Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


Deja un comentario

Medicina ortomolecular idónea para revertir el edema óseo

edema de médula óseoAl proceso inflamatorio de la médula ósea se le conoce desde 1959 como edema de médula óseo. No obstante, hoy en día los investigadores han comenzado a referirse a este mismo padecimiento con otros términos que podrían confundir a muchos pacientes, dado que la mayoría de ellos contienen la palabra “osteoporosis”.
Esos otros nombres suelen ser osteoporosis transitoria, osteoporosis localizada, osteoporosis transitoria regional, síndrome de edema de médula ósea y distrofia simpática refleja, por mencionar los más comunes.

Osteoporosis y edema óseo (osteoporosis transitoria)

Y puesto que una gran parte de esta investigación hace referencia a varias fuentes cuyos títulos contienen precisamente algunos de esos nombres, conviene aclarar que mientras la osteoporosis propiamente dicha llega a producir fracturas por fragilidad del sistema óseo, la osteoporosis transitoria ocasiona dolor y tal vez hinchazón en alguna región del hueso afectado; pero no se compara con la complicaciones que suelen presentarse en la primera. En este orden de ideas, la Sra. MK, protagonista de este caso de estudio y a quien me estaré refiriendo de aquí en adelante con ese seudónimo a fin de preservar su privacidad, no padece de osteoporosis, sino de una osteoporosis transitoria en sus pies. El carácter transitorio de esta “osteoporosis benigna”, por decirlo así, se debe a que el dolor puede desaparecer por un tiempo de manera espontánea, para luego regresar con igual o mayor intensidad.

bifosfonatosHa sido todo un reto el poder encontrar una solución natural a un proceso inflamatorio que desde sus inicios ha sido tratado por la medicina convencional con los llamados bifosfonatos, que son fármacos que se emplean para inhibir la reabsorción ósea (antirresortivos) que unas células llamadas osteoclastos llevan a cabo para recoger los minerales que el organismo necesita. Los osteoclastos eliminan el tejido óseo para mantener la homeostasis (el equilibrio) de este tejido en cada uno de nuestros huesos, como si ese fuera el precio que tuviéramos que pagar por el abastecimiento de minerales (como el calcio) que la sangre debe transportar hacia otros órganos. De no ser por otras células llamadas osteoblastos, que se encargan de regenerar el tejido óseo, los osteoclastos agotarían las reservas de minerales y acabarían con todo nuestro esqueleto.

Conforme vamos creciendo, la labor de los osteoblastos es mayor que la de los osteoclastos, ya que los huesos tienen que irse solidificando y extendiendo tanto en longitud como en espesor, a fin de proporcionar la rigidez apropiada para dar soporte y movilidad a los músculos. Recién terminada la adolescencia, los huesos dejan de crecer con la misma rapidez y los osteoclastos deben de entrar en escena, para mantener la homeostasis ósea. Mientras exista dicho equilibrio y una buena nutrición, nuestros huesos estarán saludables y no correremos ningún riesgo de sufrir fracturas ni de padecer dolores de ningún tipo. Si por cualquier razón, los osteoclastos se mantienen más activos que los osteoblastos, el equilibrio se rompe y puede sobrevenir una osteoporosis transitoria (o en el peor de los casos, una osteoporosis), cuyos efectos pueden ser contrarrestados muy convenientemente con medicamentos naturales que emulen la función de los bifosfonatos, ya que se ha demostrado que estos últimos, si bien alivian las molestias de una osteoporosis transitoria, producen una serie de efectos secundarios que acarrean más problemas de los que corrigen, entre los que se encuentran la osteonecrosis de los maxilares, la fibrilación auricular, el cáncer de esófago, la toxicidad renal y las fracturas atípicas.

Los componentes idóneos

Vitamina K2Fue así como después de una laboriosa extracción de conocimiento en la literatura biomédica [1], y siguiéndole la pista a otras fuentes de reconocido prestigio (MedLine/PubMed) ([2]-[4]) , pudimos encontrar los siguientes agentes antirresortivos (inhibidores de osteoclastos):

1) Ácido docosahexaenoico (DHA, contenido en el aceite de pescado: omega 3)
2) Vitamina K2
3) Vitamina D3
4) Cloruro/carbonato de magnesio
5) Citrato de estroncio
6) Vitamina C [5].

Los investigadores de la Fundación MicroMédix hemos mejorado la receta de micronutrientes sugerida por Genuis y Bouchard [1], basados en los casos que hemos tratado con medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas). Si desea usted mayor información sobre el porqué se han considerado dosis mayores para todos los suplementos mencionados, excepto para la vitamina K2 y el estroncio, puede usted consultar nuestra sección dedicada a la medicina ortomolecular, pulsando con su ratón en el vínculo anterior (en letras azules).

Estudio del caso

Diagnóstico edema óseoDe manera muy particular, y como una atención especial por habernos estado siguiendo muy de cerca, quisiera dedicar unas palabras a nuestra querida amiga, la Sra. MK:
Tiene usted todo para salir adelante , créame que esta receta que hemos optimizado de acuerdo con los lineamientos de la medicina ortomolecular, ha sido diseñada realmente para usted. Ya lo dice el refrán popular: “le viene como anillo al dedo”, aunque no sé si en Argentina también se diga así.

Las preguntas que usted ha tenido a bien contestar en el cuestionario que le hemos enviado, tanto para confirmar su diagnóstico como para llevar a feliz término nuestra investigación, nos han revelado algo que no suele ser muy común en los pacientes: el hecho de que usted se ha involucrado y se ha hecho cargo de su padecimiento, lo que significa que tiene todo el potencial para revertir su edema. El diagnóstico que usted nos ha presentado (izquierda) se ve que fue realizado a conciencia, y ha resultado de mucha utilidad. No sé sinceramente si felicitar al médico que descartó otros padecimientos por haber ordenado una radiografía, o a usted por haber sido tan sincera en lo que concierne a sus hábitos alimenticios.  Hay varios puntos que nos han dado la pauta para confeccionar una receta que comprende justo lo que usted necesita para curarse (pulse sobre el vínculo anterior para descargarla).

citrato de estroncioAsimismo, el hecho de que sea usted una persona que sabe cómo elaborar microdosis (estuve consultando sus comentarios), me hace pensar que está consciente de las bondades terapéuticas de las plantas medicinales, lo cual va a sumar un punto más a su favor a la hora de someterse a este tratamiento. Usted se estará preguntando qué tiene que ver dicho conocimiento con los suplementos que aquí estamos recomendando. La importancia radica en la confianza que usted ha depositado en la medicina natural en general, y no solo en las microdosis, pues ya en otras publicaciones he presentado pruebas de que alguien que ya ha experimentado el alivio de su enfermedad, o bien ha sido testigo de la cura de un ser querido con una medicina diferente a la convencional, sabe muy bien de lo que es capaz de hacer una alternativa como la que aquí estamos proponiendo. Hay personas que por no haber probado nunca la medicina ortomolecular, albergan dudas sobre su eficacia, debido a lo cual, pueden inclusive llegar a sabotear su recuperación.

De la misma manera en la que un paciente puede aliviarse por tener fe y confianza en un determinado medicamento y/o tratamiento (efecto placebo), independientemente de si éste es alopático o natural, también puede escoger una actitud negativa y permanecer enfermo por aferrarse a la creencia de que ese medicamento no le va a beneficiar en nada. No obstante de que esto último constituye un hecho, calculo que usted lleva todas las de ganar por haber obtenido resultados satisfactorios, cuando menos con microdosis de plantas medicinales.

La dieta

Hábitos alimenticiosBasándome en los resultados del análisis de las respuestas a nuestro cuestionario, y de la misma manera que usted fue honesta con nosotros al extenderse en sus hábitos alimenticios, quiero también ser franco con usted. Debe decirle adiós a todos los productos que contengan azúcar, a todos los lácteos, a los edulcorantes, al vino, a la cerveza, y aunque solo menciona en el cuestionario a los cereales integrales, debe evitar también todos los alimentos que contienen gluten, aún cuando se trate de productos integrales, ya que todos ellos provienen del trigo.

Esos supuestos alimentos contribuyen de manera significativa en todos los procesos inflamatorios, llámense como se llamen, así que por favor suspenda su ingesta a partir de este momento. Los suplementos que le estamos recetando, no bastarán para revertir la inflamación. Le recomendamos encarecidamente que haga un esfuerzo para seguir dicha dieta al pie de la letra.

La personalización de la receta

Hemos calculado, de acuerdo a su edad y al hecho de que ya no fuma, que usted tiene el potencial que se requiere para curarse en menos de cuatro meses, procurando también realizar algunos ejercicios que al principio del tratamiento, no exijan un alto impacto. A lo que me refiero es que aunque sí conviene mantener activos sus pies, el ejercicio debe ser moderado al principio, evitando el cargar objetos pesados y procurando ayudarse de un bastón o de unas muletas, para que el peso de su cuerpo se distribuya entre sus pies y esos otros puntos auxiliares de apoyo. Hay que permitir que sus pies carguen una parte del peso de su cuerpo; no la totalidad del mismo. Ello dependerá también de qué tanto le duelan sus pies al caminar o hacer ejercicio. La regla o estándar de oro es ejercitarlos, sin que ello produzca dolor.

Descargar archivo PDF

 

cubierta-edema-sin-3dEn MicroMédix hemos ido más allá de una simple búsqueda en Google para encontrar una solución acorde a su condición y sintomatología. Hemos confrontado los resultados de nuestras pesquisas con otros casos en los que la inflamación se ha convertido en un factor crítico, a fin de contar con mayores crietrios de juicio para determinar las dosis apropiadas para cada uno de los antioxidantes que integran nuestra Receta para el Edema Óseo. Asimismo, empleamos una herramienta de software (WEKA) para extraer conocimiento de una base de datos biomédicos, que nos permitió afinar el diagnóstico que su médico le proporcionó a usted, pues aunque parezca increíble, hemos sido testigos de médicos cuyos diagnósticos han representado meses de ardua labor, tratando de encontrar una solución para un padecimiento que ni siquiera existe, como fue el caso de la supuesta esquizofrenia de un paciente de nacionalidad mexicana, que a la postre resultó ser más bien una candidiasis.

Con la historia clínica de miles de casos registrados en una base de datos (Bigdata), WEKA diagnosticó candidiasis y el paciente respondió de maravilla con los suplementos que se acostumbra recetar para combatir la disbiosis que ocasiona la Candida albicans.

“El arte de la medicina consiste en mantener al paciente en buen estado de ánimo mientras la naturaleza lo va curando”…Voltaire
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 10 de diciembre de 2015


¿Quieres que confeccionemos una receta inteligente para ti o tu familiar? Puedes concertar una cita para que registremos los síntomas y los demás datos que necesitamos.


REFERENCIAS

[1]  Combination of Micronutrients for Bone (COMB) Study: Bone Density after Micronutrient Intervention. Stephen J. Genuis and Thomas P. Bouchard. Journal of Environmental and Public Health, Volume 2012, Article ID 354151.
[2]  Effective and rapid treatment of painful localized transient osteoporosis (bone marrow edema) with intravenous ibandronate. Ringe JD1, Dorst A, Faber H. Osteoporos Int. 2005 Dec;16(12):2063-8. Epub 2005 Oct 14.
[3] Bisphosphonates or prostacyclin in the treatment of bone-marrow oedema syndrome of the knee and foot. Baier C, Schaumburger J, Götz J, Heers G, Schmidt T, Grifka J, Beckmann J. Rheumatol Int. 2013 Jun;33(6):1397-402. doi: 10.1007/s00296-012-2584-0. Epub 2012 Nov 10.
[4] Rheumatology & Immunology Therapy. A to Z essentials. Larry W. Moreland. Springer 2004.
[5] Regional transient osteoporosis of the foot and vitamin C deficiency. Rodriguez S et al. Clin Rheumatol. 2007 Jun;26(6):976-8. Epub 2006 Mar 15.
[6] Spine University’s Guide to Transient Osteoporosis. Medical Multimedia Group. Copyright 2006
[7] Medicina Ortomolecular. Antonio Marco Chover. Editorial Club Universitario

Anuncios


Deja un comentario

Medicina ortomolecular y alimentos para el dolor y la cura de la artritis

artritisEncontrar una receta para la cura de la artritis reumatoide, implica enfocar la atención en el sentir de los pacientes. Ese sentir en los medios sociales de salud 2.0 se puede consensuar con una herramienta como la que se muestra en la imagen adjunta. Lo que hice fue identificar las palabras clave que mejor recogen la opinión de los visitantes de varios sitios que Google considera autoridades en medicina natural para la artritis reumatoide. A partir de la nube de palabras que obtuve, concluí que los aspectos que más preocupan a los pacientes con este tipo de artritis, son:

1) El dolor que esta enfermedad está produciendo en sus articulaciones
2) Los alimentos que deben evitarse
3) Comprobar si existe una cura.

Una primera aproximación: las buenas prácticas nutricionales

doloresBasándome en la extracción de contenido generado por lo usuarios en otras redes sociales, me concentré en entender cómo es que algunos alimentos atacan el sistema inmune de las personas que son sensibles a los mismos, y llegué a la conclusión de que una dieta y una medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas), es todo lo que se necesita para desinflamar y eliminar el dolor. No ha sido fácil hallar una solución a un problema que la medicina alopática se ha empeñado en calificar como incurable, pues ya parece ser más la norma que la excepción, el escuchar de boca del médico a cargo, aquello de que “su enfermedad no tiene cura. Lo más que puedo hacer por usted es controlar sus síntomas”.

AlimentosEso es lo que el ejército farmacéutico y las escuelas de medicina les han dicho a sus soldados de bata blanca, para mantener a sus clientes cautivos, en una ingeniosa trampa de farmacodependencia. La buena noticia es que hay quienes no se dejan engañar y se curan siguiendo una dieta de exclusión de alimentos, que les permite seguir haciendo su vida normal. Los e-pacientes y los guerreros biomédicos nos han estado poniendo el ejemplo desde hace tiempo, y es a este nuevo enfoque característico de los medios sociales de Salud 2.0, al que voy a recurrir aquí para darle solución a la artritis reumatoide.

A continuación voy a citar cuatro casos de éxito en los que sus protagonistas no se rindieron ante la cerrazón de los médicos que consultaron. Estos guerreros biomédicos dieron con una excelente solución sin depender más del metotrexato, la minociclina, el indocin, o de los típicos fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (NSAIDs, por sus siglas en inglés). Más adelante complementaré las buenas prácticas nutricionales extraídas de esos casos, con una receta de medicina ortomolecular que usted podrá descargar para recuperarse en un tiempo mucho menor del que le tomaría si solo siguiera una dieta de exclusión de alimentos alérgenos, que es la estrategia que usaron esos e-pacientes en sus respectivos casos.

Mina Yun y la prueba de detección de alérgenos

reumatoideEl caso de Mina Yun (derecha) es quizás el más aleccionador de todos [1], porque nos deja claro cómo ahorrar tiempo, sometiéndose a una prueba de detección de alérgenos llamada IgG, que revela la presencia de un anticuerpo conocido como Inmunoglobulina G. Patrick Holford y Susannah Lawson [2] se refieren a esta prueba como IgG ELISA, que es la que yo recomendaría para identificar los alimentos que ocasionan inflamación en las articulaciones. El descubrimiento de esta conexión entre las alergias y la artritis reumatoide no es nueva. Hay fuentes muy confiables en donde se puede comprobar la evidente correlación entre las alergias y muchas enfermedades, incluyendo por supuesto a la artritis ([3], [4], [5] y [6]). Cabe señalar que hay otra prueba que detecta alimentos como los mariscos y los cacahuates, que producen reacciones anafilácticas que se manifiestan típicamente como erupciones y ronchas en la piel, asfixia; inflamación de la cara, la garganta, los labios y la lengua; un rápido descenso de la tensión arterial, mareo, ronquera y afonía.

Esa no es la prueba que usted se haría si padeciera de artritis reumatoide, dado que en este caso, el objetivo es detectar la presencia del anticuerpo conocido como inmunoglobulina E (IgE). Ambas pruebas se basan en la premisa de que algunas personas que padecen de síndrome de intestino permeable, son sensibles a algunos alimentos que para ellas se comportan como antígenos, esto es, moléculas capaces de producir una respuesta del sistema inmune mediante la activación de anticuerpos. Así, el objetivo de estas pruebas es detectar el tipo de anticuerpo que está atacando al organismo, tratando de aniquilar al antígeno en cuestión. En el caso de la artritis, nuestro objetivo entonces será detectar el de tipo G. Fue con este tipo de análisis que Min Yun se enteró de que debía excluir de su dieta todos los lácteos y los huevos. Al cabo de dos semanas, comenzó a sentir menos molestias en sus manos, y a los 9 meses, según lo comenta en su página, el dolor había desaparecido.

Los alimentos problema en el caso de Eileen Laird

dolorEileen Laird optó por un método diferente para detectar la intolerancia a los alimentos, que consiste en excluir de la dieta, los que se sospecha pueden ser los causantes del problema, o bien aquellos que empíricamente se sabe “tienen fama” de ser proinflamatorios. Aunque esta opción es evidentemente más económica que una prueba tipo IgG,  representará siempre un mayor sacrificio y dedicación por parte del enfermo, ya que además de tener que lidiar con el dolor por más tiempo, necesitará experimentar con su sistema inmune probablemente en varias ocasiones, para determinar con exactitud los alimentos que lo están perjudicando.
Cada intestino tiene una permeabilidad muy particular, según la edad, el género, la genética, el nivel de estrés al que está sometido, la situación geográfica, la etnia, y sobre todo, los hábitos alimenticios de cada individuo. De ahí que no exista una dieta o una fórmula que funcione para todos, y de ahí que resulte complicado poner en práctica este método, según se infiere al analizar con detenimiento el caso de la Sra. Laird.

Ella ha padecido de artritis desde el 2012, y como en casi todos los casos, su dolor se fue agravando paulatinamente hasta que resolvió ir a la Internet en busca de ayuda. En la mayoría de los sitios que visitó, advirtió que los expertos respaldaban la hipótesis de que la nutrición actúa como medicina, y de que lo mejor que puede hacer un enfermo de artritis, es comenzar a descartar algunos alimentos de su dieta.
Usted podría consultar varias fuentes ([6], [8] y [9]) para saber cómo se procede en al menos una de las dietas que ahí se describen; pero me gustaría ahorrarle ese trabajo, ofreciéndole una guía muy práctica que contiene lo esencial del método de exclusión de alimentos, que es en el que está basado este segundo caso de éxito, y que es independiente del nombre que se le haya dado a la dieta (GAPS, paleo, Wahls, oligoantigénica, etc.).

Guía práctica para eliminar alimentos de la dieta

curaLo que hacen las dietas de eliminación es descartar varios alimentos sospechosos para determinar cuáles podrían estar causando el dolor o empeorando sus síntomas. La dieta también podría resultarle útil para observar y controlar otros síntomas diferentes a los de la artritis, que esos mismos alimentos podrían estarle ocasionando, como sería el caso de un asma, una migraña, un dolor abdominal, una ansiedad, una depresión, una hiperactividad, o tal vez los delirios y las alucinaciones provocadas por una esquizofrenia ([8] y [9]).
No le sorprenda que los alimentos que come con más frecuencia o que más le gustan, sean los que le estén afectando.

El proceso de eliminación de alimentos implica básicamente dos aspectos:

1. Selección inicial de los alimentos potencialmente dañinos y que se deberán evitar.

postresDurante al menos 2 semanas (es el tiempo en el que normalmente los síntomas desaparecen), excluya de su dieta todos los productos que contengan gluten y azúcar, así como los lácteos y los estimulantes (alcohol, café, tés y el cigarro). Entiéndase por azúcar, además de la refinada, todos los pasteles, chocolates, postres, dulces, caramelos, paletas, helados, nieves, refrescos embotellados, etc. Todos los productos elaborados con trigo contienen gluten, como el pan, las harinas, los cereales empaquetados (corn flakes y similares), las galletas, las pastas de todo tipo (espagueti, fideos, macarrones, etc.). glutenEntiéndase por lácteos la leche de vaca y todos sus derivados, como los quesos, las cremas, el yogurt , el requesón y cosas por el estilo. Tenga en cuenta que la dieta no es para siempre y que es muy probable que los síntomas empeoren en la primera semana. Esto no es una señal para renunciar a la dieta. Tome en cuenta que algunos alimentos pueden estar ocultándose como ingredientes de otros alimentos. Lea las etiquetas cuidadosamente. Lo mejor que puede hacer durante este período es preparar sus alimentos en casa y seleccionar productos frescos, que no hayan sido procesados (orgánicos), empaquetados o envasados.

2. Una estrategia de prueba y error.

2.1 Si sus síntomas no han mejorado en 2 semanas, excluya ahora alguno de los alimentos que aparecen en la lista que sigue, y continúe con esta nueva dieta de exclusión, durante otras dos semanas. Es poco probable que esta táctica de prueba y error tenga que repetirse más de dos o tres veces , pues por lo general, eliminar al principio el gluten, los lácteos, el azúcar y los estimulantes, da buenos resultados. No obstante, recuerde que cada intestino es diferente, y que usted puede ser sensible a algunos de los siguientes alimentos.

Alimentos considerados comúnmente como alérgenos:

-Huevos – Cítricos (naranja o limón) – Carne de cerdo – Carne de res – Chocolate – Cola – Centeno – Cebada – Cacahuetes – Nueces – Maíz – Soya – Frijoles u otros granos (habas, chícharos y otras leguminosas) – Pescados – Mariscos – Canela – Tomates – Papa – Berenjena – Pimientos

enfermedad2.2 Si después de haber eliminado varios alimentos, sus síntomas han mejorado, póngase a prueba con cada uno de ellos, integrando de nuevo a su dieta, uno a la vez. Reintegre cada tres días, uno de los que excluyó y mantenga una bitácora de sus síntomas. Asegúrese de que efectivamente sea un solo ingrediente a la vez, no vaya a ser que quiera zamparse una pizza entera, en vez de agregar el jitomate a los tres días de haber reintegrado la carne de res, por ejemplo.
2.3 Cada vez que reintegre un alimento a su dieta, comience con una pequeña porción en la mañana.

Si no hay síntomas, entonces tome porciones más grandes por la tarde y luego por la noche. Los síntomas pueden tardar en aparecer hasta 2 días después de haber reintegrado un determinado alimento.
2.4 Si un alimento le produce molestias, elimínelo de nuevo de la dieta e identifíquelo como un alérgeno. No obstante, no descarte la posibilidad de ponerse a prueba una vez más en el futuro para asegurarse de que efectivamente es alérgico a ese alimento.

AristótelesUn buen consejo: antes de aplicar cualquier estrategia, elimine de su dieta el azúcar, el gluten, los lácteos y los estimulantes, independientemente de cuales hayan sido los resultados de su estrategia, o de si usted está enfermo o no.
Hay otras estrategias más estrictas que de inicio excluyen un gran número de alimentos. Y aunque en este caso las dietas son más difíciles de seguir, facilitan mucho la identificación de los alimentos problema (alérgenos). Yo acostumbro apegarme al principio filosófico de la “dorada mediocridad” de Aristóteles, que establece que existe un feliz punto medio entre los extremos. Me refiero a que usted puede comenzar con una dieta que no sea ni tan estricta (pocos alimentos seguros), ni tan flexible (muchos alimentos permitidos al inicio). Si usted es de los que prefiere comenzar con una relación de alimentos permitidos y le sienta bien la postura aristotélica, tal vez le gustaría considerar la lista que sigue (ahora no vamos a excluir alimentos, sino a agregarlos).

Si después de un mes sus síntomas mejoran con esta otra dieta, comience a añadir alimentos que no estén en la lista, procurando hacerlo de la misma manera que como se indicó en la estrategia anterior, integrando cada tres días, un alimento diferente a la vez. Si al agregar un alimento cualquiera, éste le ocasiona molestias, descártelo de su dieta e identifíquelo como alérgeno. La lista es tentativa, ya que como dijimos, usted podría ser alérgica(o) a alguno de esos alimentos. No olvide que el gluten, los lácteos, el azúcar y los estimulantes no son alimentos seguros. Esos “cuatro jinetes de la morbilidad” siempre deberán ser excluidos de la dieta.

Alimentos que en principio son “seguros” (no son alérgenos):

-Apio – Calabazas – Arroz – Lima – Frijoles – Calabacitas – Durazno – Garbanzos – Perejil – Espinacas – Alcachofa -Manzana – Lentejas – Pepino – Melón – Alubias – Zanahoria – Pera – Ajonjolí – Ejotes – Lechuga – Calabaza – Tapioca – Borrego – Camote – Arándano – Aceite de oliva – Caña – Pavo – Pollo – Brócoli

articulacionesNuestros siguientes dos casos, el de Joseph Hackett y Mike, confirman lo que hemos estado diciendo hasta el momento, pues curiosamente, ambos coincidieron en dos cosas: 1) en que la artritis reumatoide se puede curar con un programa de nutrición adecuado, excluyendo los posibles alérgenos, y 2) en que dos de las fuentes ([6] y [7]) que consultaron para conseguir su objetivo, son exactamente las mismas. Al parecer, el libro del Dr.  John Mansfield determinó en gran medida su recuperación. Le recomiendo leer sus aleccionadoras historias, para que vea cómo la perseverancia, el sentido común y el sentido que se puede hallar en el sufrimiento, pueden llegar a pesar más que lo que un especialista transmite cuando espeta: “¡está usted loco, nunca nadie a podido curar la artritis!”. Joseph y Mike no estaban locos, solo tuvieron más sentido común que los médicos que consultaron.
El único factor que yo cuestionaría en estos cuatro casos es el tiempo. En el primero de ellos, parece que la protagonista ganó mucho tiempo al efectuarse la prueba IgG, porque no se entretuvo mucho en tratar de identificar que el huevo y los lácteos eran su mayor problema. Y aunque en su página sí menciona uno que otro suplemento, no parece que haya profundizado mucho en los principios de la medicina ortomolecular. Algo parecido sucede en los demás casos.

La receta ortomolecular
Descargar archivo PDF

 

receta artritisNuestra contribución a este enfoque terapéutico, ha sido la reducción del tiempo de recuperación, agregando a la dieta de exclusión de alérgenos, una receta para la artritis (izquierda) a base de antioxidantes que comprende, entre otros, los ácidos grasos omega 3 [10] y el ácido alfalipoico. Puesto que existe también evidencia de la efectividad de la capsaicina tanto en la artrosis como en la artritis reumatoide ([10] y [11]), la receta le indica a usted cada cuándo y cómo administrar una microdosis de chile habanero. La intención ha sido que el dolor desaparezca lo más pronto posible. Si después de haberse realizado la prueba IgG, de seguir la dieta indicada y de haber tomado los suplementos indicados en nuestra receta, usted se cura en menos tiempo del que tardaron en recuperarse los protagonistas de los casos citados, apreciaría mucho que visitara sus sitios y les dijera cuáles fueron los suplementos que tomó para acelerar el proceso, a fin de devolverles el gran favor que nos hicieron al compartir parte de la solución que aquí he presentado.

Yo no estaré cumpliendo con la misión que me he propuesto, a nos ser que usted y ellos se vean beneficiados con los resultados de esta investigación. La certeza de que un tratamiento funciona, solo puede provenir del testimonio de quien lo ha probado, y no de lo que tenga que decir aquél que lo promociona. Es por eso que creo más en el consenso de opinión de los cientos de e-pacientes que me encuentro a diario en los medios sociales de Salud 2.0, que en la necedad de un especialista que está detrás de un escritorio, cobrando por recetas de medicamentos que solo enmascaran los síntomas, sin erradicar la enfermedad.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 19 de octubre de 2015


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1] http://www.purfitness.com/how-i-cured-my-arthritis-without-meds/
[2] Patrick Holford y Susannah Lawson. Nutrición óptima. Guía fácil. 2009, Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona.
[3] Joint and Muscle Pain, Various Arthritic Conditions and Food Sensitivities. James A. Jackson, MT(ASCP)CLS, Ph.D., BCLD et al. Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 13, No. 3, 1998.
[4] Does food intolerance have any role in the aetiology and management of rheumatoid disease?. Dr L G Darlington. Annals of the Rheumatic Diseases 1985; 44, 801-804.
[5] Allergies and Their Modern Therapies. William E. Catterall, SC.D. Nutritionist. A Speech to the Reumatoid Disease Foundation Birmingham, Alabama, July 20, 1985.
[6] Arthritis: Allergy, Nutrition & The Environment. Dr. John Mansfield. Thorsons Pub. 1990
[7] Nutrition and Physical Degeneration. Weston Andrew Price. Keats Pub. 2003
[8] Gut and Psychology Syndrome: Natural Treatment for Autism, Dyspraxia, A.D.D., Dyslexia, A.D.H.D., Depression, Schizophrenia. Natasha Campbell-McBride. Medinform Publishing. 2010
[9] GAPS Guide 2nd Edition: Simple Steps to Heal Bowels, Body, and Brain. Baden Lashkov. 0953458 B.C. Ltd; 2nd edition. 2013
[10] http://www.arthritis.org.au/media/content_pages/arthritis/get-information-sheets/information-sheets/Complementary-Therapies.pdf
[11] A report by Arthritis Research UK. Complementary and alternative medicines: http://www.arthritisresearchuk.org


Deja un comentario

Medicina ortomolecular: megadosis de suplementos y de perseverancia

suplementos alimenticiosHace tiempo que la medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas) está curando muchas enfermedades, y nosotros mismos hemos sido tanto testigos como protagonistas de varios casos de éxito. Pero para sobrevivir en un medio ambiente cada día menos ecológico, hay que perseverar, armarse de paciencia y luchar con mucha determinación. En primer lugar, uno no debería dejar todo en manos del naturópata, sino participar activamente en el proceso de recuperación; involucrándose, informándose y haciendo todo lo que esté a su alcance para vencer la adversidad que le ha tocado vivir.

En segundo lugar, los nutrientes en dosis ortomoleculares (terapéuticas) no son productos milagro que de la noche a la mañana puedan hacer que nuestros malestares desaparezcan como por arte de magia. No es posible que después de meses de haber soportado un mal, éste se vaya así como así, después de unas cuantas dosis correctas de vitaminas y minerales.

productos milagroDebo ser honesto con todo aquél que se nos acerca para aliviar su enfermedad; pero también estoy esperando que él o ella sea lo suficientemente razonable como para no esperar a que los suplementos le devuelvan la salud en cuestión de días. A diferencia de lo que ocurre con todos esos productos milagro que hay por ahí, cuyos promotores quieren hacerle creer que en unas cuantas horas usted va a dejar de sufrir tomando su misteriosa fórmula, el mensaje que nosotros queremos transmitir, es que todo organismo requiere de cierto tiempo para sanar, porque debe de abastecerse de los nutrientes que le hacen falta y porque debe deshacerse de todas esas sustancias que lo están intoxicando. Ambas cosas llevan tiempo.

Para que usted se de una idea de lo que quiero decir, me gustaría hacer de su conocimiento que a pesar de que hemos tratado a hipertensos que han podido librarse por completo de su problema en menos de dos meses, y de que hemos atendido a jóvenes con esquizofrenia que han podido recuperarse en seis meses , hemos sabido de casos de personas mayores que habiendo padecido por años esta enfermedad, y habiendo dependido todo ese tiempo de fármacos, han necesitado también de años para volver a la normalidad.

esquizofreniaAsimismo, hemos atendido casos en los que los tratamientos se han prolongado hasta por seis o siete meses, en donde los pacientes no han podido aliviarse porque sus padres se han desesperado y han renunciado al tratamiento, por no haber visto resultados inmediatos. Y lo entiendo. No es fácil mantener un ritmo de vida que agobia a cualquier padre con la mejor disposición de ayudar a su hijo. Hemos incluso observado que las jovencitas con problemas de esquizofrenia no responden con la misma prontitud que los varones jóvenes. Si embargo, ya hemos tenido la experiencia de un par de casos de éxito con mujeres adolescentes, una mexicana y otra peruana.

Independientemente de lo extenuante que resulte la misión de sacar adelante a una hija afectada de esquizofrenia, o de algún padecimiento con un grado similar de complejidad, lo aconsejable es mantener las expectativas al mínimo, aunque en un grado mayor que las que se tienen cuando se está intentando controlar los síntomas con la psiquiatría convencional, en donde la esperanza de vencer la enfermedad es totalmente nula.

En este sentido, alguien que haya estado esquizofreniatratando a su ser querido con fármacos durante muchos años, debería considerar que si en todos esos años no ha podido encontrar una solución a su problema, es casi seguro que si continúa haciendo las cosas de la misma manera, no va a obtener un resultado diferente. No es necesario saber que eso lo dijo Albert Einstein para comenzar a pensar en una alternativa, en nuestro caso, la medicina ortomolecular.

De cualquier manera, considero que si usted le ha otorgado a los medicamentos alopáticos tanto tiempo sin haber visto resultados, parecería justo y razonable concederle a la medicina ortomolecular al menos un tiempo igual para emitir un juicio sobre sus posibilidades. En todo caso, usted o su ser querido no podrá empeorar con megadosis de suplementos, sino que tendrá una oportunidad para mejorar. Sin una opción diferente, las probabilidades de mejorar su calidad de vida son prácticamente nulas.

fármacosEl sistema tradicional de salud, ha dispuesto que el médico haga uso de los productos farmacéuticos como un paliativo para que usted deje de sufrir momentáneamente. Y si no, pregúntele a cualquier médico alópata sobre su padecimiento y le aseguro que en un 90%, la respuesta que va a obtener es algo así como “su mal no tiene remedio, lo único que podemos hacer es controlarlo. Los medicamentos que le voy a recetar los va a tener que tomar de por vida”. El ejército farmacéutico se ha encargado de aleccionar a sus soldados de bata blanca para hacerle creer a usted que su producto lo tendrá que consumir indefinidamente, pues es imperativo que su negocio florezca (el de ellos, no el de usted, claro está).

síntomasAsimismo, ese sistema nos ha hecho creer que los medicamentos que nos quitan los síntomas muy pronto, son mejores que aquellos que lo consiguen a largo plazo. Y ese es el problema de fondo: que la medicina alopática está enfocada y empeñada únicamente en eliminar los síntomas, y se olvida de la causa del padecimiento. Su objetivo primordial es impresionar al paciente con un alivio casi inmediato pero temporal. Por el contrario, la medicina ortomolecular está más bien preocupada en el alivio de la enfermedad, que en el enmascaramiento de sus síntomas. Es por ello que algunos pacientes se desesperan durante las primeras semanas de un tratamiento ortomolecular, porque no ven que sus síntomas mejoren rápidamente. Lo que se requiere aquí es tomar conciencia de la intención que hay detrás de cada una de estas corrientes médicas, a fin de entender mejor qué es lo que la medicina ortomolecular le puede ofrecer al enfermo.

Usted seguramente se estará preguntando entonces qué puede hacer para que, estando padeciendo los síntomas de su enfermedad, pueda tener también la oportunidad de curarse a largo plazo. Salvo su mejor opinión, la cual me gustaría conocer a través de su valioso comentario, creo que existen dos maneras de actuación, dado que hay que considerar un factor que repercute sensiblemente en cualquiera de esas dos alternativas, que es el de los efectos
secundarios de los medicamentos alopáticos.

suplementosLa primera alternativa es aguantar los síntomas del padecimiento mientras se administran las megadosis de suplementos, y la otra es soportar los efectos secundarios de los fármacos mientras se sigue el tratamiento ortomolecular. Esta segunda opción consiste en practicar lo que muchos especialistas denominan medicina holística o integrativa. Si se combinan las bondades de ambos tipos de medicina, tratando de evitar por ejemplo el síndrome de abstinencia, se puede salir bien librado de una crisis, tomando dosis menores de antipsicóticos.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”… Albert Einstein
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 10 de septiembre de 2015


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar



Deja un comentario

Suplementos para potenciar la creatividad, la memoria, la concentración y la inteligencia

inteligenciaPodemos nutrir nuestro cerebro para aumentar nuestro rendimiento intelectual, entendiendo a éste como todo eso que podemos lograr cuando combinamos nuestra capacidad de aprendizaje, nuestra memoria, nuestro coeficiente intelectual y las innumerables conexiones que en todo momento hace nuestra mente, para transformar, mejorar e innovar nuestro entorno.
Nadie puede explicar porqué a todos se nos ocurren ideas brillantes de una manera tan inesperada y espontánea. Lo cierto es que si estamos bien alimentados, descansados, o suficientemente motivados, las ideas surgen no cuando estamos concentrados en el problema que estamos intentando resolver, sino en los momentos en los que nos encontramos más relajados o distraídos en actividades ajenas al problema objeto de nuestra preocupación, como por ejemplo en la regadera, cuando conducimos nuestro vehículo, o simplemente después de haber doblado en la esquina de la calle donde vivimos.

Destellos de lucidez: ¿característica exclusiva de los genios?

En principio, la creatividad se da por lo regular en todos lados, menos en el momento en el que desearíamos se produjera. Einstein tocaba su violín mientras reflexionaba sobre sus intrincados problemas. Entonces, de repente musitaba: ¡Lo tengo! [1].
El famoso grito de ¡Eureka, Eureka!, del matemático griego Arquímedes, también se debió sin duda a ese destello de lucidez que de súbito apareció en su cerebro cuando al observar el volumen de agua que desplazaba su cuerpo al sumergirse en la tina de baño, le mostraba la solución al problema de la corona de oro que le había pedido resolver el rey Hierón II.

Henri PoincaréEl científico matemático Henry Poincaré (izquierda) explicó en una ocasión, cómo consiguió resolver la teoría del las funciones fuchsianas, cuando la respuesta a sus interrogantes le sobrevino en momentos de descanso y distanciamiento, mientras se subía al autobús que lo llevaría a un lugar no muy alejado de la ciudad de Coutances [2].
Testimonios parecidos refuerzan también la naturaleza intempestiva de ese momento de inspiración.
MozartMozart [2] nunca supo cómo pasaba todo eso y tampoco pudo hacer que sus ideas surgieran deliberadamente, y hasta la fecha, nadie puede hacerlo. Desde luego que hay estrategias que favorecen la creatividad, como la tormenta de ideas, el pensamiento lateral (divergente) de Edward de Bono, que consiste básicamente en hacer nuevas conexiones, viendo las cosas desde ángulos diferentes; el descubrimiento de correlaciones entre entidades que aparentemente no tienen nada en común; así como la conexión de diferentes formas de pensamiento a través de un enfoque interdisciplinario.

Genio y figura, hasta la sepultura

Ahora bien, en artículos anteriores he hecho mención a varios estudios en donde ha quedado demostrado cómo es que ciertos nutrientes, como el aceite de coco no hirogenado, el DMAE, los ácidos grasos esenciales (omega 3), la lecitina y el zinc, son todos ellos suplementos que mejoran significativamente los síntomas de algunas enfermedades mentales como la esquizofrenia, el síndrome de Down, el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, entre otras. Y recordando lo que escribí anteriormente sobre cómo mejorar la inteligencia emocional, a propósito de que la salud la podemos concebir como una escala que va, desde un nivel precario de salud (enfermedad) hasta uno supremo, podemos estar seguros de que, en las dosis correctas (ortomoleculares), esos mismos suplementos pueden contribuir a mejorar nuestras capacidades mentales, independientemente de nuestro nivel de salud. Podemos no estar enfermos, y aún así potenciar nuestro rendimiento intelectual.

Steve JobsSi ya hemos demostrado que una persona afectada temporalmente de esquizofrenia, puede recuperar sus capacidades mentales, con las dosis correctas de dichos nutrientes, ¿porqué no aprovechar las bondades de la medicina ortomolecular para hacer que una persona en pleno goce de sus facultades mentales, alcance un mayor rendimiento intelectual?. Steve Jobs comentó en varias ocasiones que las frutas que solía integrar a su dieta, contribuían a que sus ideas fluyeran de la manera en que lo hacían, y que era posible que eso hubiera podido influir en el éxito de algunos de sus proyectos.

Aunque todavía no hay estudios contundentes que puedan corroborar las creencias de Steve Jobs sobre el papel que jugó la fruta en su fructífera carrera , al menos Colzato y colaboradores [3], han demostrado en sus estudios, que la tirosina, un aminoácido no esencial contenido en muchas frutas y que se puede administrar también como suplemento, influye de manera significativa en nuestra habilidad para generar pensamientos creativos, al colaborar en la síntesis de dopamina. Casualmente, la tirosina es un componente importante de la proteína de suero de leche que hemos usado en la Fundación MicroMédix para aliviar la esquizofrenia, y es parte fundamental de varias de las recetas que se han enfocado en la solución de otras enfermedades mentales, por lo que parece evidente la importancia que reviste este aminoácido, en relación a todo lo que puede hacer por nuestra mente.

Multivitamínicos de escaso valor nutricional

HPharmatonablando de mi experiencia personal con los ácidos grasos esenciales omega 3, puedo decir que, consumiendo al menos dos cápsulas al día con 650 mg de EPA y 250 mg de DHA, cada una, he podido experimentar en varias ocasiones, esos destellos de lucidez, que de otra manera no me hubieran sobrevenido de no haber tomado precisamente esas dosis de aceite de pescado. Y quisiera detenerme un poco más en esta cuestión de las dosis apropiadas para enfatizar la importancia de tomar las cantidades recomendadas por autoridades en medicina ortomolecular, como Abram Hoffrer, Linus Pauling, Jonathan Prousky, Ruth Harrell y Andrew Saul, que no son de ninguna manera las que las “autoridades” gubernamentales sanitarias de cada país acostumbran llamar “Dosis Diarias Recomendadas” (RDA, por sus siglas en inglés), las cuales sirven para muy poco, o mejor dicho, para nada. Tan solo para ilustrar con un ejemplo la diferencia abismal que existe entre tomar una cápsula de Pharmaton y cualquiera de las dos opciones (Stacks) de nootrópicos naturales que recomiendo más adelante, considere usted la siguiente analogía, comparando lo que pueden hacer por usted muchísimos conocidos suyos y parientes lejanos, con lo que harían por usted sus padres y tres auténticos amigos.

El Pharmaton (izquierda) contiene unas cuantas decenas de miligramos de muchas vitaminas y minerales (sus conocidos y parientes lejanos); pero aún siendo un montón de suplementos, con esas dosis tan diminutas en su torrente sanguíneo, usted no va a experimentar el más mínimo destello de creatividad y mucho menos aumentará su coeficiente intelectual.

Multivitamínicos realmente terapéuticos

HFórmula de la Dra. Harrellace más de 30 años que la Dra. Ruth F. Harrell, de la Old Dominion University, en Norfolk, Virginia, demostró que ciertos nutrientes (sus padres y amigos íntimos), en especial la vitamina B1 (pulse sobre la imagen de la derecha para agrandarla), aumentan el coeficiente intelectual (CI) y mejoran las capacidades intelectuales de niños con problemas de aprendizaje, siempre y cuando las dosis administradas sean de un orden de magnitud cercano a las que ella recomendó en una de sus magistrales publicaciones [4]. Comparemos las dosis de los componentes que el Pharmaton tiene en común con los de la receta de la Dra. Harrell (derecha) y veamos a dónde nos lleva este análisis. Posteriormente haremos un comparativo similar entre las dosis de uno de los stacks de suplementos de la Fundación MicroMédix y las de la Dra. Harrell. Observamos que en 9 de los 15 suplementos comparados, las dosis de la Dra. Harrell sobrepasan con mucho (por más de dos decenas) a las del Pharmaton, sobre todo en el caso de las vitaminas del complejo B (¡la dosis de la B1 es 150 veces más grande y la Comparativo Harrell-Pharmatonde la B12 es 1,000 veces la del Pharmaton! -vea la tabla a su izquierda-). Los escépticos y detractores de la medicina ortomolecular argumentan que el administrar mayores dosis no implica que los efectos de las vitaminas y los minerales sean superiores que los que corresponden a las dosis diarias recomendadas, porque desconocen la obra de la Dra. Harrel y la de las demás autoridades que nombré con anterioridad. En cuanto a estudios sobre aprendizaje y mejoramiento del coeficiente intelectual se refiere, no he encontrado un mejor referente que la Dra. Harrell, y si hemos de comparar cifras, debemos de hacerlo con la mejor de las referencias.

Probablemente usted haya oído más la marca Pharmaton que el apellido Harrell, pero le apuesto doble contra sencillo a que eso no se debe a que la Dra. Harrell haya sido una aficionada, charlatana o farsante, sino más bien a la ignorancia de la medicina ortomolecular por parte de los medios masivos de comunicación y a las impresionantes campañas publicitarias de los laboratorios farmacéuticos que están detrás del Pharmaton. En general, si los magnates de una industria de este tipo estuvieran realmente interesados en acabar con las enfermedades, matarían a lo que ellos llaman “la gallina de los huevos de oro”. Multivitamínicos con ridículas cantidades de nutrientes, apoyados de una mercadotecnia de dimensiones millonarias y combinados con el ya de por sí valioso efecto placebo que a menudo desarrollamos de manera inconsciente, no hacen otra cosa que redituar jugosas ganancias. Si bien es verdad que algunas tiendas naturistas como GNC, también hacen negocio con la venta de suplementos ciertamente costosos, las dosis de éstos sí se acercan bastante a las ortomoleculares, y es por eso que la Fundación MicroMédix las recomienda.

¿Se nace con la creatividad o se puede desarrollar?

ArquimedesQuiero pensar que mentes como las de Steve Jobs, Mozart, Einstein, Poincaré, Arquímedes, Gandhi, Leonardo Da Vinci y muchos otros grandes pensadores, no necesitaban más allá de una sana nutrición para extraer de su subconsciente sendas genialidades, porque en todos esos casos la genética prácticamente estaba determinando sus derroteros. ¿Pero y nosotros, que no portamos esos genes tan excelsos, estamos limitados a hacer lo que podamos, con lo que tenemos, en donde estemos?

El que uno no haya nacido con propensión a sintetizar convenientemente y constantemente ciertas cantidades de dopamina, tirosina, serotonina, etc., no significa que no pueda hacer todo lo posible por mejorar el equilibrio de todos esos aminoácidos y neurotransmisores que existen normalmente en su organismo. El punto aquí es que cualquiera puede lograrlo, siempre y cuando tome las dosis adecuadas (ortomoleculares) de suplementos, que compensen ese “déficit crónico” de sustancias que probablemente esté presentando su organismo, por las razones que sean. Por favor no me malinterprete. No estoy diciendo que con suplementos usted pueda convertirse en un(a) superdotado(a), porque acuérdese que soy un acérrimo enemigo de los libros de autoayuda; pero creo que así como hay cosas que no podemos cambiar, como es la genética, también hay otras, como el deseo de elevar nuestras capacidades cognitivas por encima del promedio, que dependen exclusivamente de la voluntad de alguien que no quiere quedarse donde está, sino trascender más allá de lo que dictan las leyes de la genética.

inteligenciaUna de las razones de que ignoremos cómo se dan esas chispas de creatividad, es la complejidad inherente a los intrincados mecanismos cognitivos. Lo que determina el que padezcamos de un trastorno mental o estemos lúcidos, no son los efectos aislados de cada uno de los nutrientes actuando por separado, sino la sinergia que se da entre los mismos. Patrick Holford [5] por ejemplo, sostiene que si aumentamos externamente la dopamina en nuestro cerebro, éste responderá internamente con un incremento de otros neurotransmisores (como por ejemplo la noradrenalina), y si no balanceamos apropiadamente ese aumento con algún otro nutriente, no se generará la sinergia que estamos buscando.

Creo que es ahí donde radica el misterio que da origen a los pensamientos creativos y donde descansan los demás aspectos cognitivos, como la inteligencia,  la capacidad de aprendizaje, la concentración, la atención, la intuición, la memoria, etc. La naturaleza es sabia y compleja a la vez.

inteligenciaTodas la explicaciones que los neurólogos o psiquiatras pudieran dar para intentar develar ese gran misterio, serían puras especulaciones. Lo único que podemos hacer es experimentar, haciéndolo siempre con sustancias naturales e inofensivas; no así con nootrópicos sintéticos, como el Piracetam, el Deprenyl, el Aricept, y el Dilantín, por mencionar a los más populares. Antes de ofrecerle a usted una muy buena combinación de suplementos para mejorar su rendimiento intelectual, me gustaría mencionar lo importante que es el observar también una dieta libre de gluten, caseína (lácteos) y azúcares.

Dime qué comes y bebes y te diré que tan inteligente eres

Cuando publiqué mi artículo sobre cómo mejorar nuestra inteligencia emocional, mencioné varios estudios que demuestran los efectos nocivos que tienen el azúcar, la “comida chatarra”, el aspartame, el gluten y la caseína, en las mentes de niños y adultos adictos a esos “venenos inteligentes”.

Holford y Lawson observaron que existe una fuerte Alexis Lemairecorrelación entre una dieta con alto contenido de azúcar e hidratos de carbono, y un bajo coeficiente intelectual ([6], págs. 118-120)En su notable obra “El Elemento” [1], Sir Ken Robinson relata el caso de Alexis Lemaire (derecha), un estudiante francés que para pensar más rápido, evitaba la cafeína, el alcohol, el azúcar y las grasas, mientras realizaba su doctorado en inteligencia artificial. Tal vez no esté pensando en cursar un doctorado en inteligencia artificial; pero creo que usted le haría un gran favor a su cerebro si excluyera de su dieta esos cuatro ingredientes, además del gluten.

enlatadosSalvo su mejor opinión, creo que todos los alimentos procesados deberían de traer una leyenda de advertencia pegada a su envoltura, para que aquellas personas que no cultivan el hábito de la lectura, pudieran saber qué es lo que la industria alimentaria pretende introducir sutilmente en su preciado aparato digestivo ¿Recuerda usted lo que se le exigió a la industria tabacalera en relación con el aparato respiratorio de sus consumidores? Creo que era algo así como “este producto puede ser nocivo para la salud”.
Parecería que estamos ante una situación muy similar.

Nutrientes que mejoran el rendimiento intelectual

En síntesis, los nutrientes que necesitará usted para mejorar su rendimiento intelectual en general, tal y como quedó definido en el contexto de esta investigación, son:

PVinca minorrimera Opción (Stack No. 1):
– Aceite de coco no hirogenado (Triglicéridos de cadena media o cetonas)
– Creatina (memoria/coeficiente intelectual): 5 gramos/día
– DMAE (memoria/lucidez mental): 200 a 300 mg/día
– Ácidos grasos esenciales omega 3 (creatividad/aprendizaje): 2 cápsulas al día de 650 mg de EPA y 250 mg de DHA , cada una.
– vinpocetina (memoria): 10 a 20 mg
– Glutamina: 5 gramos/día

Segunda Opción (Stack No. 2):
– Microdosis de ginkgo biloba o como suplemento (memoria/creatividad)
– Lecitina (memoria): 5 a 10 gramos al día
– Zinc: 25 mg, dos veces al día
– Complejo B (concentración/atención): 150 mg al día de las vitaminas B1, B2, B3, B6
– Tirosina (creatividad): 1 gramo (puede usarse la proteína de suero de leche, en caso de no encontrarla por separado)

memoriaDependiendo de qué nutrientes le funcionen más, o de cuáles sean los ingredientes que pueda conseguir en el mercado de los productos naturales, usted podrá inclusive hacer combinaciones de algunos de los suplementos de una opción, con los de la otra, para armar su “terapia” ideal. Así por ejemplo, si quisiera concentrarse más en potenciar su memoria, haría bien en armar un stack compuesto de creatina, vinpocetina (la que proviene de la planta Vinca minor); complejo B; DMAE, microdosis de ginkgo biloba y lecitina.
Le recomiendo que todos los suplementos los tome después de los alimentos, procurando distribuir las dosis en varias tomas, a lo largo del día.

Con las dosis que la Fundación MicroMédix recomienda para potenciar nuestro intelecto, ya podemos hacer el comparativo Harrell vs. MicroMédix para ver qué tan cercanos estamos del patrón que seleccionamos como referencia (Harrell).

Comparativo Harrell-MicroMédixEn la imagen adjunta notamos que son seis los suplementos que tienen en común ambas propuestas, y que la proporción Harrell/MicroMédix está más cercana a la unidad que la proporción Harrell/Pharmaton. Si nuestra premisa es que una labor de investigación científica tiene mayor validez y es más confiable que el peso que pueda llegar a tener la fuerza publicitaria de un consorcio farmacéutico, entonces el que una propuesta se parezca más (proporciones próximas a la unidad) a la que hemos seleccionado como referente (la Dra. Harrell), parecería ser un buen indicador de que los stacks con dosis ortomoleculares, darán mejores resultados que las dosis contenidas en productos como el Pharmaton. Como sea, usted es quien tiene la última palabra.

“El hombre inteligente no es el que tiene muchas ideas, sino el que sabe sacar provecho de las pocas que tiene”… Anónimo
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 16 de mayo de 2015


¿Quieres que confeccionemos una receta inteligente para ti o tu familiar? Puedes concertar una cita para que registremos los síntomas y los demás datos que necesitamos.


REFERENCIAS

[1] Ken Robinson. El Elemento: Descubrir tu pasión lo cambia todo. Grijalbo, 2009
[2] Psicología y Creatividad: Una Revisión Histórica (desde los autorretratos de los genios del siglo XIX hasta las teorías implícitas del siglo XX). Patricia Velasco Barbieri. Fondo Editorial de Humanidades. Universidad Central de Venezuela
[3] Lorenza S. Colzato, Annelies M. de Haan, Bernhard Hommel. Food for creativity: tyrosine promotes deep thinking. Psychological Research. September 2014.
[4] Harrell RF, Capp RH, Davis DR, Peerless J, and Ravitz LR. Can nutritional supplements help mentally retarded children? An exploratory study. Proc Natl AcadSci USA, 1981. 78: 574–8
[5] Patrick Holford. Nutrición Óptima para la Mente.  La Medicina Nutricional y Ortomolecular Aplicada a la Salud y el Equilibrio Mentales. Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona
[6] Patrick Holford y Susannah Lawson. Nutrición óptima. Guía fácil. 2009, Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona.


2 comentarios

Insomnio: con la melatonina ahora los que no duermen son los magnates farmacéuticos

La melatoninainsomnio se está convirtiendo en la gran solución para el insomnio de un gran número de personas, y es muy probable que debido a ello, ahora sean los magnates farmacéuticos los que tengan problemas para dormir. Esta hormona natural podría representar cuantiosas pérdidas económicas y convertirse así en una amenaza potencial para muchos accionistas, propietarios y directores de grandes consorcios farmacéuticos, quienes empeñados en producir equivalentes sintéticos de sustancias que existen en la naturaleza desde hace milenios, producen somníferos (hipnóticos) para obtener una patente que les otorga el derecho de explotar su invento hasta por 20 años.

Aún cuando en la naturaleza ya exista la sustancia terapéutica para curar una enfermedad, la extraen de aquélla y la aíslan en el laboratorio para sintetizarla mediante un proceso químico con el que posteriormente el sistema les permite patentarla, envasarla, etiquetarla y venderla. Y entonces, ¿por qué alterar lo natural, si la naturaleza misma ya nos lo está regalando?: para explotar el mercado de todos aquellos a quienes el sistema logre
engañar, con información tendenciosa.

fármacos: sí reditúan¿Y cómo consiguen un mercado de consumidores desinformados? Pues financiando campañas de mercadotecnia y publicidad. Así funciona la industria farmacéutica ([8], [11]-[18]). El consumidor que compra uno de esos hipnóticos producto de una patente, está contribuyendo no solo a que ese laboratorio recupere lo que invirtió en un proyecto que usó como pretexto para hacer negocio, sino que además le está devolviendo lo que gastó en otros proyectos en los que fracasó. ¿No le parece absurdo este hecho?. Estamos ante una situación en la que por decreto, el gobierno, los centros hospitalarios, la industria farmacéutica y sus soldados de bata blanca (el sistema), convienen en tener cautivos a los consumidores, sin importar si la droga que se “sacaron de la manga”, puede curar o no a una persona. Hemos dado por sentado, o más bien nos han hecho creer, que el insomnio es una enfermedad, que es incurable, y que hay que estar tomando constantemente alguna droga para vencerlo.

En todo caso, la enfermedad tiene otro nombre y ellos la originaron: se llama dependencia. Si tiene problemas para dormir y todavía no ha caído en la trampa de la industria de los hipnóticos, es decir, si el sistema de salud actual no lo ha convertido en un farmacodependiente, usted podrá dormir tranquilamente sin mayores consideraciones, tomándose una cápsula de melatonina de 5 mg., por las noches, antes de ir a dormir. Y si ésta no fuera suficiente y llegara a despertar a media madrugada, no correrá ningún peligro ni sufrirá ningún efecto secundario si se toma esa misma dosis para regresar a los brazos de Morfeo. Antes solíamos decir “su lechita y a dormir”, y a veces se dormía, y a a veces no. Ahora podemos decir, con toda confianza: “su melatonina y a dormir”.

sueño sin dependenciaSi usted no es un farmacodependiente, eso es todo lo que necesita saber para comenzar a soñar dormido. Yo ya no necesitaría seguir soñando despierto y ambos nos iríamos a dormir con la conciencia limpia, si las cosas fueran así de sencillas. Sin embargo, el problema de este caso y que hemos de resolver con suplementos adicionales, es el de la dependencia inducida por los hipnóticos: un trastorno creado intencionalmente por los fabricantes de este tipo de fármacos para aumentar sus ventas. Así es, querido lector, leyó usted bien, la farmacodependencia la promueve el fabricante del producto que usted está probablemente consumiendo ahora, y no es accidental.

El que lo produce tiene licencia para intoxicarlo y lo hace con toda la intención de que usted consuma constantemente “su invento”, a fin de que a la hora de multiplicar el número de consumidores, por el número de años que han pasado desde que se otorgó la patente, por el total de cajas del somnífero que compra usted al año, y por el precio de cada caja, las ventas asciendan a una cantidad muy por encima de sus gastos; de otra manera, ¿para qué molestarse con tanta “investigación y desarrollo”?.

Abram HofferAntes de relatar el caso del insomnio y la ansiedad del Sr. RLM, permítame acalarar dos conceptos que muchas veces confunden a aquellas personas que suelen acudir a la Wikipedia para aclarar sus ideas. La dependencia y la adicción son dos cosas bien diferentes, en discrepancia con lo que se puede leer de dicha fuente. Tenemos que ser muy cuidadosos cuando consultemos la Internet, sobre todo cuando existe una advertencia del tipo “Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías…”, como es el caso de la definición de drogodependencia que aparece en el portal de Wikipedia.

Yo mejor consulté la sección editorial de la revista Journal of Orthomolecular Medicine, en su volumen 19, No. 1, del 2004, en donde Abram Hoffer (arriba a su derecha) esclarece muy bien la diferencia entre ambos conceptos. La dependencia, dice él, es la sensación desagradable que el individuo experimenta cuando se ha abstenido de consumir un determinado fármaco y que lo impulsa a reincidir para calmar esa sensación. Es lo que se conoce como síndrome de abstinencia. La adicción se presenta cuando alguien es atraído por el placer que le proporciona una determinada sustancia.

comida chatarraSe dice que quien acostumbra tomar un hipnótico, es un dependiente, no un adicto, porque cuando deja de tomarlo (abstinencia), tiene que recurrir a éste para dejar de sentir ansiedad, que es una sensación desagradable que el fabricante del producto pensó reproducir de manera premeditada sobre el consumidor promedio. Por otro lado, un adicto podría ser un individuo afecto a la marihuana o al azúcar (créame que no hay una gran diferencia), porque ambas sustancias producen una sensación placentera en el cerebro.

Lo mismo sucede con la cafeína y los refrescos embotellados, que para la complacencia de la mayoría de nuestros niños y adolescentes, están repletos de azúcar. Y a propósito de niños, saborizantes y colorantes artificiales… si no quiere que su hijo sea diagnosticado con trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA), mejor no le compre lunetas y demás confitería de muchos colores. Y no lo digo para asustar a nadie, porque de hecho ese trastorno ni siquiera existe; solo lo inventó la Asociación de Psiquiatras Americanos (APA, por sus siglas en inglés) para justificar su existencia. Lo estoy diciendo para que aleje a sus hijos de esa comida chatarra que si bien es cierto los pone muy inquietos, no amerita que sean atados de pies y manos, y forzados a tomar Ritalin, por un psiquiatra de bata blanca graduado en Harvard.

5-HTPEl caso del Sr. RLM consiste en superar tanto el insomnio como la ansiedad, que anteriormente se habían estado controlando con media tableta de Clonazepam y media de Paxil, y que ahora se pretenden sustituir por melatonina, magnesio, hierba de San Juan y 5-HTP, en un plazo no mayor de 6 meses. El objetivo es dejar de depender del hipnótico (clonazepam) y del Paxil, debido a que el Sr. RLM ha estado tomando somníferos durante mucho tiempo, y a sus 94 años, no es aconsejable subestimar las repercusiones que los efectos secundarios de dichos fármacos pudieran tener sobre su salud. En una entrada posterior, abordaré el otro problema del Sr. RLM, que es el esófago de Barret, para el que ha estado tomando omeprazol durante más de cinco años, que es un tiempo de administración demasiado largo, a juzgar por algunas de las referencias consultadas ([2],[3] y [4]).

PaxilNo fue fácil en un principio que el Sr. RLM pudiera adaptarse al nuevo tratamiento natural para inducir un sueño reparador a base de melatonina, pues cuando comenzábamos a reducir las dosis tanto de clonazepam (Rivotril) como de Paxil, se despertaba a eso de las 3 o 4 de la mañana, con síndrome de abstinencia (ansiedad). Nos decía que luego de haberse tomado sus píldoras de la noche (una cápsula de 5 mg de melatonina, 1/4 de tableta de clonazepam y otro tanto de Paxil), se dormía; pero que al despertar lo hacía con una sensación de vacío en el estómago muy difícil de explicar. Aunque le recomendamos que tomara una cápsula extra a esas horas de la madrugada, a la que llamamos “la dosis para las urgencias”, ésta  no era suficiente para poder conciliar el sueño de nuevo, así que decidimos manejar la ansiedad, agregando primero una cápsula de 5-HTP en cada alimento, y una mas por la noche. Aunque su ansiedad remitió, el insomnio no. Después de una semana de que su sueño no se regularizara por completo, decidimos agregar a su tratamiento, una tableta de Hierba de San Juan, antes de acostarse.

Al momento de estar escribiendo estas líneas, su sueño se ha regularizado y el siguiente paso (durante la próxima  semana) será el disminuir más las dosis de ambos fármacos entre una semana y otra, aunque como ya no es posible obtener octavos de esas pastillas (se hacen casi polvo como para poder medirlos), tendremos que administrar un cuarto de pastilla de cada fármaco de manera alternada, para que dicha porción se la tome un día si y el siguiente no… y así sucesivamente. Habrá que ver si al reducir las dosis aún más, responde como se espera.

hierba de San JuanHemos de señalar que el procedimiento hasta aquí descrito difícilmente es aplicable por igual a todas las personas, pues la evolución del paciente depende mucho de la edad, de sus creencias (efecto placebo y nocebo), del tiempo durante el cual ha estado consumiendo somníferos, en fin, cada paciente responderá y evolucionará de manera diferente. Es por ello que le suplicamos nos contacte, antes de comenzar un tratamiento de esta naturaleza por su cuenta, para asegurarnos de que todo vaya bien. Así por ejemplo, en el caso del Sr. RLM, hubo semanas en las que tuvimos que regresar a la dosis de la semana inmediata anterior para evitar el síndrome de abstinencia que ya se comentó, a fin de que su organismo fuera respondiendo y adaptándose a las dosis menores, considerando que en cada semana, se debía aumentar la dosis de 5-HTP.

Puede ser que lo mismo ocurra con la Hierba de San Juan. A la fecha el Sr. RLM duerme bien, aunque con altibajos, tomando 1/4 de pastilla de clonazepam un día (el cual no fue prescrito por nosotros, sino por un psiquiatra); 1/4 de Paxil al siguiente día (idem); luego de nuevo 1/4 de clonazepam al otro día; y posteriormente 1/4 de Paxil; y así por toda una semana. Desde luego, durante esos mismos días no faltaron sus tres cápsulas diarias de 5-HTP, una en cada alimento, y una tableta al día de Hierba de San Juan, por las noches. El siguiente paso, será ir reduciendo aún más los somníferos, mientras se aumenta poco a poco también, la Hierba de San Juan, a razón de una tableta al día, por semana, hasta un máximo de tres tabletas diarias.

conviccionesComo se ve, la dependencia es un problema un tanto difícil de manejar, ya que requiere de paciencia, del conocimiento del paciente y un poco de experimentación al principio. En ciertos casos, la situación puede complicarse al tratar un paciente con problemas psíquicos más serios, como los delirios y las tendencias obsesivo-compulsivas, o simplemente cuando las creencias de éste fueran tales, que pudieran afectar el resultado del tratamiento, pues como señalaba yo en otra entrada del blog, los efectos placebo y nocebo juegan un papel muy importante en el desarrollo y la evolución del paciente. El Sr. RLM por ejemplo, nos llegó a decir en una ocasión, que el magnesio que le habíamos prescrito para coadyuvar con el problema de su insomnio, podía haber sido la causa de un dolor que le había aparecido a la mañana siguiente de haber comenzado a tomar magnesio (efecto nocebo).

Cuando le mostré en YouTube una conferencia de Ana María Lajusticia en la que esta reconocida autoridad explicaba todas las bondades del magnesio, el dolor no se presentó más en los siguientes días (efecto placebo). Durante una consulta me enteré que el Sr. RLM había leído una de las obras de Lajusticia [9], y que le había escrito a ella una carta que a la postre me interesó leerla, en donde él, además de expresarle su admiración, le hacía una pregunta relacionada con el uso del magnesio. Y cuando uno cree que alguien es una autoridad en determinada materia y lo admira por eso, ese alguien puede constituirse en un placebo, sobre todo si un tercero refuerza esa convicción.

efecto placeboA pesar de saber que la Programación Neurolingüística (PNL) tiende a ponderar más o menos el uso de esta técnica del efecto placebo, no entiendo cómo es que algunos psicólogos y terapeutas, invierten tanto tiempo hurgando en el subconsciente de sus pacientes, en lugar de explorar lo que podrían lograr si se interesaran más en conocer sus convicciones (las de sus pacientes, no las propias).
Conocí a un logoterapeuta en la Ciudad de Cuernavaca, quien durante sus consultas dedicaba más tiempo a hablar de sus logros, que a escuchar las convicciones de sus pacientes.

Mark TwainNótese que he dicho convicciones y no problemas. ¿Por qué no conocer, reforzar y profundizar más en las convicciones de los pacientes, que dedicar toda una hora de consulta a analizar sus problemas y deficiencias de carácter? ¿No se obtienen mejores resultados sacando a la superficie lo mejor de ellos, que ahondando en sus puntos débiles?. Es así como lo hace el poder integrador de la terapia cognitiva de Brad Alford y Aaron Beck [19].
El efecto placebo es un recurso que los terapeutas no deberíamos subestimar, y una convicción (firme creencia) reforzada junto con una adecuada suplementación, como ha sido aquí la melatonina, el magnesio, el 5-HTP y la hierba de San Juan, pueden hacer más por un ser humano, que el descubrir traumas sexuales o miedos enterrados en su pasado.

Joe Dispenza nos ha enseñado que uno mismo es el placebo [10], y quisiera transmitir su mensaje a los demás terapeutas que nos siguen, recordándoles algo que hoy en día ya es un secreto a voces: “que no hay mejor placebo que el paciente mismo”. ¿Y qué podemos hacer para que suceda “el milagro”?… Hablar menos y escuchar más. Ya lo dijo Mark Twain:

Si tuviéramos que hablar más que escuchar, tendríamos dos bocas y solamente una oreja.
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 23 de enero de 2015


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] http://es.scribd.com/doc/24420080/Las-patentes-de-las-medicinas-duran-20-anos#scribd
[2] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10468702
[3] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9768533
[4] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8527623
[5]  Tapering Off Psychotropic Drugs: Using Patient Cases to Understand Reasons for Success and Failure. Jonathan E. Prousky, ND, MSc. Journal of Orthomolecular Medicine, Vol 28, No. 4, 2013
[6]  Integrated Healthcare Practitioners’ Dietary and Nutritional Supplement, and Herbal Remedies Management Program. IHP April/May 2010. Jonathan E. Prousky, BPHE, BSc, MSc, ND.
[7] Patrick Holford. Nutrición Óptima para la Mente.  La Medicina Nutricional y Ortomolecular Aplicada a la Salud y el Equilibrio Mentales. Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona
[8] Medicamentos que nos enferman e industrias farmacéuticas que nos convierten en pacientes. Ray Moynihan, Alan Cassels; ed. Terapias verdes
[9] El Magnesio. Ana María Lajusticia Bergara. Plaza & Janes, S.A Editores.
[10] Joe Dispenza. El placebo eres tú. Editorial Urano.
[11] Peligro mortal: efectos de la prescripción de fármacos. Arabella Melville Colin Johnson
[12] La píldora de los 800 millones de dólares. La verdad sobre el coste de los nuevos fármacos. Merril Goozner ; ed. Belacqva
[13] Traficantes de Salud. Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad. Miguel Jara, ed. Icaria
[14] El libro negro de las marcas: el lado oscuro de las empresas globales (debate), Cap. “Conejillos de indias”. Klaus Werner y Hans Weiss
[15] Los inventores de enfermedades, cómo nos convierten en pacientes. Jörg Blech, edit. Destino
[16] Medicina enferma: cómo protegernos de las terapias discutibles. Jörg Blech, edit Destino
[17] Secretos de la industria farmacéutica. Efectos adversos de muchos medicamentos: bajo sospecha su fabricación y prescripción. Bryan Hubbard; ed. Terapias verdes
[18] Lo que los médicos no nos dicen. Lynne MacTaggart; ed. Terapias Verdes
[19] The Integrative Power of Cognitive Therapy. Brad Alford y Aaron Beck. Guilford Press. 1998


2 comentarios

Asma: tratamiento alternativo para evitar los efectos secundarios de los esteroides inhalados

inhaladoresLa disfonía (ronquera) es uno de los muchos efectos secundarios que pueden ocasionar los corticosteroides (esteroides) contenidos en los inhaladores destinados a controlar los síntomas del asma. Aparentemente, a los pacientes asmáticos no se les informa que existen otras alternativas para tratar esa repentina falta de aliento, que en ocasiones puede ir acompañada de tos y sibilancias. El asma afecta a los bronquios, y está caracterizada por una inflamación crónica de la vías respiratorias provocada por una gran variedad de factores , siendo los más comunes los alérgenos (sustancias o agentes que puede inducir una reacción alérgica).

Factores desencadenantes

En otras ocasiones y dependiendo también de la sensibilidad de cada persona, algunos agentes infecciosos, ciertos irritantes, los factores emocionales, el ejercicio, o hasta un reflujo gastroesofágico, también pueden desencadenar un “ataque de asma”. Los pacientes que han estado inhalando corticoides por años, como son la flunisolida, la fluticasona, el budesonide o la beclometasona, son propensos a desarrollar una disfonía crónica, lo cual ya ha sido demostrado mediante diversas técnicas, tales como la fibrolaringoscopía, la estroboscopia y otras pruebas de sonidos del habla.

corticosteroidesSon varias las evidencias en donde pueden constatarse las conclusiones anteriores ([1] y [2] son solamente dos de ellas). En un artículo presentado en el Hospital General de Edimburgo, Escocia, que consistía en evaluar la prevalencia de síntomas vocales y tos en pacientes asmáticos que usaban preparaciones de esteroides inhalados, el 58% de este grupo presentó disfonía en comparación con un 13% de los pacientes del grupo de control (aquellos a los que se les administró un placebo). Las mujeres presentaron más síntomas en el habla que los hombres. Se comprobó que a dosis mayores, la prevalencia de síntomas faríngo-laringeos también aumentaba.

espaciadorConsiderando lo anterior, conviene que nuestra paciente a la que hemos dedicado este caso, a quien llamaré en lo sucesivo la Sra. G, ponga en práctica algunas medidas para evitar que dichos efectos no deseados se perpetúen, hasta el punto de llegar a perder completamente el habla (afonía). Si a pesar de lo comentado y por las razones que fueran, la Sra. G insistiera en seguir usando los inhaladores, le recomendamos que cuando menos utilice la dosis eficaz más baja del medicamento, haga uso de un espaciador, haga gárgaras, enjuague su boca, se lave la cara después de la inhalación y que al terminar con ésta, lave bien el espaciador.

No obstante, lo que la Fundación MicroMédix recomienda y no solo a la Sra. G, sino a todo paciente que esté pasando por una situación similar, es disminuir gradualmente las dosis de las inhalaciones, al mismo tiempo que se esté administrando el tratamiento alternativo que a continuación presentaremos, hasta que desaparezcan los síntomas de la disfonía, de tal forma que no se pierda el control del la enfermedad objeto de este estudio: el asma.

Receta y tratamiento de los síntomas

Basándonos en el caso de éxito de J.D. Moyer y en las referencias* que hemos consultado para validar la confiabilidad de dicho caso, nuestro tratamiento alternativo para el asma (sin incluir todavía el total de los nutrientes para la disfonía -el magnesio también coadyuvará en el alivio de esta última-) se compone de los siguientes suplementos, mismos que deberán ser administrados en las dosis y en el modo que a continuación se especifica:

citricos1) Vitamina C:
-Primera semana: una cápsula de 1.5 gramos después del desayuno, una en la comida y otra en la cena (tres tomas:1-1-1 =4.5 gramos/día)
-Segunda semana: 2 cápsulas en el desayuno, 1 en la comida y otra en la cena (2-1-1: 6 gramos diarios).
-Tercera semana:  2 cápsulas en el desayuno, 2 en la comida y otra en la cena (2-2-1: 7.5 gramos diarios).
-Cuarta semana:  2 cápsulas en el desayuno, 2 en la comida y otras 2 en la cena (2-2-2: 9 gramos diarios).

Antes de continuar con la dosificación correspondiente a la quinta semana, conviene mencionar dos aspectos clave que deberán ser considerados muy seriamente. El primero de ellos se relaciona con la tolerancia intestinal a la vitamina C, la cual corresponde a la dosis inmediata anterior a la aparición de una eventual diarrea que no representa mayores consecuencias, sino únicamente una manifestación de que se ha alcanzado el nivel de tolerancia de ese paciente en particular. A partir de ahí, el paciente tomará la dosis que su organismo haya tolerado en cada toma. Así por ejemplo, si al llegar a la quinta semana, el paciente no hubiera experimentado dichas molestias, podrá seguir aumentando el número de cápsulas como se ha indicado previamente (si la diarrea se presentara antes, esa será la dosis a administrar) y se procederá como sigue:

inhaladores-Quinta semana:
 3 cápsulas en el desayuno, 2 en la comida y otras 2 en la cena (3-2-2: 10.5 gramos diarios), y así sucesivamente. En caso de no tolerar tres o más cápsulas en una sola toma (diarrea), se podría repartir la dosis diaria total en más de tres tomas, como por ejemplo en cinco, procurando tomar algún refrigerio en aquellas que no coincidan con los alimentos acostumbrados, de manera que se llegasen a tomar hasta 15 gramos (2-2-2-2-2) diarios de vitamina C (pág. 75, [3]). En “Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica” (EPOC), explico en detalle cómo calcular la dosis terapéutica real de vitamina C, para entender que es posible llegar tomar hasta 4 gramos de ácido ascórbico cada media hora duarante el día, sin experimentar ningún problema estomacal (Ref. [3], pág.82).

El segundo aspecto que no quisiera dejar de exteriorizar se relaciona precisamente con las dosis ortomoleculares que estoy recomendando, es decir, megadosis que han sido calculadas por expertos ampliamente reconocidos a nivel mundial y que no son de ninguna manera perjudiciales para nadie. Estamos hablando de vitaminas, no de fármacos.
Si hemos de conseguir los efectos terapéuticos deseados, difícilmente lo conseguiremos con las dosis que el paciente “siente o cree” deben ser las correctas (orto significa correcto, de ahí el término ortomolecular).

inositolTal fue el caso de una paciente que en una ocasión, recién comenzada su segunda consulta, me notificó muy emocionada haber conseguido a un precio excepcional, uno de los nutrientes (Inositol) que yo le había prescrito para sus ataques de pánico. No cabía en sí de felicidad. Al pedirle que me permitiera leer la etiqueta para verificar la cantidad de miligramos que traía su producto maravilla, pude leer que de Inositol solo aportaba 150 mg, cuando lo que estábamos necesitando eran al menos 3 gramos diarios. ¿Comprende usted lo que quiero decir, querido(a) lector(a)? Al parecer, quedó consternada cuando le hice ver que, para que realmente pudiera superar sus ataques de pánico, empleando el “suplemento” que había conseguido después de mucho tiempo y esfuerzo, tendría que tomar 20 tabletas al día.

Eran demasiadas tabletas y psicológicamente impresionaba el tomarse tantas en un solo día, sobre todo porque el frasco decía, “no exceder la dosis recomendada”. Si hubieran sido tabletas de 500 mg cada una (como se ha mostrado en la imagen adjunta), la prescripción hubiera sido de dos tabletas después de cada alimento, algo que no hubiera tenido el mismo impacto sobre alguien que sufre ataques de pánico. A partir de ese momento, comenzó a argumentar constantemente y para todos los demás suplementos indicados en su receta, que las dosis eran muy grandes y que si se las tomaba en esas cantidades podrían perjudicar su salud. Como cabría esperar, su caso nunca pudo convertirse en uno de éxito, porque estaba tomando lo que ella consideraba “apropiado” y no lo que los criterios de la medicina ortomolecular dictaminan.

2) Magnesio
2 cápsulas de cloruro de magnesio de 500 mg, tres veces al día, con los alimentos. Si el paciente padece de acidez estomacal o de calcificaciones en los riñones, es preferible emplear carbonato de magnesio, 1 cápsula de 1 gramo, dos veces al día, con los alimentos.

magnesioQue el magnesio esté indicado para aliviar el asma y la ronquera no es una novedad. Ya en el año 1943, el doctor A. Neveu y otros investigadores franceses, habían reportado muy buenos resultados al estar administrando cloruro de magnesio a sus pacientes con asma y ronquera, y lo mismo ocurría con otras enfermedades como la faringitis, la influenza, la bronquitis, la bronco-neumonía y el enfisema pulmonar, entre otras [4]; pero como para los detractores de todo lo que no es patentable, el cloruro de magnesio no produce dividendos, era de esperarse que los partidiarios de la “medicina oficial” de aquel entonces, ahora denominada medicina alopática, se opusiesen rotundamente a lo que Neveu y sus colegas proclamaban como alternativa para los medicamentos convencionales.

cloruro de magnesioY es así como hemos estado por más de 70 años, ignorando tan grandes hallazgos y tratando de hallar remedios alopáticos a nuestros padecimientos, sin detenernos a reflexionar sobre el daño que nos está haciendo ese sistema. Y los investigadores franceses no han sido los únicos en darse cuenta de semejante aberración. Ana María Lajusticia, graduada en ciencias químicas por la Universidad Complutense de Madrid, especialista en dietética y bioquímica y autora de varios libros sobre nutrición, considera que el asma puede deberse en muchos casos a un déficit de magnesio [5]. Esta referente de la medicina natural suele aclarar dudas en Facebook en relación al potencial terapéutico del carbonato/cloruro de magnesio para el tratamiento del asma  (veáse también nuestro caso de estudio sobre Artrosis y el caso de éxito de J. D. Moyer ya mencionado, en su apartado “What Worked” -lo que funcionó-).

3) Vitamina D
4,000 UI/día, distribuidas equitativamente en cada alimento, dependiendo de la presentación. Ejemplo. si cada tableta o cápsula aportara 1,000 UI (Unidades Internacionales), se deberían tomar 2 en el desayuno, una en la comida y una más en la cena.
Bozzetto S. y colaboradores [6] hacen a su vez referencia a un estudio de Searing y otros [7], en donde estos últimos demuestran la existencia de una asociación significativa entre los niveles bajos de vitamina D y un mayor uso de los
corticosteroides inhalados y orales.

vitamina-d3Explican que “esto puede deberse a que los niveles bajos de vitamina D contribuyen a empeorar la sintomatología asmática del paciente. Otra posibilidad es que la vitamina D afecte a las vías de glucocorticoides y que la deficiencia de vitamina D hace que sea necesario administrar dosis mayores para lograr el efecto terapéutico deseado“.
Aunque J. D. Moyer recomienda 5,000 UI de vitamina D, hemos preferido establecerla en 4,000 UI diarias, tanto por lo que se sostiene en [6], como por lo que asevera Andrew Saul en su sitio [8]:

“De acuerdo con las evidencias clínicas, las recomendaciones diarias del gobierno de los EUA, de 200 a 600 UI son demasiado bajas. Los niveles de ingesta seguros máximos o tolerables recomendados por el gobierno, de 1,000 a 2,000 UI/día, son también demasiado bajos, y no están de ningún modo soportados por evidencias de toxicidad. Una recomendación sana de parte de todas las fuentes, entre 1,000 y 4,000 UI diarias en total, es bastante razonable para la gran mayoría de todos los adultos sanos. Los niveles terapéuticos para una enfermedad pueden ser mucho más altos. Cuando se usen altas dosis, es mejor efectuarse pruebas y observar una adecuada supervisión. No sería razonable negar un intento terapéutico con vitamina D en los casos de esclerosis múltiple, esclerodermia, psoriasis, insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión, y varias formas de cáncer”. Ahí tiene usted.

4) Ácidos Grasos Omega 3
cardiopatías: mortalidad
2 cápsulas al día. Al menos 650 mg. de ácido eicosapentaenoico (EPA) y 250 mg. de  ácido docosahexaenoico (DHA) en cada cápsula, con los alimentos (1,300 mg. de EPA y 500 mg de DHA diarios).
Estos ácidos grasos tienen un alto poder antiinflamatorio. En el primer párrafo de esta publicación remarqué en negritas la palabra inflamación, y no está de más volver a hacerlo, pues existen evidencias irrefutables de que todos los procesos inflamatorios eventualmente remiten cuando se les trata con antioxidantes, esos agentes que ya en otras entradas hemos incluido en los primeros lugares de la lista de los mejores aliados en la lucha contra los radicales libres, principales culpables de todo proceso inflamatorio.

De acuerdo con otros dos grandes referentes de la medicina ortomoelcular, Holford y Lawson, los omega 3 se comportan como antioxidantes, ya que “en el cuerpo se convierten en sustancias antiinflamatorias. En pruebas realizadas se ha demostrado que reducen la inflamación producida por el eczema, el asma o la artritis. Una cantidad efectiva es la equivalente a 1.000 mg de EPA, DPA y DHA al día, lo que significa entre dos y tres cápsulas” (pag. 112 de [9]).

Asma: tasas de mortalidadUna inspección rápida de uno de nuestros sitios favoritos, www.worldlifeexpectancy.com, y una lectura del artículo publicado por  Opperman y colaboradores [10], revelan un hecho muy lamentable pero de gran interés para nuestro estudio: que los niveles tan bajos de omega 3 que presenta la mayoría de la población sudafricana, se deben a que las etiquetas de los suplementos que se venden, indican gramajes de omega 3 mayores a los que en realidad contienen, por una falta de regulación sobre la venta de los mismos, que podría estar dando lugar a esas tasas de mortalidad tan altas, por causa de problemas asmáticos y cardíacos.

Si pulsa usted con su ratón sobre la figura de la derecha (arriba) para agrandarla, notará que se están representando índices de mortalidad atribuidos a problemas de corazón e inflamación de manera conjunta, lo cual indica la alta correlación que existe entre el funcionamiento de dicho órgano y los procesos inflamatorios anteriormente mencionados. En el mismo sitio de worldlifeexpectancy.com, se puede verificar lo que hoy en día ya se ha convertido en un lugar común: que el continente africano, y no el asiático, es el que presenta la tasa más alta de mortalidad por desnutrición en el mundo. Nótese que los mexicanos ocupamos el lugar No. 56 (con 13.4 muertes por cada 100,000 habitantes), en relación a un total de 192 países, lo cual implica que tampoco estamos muy bien alimentados que digamos (nos han pintado de verde en el mapa mundial por “no cantar mal las rancheras”). De manera que si usted todavía no padece del corazón, tal vez le convendría comenzar a tomar más aceite de pescado para mantenerse saludable.

5) Aconitum Napellus
homeopatíaEl quinto elemento será el que conteste la pregunta que no solo la Sra. G se estará planteando en este momento, sino usted también: ¿Qué tomar en caso de que me sobrevenga un ataque de asma y haya yo llegado a una dosis mínima o nula de mi corticosteroide inhalado? La respuesta es Aconitum Napellus, un medicamento homeopático considerado por lo expertos naturistas como un buen remedio de primeros auxilios en caso de ataques de asma. No obstante, es posible que ni siquiera se necesite este medicamento si se han estado tomando las altas dosis de vitamina C que aquí se han recomendado (del orden de 15 gramos o  más: pág. 76, [3]).

Microdosis de plantas medicinales

¿Que hace falta?. Para complementar lo anterior, y sobre todo para acelerar la sanación de esa miopatía esteroidea de las cuerdas vocales que seguramente está ocasionando la ronquera de la Sra G, agregaremos una fitoterapia compuesta de cinco microdosis de sangre de drago, ajo, eucalipto, regaliz y tomillo. Éstas se deberán aplicar de la manera acostumbrada, es decir, tres gotas de cada frasco sobre la lengua, cada tres horas (4 veces al día), con un lapso de un minuto entre una sustancia y otra, sin importar el orden de aplicación.

Nuestro caso de estudio: la Sra. G

salbutamolTambién es importante no obviar los lineamientos a seguir para disminuir las dosis de los alopáticos de manera gradual, ya que la Sra. G, además del Salbutamol, está tomando también para su asma, el bromuro de ipratropio. Asimismo, de acuerdo con los datos que su nieta la Srita G tuvo a bien proporcionarnos, todo indica que la Sra G es hipertensa (verapamilo y telmisartán), está reteniendo muchos líquidos (furosemida) y ha sido víctima también de cardiopatías (isosorbida), por lo que será indispensable efectuar un análisis holístico (integral) de sus cuatro padecimientos. El que la Fundación MicroMédix ya cuente con una receta para la hipertensión y con otra para las cardiopatías, nos ha permitido confirmar lo que a la Sra. G le va a funcionar, pues resulta que los niveles bajos de algunos de los nutrientes listados en nuestras recetas, son causa de asma, cardiopatías, hipertensión y retención de líquidos.

Dicho en otras palabras, las investigaciones independientes realizadas para cada padecimiento, conducen a indicaciones que emplean los mismos suplementos, algo que no debería de extrañarnos. Excepto por la niacina y el ácido alfalipoico y otros nutrientes específicos de las cardiopatías (coenzima Q10, d-ribosa, natoquinasa, l-carnitina y lumbroquinasa) , este estudio y la receta de las cardiopatías, tienen en común la vitamina C, el magnesio y los omega 3, mientras que el primero coincide con la receta para la hipertensión, el magnesio y la vitamina C. De acuerdo con este análisis, más allá de los suplementos previamente indicados para tratar el asma de la Sra. G, parecería sensato agregar como mínimo niacina, coenzima Q10, l-carnitina y d-ribosa a esta terapia, para contrarrestar los problemas de corazón de nuestra querida Sra. G.

Recomendaciones finales

lácteos NOPuede usted descargar la receta de las cardiopatías  para saber con precisión cómo deberán disminuirse paulatinamente las dosis de los fármacos alopáticos mencionados, a fin de evitar cualquier reacción indeseable durante el proceso de transición entre el presente tratamiento y el alopático. “Somos lo que comemos“, nos recuerda Patrick Holford en una de sus obras [9], y observar una dieta libre de alimentos proinflamatorios que pueden resultar alérgenos para personas sensibles a los mismos, puede hacer la diferencia entre un estado estable y un ataque de asma. Es por ello que nuestra última recomendación para la Sra G, es evitar todos los alimentos que contienen gluten, lácteos y el azúcar.

Por descontado el consumo del tabaco y de bebidas alcohólicas de cualquier género. Tampoco deberá recurrirse a sustitutos artificiales del azúcar, como el Canderel, el Nutrasweet, el Splenda y similares, pues casi todos ellos contienen aspartame. Dos excelentes sustitutos naturales del azúcar libre de sustancias tóxicas y cuyo consumo se recomienda ampliamente son la planta Stevia y el xilitol.

DarwinDado que en este caso de estudio en particular, el problema del asma es a todas luces de origen genético, debido a que la Srita. G, a sus 21 años, también está presentando un cuadro asmático similar al que se ha descrito para su abuelita, convendría que ella comenzara también a probar este tratamiento, antes de que los consabidos efectos secundarios puedan hacer valer esa “ley del más fuerte”, que hace ya muchos años estableció de una manera muy formal el científico naturalista y geólogo Charles Robert Darwin. Lo que a fin de cuentas estamos buscando, es demostrar que uno puede hacerse fuerte y convertirse en un ser humano saludable, sin tener que seguir forzosamente las disposiciones de nuestro actual sistema de salud. Hay que luchar porque sea la misma naturaleza la que nos seleccione, y no dejar que un sistema corrupto que no ofrece verdaderas soluciones, nos excluya del grupo de los más sanos e inteligentes.

Como siempre, agradeceremos los comentarios y atenderemos con muchísimo gusto, cualquier pregunta o inquietud que deseen plantearnos tanto la Sra. G como su querida nieta, así como todas aquellas solicitudes de nuestros e-pacientes y demás seguidores que tengan a bien contactarnos.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 7 de enero de 2015


¿Quieres que confeccionemos una receta inteligente para ti o tu familiar? Puedes concertar una cita para que registremos los síntomas y los demás datos que necesitamos.


REFERENCIAS

[1] Dysphonia caused by inhaled steroids: recognition of a characteristic laryngeal abnormality. ALAN J WILLIAMS et al. Thorax 1983;38:813-821
[2] Brown H Morrow, Storey G, Jackson FA.Beclomethasone dipropionate aerosol in long-term treatment of perennial and seasonal asthma in children and adults: a report of five and half years’ experience in 600 asthmatic patients. Br J Clin Pharmacol 1977;iv:259-67
[3] Cúrate tu mismo. Los sorprendentes resultados de la nutrición ortomolecular. Dr. Andrew Saul. Editorial Sirio S.A
[4] http://www.mcs-international.org/downloads/030_magnesium_chloride.pdf
[5] El Magnesio. Ana María Lajusticia Bergara. Plaza & Janes, S.A Editores
[6] : Bozzetto S, Carraro S, Giordano G, Boner A, Baraldi E. Asthma, allergy, and respiratory infections: the vitamin D hypothesis. Allergy 2012; 67: 10–17.
[7] Searing DA, Zhang Y, Murphy J, Hauk PJ, Goleva E, Leung DY. Decreased serum vitamin D levels in children with asthma are associated with increased corticosteroid use. J Allergy Clin Immunol 2010;125:995–1000.
[8] http://www.doctoryourself.com/dvitamin.htm
[9] Patrick Holford y Susannah Lawson. Nutrición óptima. Guía fácil. 2009, Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona.
[10]  Opperman M, Marais DW, Spinnler Benade AJ. (2011). Analysis of omega-3 fatty acid content of South African fish oil supplements. Cardiovasc. J Afr;22:324-329

 


Deja un comentario

Salud 2.0: la inteligencia colectiva de los e-pacientes y la cura por consenso

El aceite de LorenzoA principios de la década de los ochentas, cuando Lorenzo Michael Murphy Odone comenzaba a experimentar los estragos de su adrenoleucodistrofia, conocida también como enfermedad de Schilder, sus padres, Augusto y Michaela Odone, necesitaron más de una segunda opinión para confirmar el diagnóstico de esta terrible enfermedad, contra la que tuvieron que luchar hasta el 30 de Mayo del 2008, año en que  falleció su hijo a la edad de 30 años. Hoy día, uno puede conseguir con una sucesión de clics, más de una docena de opiniones en relación no tanto con el diagnóstico del mal que lo aqueja, sino con su remisión. Cualquiera que haya visto “Un Milagro para Lorenzo” , muy probablemente se habrá estremecido con las actuaciones de sus protagonistas, quienes supieron transmitir a su audiencia, el drama por el que pasa cualquier madre o padre cuando ve sufrir a su hijo de esa manera. Pero una cosa es haber visto la película y otra bien diferente haber vivido en carne propia, una experiencia de tales dimensiones.

La voluntad de vivir en su máxima expresión

Ese tipo de vivencias, o bien cuando un paciente es diagnosticado con un trastorno de la magnitud de un “cáncer de pulmón avanzado”, como fue el caso de Karen Parles, una bibliotecaria de investigación que trabajaba en el museo de arte de Nueva York, son las que hacen que un e-paciente llegue a realizar descubrimientos que normalmente un médico no haría, por carecer de tiempo suficiente y sobre todo por no tener un motivo de esa naturaleza.

googleEn tales circunstancias, la Sra. Parles comentaba a los redactores del libro blanco de los e-pacientes: “Mis médicos me dijeron que mi cáncer era incurable, que incluso con la quimioterapia, tendría solo un año más o menos de vida […] Yo nunca había fumado, tenía dos chicos mayores y sólo tenía 38 años, por lo que todo esto fue un shock para mi. Me sentí bastante abrumada al principio. Pero en cuanto pude, me fui a internet, buscando información[1]. La Sra. Parles, al igual que otros usuarios de los medios sociales, cuyas conmovedoras historias estaré relatando en breve, han sido identificadas por el Dr. Tom Ferguson como e-pacientes.

Esta nueva generación de usuarios, hoy ya no es de consumidores, sino de prosumidores, debido a que además de consumir información (Web 1.0), la producen (Web 2.0), y si bien es cierto que no todos “suben” información digna de confianza, existe un gran consenso en lo que a cada quien le es útil, al estar buscando una mejor calidad de vida.
Existen redes sociales de todo tipo, en donde gracias a un consenso, se puede resolver un problema que una comunidad de usuarios comparte, tomando en cuenta que la mayoría de ellos tiene los mismos intereses e inquietudes.

¿Quién es un e-paciente?

Redes colaborativasEn el sector específico del cuidado de la salud, a esos prosumidores se les ha comenzado a llamar “e-pacientes”, y el  movimiento global que estos e-pacientes están llevando a cabo para tomar sus propias decisiones en materia de salud, está basado en ese consenso al que hice alusión en el párrafo anterior, y recibe el nombre de Salud 2.0. Su origen, la “sabiduría colectiva” (del inglés, wisdom of crowds), es un término acuñado por James Surowiecki para hacer referencia a dicho movimiento global [2], y es uno de los principales rasgos de las redes colaborativas.

e-pacienteUsted, querido(a) lector(a), es un(a) e-paciente en potencia, o tal vez un(a) “guerrero(a) biomédico(a)“, y como tal, está esperando encontrar en la Internet una cura para su padecimiento. Yo, como e-paciente que soy por haber encontrado en la Web 2.0 una cura para mi prostatitis crónica, no puedo decir que tengo los conocimientos que un médico hubiera podido acumular a lo largo de su carrera, pues mi especialidad es la informática biomédica; pero sí puedo aseverar que ese mismo médico, no pudo haber acumulado en toda su vida, la misma sabiduría que hoy posee una red de pacientes que han padecido específicamente de prostatitis crónica y que estuvieron compartiendo conmigo sus dolencias, sus miedos y sus inquietudes.

Ellos me enseñaron lo que aprendieron durante todos esos años de estudio y me estuvieron animando en los periodos críticos de mi enfermedad. Ellos estuvieron lidiando con urólogos que yo nunca consulté ni consultaré, con hospitales, con terapeutas, con enfermeras, con compañeros de trabajo y con su grupo de red, y acumularon conocimiento de una gran cantidad de fuentes de las que se han valido para conocer mejor que nadie, la fisiología y los pormenores de la que fue mi enfermedad. Es así como se van formando y reinventando los e-pacientes: esos grupos de pacientes afectados por alguna enfermedad, que se unen a una red colaborativa de usuarios en condiciones similares, en busca de alivio.

Reinventarse para sobrevivir

reinventarse“Usted se reinventa cuando se ve forzado a enfrentarse a un cambio que trasciende su vida y que regularmente sucede inesperadamente”, señalaba el profesor y psiquiatra Luis Rojas Marcos, durante una entrevista con el diario español “El Confidencial”. Y eso es lo que hicieron los Odone y la Sra. Parles, y eso es lo que tendremos que hacer muchos si queremos hacernos cargo de nuestra salud o la de un ser querido: reinventarnos.
Reinventarse lleva implícito un sentido de urgencia impulsado por la necesidad de sobrevivir. Mi hermano Miguel Ángel lo hubiera explicado en términos más sencillos: “La necesidad nos enseña más que la universidad“.

Ese sentido de urgencia es el que quisiera transmitir, contando mi propia historia y las de algunos otros casos más de e-pacientes que salieron avantes, gracias a los recursos que encontraron en varios medios sociales, como son los blogs, los foros, los chats, las redes colaborativas, los grupos de apoyo en línea, las wikies, etc.; pero antes quisiera completar el caso de Karen Parles, ya que hasta ahora, lo único que hice fue plantear su problema.

Karen Parles: un caso de cáncer de pulmón avanzado

Karen ParlesA Karen (izquierda) le costaba mucho trabajo localizar la información relevante para su caso y se dio cuenta de que no había un sitio único para su enfermedad. Por fin encontró la lista de correo ACOR LUNG-ONC, un sitio en donde los pacientes de dicha lista aclaraban su dudas y compartían con ella experiencias de muchísimos pacientes con cáncer de pulmón. Poco después supo que un equipo de investigadores estaba desarrollando un nuevo tratamiento para su tipo de cáncer en Boston, Massachusetts. Se desplazó hasta allá y a pesar de que quedó impactada con lo que vio, le pareció que extirparse un pulmón era  algo que no debía tomarse a la ligera, por lo que acudió a su grupo de apoyo para compartir sus miedos. Fué así como al menos ocho pacientes del grupo, a quienes les habían hecho una neumonectomía, la animaron a intentarlo. Después de su operación, Karen decidió crear un sitio dedicado al cáncer de pulmón, www.lungcanceronline.org,  en donde pacientes como ella, pudieran ayudarse mutuamente.

Clinica GersonNo viviendo en los EUA, resultaría complicado y muy oneroso trasladarse hasta Boston para librar una batalla contra el cáncer. En Tijuana Baja California, México, se encuentra la Clínica Gerson, en donde se tratan muchas otras enfermedades degenerativas además del cáncer, y en donde es posible curarse gracias a la terapia que lleva por nombre el apellido de su creador, el Dr. Max Gerson. Mediante una desintoxicación a base de enemas, un régimen de nutrición estricto (dieta compuesta de verduras crudas y jugos de frutas), ciertos suplementos, una alimentación basada en relaciones de sodio/potasio muy bajas y una gran actitud por parte del paciente, se puede superar esta terrible enfermedad, sin necesidad de quimioterapias devastadoras, extenuantes radiaciones ni costosas cirugías.

Aunque lo ideal sería acudir primero a esa clínica por unas dos semanas para conseguir un buen avance y luego continuar con el tratamiento en casa, también convendría analizar la posibilidad de documentarse bien sobre la terapia Gerson [10] y evitarse así tanto el viaje hasta Tijuana como el pago de dos semanas de estancia en esa clínica. Alternativamente, valdría mucho la pena mejorar la sintomatología con grandes dosis de vitamina C. En la entrada en donde toco el tema de la “Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica” (EPOC), explico cómo calcular la dosis terapéutica real de vitamina C para comprender mejor cómo es que alguien padeciendo de cáncer de pulmón en fase terminal, llegó a tomar 4 gramos de ácido ascórbico cada media hora estando despierto, sin experimentar ningún problema estomacal (ver Ref. [8], pág.82).

El caso de Manny y la medicina alternativa por consenso

Manny HernándezManny Hernández es un ingeniero venezolano que a finales del año 2002 fue diagnosticado con diabetes tipo 1. Dicho diagnóstico le cambió la vida, pues además de alterar sus hábitos alimenticios y rutinas laborales, lo obligó a depender de una bomba de insulina. A fin de aprender a usar dicho aditamento, se unió a un grupo de pacientes en Orlando, cuyos consejos le ayudaron a saber más sobre su enfermedad. Fue así como Manny creó lo que más tarde llegaría a ser una de las redes sociales de diabetes más populares de habla hispana: estudiabetes.org. No obstante, en ese sitio se brinda ayuda empleando tratamientos alopáticos; pero como el enfoque de la Fundación MicroMédix es alternativo, lo mejor que le podemos recomendar es que consulte el caso de estudio que nos llevó a encontrar la solución al problema de la resistencia a la insulina y sus complicaciones. Ahí podrá usted descargar nuestra Receta Mejorada para la Diabetes, una guía terapéutica con todos los suplementos necesarios para erradicarla.

Y a propósito de suplementos y prescripciones, quisiera exponer brevemente  lo que he llamado medicina alternativa por consenso, que es el término que empleo para referirme a la automedicación con responsabilidad y sin riesgos, que todo e-paciente autónomo debería reclamar como derecho, toda vez que las sustancias terapéuticas que se prescriban sean eso: suplementos. Pero antes permítame precisar mejor qué es un “e-paciente autónomo”.
Un e-paciente autónomo es un individuo que en materia de salud, toma sus propias decisiones y gestiona sus tratamientos [3]. El asumir tal responsabilidad, nos ha liberado hoy en día de depender de una fuente única de conocimiento, monopolizada en otros tiempos por algunos profesionales sanitarios que creían saberlo todo [4].
En conformidad con lo anterior, y considerando que la automedicación sí debe ser desaconsejada en el caso de los fármacos sintéticos (alopáticos), este movimiento de Salud 2.0, aunado a un tipo de medicina alternativa, como es el caso de la ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas) y las microdosis de plantas medicinales, constituyen los cimientos de esta nueva medicina alternativa por consenso.

La automedicación se hace con nutrientes, no con fármacos

automedicacionHa sido totalmente intencional de mi parte, el haber omitido hasta este momento, uno de los principales inconvenientes de la práctica de la Salud 2.0, que radica en el peligro de la administración no supervisada de medicamentos por un profesional calificado, ya que puede darse el caso de que se estén recomendando drogas sintéticas que se sabe pueden producir efectos secundarios. Pero si las sustancias a recomendar no son fármacos, sino vitaminas, minerales, aminoácidos, microdosis de plantas, o sustancias naturales en general, el escenario luce completamente diferente. Ahora el consenso es efectivamente más responsable, más seguro, más sabio.

baclofenoUn caso que quisiera analizar para enfatizar la importancia de no usar alopáticos sin supervisión es el de Todd Small, un e-paciente que convenció a su médico de que le aumentara la dosis de baclofeno, porque explorando en la red social PatientsLikeMe, se enteró de que varios usuarios que padecían de esclerosis múltiple, se habían sentido mejor con 30, 60 e incluso 80 mg. de dicho medicamento, frente a los 10 mg. que él tenía prescrito desde hacía años.

Para fortuna tanto de PatientsLikeMe como la del propio Todd, éste mejoró hasta el punto de poder caminar de una manera que hacía años ni siquiera lo hubiera imaginado [5]. Aceptemos que Todd estaba en buenas manos y admitamos que el baclofeno no crea dependencia. Pero consideremos el caso de un trastorno como el de la esquizofrenia, en el que se acostumbra prescribir antipsicóticos como la olanzapina y el leptopsique, que se ha comprobado provocan dependencia y efectos adversos como la psicosis, los delirios, los estados catatónicos, la paranoia y la hiperactividad, entre otros, que curiosamente son síntomas del padecimiento que se supone deben controlar. Aquí el panorama es desolador, porque resulta que el mismo psiquiatra a cargo de la supervisión, es quien está alentando su consumo. Sirva esta evidencia como prueba fehaciente de lo que acabo de señalar.

Despidiendo al psiquiatra

la muerte de la psiquiatriaTal fue el caso de mi esposa Lourdes y yo cuando recién nos iniciábamos como e-pacientes, un triste 23 de abril de 2013. Mientras brindábamos todo nuestro apoyo a un joven mexicano con problemas de esquizofrenia, encontramos en el directorio telefónico a un psiquiatra de nombre Fernando Sierra Espino Barros, con domicilio en Blvd. Benito Juárez No. 23, interior 103, en el centro de la ciudad de Cuernavaca, Mor. Más que con un detractor de bata blanca, nos topamos con un prepotente que profería vulgaridades, quizás por haberse alterado cuando le solicitamos tuviera a bien aconsejarnos cómo podríamos formar equipo con él para tratar la esquizofrenia de JM con medicina natural, ya que el padre del joven nos había manifestado que por ningún motivo lo internaría en uno de esos hospitales psiquiátricos. Las palabras del galeno fueron: “Si quieren que JM se componga, se hará como yo diga, y si me salen con que quieren emplear eso de las microdosis, olvídense de  mi, yo lo que voy a recetar es leptopsique, de 4 mg.”. Y eso fue lo que hicimos, olvidarnos de él.

e-pacientesY fué así como surgió lo que hoy en día es la Fundación MicroMédix. Y en cuanto lo autoricen los padres de otro joven mexicano, estaremos publicando nuestro segundo caso de éxito de esquizofrenia, en el que estaremos refiriéndonos a él con un sobrenombre también, debido a la estigmatización que se sigue ejerciendo sobre estas personas que no han tenido la culpa de haber sufrido un déficit de nutrientes. Y dado que esto último es casi siempre la causa de la esquizofrenia, no hace falta la opinión de un detractor de bata blanca con aires de CuasiDios, cuando las cosas se pueden resolver mejor con la colaboración de una comunidad de e-pacientes.

A estos nuevos protagonistas del cuidado de la salud, sí les preocupa el bienestar de “su prójimo”: ese ser humano a quien la Web 2.0 interconecta con muchos otros que comparten sus mismas dolencias. El ejemplo de Eleanor Longden, quien comenzó escuchando voces y terminó triunfando contra todo pronóstico, es prueba fiel de ello.

Cómo me deshice de un reflujo gastroesofágico

doctoraHay también profesionales sanitarios a quienes deberíamos felicitar por su actitud ante las demandas de esta nueva generación de e-pacientes. Hace ya muchos años que no consulto a la Dra. Hiosadhara Fernández Vélez, y no por falta de competencia, sino por el contrario; si alguien tuviera yo que recomendar como especialista  en endoscopía, cirugía y motilidad gastrointestinal, ella sería definitivamente la más indicada, pero como el lector seguramente habrá advertido, hoy me las arreglo como e-paciente autónomo, empleando suplementos ortomoloceluares y microdosis.

Siendo el 29 de Enero de 2009, para ser exactos, la Dra. Hiosadhara tuvo a bien leer un artículo que había yo extraído de la Web 2.0, en la que unos especialistas recomendaban un medicamento que ayudaba a que el esfínter esofágico inferior, cerrara apropiadamente para evitar el paso de alimento y de ácido clorhídrico, del estómago al esófago.

esfínter esofágicoMi problema era que otras publicaciones aseveraban que ese medicamento había sido sacado del mercado en varios países debido a que se habían reportado casos de afecciones cardíacas en algunos pacientes. Le manifesté que ya había consultado a otros especialistas y que ninguno de ellos había podido ayudarme. Que me interesaba saber si ella estaba de acuerdo en recetarme un medicamento que pudiera reemplazar al que se indicaba en dicha referencia. Aunque probablemente ella ya sabía cuál era la solución a mi reflujo, hasta ese momento no me había propuesto nada, porque me estaba escuchando con atención, y no se mostraba molesta por estar externando mi opinión, la cual en última instancia, se basaba en un artículo extraído del sitio de la biblioteca del Instituto Nacional de Medicina (PubMed), y no en una revista popular de divulgación científica.

Dicho estudio era a todas luces serio, y así lo tomó ella. Una vez expuesta mi solicitud, me hizo unas cuantas preguntas mientras realizaba la auscultación acostumbrada, y procedió con sosiego a prescribir lo que consideró más adecuado. En su receta se podía leer: Daflon tabs., de 500 mg; Nexium Mups, de 40 mg. y Dosier tabs., de 5 mg.; en donde supuestamente, el Dosier era ese medicamento sustituto que yo estaba buscando. Aunque eso no fue del todo cierto, todo ello concluyó con la pronta remisión de mi reflujo. Con todo lo que hemos investigado hasta ahora en la Fundación MicroMédix sobre medicina ortomolecular, hoy en día yo primero recomendaría la vitamina B3 (niacina) y otros tres nutrientes más, antes que una microdosis de Dosier. En otra entrada de este blog, describo un tratamiento natural para el reflujo gastroesofágico.

La próstata que no pudo contra la extracción de texto biomédico

PróstataUna de las experiencias más desagradables de mi vida fue sin duda alguna el haber tenido que luchar por años, contra una prostatitis crónica iatrogénica, ocasionada por la incompetencia del Dr. Bernardo Rubio Cano, del Hospital Morelos de Cuernavaca, quien después de haberme operado de la vesícula biliar, introdujo torpemente una sonda en mi uretra para que pudiera orinar, ya que no había podido hacerlo de manera normal, gracias a algún efecto secundario postoperatorio cuya causa quizás nunca llegaré a conocer. Así comenzó mi calvario, con mis tejidos internos desgarrados y mis vías urinarias sangrando.

Pasados los años, ese suceso me pasó la factura cuando una vez, después de haberme tomado unas cuatro cervezas, ya no pude orinar más. Tuve que presionarme la vejiga durante casi toda la noche de ese día, cada 10 minutos más o menos para poder vaciarla. Ese día había sido mi cumpleaños No. 53  y me imaginé a Rubio Cano diciéndome … ¡Felicidades!

PNitazoxanidaara ser honesto,en realidad no fueron solo mis conocimientos y mi experiencia en el campo de la extracción de texto biomédico (text mining)  lo que me condujo a descubrir que “la prostatitis crónica puede ser tratada con Nitazoxanida“, sino que también hicieron su parte la “fortuna” y la casualidad, ya que por aquélla época en que mis molestias eran casi insoportables, además de estar padeciendo de dolores pélvicos, de nocturia, polaquiuria y disuria, estaba también sufriendo de malestares estomacales, probablemente debidos a una amebiasis, lo que me impulsó a tomar Nitazoxanida (NTZ).

Tratando de combatir la supuesta amebiasis, acudí a una farmacia local y pregunté a la empleada encargada:
– ¿Tiene Vermox , o algo que se le parezca?.
La señorita desapareció por unos cuantos segundos para regresar después con una cajita en la mano con la leyenda “Nitazoxanida”, y me dijo:
– tómese una cada doce horas por tres días y verá que bien se va a sentir.

Don R. SwansonA partir de ahí, comencé a notar un alivio general, no solo en lo que tocaba a los trastornos gastrointestinales, sino a mis dolores pélvicos también, lo que me motivó a iniciar una investigación, siguiendo los pasos de una técnica del text mining que se conoce como “Descubrimiento Basado en Literatura” (LBD, por sus siglas en inglés). El principio del LBD y por lo tanto, la hipótesis de que la NTZ puede mejorar los síntomas de la prostatitis crónica, están fundamentados en el modelo ABC del Dr. Don R. Swanson (izquierda), profesor emérito en ciencias de la información de la Universidad de Chicago.

Salud 2.0Una vez terminado un tratamiento de 500 mg de nitazoxanida cada 12 horas por catorce días, mis dolores pélvicos habían disminuido. Antes de esto, había consultado entre cuatro y cinco médicos urólogos, sin haber sentido mejoría alguna.
Las recetas que llegué a coleccionar como si fueran estampitas de esas que luego vienen en el “Maizoro”, contenían  nombres como Cipro XR, Secotex (Tamsulosina), Proscar (Finasteride), Dorixina Relax, Voltarén, Bredelin, Ciprofloxacino, y bueno, para que le cuento, ninguna de ellas había dado resultado. No obstante el parcial éxito obtenido con la NTZ, los riñones comenzaron a dolerme, debido precisamente a sus efectos secundarios y a la automedicación alopática no supervisada.
Cuando me di cuenta de que la NTZ no era del todo inocua, y a pesar de que mis síntomas mejoraban, investigué a fondo la técnica de las microdosis descubierta por el Dr. Eugenio Martínez Bravo.

proteína de suero de lecheAsí las cosas, y después de haber recorrido cualquier cantidad de sitios web, me he librado de la prostatitis valiéndome de nutrientes, microdosis y una determinación férrea. Lo que más me funcionó en este proceso fue, al principio, la NTZ, aunque ahora la recomendaría solo en microdosis, por las razones que antes expuse; luego, microdosis de agracejo, sangre de drago, cola de caballo, moringa y gayuba; y por último: proteína de suero de leche (fuente de cisteína, glicina y ácido glutámico, entre otros aminoácidos), megadosis de vitamina C, magnesio, Vitamina E, betacaroteno y ácido alfa-lipoico; en una palabra, antioxidantes.

Podría afirmar, sin temor a equivocarme, que la mayoría de las enfermedades que presentan cuadros inflamatorios eventualmente remiten con anti-oxidantes. En alguna época también complementé todo ello con Zinc, aceite de pescado (Omega 3) y por supuesto, levadura de cerveza y lecitina. Lo que más me dio resultado lo pude condensar en la Receta para la Prostatitis Crónica y la HPB.

La hipertensión es curable y no es una enfermedad: es un síntoma

hipertensiónNo podría terminar esta entrada sin mencionar un hallazgo muy relevante llevado a cabo por la terapista Lourdes González Arredondo, mi flamante y fina esposa; e-paciente como la que más. Se trata ni más ni menos de la cura de la hipertensión arterial. Ingresando a sitios web aquí y allá, basándose en la obra literaria de uno de nuestros autores favoritos, Andrew Saul [8], así como de las enseñanzas de Jonny Bowden y Stephen Sinatra [9], ella también ha puesto su “granito de arena” para que muchos pacientes puedan deshacerse de una vez por todas de ese enemigo muchas veces asintomático que es la hipertensión.

Con todo lo comentado hasta aquí, conviene extraer unas cuantas conclusiones, a propósito de lo que los e-pacientes deberían tener en cuenta a la hora de tomar una decisión crucial, considerando que la información que les llega desde todos esos medios sociales de Salud 2.0, es prácticamente abrumadora y a veces hasta inmanejable.

Conclusiones y recomendaciones finales

salud-2-0Así, los aspectos en los que usted tal vez querría fijar su atención cuando haya optado por hacerse cargo de su propia salud, o responder por la de su ser querido, serían los siguientes:
– Que la opinión a tomar en cuenta no sea únicamente la de un CuasiDios, sino el consenso de un grupo de e-pacientes que padezcan lo mismo que usted.
– Que recurra al menos a cinco medios sociales (por ejemplo, dos wikies, un foro, una lista de correo electrónico y un artículo de perfil técnico). A continuación le proporciono seis vínculos que le podrían ayudar:
1) El índice temático de la página de la Fundación MicroMédix.
2) Coaching de Salud para la comunidad de Guerreros Biomédicos.
3) Foro de medicina ortomolecular en español
4) Caso de estudio para curar un cáncer con inteligencia artificial
5) Foro de terapias alternativas varias
6) Sitio de ayuda especializado en diabetes (español)

MicroMédix: manual de microdosis– Si ha decidido automedicarse, por lo que más quiera no lo haga con fármacos. Use microdosis herbolarias para evitar totalmente los efectos secundarios, o bien suplementos ortomoleculares (megadosis correctas de vitaminas, minerales y aminoácidos), para minimizar las posibles reacciones adversas.
– Si por cualquier razón ha llegado a la conclusión de que un determinado fármaco le va a ayudar con su problema, contáctenos para que le elaboremos la microdosis de ese alopático que le interesa o bien descargue el “Manual para suprimir los efectos secundarios de los medicamentos alopáticos, para que usted mismo la elabore (acuérdese del caso de Todd y de lo que le conté sobre mi prostatitis crónica tratada con Nitazoxanida, a propósito de los efectos secundarios).

colaborativas– Si va a comenzar un tratamiento basado en suplementos ortomoleculares y/o microdosis, y no sabe muy bien cuáles deberían ser las dosis correctas (orto significa correcto) para su caso particular, por favor contáctenos para que todo vaya bien; o si ya cuenta con un diagnóstico confiable, podría descargar la receta para su padecimiento.
– Si usted es protagonista de un caso de éxito como e-paciente y quiere contribuir a que otros dejen de sufrir, le suplico ayude a esas personas, contando su experiencia y describiendo su tratamiento a modo de comentario en este mismo espacio (al final de esta entrada).

“Dos cabezas piensan más que una, y cien que hayan sufrido lo mismo que tú, alivian más
que un
excelentísimo señor de bata blanca”.
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 21 de octubre de 2014


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] e-pacientes: cómo nos pueden ayudar a mejorar la salud. Dr. Tom Ferguson y el Grupo de Trabajo Académico de los e-Pacientes. © 2007
[2] Jane Sarasohn-Kahn. The Wisdom of Patients: Health Care Meets Online Social Media. California HealthCare Foundation
[3] Von Knoop C, Lovich D, Silverstein MB, Tutty M. Vital Signs: e-Health in the United States. Boston Consulting Group 2003.
[4] Reflexiones sobre el Libro Blanco del E-paciente. El ePaciente y las redes sociales. Coordinadores: Vicente Traver Salcedo y Luis Fernandez-Luque. Publidisa
[5] http://www.nytimes.com/2008/03/23/magazine/23patients-t.html?_r=0
[6] Redes Sociales para Todos. Su negocio en la Web 2.0. Ana María Jaramillo. Editorial Vergara
[7] Redes de Colaboración para la Web 2.0. Manual del Participante. Desarrollador: Guillermo Sánchez Patiño. Nueva Tecnología Redes Digitales. Instituto Tecnológico de Teléfonos de México (Inttelmex).
[8] Cúrate tu mismo. Los sorprendentes resultados de la nutrición ortomolecular. Dr. Andrew Saul. Editorial Sirio S.A
[9] La verdad sobre el colesterol. Descubre los falsos mitos acerca del colesterol. Un programa efectivo sin medicamentos para rebajarlo. Jonny Bowden y Stephen Sinatra. Urano. 2103
[10] La terapia Gerson. Charlotte Gerson y Morton Walker. Ediciones Obelisco.