Medicina Natural

Consultorio de Medicina Alternativa con Recetas

Vitaminas y minerales para prevenir los ataques de pánico

Deja un comentario

panicoHay vitaminas y minerales que te permiten prevenir un ataque de pánico, o que evitan que progrese uno que ya ha comenzado. Cuando uno ya conoce cuáles son las dosis que debe tomar de esos nutrientes, la respuesta al estrés de lucha o huida que suele acompañar a este trastorno, tiende a desaparecer al poco tiempo. Esa reacción instintiva fue programada por la naturaleza únicamente para reaccionar brevemente a un peligro eventual; pero cuando una situación de ese tipo se vuelve crónica, como ocurre en el ámbito del estilo de vida moderno, las consecuencias para la salud suelen ser desastrosas.

En qué consiste un ataque de pánico

trastornoLas hormonas del estrés afectan virtualmente cada órgano del cuerpo, ocasionando inflamación crónica, recuperación lenta, hipertensión, deficiente circulación sanguínea y enfermedad arterial coronaria. El estrés acelera el envejecimiento de las células, en particular el de las neuronas, suprime la síntesis de ADN e interfiere con el pensamiento y la memoria. Se asegura de establecer un escenario propicio para que el individuo termine desarrollando depresión, ansiedad y en casos extremos, ataques de pánico. De hecho, un ataque de pánico es considerado por muchos especialistas como un estado de ansiedad extrema. Como la punta del iceberg, diría yo.

El ataque es una experiencia repentina e intensa que infunde miedo, acompañada de una abrumadora sensación de peligro, y un estado de ansiedad caracterizado típicamente por palpitaciones aceleradas del corazón, sudoración y dificultad para respirar. Una persona con trastorno de pánico puede experimentar ataques periódicos (por lo menos varias veces al mes) y sentir mucha ansiedad por el simple hecho de pensar que puede sufrir otro ataque.

¿Cuáles son sus síntomas?

vitaminasUn ataque de pánico regularmente va acompañado de una necesidad de escapar, junto con una sensación de muerte inminente. Algunas personas  llegan a creer que se van a asfixiar, que van a perder el control de la situación o que se van a “volver locos”. Una vez que una persona ha experimentado un ataque de pánico, tiende a evitar acercarse al lugar en el que ocurrió el primer episodio. Las personas propensas al trastorno de pánico llegan a tener su primer ataque alrededor de los 20 años.

Algunas de ellas pueden llegar a confundir un ataque al corazón con uno de pánico, pues ambos comparten algunos de los siguientes síntomas:

Cuadro 1: Síntomas que caracterizan a un trastorno de pánico

sintomas• Palpitaciones aceleradas
• Dificultad para respirar (sensación de ahogo)
• Mareos y/o aturdimiento
• Náuseas o problemas estomacales
• Dolor o presión en el pecho
• Sensación de asfixia o “nudo en la garganta”
• Escalofríos, sofocamiento y/o sudoración
• Miedo a morir
• Sentimientos de irrealidad o desprendimiento
• Estremecimiento o entumecimiento
• Temblores
• Miedo a perder el control de la situación


¿Se puede medir el nivel de estrés para prevenir un ataque de pánico?

estresEl riesgo de sufrir un trastorno de estas características aumenta cuando se está expuesto a una combinación de situaciones cargadas de estrés. Una persona con malos hábitos alimenticios, que trabaja bajo presión, que toma alcohol, café y azúcar como si se fueran a acabar, que fuma frecuentemente y que está pasando por un proceso de divorcio, está más cerca de sufrir un ataque de pánico que otra que no estuviera expuesta a un entorno tan cargado de estrés y acostumbrada a complementar su alimentación con los nutrientes que la medicina ortomolecular recomienda en estos casos (véase más adelante Vitaminas y minerales para evitar un ataque de pánico).

Con la finalidad de encontrar correlaciones entre acontecimientos estresantes y ciertas enfermedades, los doctores Holmes y Rahe [1], de la Universidad de Washington, crearon una forma de asignar una calificación a varios acontecimientos, en función del nivel de estrés que producen. Ellos valoraron entre 1 y 100 a cada una de las situaciones estresantes.

escala-holmes-raheDe acuerdo con la escala de reajuste social de Holmes y Rahe (derecha), un total de 150 puntos o menos es bueno: sugiere un nivel aceptable de estrés y una baja probabilidad de que desarrolles un trastorno relacionado con el estrés. Si tu puntaje es de 300 o más, la probabilidad de que te enfermes en un futuro cercano es casi del 80% (de cualquier enfermedad, no solo de trastorno de pánico). Si tu puntaje está entre 150 y 299, las posibilidades son de alrededor del 50%. Con menos de 150, serían de aproximadamente 30%. El estrés es acumulativo, por lo que para estimar el estrés total que estás experimentando, suma los valores correspondientes a los eventos que se han producido en tu vida durante el último año [2].

saludableSi un evento en particular te ha sucedido más de una vez en los últimos 12 meses, multiplica el valor por el número de ocurrencias (pulsa sobre la tabla para que estimes tu nivel de estrés, según Holmes y Rahe).
Una dieta saludable y unos cuantos suplementos nutricionales crean un ambiente propicio para la producción normal de neurotransmisores. Con la dieta y las dosis adecuadas de suplementos tu sistema inmune se fortalecerá y tu cerebro hallará el equilibrio bioquímico que requiere para estar en calma.

El estilo de vida moderno y sus nefastos hábitos alimenticios 

Si acostumbras comer demasiados azúcares y carbohidratos refinados, u omitir alguno de los alimentos, tu nivel de azúcar en sangre (glucosa) va a estar por lo regular bajo. Un nivel bajo de azúcar en la sangre deteriora tu concentración y tu juicio, te deja cansado, con la mente confundida y en ocasiones hasta irritado. Estos síntomas desaparecen después de comer algo, una vez que tu nivel de glucosa ha aumentado nuevamente. Por desgracia, la típica dieta moderna está llena de alimentos azucarados y carbohidratos refinados, que se digieren rápidamente y aumentan de súbito los niveles de azúcar en la sangre.

carbohidratosPero sucede que este repentino aumento de glucosa, ocasiona una rápida secreción de insulina, esa hormona que se encarga de bajar los niveles de azúcar en la sangre. El resultado de esto es un efecto tipo “montaña rusa”, reflejado por los altibajos (síntomas de hipoglucemia) que ocurren aproximadamente dos horas después. Por si esto fuera poco, los alimentos ricos en carbohidratos (derecha) reducen el nivel de vitamina B1 que se necesita para transformar dichos carbohidratos en energía.

Cabe señalar que el café y otras bebidas que contienen cafeína (como las bebidas de cola), también promueven la producción de azúcar en el organismo. Las bebidas que supuestamente no contienen azúcar pero sí cafeína (los llamados “light”, que de ligeros no tienen nada), desencadenan la liberación del azúcar que se encuentra almacenada en el hígado (glucógeno), imitando lo que sucedería si te tomaras cualquier otro refresco y una dona. Como la cafeína es adictiva, los fabricantes de esos refrescos de cola aumentan sus ganancias en pesos, y los incautos consumidores también aumentan sus pesos, con la diferencia de que ellos lo hacen en kilogramos. Lo mismo sucede con su presión arterial y sus niveles de glucosa y colesterol, aumentan hasta el extremo de enfermarlos de diabetes, hipertensión, ataques de ansiedad, de corazón o de pánico.

starbucksY los magnates de los expendios de cafés en su carro (drive-thru) ni se diga, felices de ver cómo los adictos regresan a su negocio día tras día. ¿Sabias que la impaciencia y la irritabilidad de las personas comenzó a aumentar cuando creció el número de Starbucks?
Si eres adicto al café y padeces de ansiedad, creo que ya sabes cuál podría ser tu principal problema. Lejos de ser un calmante, el café es un estimulante. Ve con cuidado, es tu salud lo que está en juego.
Lo mejor que puedes hacer es procurarte una dieta rica en proteínas y vegetales de alto contenido de fibra.

Tanto la proteína como la fibra ayudan a balancear los niveles de glucosa y de insulina, lo cual permite estabilizar los estados de ánimo. La proteína produce poco efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre y fabrica neurotransmisores a partir de los aminoácidos que contiene. La fibra desacelera la absorción de carbohidratos, moderando los niveles de glucosa e insulina. Lo peor que puedes hacer es consumir bebidas “energizantes” (Red Bull, Boots, etc.) con alto contenido de sacarosa y cafeína. Y ni se te ocurra combinar bebidas alcohólicas con algunos de esos energizantes para elaborar bombas letales (perlas negras), porque pasadas las “sensaciones placenteras”, la probabilidad de que te sobrevenga un ataque de ansiedad es muy alta (ver síntomas en cuadro 1).

Vitaminas y minerales para evitar un ataque de pánico

Cuando estamos estresados, es fácil entrar en pánico y reaccionar exageradamente ante diversas situaciones. Varios estudios clínicos han encontrado que el inositol, un nutriente relacionado con las vitaminas del complejo B, puede resultar de gran ayuda para controlar un ataque de pánico, un cuadro agudo de ansiedad, una depresión y un trastorno obsesivo-compulsivo.

complejo-bEn un estudio en el Centro Médico Barzilai de Israel, el Dr. Jonathan Benjamin comparó el inositol con un fármaco antidepresivo en 21 pacientes que tenían frecuentes ataques de pánico. Después de un mes de tomar entre 12 y 18 gramos de inositol al día, los pacientes tuvieron significativamente menos ataques de pánico y menos efectos secundarios, en comparación con las personas que tomaban fármacos. Si quisieras conseguir los mismos resultados que Benjamin, tú tendrías que invertir una considerable cantidad de dinero, sobre todo estando en México, pues las tabletas o cápsulas de inositol son muy costosas. Sin embargo, puedes obtener beneficios comparables potenciando dos o tres tabletas de inositol con un complejo B intramuscular (inyectable) de alta potencia.

Hay por supuesto más vitaminas y minerales que te pueden ayudar a prevenir y revertir para siempre tus ataques de pánico, como son la piridoxina, la tiamina, el ácido fólico, el magnesio, el fósforo y quizás unos cuantos aminoácidos que como dijimos líneas atrás, te ayudarían a poblar tu cerebro con los neurotransmisores apropiados. Pero como ya he afirmado en otras publicaciones, se trata de encontrar los mejores suplementos para ti, en conformidad con tu individualidad bioquímica. Es por ello que te voy a pedir, querido lector, que por favor me confirmes si actualmente padeces alguno de los siguientes factores de riesgo o afecciones (aparte de las mencionadas en el cuadro 1), independientemente de si suceden o no durante tus episodios.

Otros síntomas que nos ayudarán a confeccionar tu receta

pegar-seleccionPara poderte recomendar los suplementos que más te van a beneficiar a ti, y solo a ti, necesitamos que leas con atención la siguiente lista de preguntas, para que selecciones, copies y luego pegues en el recuadro que sigue inmediatamente después del cuestionario, cada uno de los síntomas que corresponde a una respuesta afirmativa. Alternativamente, puedes anotar en el mismo recuadro, los números que correspondan a los síntomas confirmados, separados por comas.
Ejemplo: 6, 9, 27, 32 (si pulsas sobre la imagen adjunta, podrás ver como quedaría este ejemplo, después de copiar y pegar esa misma selección).

Cuadro 2: síntomas relacionados con todos los posibles suplementos que te pueden ayudar a prevenir y revertir un ataque de pánico

tunel-carpiano

1 ¿Padeces de fatiga crónica?
2 ¿Dolores en los huesos?
3 ¿Túnel carpiano? (derecha: dolor en la parte indicada)
4 ¿Fragilidad ósea?
5 ¿Irritabilidad?
6 ¿Artritis?
7 ¿Depresión?
8 ¿Entumecimiento?
9 ¿Síndrome premenstrual?
10 ¿Debilidad?
perdida-de-peso11 ¿Dificultad para concentrarse?
12 ¿Pérdida de peso? (derecha)
13 ¿Problemas de memoria?
14 ¿Dolores musculares?
15 ¿Problemas de corazón?
16 ¿Náuseas?
17 ¿Inapetencia?
18 ¿Vómito?
19 ¿Insomnio?
20 ¿Osteoporosis?
21 ¿Hipertensión?
22 ¿Estreñimiento?
23 ¿Ritmo cardíaco anormal?
24 ¿Nivel elevado de azúcar en la sangre?
25 ¿Convulsiones?
26 ¿Cambios de personalidad?
dolores-musculares27 ¿Migrañas?
28 ¿Dolores de cabeza?
29 ¿Mala coordinación? (derecha)
30 ¿Indigestión?
31 ¿Baja acidez estomacal?
32 ¿Lengua inflamada?
33 ¿Gingivitis (sangrado de encías)?
34 ¿Dificultad para respirar?
35 ¿Diarrea frecuente?
36 ¿Confusión mental?

consultaAntes de enviar tus síntomas, no olvides escribir tu nombre completo, tu teléfono y el correo electrónico a donde deseas recibir la receta que contendrá las vitaminas, los minerales, las dosis y todas las indicaciones que te permitirán desembarazarte de ese terrible trastorno que tantas horas de tranquilidad te ha estado robando.
Atendí a una paciente que sufría ataques de pánico, a la que le aterraba tomar nutrientes en dosis ortomoleculares (terapéuticas). Si ese es tu caso, o tienes la convicción de que te puede ir mejor con una terapia cognitiva conductual, puedes concertar una cita por Skype para que un consejero de salud te ayude a superar tus miedos.

“No son los hechos los que nos perturban, sino las interpretaciones que hacemos sobre los hechos”… Epicteto
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 3 de febrero de 2017.


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] Holmes, T. H. and Rahe, R. H. The social readjustment rating scale. Journal of Psychosomatic research, 1967, 11(2), 213-21.
[2] Phillip G. Zimbardo, Ann L. Weber, Robert L. Johnson. Psychology, Core Concepts. Pearson; 7 edition (2012)
[3] Emma Barthe. Cáncer: más allá de la enfermedad. Ediciones Obelisco. Primera edición. 2013, pg. 88-89.

Anuncios

Autor: micromedix

Sergio López González. Ing. en Informática Biomédica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s