina e intensa que infunde miedo, acompañada de una abrumadora sensación de peligro, y un estado de ansiedad caracterizado típicamente por palpitaciones aceleradas del corazón, sudoración y dificultad para respirar. Una persona con trastorno de pánico puede experimentar ataques periódicos (por lo menos varias veces al mes) y sentir mucha ansiedad por el simple hecho de pensar que puede sufrir otro ataque.

¿Cuáles son sus síntomas?

vitaminasUn ataque de pánico regularmente va acompañado de una necesidad de escapar, junto con una sensación de muerte inminente. Algunas personas  llegan a creer que se van a asfixiar, que van a perder el control de la situación o que se van a “volver locos”. Una vez que una persona ha experimentado un ataque de pánico, tiende a evitar acercarse al lugar en el que ocurrió el primer episodio. Las personas propensas al trastorno de pánico llegan a tener su primer ataque alrededor de los 20 años.

Algunas de ellas pueden llegar a confundir un ataque al corazón con uno de pánico, pues ambos comparten algunos de los siguientes síntomas:

Cuadro 1: Síntomas que caracterizan a un trastorno de pánico

sintomas• Palpitaciones aceleradas
• Dificultad para respirar (sensación de ahogo)
• Mareos y/o aturdimiento
• Náuseas o problemas estomacales
• Dolor o presión en el pecho
• Sensación de asfixia o “nudo en la garganta”
• Escalofríos, sofocamiento y/o sudoración
• Miedo a morir
• Sentimientos de irrealidad o desprendimiento
• Estremecimiento o entumecimiento
• Temblores
• Miedo a perder el control de la situación


¿Se puede medir el nivel de estrés para prevenir un ataque de pánico?

estresEl riesgo de sufrir un trastorno de estas características aumenta cuando se está expuesto a una combinación de situaciones cargadas de estrés. Una persona con malos hábitos alimenticios, que trabaja bajo presión, que toma alcohol, café y azúcar como si se fueran a acabar, que fuma frecuentemente y que está pasando por un proceso de divorcio, está más cerca de sufrir un ataque de pánico que otra que no estuviera expuesta a un entorno tan cargado de estrés y acostumbrada a complementar su alimentación con los nutrientes que la medicina ortomolecular recomienda en estos casos (véase más adelante Vitaminas y minerales para evitar un ataque de pánico).

Con la finalidad de encontrar correlaciones entre acontecimientos estresantes y ciertas enfermedades, los doctores Holmes y Rahe [1], de la Universidad de Washington, crearon una forma de asignar una calificación a varios acontecimientos, en función del nivel de estrés que producen. Ellos valoraron entre 1 y 100 a cada una de las situaciones estresantes.

escala-holmes-raheDe acuerdo con la escala de reajuste social de Holmes y Rahe (derecha), un total de 150 puntos o menos es bueno: sugiere un nivel aceptable de estrés y una baja probabilidad de que desarrolles un trastorno relacionado con el estrés. Si tu puntaje es de 300 o más, la probabilidad de que te enfermes en un futuro cercano es casi del 80% (de cualquier enfermedad, no solo de trastorno de pánico). Si tu puntaje está entre 150 y 299, las posibilidades son de alrededor del 50%. Con menos de 150, serían de aproximadamente 30%. El estrés es acumulativo, por lo que para estimar el estrés total que estás experimentando, suma los valores correspondientes a los eventos que se han producido en tu vida durante el último año [2].

saludableSi un evento en particular te ha sucedido más de una vez en los últimos 12 meses, multiplica el valor por el número de ocurrencias (pulsa sobre la tabla para que estimes tu nivel de estrés, según Holmes y Rahe).
Una dieta saludable y unos cuantos suplementos nutricionales crean un ambiente propicio para la producción normal de neurotransmisores. Con la dieta y las dosis adecuadas de suplementos tu sistema inmune se fortalecerá y tu cerebro hallará el equilibrio bioquímico que requiere para estar en calma.

El estilo de vida moderno y sus nefastos hábitos alimenticios 

Si acostumbras comer demasiados azúcares y carbohidratos refinados, u omitir alguno de los alimentos, tu nivel de azúcar en sangre (glucosa) va a estar por lo regular bajo. Un nivel bajo de azúcar en la sangre deteriora tu concentración y tu juicio, te deja cansado, con la mente confundida y en ocasiones hasta irritado. Estos síntomas desaparecen después de comer algo, una vez que tu nivel de glucosa ha aumentado nuevamente. Por desgracia, la típica dieta moderna está llena de alimentos azucarados y carbohidratos refinados, que se digieren rápidamente y aumentan de súbito los niveles de azúcar en la sangre.

carbohidratosPero sucede que este repentino aumento de glucosa, ocasiona una rápida secreción de insulina, esa hormona que se encarga de bajar los niveles de azúcar en la sangre. El resultado de esto es un efecto tipo “montaña rusa”, reflejado por los altibajos (síntomas de hipoglucemia) que ocurren aproximadamente dos horas después. Por si esto fuera poco, los alimentos ricos en carbohidratos (derecha) reducen el nivel de vitamina B1 que se necesita para transformar dichos carbohidratos en energía.

Cabe señalar que el café y otras bebidas que contienen cafeína (como las bebidas de cola), también promueven la producción de azúcar en el organismo. Las bebidas que supuestamente no contienen azúcar pero sí cafeína (los llamados “light”, que de ligeros no tienen nada), desencadenan la liberación del azúcar que se encuentra almacenada en el hígado (glucógeno), imitando lo que sucedería si te tomaras cualquier otro refresco y una dona. Como la cafeína es adictiva, los fabricantes de esos refrescos de cola aumentan sus ganancias en pesos, y los incautos consumidores también aumentan sus pesos, con la diferencia de que ellos lo hacen en kilogramos. Lo mismo sucede con su presión arterial y sus niveles de glucosa y colesterol, aumentan hasta el extremo de enfermarlos de diabetes, hipertensión, ataques de ansiedad, de corazón o de pánico.

starbucksY los magnates de los expendios de cafés en su carro (drive-thru) ni se diga, felices de ver cómo los adictos regresan a su negocio día tras día. ¿Sabias que la impaciencia y la irritabilidad de las personas comenzó a aumentar cuando creció el número de Starbucks?
Si eres adicto al café y padeces de ansiedad, creo que ya sabes cuál podría ser tu principal problema. Lejos de ser un calmante, el café es un estimulante. Ve con cuidado, es tu salud lo que está en juego.
Lo mejor que puedes hacer es procurarte una dieta rica en proteínas y vegetales de alto contenido de fibra.

Tanto la proteína como la fibra ayudan a balancear los niveles de glucosa y de insulina, lo cual permite estabilizar los estados de ánimo. La proteína produce poco efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre y fabrica neurotransmisores a partir de los aminoácidos que contiene. La fibra desacelera la absorción de carbohidratos, moderando los niveles de glucosa e insulina. Lo peor que puedes hacer es consumir bebidas “energizantes” (Red Bull, Boots, etc.) con alto contenido de sacarosa y cafeína. Y ni se te ocurra combinar bebidas alcohólicas con algunos de esos energizantes para elaborar bombas letales (perlas negras), porque pasadas las “sensaciones placenteras”, la probabilidad de que te sobrevenga un ataque de ansiedad es muy alta (ver síntomas en cuadro 1).

Vitaminas y minerales para evitar un ataque de pánico

Cuando estamos estresados, es fácil entrar en pánico y reaccionar exageradamente ante diversas situaciones. Varios estudios clínicos han encontrado que el inositol, un nutriente relacionado con las vitaminas del complejo B, puede resultar de gran ayuda para controlar un ataque de pánico, un cuadro agudo de ansiedad, una depresión y un trastorno obsesivo-compulsivo.

complejo-bEn un estudio en el Centro Médico Barzilai de Israel, el Dr. Jonathan Benjamin comparó el inositol con un fármaco antidepresivo en 21 pacientes que tenían frecuentes ataques de pánico. Después de un mes de tomar entre 12 y 18 gramos de inositol al día, los pacientes tuvieron significativamente menos ataques de pánico y menos efectos secundarios, en comparación con las personas que tomaban fármacos. Si quisieras conseguir los mismos resultados que Benjamin, tú tendrías que invertir una considerable cantidad de dinero, sobre todo estando en México, pues las tabletas o cápsulas de inositol son muy costosas. Sin embargo, puedes obtener beneficios comparables potenciando dos o tres tabletas de inositol con un complejo B intramuscular (inyectable) de alta potencia.

Hay por supuesto más vitaminas y minerales que te pueden ayudar a prevenir y revertir para siempre tus ataques de pánico, como son la piridoxina, la tiamina, el ácido fólico, el magnesio, el fósforo y quizás unos cuantos aminoácidos que como dijimos líneas atrás, te ayudarían a poblar tu cerebro con los neurotransmisores apropiados. Pero como ya he afirmado en otras publicaciones, se trata de encontrar los mejores suplementos para ti, en conformidad con tu individualidad bioquímica. Es por ello que te voy a pedir, querido lector, que por favor me confirmes si actualmente padeces alguno de los siguientes factores de riesgo o afecciones (aparte de las mencionadas en el cuadro 1), independientemente de si suceden o no durante tus episodios.

Otros síntomas que nos ayudarán a confeccionar tu receta

pegar-seleccionPara poderte recomendar los suplementos que más te van a beneficiar a ti, y solo a ti, necesitamos que leas con atención la siguiente lista de preguntas, para que selecciones, copies y luego pegues en el recuadro que sigue inmediatamente después del cuestionario, cada uno de los síntomas que corresponde a una respuesta afirmativa. Alternativamente, puedes anotar en el mismo recuadro, los números que correspondan a los síntomas confirmados, separados por comas.
Ejemplo: 6, 9, 27, 32 (si pulsas sobre la imagen adjunta, podrás ver como quedaría este ejemplo, después de copiar y pegar esa misma selección).

Cuadro 2: síntomas relacionados con todos los posibles suplementos que te pueden ayudar a prevenir y revertir un ataque de pánico

tunel-carpiano

1 ¿Padeces de fatiga crónica?
2 ¿Dolores en los huesos?
3 ¿Túnel carpiano? (derecha: dolor en la parte indicada)
4 ¿Fragilidad ósea?
5 ¿Irritabilidad?
6 ¿Artritis?
7 ¿Depresión?
8 ¿Entumecimiento?
9 ¿Síndrome premenstrual?
10 ¿Debilidad?
perdida-de-peso11 ¿Dificultad para concentrarse?
12 ¿Pérdida de peso? (derecha)
13 ¿Problemas de memoria?
14 ¿Dolores musculares?
15 ¿Problemas de corazón?
16 ¿Náuseas?
17 ¿Inapetencia?
18 ¿Vómito?
19 ¿Insomnio?
20 ¿Osteoporosis?
21 ¿Hipertensión?
22 ¿Estreñimiento?
23 ¿Ritmo cardíaco anormal?
24 ¿Nivel elevado de azúcar en la sangre?
25 ¿Convulsiones?
26 ¿Cambios de personalidad?
dolores-musculares27 ¿Migrañas?
28 ¿Dolores de cabeza?
29 ¿Mala coordinación? (derecha)
30 ¿Indigestión?
31 ¿Baja acidez estomacal?
32 ¿Lengua inflamada?
33 ¿Gingivitis (sangrado de encías)?
34 ¿Dificultad para respirar?
35 ¿Diarrea frecuente?
36 ¿Confusión mental?

consultaAntes de enviar tus síntomas, no olvides escribir tu nombre completo, tu teléfono y el correo electrónico a donde deseas recibir la receta que contendrá las vitaminas, los minerales, las dosis y todas las indicaciones que te permitirán desembarazarte de ese terrible trastorno que tantas horas de tranquilidad te ha estado robando.
Atendí a una paciente que sufría ataques de pánico, a la que le aterraba tomar nutrientes en dosis ortomoleculares (terapéuticas). Si ese es tu caso, o tienes la convicción de que te puede ir mejor con una terapia cognitiva conductual, puedes concertar una cita por Skype para que un consejero de salud te ayude a superar tus miedos.

“No son los hechos los que nos perturban, sino las interpretaciones que hacemos sobre los hechos”… Epicteto
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 3 de febrero de 2017.


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] Holmes, T. H. and Rahe, R. H. The social readjustment rating scale. Journal of Psychosomatic research, 1967, 11(2), 213-21.
[2] Phillip G. Zimbardo, Ann L. Weber, Robert L. Johnson. Psychology, Core Concepts. Pearson; 7 edition (2012)
[3] Emma Barthe. Cáncer: más allá de la enfermedad. Ediciones Obelisco. Primera edición. 2013, pg. 88-89.