Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


Deja un comentario

Úlcera gástrica: venciendo el dolor con medicina ortomolecular y microdosis de plantas medicinales

El dolor es la forma que tiene el organismo de protestar cuando algo anda mal en su interior, y los analgésicos de ninguna manera son la solución. Usted tendrá que estar tomando fármacos constantemente, hasta descubrir que sus efectos secundarios empeoran la situación. Así, hay mucha gente a la que el ejército farmacéutico y sus Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Adicción y dependencia: cómo zafarse del círculo vicioso con vitaminas y otros suplementos

La medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas) es una alternativa médica en la que usted se puede apoyar para dejar de fumar, prescindir de manera definitiva de las bebidas alcóholicas, o liberarse de cualquier otra droga que lo haya estado reteniendo en ese círculo vicioso de adicción-dependencia.

tabaquismoEstá comprobado que la adicción es una enfermedad mental [1], pues el hábito de consumir una sustancia adictiva, como puede ser el azúcar, la cafeína, el alcohol, la nicotina o la marihuana, dista mucho de ser un acto volitivo. Investigaciones recientes han demostrado que las causas de la adicción, nada tienen que ver con los principios morales o la fuerza de voluntad del adicto [2]. Hoy sabemos que el centro de gratificación del cerebro reside en el sistema límbico, y que éste es a fin de cuentas, el responsable de que seamos atraídos por sustancias que estimulan nuestros instintos y necesidades básicas.

Etiología de la adicción (la raíz del problema)

El sistema límbico se asegura de que el cuerpo satisfaga sus necesidades básicas, como son el hambre, la sed y el sexo, activando un impulso primario que no es un producto de la lógica con la que tomamos decisiones y que por ende tampoco depende de nuestra capacidad de raciocinio. Comemos o bebemos porque estamos esperando ser recompensados por nuestro cerebro, mediante la liberación de ciertos mensajeros químicos llamados neurotransmisores, que nos proporcionan una sensación automática de placer y bienestar, justo después de haber satisfecho la necesidad o instinto en cuestión. Uno no puede abstenerse de comer o de beber, como si se tratara de un mero acto volitivo.

caféEse mismo mecanismo de recompensa se activa indistintamente si usted ingiere una taza de café, le da una fumada a un cigarro, se zampa un helado, se toma un coñac, o si esnifa una dosis moderada de cocaína. A su sistema límbico le da lo mismo; a su mente consciente no, pues estará en problemas cuando se de cuenta de que, después de haber repetido la experiencia varias veces, ya no puede prescindir de esa sustancia que sabe le va a producir esa sensación de bienestar, de satisfacción. Eso, es lo que se conoce como dependencia, que al final se traduce en un síndrome de abstinencia: ese conjunto de síntomas desagradables que se producen cuando no se ha consumido la sustancia durante algún tiempo, y que pueden ir desde una depresión o una ansiedad, hasta una alucinación en los casos más extremos, pasando por un ataque de pánico o un delirium tremens.

El adicto va entonces en busca de esa sustancia que le permitirá suprimir esa sensación desagradable, para que su cerebro lo recompense por ese acto, con una experiencia placentera de euforia o de calma, dependiendo ello de la sustancia adictiva que se esté usando. Es así como se establece un círculo vicioso entre la adicción (sensación placentera) y la dependencia (sensación desagradable). Pero entonces, ¿cómo puede uno romper ese círculo para librarse de un fármaco, del azúcar, el café, la marihuana, el alcohol, o de cualquier otra droga que nos haya hecho caer en la trampa de la adicción-dependencia-adicción?

Receptores de dopaminaEntender el principio de operación de la adicción, puede ayudar al adicto a zafarse de ese círculo vicioso, valiéndose de ciertas vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales (omega 3) y aminoácidos. Veamos cómo funciona este intrincado mecanismo.
Todas las sustancias adictivas, una vez habiendo penetrado la barrera hemato-encefálica, hacen que el cerebro produzca una cantidad de dopamina mucho mayor que la que normalmente libera cuando el hambre o la sed se han saciado (pulse sobre las imágenes adjuntas para agrandarlas).

La dopamina es un neurotransmisor que viaja de una neurona a otra para proporcionar una señal de gratificación al organismo, cuando le hemos dado la oportunidad de satisfacer esos impulsos primarios de los que hablábamos en párrafos anteriores. Cuando la dopamina es liberada en exceso, el individuo experimenta de súbito un ánimo, que es entre dos y diez veces mayor que la que se experimenta cuando se sacia una necesidad básica [2].

Sistema dopaminérgico

Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas

A diferencia de lo que ocurre en un impulso primario, en donde los transportadores de dopamina reciclan una buena parte de ésta hacia la neurona emisora, esos transportadores se bloquean cuando quedan a merced de una sustancia adictiva, provocando que la mayor parte de la dopamina quede “flotando” en las inmediaciones de las dendritas (sinapsis). Es debido a esa acumulación de dopamina que se produce ese sentimiento de euforia extrema en el cerebro del adicto.

Así, en condiciones normales (impulsos primarios), la dopamina regresa a la neurona emisora para ser reutilizada en un mensaje posterior. Pero bajo la acción de una sustancia adictiva, como por ejemplo la cocaína, el exceso de dopamina no se reutiliza, y es ahí donde está el problema: que una vez que usted prueba por primera vez una sustancia que promueve una respuesta dopaminérgica de esa magnitud, puede volverse adicto a la misma, sobre todo si repite la experiencia posteriormente.

Tolerancia y Homeostasis

cocaínaEl uso frecuente de una droga ocasiona que el individuo desarrolle tolerancia a esa sustancia, lo que significa que cada vez necesitará mayores dosis para alcanzar el mismo placer que experimentó al iniciarse en esta práctica tan cuestionada por la sociedad. Apoyándose en el principio de la homeostasis, la doctora Nora D. Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, nos explica por qué una persona tolera dosis mayores de una droga, en cada reincidencia. La homeostasis es un mecanismo natural que permite a un organismo mantener su equilibrio, y va a ser interesante poner al descubierto, cómo la industria farmacéutica aplica este principio para enriquecerse, después de engatusar al consumidor con sus hipnóticos, tranquilizantes, antipsicóticos y demás barbitúricos. Es en el fenómeno de la farmacodependencia, donde se observa mejor la característica poco volitiva de un enfermo al que se le dificulta mucho el dejar de tomar una sustancia psicoactiva (clonazepam, olanzapina, Valium, Ritalin, Prozac, etc.).

homeostasisCuando el cerebro está liberando una cantidad de dopamina mayor a la normal, comienza a bloquear los receptores (no los transportadores) de este neurotransmisor en particular, en un intento (homeostático) por equilibrar el tipo y la cantidad de neurotransmisores que hay en su interior. Es así como trabaja un cerebro normal, con sustancias naturales y balanceadas. El propietario de ese cerebro enferma al empeñarse en aumentar solamente las cantidades de uno o dos neurotransmisores, y todo lo que se necesita es balancear las cantidades de los diferentes tipos de mensajeros químicos [3], con una dieta saludable y dosis ortomoleculares  (apropiadas) de aminoácidos, incluidas las de sus correspondientes cofactores: vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6).

El sistema es parte del problema

¿Pero que pasa si los que se empeñan en aumentar las cantidades de un tipo de neurotransmisor en especial, son los magnates de la industria farmacéutica? Ellos tienen en la mira a todos esos consumidores que ansían superar su depresión, y están fomentando significativamente y directamente la farmacodependencia. Las drogas legales, como las que explotan la proliferación de serotonina en la sinapsis, mejor conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs, por sus siglas en inglés), representan uno de los negocios más lucrativos de esta industria.

negocioDe acuerdo con Janet Currie [4], tan solo en el 2001, los cinco antidepresivos (SSRIs) de mayor venta, produjeron cada uno ganancias que oscilaban entre uno y los tres mil millones de dólares. ¿Y cómo pudieron los magnates vender tanto en tan poco tiempo? Pues fabricando en el laboratorio, y no en los cerebros de los consumidores, una droga legal que hiciera algo similar a lo que hace la cocaína, excepto que en este caso lo que bloquearon fue la proteína transportadora de serotonina, para que fuera este neurotransmisor el que se acumulara en las sinapsis de los consumidores.

Habiendo entendido cómo actúa la cocaína en el cerebro del adicto, es fácil comprender cómo funciona el redituable negocio de los antidepresivos. El Prozac, el Paxil, el Effexor, el Zoloft y el Celexa, son drogas legales que levantan el ánimo, gracias a la gran cantidad de serotonina que no se recaptura en los receptores presinápticos; de ahí ese nombre tan rimbombante de SSRIs. Nótese que el  calificativo que le hemos dado al consumidor en este caso, es el de farmacodependiente. Hemos preferido emplear ese término en lugar de adicto, para ser un poco condescendientes con los accionistas de los grandes laboratorios farmacéuticos y los psiquiatras, pues ellos son los únicos que insisten en que sus SSRIs no son adictivos. Espero haber dejado claro cuál es la diferencia entre adicción y dependencia.

ProzacAdmitamos que esos antidepresivos no son adictivos. De todas maneras, si el farmacodependiente quisiera dejar su antidepresivo, experimentaría un síndrome de abstinencia y tendría que escoger entre volver a comprar el fármaco y consumirlo, o soportar ese síndrome durante varios días, o quizás hasta por un par de semanas. A todas luces, lo que están esperando los magnates es que suceda lo primero, y si usted multiplica el precio de una caja de Prozac, por el número de cajas que consume anualmente un farmacodependiente, y luego eso por el número de farmacodependientes de Prozac que hay en el mundo, y le resta los gastos de operación, administrativos, de mercadotecnia y publicidad, probablemente obtenga una cifra entre los 1000,000,000 y los 3000,000,000 de dólares. ¿No está mal no es cierto?

receta médicaA nosotros nos toca lidiar con el problema de la farmacodependencia inducida intencionalmente por los antidepresivos, los antipsicóticos y otras drogas tanto legales como ilegales, y es precisamente a ese reto al que nos tenemos que enfrentar día a día, los que trabajamos en la Fundación Micromédix. Como se dice popularmente, alguien tiene que hacer el trabajo sucio, ¿o conoce usted algún médico que lo haya convertido en farmacodependendiente y que después de un tiempo esté dispuesto a retirarle paulatinamente los fármacos que él mismo le prescribió? Lo dudo mucho, porque si existiera, ese médico se quedaría sin clientes y hasta pondría en peligro su licencia.

laboratorio farmacéuticoLos accionistas ganan induciendo de manera premeditada la farmacodependencia en sus consumidores, aunque usted escuche a los magnates decir: “ups, parece que aquí tenemos un efecto secundario; pero lo podemos corregir con este otro fármaco”. Los psiquiatras ganan recetando lo que los accionistas han creado y el paciente pierde con ese sistema de salud, cualesquiera que sea su decisión. Ahora ya conoce usted cuáles son las intenciones y los verdaderos intereses del ejército farmacéutico y sus soldados de bata blanca.

La sabiduría de la naturaleza 

Pero la naturaleza siempre ha sido más sabia que el hombre, y por más que éste se esfuerce en romper el equilibrio natural que yace en el interior de su cerebro, en un afán de enriquecerse a expensas de la salud de sus semejantes, la homeostasis seguirá rigiendo la manera en que actuemos y percibamos el mundo que nos rodea, y alterar la cantidad de neurotransmisores de manera artificial, nunca será una solución ni para levantar nuestro ánimo, ni para calmar nuestros miedos, nuestras angustias. Solo permitiendo que el cerebro mismo sea quien elabore sus propios neurotransmisores, en las cantidades y los tipos que éste necesite, será que recibiremos una vez más esa respuesta de gratitud a nuestra conducta, por haberle permitido funcionar como la misma naturaleza se lo ha enseñado desde que el hombre es hombre.

Dos medicinas alternativas para erradicar la adicción

cigarroLa buena noticia es que hay al menos dos alternativas serias a la psiquiatría convencional, y éstas son la psiquiatría ortomolecular y la de precisión. Como ya dijimos, la adicción y la dependencia son enfermedades mentales, y como tales, las estaremos tratando con las mismas sustancias naturales que hay en el cerebro del adicto o del farmacodependiente. Y van a ser estas dos alternativas médicas en las que nos vamos a apoyar para que usted deje de fumar y de acudir a las bebidas alcóholicas de manera definitiva, o para que se libere de cualquier otra adicción o dependencia.

Dada la complejidad de las adicciones, dependencias y tipos de droga, hemos dividido el problema en tres secciones, para enfocarnos en el tratamiento que mejor funciona en cada caso. Así podrá ir usted directamente a la sección que más le interesa. Las secciones identificadas hasta el momento son: alcoholismo, tabaquismo y fármacos.

Alcoholismo

alcoholismoSon varias las autoridades en materia de adicción y dependencia que coinciden en que el acetaldehído es la pieza clave de la bioquímica de la adicción al alcohol. Ya desde 1982, Lindros [5] apuntaba que el acetaldehído es el primer paso en el proceso de oxidación del etanol (el alcohol que contienen todas las bebidas embriagantes).
Doce años antes, Davis y otros habían demostrado que el acetaldehído se condensa con la dopamina en el cerebro para formar compuestos similares a la morfina. Estas sustancias, al unirse a los receptores de opiáceos, son las que causan la adicción al alcohol [6].

En 1974, justo cuatro años después del hallazgo de Davis, Eriksson [7] demostró que los niveles de acetaldehído en ratas podrían reducirse a la mitad, aumentando los niveles de nicotinamida. Los resultados de su investigación revelaron que el tratamiento del alcoholismo en seres humanos con niacina, también reducía los niveles de acetaldehído en el cerebro. Esto lo llevó a concluir que la niacina interrumpía las condensaciones de acetaldehído y dopamina en compuestos similares a la morfina, deteniendo así el mecanismo de la adicción al alcohol.

hombros de gigantesEl acetaldehído no solo es culpable en primer grado del alcoholismo en nuestra sociedad, sino que también produce permeabilidad intestinal. Las repercusiones que tiene la producción de acetaldehído y un intestino permeable en el desarrollo de otras enfermedades mentales, así como la influencia de Lindros, Davis, Eriksson, Hoffer, Saul, Cleary y otros gigantes más de la medicina ortomolecular, en la confección final de nuestra Receta para Tratar el Alcoholismo, las podrá encontrar en: Alcoholismo: venciéndolo con fuertes dosis de sustancias ortomoleculares. Una vez más, seguimos el consejo de Sir Isaac Newton y “nos subimos a los hombros de esos gigantes para poder ver más lejos”.

Tabaquismo (nicotina y acetaldehído)

En su forma natural, la hoja del tabaco contiene azúcares (glucosa, fructosa y sacarosa), y cuando usted prende un cigarro, todos esos azúcares se queman, formando acetaldehído [8]. Si me ha estado siguiendo desde el principio de esta entrega, estará de acuerdo conmigo en que ésta sería una de las principales causas por las que un fumador empedernido, no puede dejar de fumar.

Sinergia acetaldehído-nicotinaPero para los magnates tabacaleros, la cosa no para ahí. Estos singulares personajes, añaden una cantidad extra de azúcares a sus productos, para potenciar aún más el mecanismo de adicción que explicábamos anteriormente. Para algunos fabricantes, como los de Marlboro por ejemplo, el azúcar es el ingrediente más importante, después del tabaco.
Antiguamente se creía que la nicotina era el causante único de la adicción al tabaco. No obstante, una investigación con animales de laboratorio realizada por Philip Morris [9], reveló la existencia de una interacción sinérgica entre la nicotina y el acetaldehído.

rata de laboratorioDurante este experimento, observaron que las ratas accionaban más veces la palanca que correspondía al preparado combinado de nicotina con acetaldehído, que las que se contabilizaban cuando se trataba de las palancas asociadas a la nicotina y al acetaldehído actuando por separado (pulse sobre la gráfica anterior para agrandarla). Independientemente de cuántos cigarros se pueda fumar al día, cualquiera puede ser más listo que todas las ratas de Philip Morris juntas, evitando ser envenenado crónicamente y a través de los años, con azúcar, acetaldehído y nicotina.

Podemos disminuir considerablemente el número de clientes cautivos (adictos) de Philip Morris y de muchas otras tabacaleras, tomando muy en cuenta lo que el Dr. J. Prousky comenta en una de sus numerosas publicaciones:
“De la misma manera en que la niacina reduce las concentraciones de acetaldehído en una ingesta de alcohol, la vitamina B3 también puede reducir el acetaldehído producido por el humo del tabaco y disminuir las ansias de nicotina […] La vitamina B3 podría, de hecho, ser el mejor método alternativo para el tratamiento de la adicción a la nicotina” [10].

nicotinaPor su parte, Clarkes afirmó en 1980 que la niacina es químicamente similar a la nicotina; que la nicotina podría ocupar sitios receptores de niacina en el sistema nervioso central (SNC), para crear una deficiencia de niacina; que los efectos calmantes del cigarro, son en realidad el resultado de que la nicotina ocupe los sitios receptores de niacina; y que es posible inhibir la adicción a la nicotina administrando niacina [11]. Aún cuando Prousky, Clarkes y el propio Cleary [12] coinciden en que la niacina constituye una de las mejores opciones para tratar el tabaquismo, no discreparían del todo con  Hemingway [13], en el sentido de que habría que agregar al tratamiento, algunos suplementos para controlar los niveles de azúcar en la sangre, pues todos ellos saben perfectamente que casi todos los fumadores, al igual que los alcóholicos, son hipoglucémicos. Hemingway lo sabía desde 1989, y lo llegó a publicar en los siguientes términos:

Zinc“Mi experiencia ha demostrado que el azúcar en sangre se eleva aproximadamente en 0,8 mmol/L, 15 minutos después de haber encendido un cigarro. Las personas perciben una “sensación de bienestar”, al disminuir los síntomas de su hipoglucemia. La hipótesis es que el cuerpo aprende pronto a desear un cigarrillo cuando el azúcar en la sangre baja, con miras a recuperar esa sensación de bienestar . Fue así como el Dr. Hemingway descubrió que el tratamiento de la hipoglucemia le ayudaba a resolver el problema de la adicción. Y es así como nosotros, subidos a los hombros de esos cuatro gigantes de la medicina ortomolecular, hemos de agregar a nuestra receta para tratar el tabaquismo, cantidades apropiadas de cromo, vitamina B6, vitamina C y zinc, con toda la intención de superar la hipoglucemia del fumador.

Receta para dejar de fumar

En concreto, nuestra receta para vencer el tabaquismo, incluidas las dosis diarias de cada uno de los suplementos niacinamencionados, quedaría como sigue:

  • Niacina : 3,000 mg, comenzando con dosis de 62.5 mg, y repartiéndolas en doce o 24 tomas a lo largo del día, de acuerdo a la tolerancia del paciente (es posible que necesite una sesión de coaching de salud para evitar las posibles reacciones secundarias que produce esta vitamina. Si bien dichos efectos no son de ningún modo peligrosos o de cuidado, a algunas personas podría resultarles molesto el experimentar rubor, picazón y/o calor en su cuerpo, por lo que es conveniente contar con la asesoría de uno de nuestros consejeros de salud, al comenzar a tomar esta vitamina.
  • Vitamina C: también 3,000 mg/día, junto con la niacina, para minimizar los efectos secundarios de ésta (se recomienda también asesorarse convenientemente con un consejero de salud de la fundación, sobre todo para que él o ella le indique cómo reducir el ansia de fumar, rociando su garganta con ácido ascórbico, cada vez que le apetezca fumarse un cigarro)
  • Cromo: de una a dos tabletas diarias de 200 microgramos de polinicotinato de cromo.
  • Vitamina B6 (piridoxina): 1 tableta de 100 mg/día, ya sea en el desayuno o con la comida.
  • Zinc: una tableta de gluconato de zinc de 20 mg, después de cada alimento (60 mg/día)

MarlboroPor supuesto, una dieta alcalina rica en frutas y hortalizas, con carbohidratos de liberación lenta y libre de cafeína y azúcar, contribuirá a que su adicción “se esfume” con mayor rapidez. Asimismo, no olvide que el factor hereditario pudiera estar relacionado con su propensión al tabaco, y que sus apegos también son moldeados por la publicidad y la mercadotecnia (lo que Carr llama lavado de cerebro [14]). Me gustaría pensar que usted no es de los que se dejan influenciar por los condicionamientos psicológicos basados en mensajes subliminales y explícitos (fumar por pose o por aquello del “dime vaquero”).

Fármacos

Hacer una taxonomía de este tipo de drogas es engorroso, y crear más subsecciones nos apartaría del alcance y el propósito de nuestra labor, que es la de informar sobre salud alternativa. Es por eso que hemos preferido analizar solo aquellos fármacos que más crean problemas a la hora de intentar su retirada. Para simplificar su análisis, le proporcionamos una lista en orden alfabético de los fármacos con mayores indicios de crear dependencia o adicción, para que pulse sobre el vínculo que corresponda a la droga o principio activo que más lo(a) está afectando:

Conclusiones

En “El poder curativo de las creencias y el coraje de vivir“, demostré con fuentes muy fidedignas que son tres los factores que determinan la aparición de una enfermedad: los genes, las creencias y el entorno en el que nos desenvolvemos (incluida la nutrición). El primero no depende de usted, los otros dos sí, y siempre marihuanaque usted nos lo permita, podremos ayudarle a moldear esos dos factores mediante un coaching de salud, para que usted se convierta en una mejor persona: en una persona libre de adicciones.
La lucha contra las drogas es agobiante, y sin embargo, debemos respetar tanto lo que usted decida hacer con su cerebro, como las ideas que aquí he puesto a su consideración, ya que afortunadamente, todavía somos libres de adoptar la posición que más nos convenga, aun si ésta fuera el continuar actuando acorde con lo que a nuestro sistema límbico se le antoje, o lo que pueda haber detrás de los hallazgos de Philip Morris.

“Si quieres vivir una vida feliz, apégate a una meta, no a una persona o a un objeto” …  Albert Einstein
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 11 de junio de 2016


¿Quieres que confeccionemos una receta inteligente para ti o tu familiar? Puedes concertar una cita para que registremos los síntomas y los demás datos que necesitamos.


REFERENCIAS

[1] Rebecca Place Miller. Nutrition in Addiction Recovery, May 2010. Many Hands Sustainability Center. 411 Sheldon Road Barre, MA 01005.
[2] NIDA. Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Las drogas, el cerebro y el comportamiento: la ciencia de la adicción.
[3] Patrick Holford, James Braly & David Miller. How To Quit Without Feeling S**T: The fast, highly effective way to end addiction to caffeine, sugar, cigarettes, alcohol, illicit or prescription drugs.Hachette Digital. 2008
[4] Janet Currie. The Marketization of Depression: The Prescribing of SSRI Antidepressants to Women. Women and Health Protection, May 2005.
[5] Lindros, Kai O. Human Blood Acetaldehyde Levels: With Improved Methods, a Clearer Picture Emerges, Alcoholism Clinical and Experimental Research, Vol. 6, No.4, Fall 1982.
[6] Davis, Virginia E. and Walsh, Michael J. Alcohol, Amines and Alkaloids: A Possible Biochemical Basis for Alcohol Addiction. Science, Vol. 167: 1005-1007, 1970
[7] Eriksson, C.J. Peter. Increase in Hepatic NAD Level — Its Effect On the Redox State and On Ethanol and Acetaldehyde Metabolism, Federation European Biochemical Societies, Vol. 40, No. 2: 317-320, April 1974.
[8] Talhout, R, et al, “Sugars as tobacco ingredient: effects on mainstream smoke composition” , Food and Chemical
Toxicology 44(11):1789-1798, 2006. SCENIHR, Adicción y atracción a aditivos del tabaco, 2010.
[9] Rabinoff, M, et al, “Pharmacological and Chemical Effects of Cigarette Additives”, American Journal of Public Health 97 (11):1981-91, noviembre de 2007; SCENIHR, Adicción y atracción a aditivos del tabaco, 2010.
[10] Prousky Jonathan E. “Vitamin B3 for Nicotine Addiction”, J. Orthomolecular Med 18 (2003):56-57
[11] Clarkes R: Niacin for nicotine? Lancet, 1980; 1(8174): 936.
[12] Cleary JP: The NAD deficiency diseases. J. Orthomol Med, 1986; 1(3):149-157.
[13] Don C. Hemingway, “Smoking and Hypoglycemia”. Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 4, No. 3, 1989
[14] Allen Carr, Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo”. S.L.U Espasa Libros, 2000.


98 comentarios

Reflujo gastroesofágico: cómo me deshice de las agruras y otros malestares siguiendo un tratamiento totalmente natural

reflujo gastroesofágicoEn teoría, hay dos tipos de estómagos: el hipoclorhídrico y el hiperclorhídrico. A pesar de ello, las fuentes consultadas durante este caso de estudio que yo mismo estaré protagonizando, coinciden en que casi todas las personas que padecen de reflujo gastroesofágico presentan bajos niveles de ácido clorhídrico en su estómago (hipoclorhidria). Además, no hay que restarle importancia a lo que en primera instancia parece obvio y que paradójicamente resulta ser la causa principal de nuestro padecimiento: que nuestros malestares gástricos están altamente correlacionados con nuestros hábitos alimenticios.

La etiología del reflujo (las causas del problema)

La verdad es que la mayoría de nosotros comemos lo que más nos gusta, a pesar de que sabemos que nos puede hacer daño, sobre todo aquéllos o aquéllas que todavía son lo suficientemente jóvenes como para darse ese lujo. ¿O no me diga que prefiere una ensalada de verduras frescas en vez de unos tacos de carnitas con unas cebollitas asadas, una salsa pico de gallo y una cerveza bien fría? No obstante, como se dice popularmente, tarde o temprano habrá que pagar la factura. Valdría decir, como lo hace Patrick Holford en una de sus obras [1]: “somos lo que comemos”.

acidezEn este orden de ideas,  no solo estaré recomendando un tratamiento que a mi me funcionó, sino que propondré algunas alternativas con las que usted también podrá salir avante de su lucha contra este trastorno, siguiendo unos cuantos consejos que estimo le serán de utilidad para que se deshaga definitivamente de esas agruras; de la dificultad que tiene para tragar saliva; de esa sensación que tiene al despertar, como de haber masticado y tragado un buen chile habanero mientras dormía; de esa garraspera crónica que no deja dormir a su pareja; y de ese ahogo súbito que lo saca a media noche de la cama (apnea obstructiva) como queriendo augurar que esa pudiera ser la última. Bueno, quise ser lo más descriptivo que pude y tal vez exageré un poco; pero si usted ha experimentado lo mismo, sabe a lo que me refiero.

Ya sea que usted sea sensible al gluten, a los lácteos, al azúcar o a los carbohidratos, o que haya sido invadido por bacterias como el Helicobacter pylori, el E. coli, el Campylobacter jejuni; o bien que haya desarrollado una hernia hiatal, siempre podrá recurrir a suplementos y alimentos ricos en enzimas digestivas y probióticos para exterminar a esos patógenos. Independientemente de lo anterior, si usted está padeciendo de reflujo gastroesofágico, es casi seguro que la raíz del problema sea una hipoclorhidria.
El ejército farmacéutico, liderado por sus grandes laboratorios y promovido por sus fieles soldados de bata blanca, nos han estado vendiendo la idea de que el problema del reflujo gastroesofágico se debe a un exceso de acidez, de ahí que se estén llevando a la bolsa la friolera de 7,000 millones de dólares al año por la venta de los consabidos antiácidos [6].

De acuerdo con Chris Kresser, reconocido reflujoespecialista en paleonutrición y medicina integral y autor del libro electrónico recién citado, el reflujo gastroesofágico se produce por un funcionamiento inadecuado del esfínter esofágico inferior (LES, por sus siglas en inglés), que funciona normalmente como una especie de válvula check, ya que deja pasar el alimento del esófago hacia el estómago; pero no en la dirección contraria (haga clic en la figura para agrandarla). Cuando el LES se encuentra bajo la influencia de una presión intra-abdominal, no alcanza a cerrar correctamente para evitar el paso del ácido desde el estómago hacia el esófago, ocasionando que el revestimiento de éste último se deteriore.

Esa presión intra-abdominal es producida por los gases generados tanto por una sobrepoblación de bacterias como por la fermentación de aquellos carbohidratos que no fueron absorbidos, debido a una insuficiencia de ácido clorhídrico en el estómago. En resumen, la hipoclorhidria ocasiona que las bacterias patógenas permanezcan con vida en el estómago debido a un nivel de PH alto en este órgano, y que el esfínter no opere como es debido, como resultado de la inflamación producida por los gases provenientes de los carbohidratos residuales y las bacterias.

El sistema de salud: ¿efectos secundarios o calculados?

prilosecSe sigue entonces que para que el LES haga su función, uno debe acidificar su estómago, en lugar de alcanilizarlo, como pretenden hacerlo los antiácidos, que no hacen más que empeorar la situación, porque aunque eliminan las molestias momentáneamente, crean dependencia en los consumidores. Es lo que se conoce popularmente como “plan con maña”. Usted seguramente ya ha probado el Melox, el Pepto Bismol, el Prilosec o los Tums; así como los inhibidores de la bomba de protones, como el Omeprazol, el Nexium, el Dosier, etc., y se habrá desilusionado después de haberlos tomado por más de dos semanas.

¿No será porque todos ellos han sido concebidos para que usted los tome de por vida? ¿No se ha dado cuenta que después de un tiempo de haber conseguido cierto alivio, las molestias persisten y que tendrá que recurrir de nuevo a su médico? Dado este escenario, es muy posible que tenga que seguir consumiendo antiácidos más frecuentemente para sentirse mejor. Y eso sin mencionar el hecho de que cada vez que las molestias regresan, tiene usted que aumentar las dosis para compensar la tolerancia que su organismo ha desarrollado.

malware¿Sabía que esa misma estrategia es la que usa la industria de los anti-virus informáticos? Yo lo supe desde principios de la década de los ochentas, cuando trabajando como investigador y desarrollador de programas para la industria eléctrica, nos jugábamos bromas entre compañeros con programas maliciosos (hoy malwares) que activábamos para que los programas de quienes queríamos atacar (hoy hackerse dice “hackear”), dejaran de funcionar. Ofrecíamos arreglar el problema, a cambio de una cena o algún otro incentivo que en ese momento nos apeteciera. Luego simplemente dejábamos de ejecutar el malware que nosotros mismos habíamos creado para posteriormente cobrar nuestra recompensa. Era divertido, porque en ese entonces solo existía uno que otro virus más o menos popular; pero viéndolo en retrospectiva, no era nada productivo comparado con lo que desarrollábamos en el Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE), que era donde yo trabajaba en aquel entonces.

La industria farmacéutica opera exactamente de la misma manera, pues le está vendiendo una solución para un problema que ella misma le está ocasionando repetidamente, con el único fin de generar dividendos; y si usted se lo permite, continuará cautivándolo con su impresionante propaganda y su ilimitado presupuesto mercadotécnico para perpetuar semejante situación. Como en la Fundación MicroMédix no comulgamos con esas prácticas deshonestas, le proponemos a continuación un tratamiento natural a base de sustancias ortomoleculares (nutrientes en dosis terapéuticas) y una dieta que usted mismo puede seguir, para que ya no siga dependiendo de los medicamentos por el resto de sus días.

Receta para el reflujo gastroesofágico

NiacinaEl primer suplemento que vamos a recomendarle, lejos de ser un producto milagro, es una vitamina milagrosa, que no es lo mismo. Se trata de la niacina (derecha). Se conoce también como vitamina B3 y de acuerdo con Jonathan Prousky y otros colaboradores [7], representa una de las opciones más prometedoras para tratar la hipoclorhidria gástrica y por ende, una cura potencial para las dispepsias funcionales (no ulcerosas) y los reflujos gástricos. En su interesante artículo, Prousky relata dos casos en los que los síntomas de ambos trastornos desaparecieron gracias a la producción de ácido clorhídrico inducida por la liberación de histamina gástrica, después de haber tomado entre 1,200 y 3,000 mg al día de niacina. Taduciendo literalmente uno de los párrafos más relevantes de su artículo, Prousky asevera :

“Mantener un nivel óptimo del pH gástrico a través de la administración de niacina, podría tener un efecto positivo sobre los niveles de gastrina. La hipergastrinemia es una condición común en un entorno gástrico deficiente en ácido. Los altos niveles de gastrina (hormona gástrica) podrían afectar el tono del músculo liso del esfínter esofágico inferior (LES), permitiendo que los contenidos del estómago regresen al esófago. El garantizar la secreción adecuada de HCl (ácido clorhídrico) a través de la administración de suplementos de niacina, podría mantener un pH gástrico ácido apropiado. Un PH óptimo podría normalizar los niveles de gastrina y preservar el tono del músculo liso del LES de modo que el contenido del estómago no regrese.

acidez: escalaUn pH gástrico adecuado ayudaría a que el estómago eliminara los patógenos, evitara los hongos y la sobrepoblación bacteriana del intestino delgado; facilitaría el flujo de enzimas biliares y pancreáticas; y permitiría la absorción apropiada de proteínas y otros nutrientes” (las negritas y lo paréntesis son míos).

Mi experiencia con la niacina
en-la-parroquia-veracruz-2
Con la intención de comprobar lo que Prousky y sus colegas afirman en su artículo y no como una recomendación para que haga lo mismo que yo, quisiera contarle cómo fue que me alivié completamente del reflujo. Pero antes permítame compartir con usted mi experiencia con la niacina. Ni el mismísimo Prousky ha recomendado usar esta vitamina como lo relato a continuación, así que por favor no vaya a buscar alivio de la manera en que yo lo hice, a menos que conozca el grado de saturación que tiene usted para la niacina. Más adelante mencionaré otras formas de administrarla, con las que seguramente se sentirá más cómodo.
Mientras cavilaba sobre mis opciones durante una de esas noches en las que mis agruras me despertaron, aunque esta vez no por causa de la apnea, se me ocurrió que la niacina tal vez podría poseer algunas cualidades anestésicas, porque en este caso lo que yo estaba buscando era calmar no tanto un dolor, sino esa quemazón en el pecho tan característica de las agruras.

Así que, via intranasalno teniendo nada que perder, me levanté de la silla donde había estado meditando cerca de media hora sobre esta situación un tanto desesperada, tomé media pastilla de 250 mg (125 mg de niacina), la hice polvo entre dos cucharas, busqué en el laboratorio un popote, corté un pedazo como de 10 cm., e introduje un extremo del mismo en cada una de mis fosas nasales, esnifando el polvo que había en la cuchara desde el otro extremo del popote para conseguir un efecto más eficaz de lo que hubiera sido por la vía oral. Las agruras desaparecieron casi instantáneamente, “aunque usted no lo crea”. Me encanta parafrasear a Ripley cuando yo mismo he probado un tratamiento que puede curar a cualquier otro ser humano que ha sufrido igual o más que yo.

Si mi experiencia evoca un poco esa imagen que se tiene de un adicto a la cocaína o a alguna otra droga ilegal en polvo, créame que no  ha sido mi intención, y nadie en el entorno médico se ha escandalizado hasta hoy por haber empleado este modo de administración, pues la vía intranasal, además de ser una de las más antiguas, es considerada por muchas autoridades médicas como la segunda mejor opción (después de la vía intravenosa) para el alivio inmediato de muchos padecimientos en donde se emplean sustancias completamente legales, como la niacina. Si usted ha sentido que se ahoga por las noches o que toda la boca, la garganta y el pecho le arden como si hubiera estado chupando todo el día unos cuantos paquetes de “Halls Mentho Lyptus”, creo que estará de acuerdo conmigo en que inhalar vitamina B3 por la vía nasal no es ningún delito. Pero como dije anteriormente, usted no tiene porqué hacerlo de esa manera, ya que en seguida le explicaré cómo puede usted tomar la vitamina B3 sin evocar esa imagen prejuiciosa del adicto a la cocaína ( las tabletas de niacina son blancas 🙂 )

administración oralCómo minimizar los efectos secundarios de la niacina: enrojecimiento de la piel (rubor), picor y sensación de calor corporal (no fiebre).
Antes que nada, conviene que usted sepa que estas tres reacciones son inofensivas y pasajeras (duran entre 10 y 20 minutos). También existe la posibilidad de que no se presenten (ello dependerá de cada persona). Si llegan a presentarse, los efectos se notan aproximadamente a los 15 minutos de la toma. En caso de intolerancia excesiva, úsese la niacina en su presentación no flush (no ruborizante): Inositol nicotinato, o Inositol hexaniacinato.

Para algunas personas, el rubor podría representar más que un inconveniente, una cualidad, ya que hace que luzcan más atractivas (yo mismo lo he comprobado con mi señora esposa), y aunque la piel no se ve precisamente bronceada, sí luce como si el sol la hubiera bañado… Guaauu.
El picor tal vez sea el que puede llegar a provocar mayores molestias y aunque no llega a manifestarse como una comezón propiamente dicha, sí disminuye rascándose un poco. Rociándose agua con un atomizador es más que suficiente para paliar este efecto.

enrojecimientoLa tercera y última sensación para algunos puede ser un inconveniente, ya que se siente más calor del que uno supone debería tener, lo cual es muy subjetivo. Para muchos otros, y yo me incluyo en este grupo, la sensación puede llegar a ser hasta placentera, sobre todo en lugares fríos, pues como que “entra uno en calor con la niacina”. En lo particular, esa sensación a mí me calma, porque además de que ya sé que todas esas reacciones son inofensivas y completamente normales, es un hecho que esta vitamina participa en la síntesis de esos neurotransmisores que nos hacen sentir bien.

La serotonina por ejemplo, nos levanta el ánimo y nos produce una sensación de bienestar, muy difícil de explicar.
A fin de que tales efectos sean lo menos molestos, le recomiendo tome para su reflujo gastroesofágico, 125 mg de niacina junto con una cápsula de 1 o 1.5 gramos de vitamina C, después de cada uno de los tres o cuatro alimentos que acostumbra tomar durante el día (entre 3 y 4.5 gamos diarios de ácido ascórbico). Si pudiera usted tomar con más frecuencia sus alimentos en menores cantidades, mejor todavía, ya que no es recomedable para su reflujo, el comer demasiado en una “sentada”.

Vitamina CVitamina C
Entre comidas, le recomiendo la mitad de la dosis anterior, tomando ahora un cuarto de tableta de 250 mg (62.5 mg de niacina), digamos de una a tres veces entre un alimento y otro, de tal manera que logre usted aumentar la dosis lo que más pueda, al mismo tiempo que minimiza los efectos secundarios. Siempre que pueda, acompañe algunas tomas con un refrigerio para disminuir dichos efectos. Conforme vaya avanzando en el proceso y note que su organismo ya no reacciona igual a la niacina que como lo hizo al principio del tratamiento, vaya aumentando las dosis para que su recuperación sea más rápida. Yo por ejemplo, actualmente me estoy tomando dos tabletas de 250 mg, después de cada alimento (1,500 mg. diarios de niacina), y ya casi no siento calor ni comezón. Usted podría comenzar aumentando las dosis que le sugerí con las comidas, a una tableta de 250 mg., después de una semana de haber tomado la dosis anterior, y en caso de llegar a sentir molestias, siempre podrá regresar nuevamente a esa dosis, o aquélla a la que su cuerpo ya conoce y tolera bien.

De acuerdo con Jonathan Prousky (ob. citada), la dosis máxima diaria sería de 3 gramos de niacina, y no debería usted exceder esa cantidad. De todas maneras, ya comprobé que el reflujo gastroesofágico remite con poco menos de la mitad de esa dosis máxima, sin obviar por supuesto los demás suplementos que indiqué con anterioridad y que recomendaré más adelante.
Esta forma de administración oral que acabo de indicar, suele ser efectiva una vez que ha superado el cuadro agudo; pero como puede ser que en este momento esté usted experimentando molestias al 100% (cuadro agudo), independientemente de la hora que sea y si ha comido algo o no, le voy a recomendar lo siguiente:

vinagreJarabe para el reflujo gastroesofágico
En medio vaso de agua, vierta dos cucharadas soperas de vinagre de manzana y agréguele el jugo de la mitad de un limón. Revuelva bien y tómelo a sorbos, poco a poco. Por favor no se vaya a equivocar preparando este remedio con vinagre blanco de alcohol de caña, porque entonces sí que no podría garantizar su eficacia. Puesto que la mezcla no es precisamente un postre, puede agregar una cuchara cafetera de miel de abeja para darle un sabor que a la mejor hasta le va a gustar, tal y como me pasó a mi. Por lo que más quiera, no le vaya a poner azúcar o algún sustituto de la misma, como Canderel, Nutrasweet o cualquiera de esos venenos tan sutiles.

Durante los primeros días del tratamiento, le sugiero que tome este jarabe, tanto en cuadro agudo como unos 15 o 30 minutos antes de cada alimento. En unos tres o cuatro días, notará que ya no será necesario tomarlo entre comidas, pues los cuadros agudos irán siendo cada día menos. Asimismo, conforme usted sienta menos molestias, podrá ir disminuyendo tanto su frecuencia como la cantidad de vinagre y limón, hasta que llegue el día en que ya no lo necesite más (ese día varía dependiendo de cada persona; pero se espera que el tratamiento no exija mas allá de dos meses).

jugo de limónSi usted por ejemplo comenzara a sentirse mejor a los dos días de haber iniciado el tratamiento, podrá emplear una cucharada de vinagre de manzana (o sidra), en lugar de las dos cucharadas soperas que requirió al principio, y/o agregar en lugar del jugo de medio limón, el jugo correspondiente a un cuarto de limón aproximadamente. El momento preciso para comenzar a disminuir estas cantidades es cuando usted sienta que las molestias del reflujo gastroesofágico están cediendo y que su estómago (no el pecho, la boca o la garganta) le comienza a arder.

Ácidos grasos esenciales: omega 3 (EPA y DHA)
Un suplemento que no deberá faltar para terminar de combatir las molestas agruras, es sin duda alguna los ácidos grasos esenciales. Me refiero concretamente al aceite de pescado, conocido más popularmente como Omega 3. Para que sea realmente efectivo deberá contener al menos 650 mg. de ácido eicosapentaenoico (EPA) y 250 mg de ácido docosahexaenoico (DHA) por porción (cápsula), y deberá ser administrado junto con los alimentos, a razón de 2 a 3 cápsulas al día, dependiendo de qué tan persistentes sean las molestias. Si con 2 cápsulas no fuera suficiente, se deberá aumentar la dosis a 3 cápsulas para hacer un total aproximado de 2 gramos de EPA y 750 mg de DHA al día.

Modo de administración intranasal para la niacina en cuadro agudo

Estando también en cuadro agudo, y mientras esté tomándose su jarabe para el reflujo gastroesofágico, haga polvo media tableta de niacina (125 mg), tal como lo hice yo empleando las dos cucharas, y en lugar de aspirar ese “polvito blanco” con el popote, agréguele unas dos gotas de agua purificada y remueva la mezcla con algún palillo de madera o de plástico (un Q-tip sin algodón en su extremo serviría) para comenzar a formar una pasta uniforme (la vitamina B3, al igual que las demás vitaminas del grupo B, son solubles en agua).

Si todavía está muy espesa, vaya agregando administración intranasaluna gota a la vez y removiendo la mezcla, hasta que obtenga una pastita con una textura que pueda adherirse a su dedo meñique. Ahora lleve esa sustancia terapéutica a su nariz e introduzca su dedo lo más profundo que pueda en una de sus fosas nasales, de manera que la mucosa olfativa se impregne de niacina. Si alguna vez usó el Vick VapoRub, comprenderá mejor lo que le estoy proponiendo. Haga lo mismo con su otra fosa nasal y posteriormente, cuando haya escurrimiento, no se limpie la nariz,  sino todo lo contrario, tape una fosa nasal con un dedo y aspire profundamente con la otra fosa para hacer que la niacina sea convenientemente absorbida por ambas mucosas (tiene que hacer lo mismo en ambas fosas, haya escurrimiento o no).

Es probable que al principio llegue a estornudar o le arda un poco la nariz porque la mucosa olfativa siempre responderá de esta manera a cualquier agente que esté intentando entrar a nuestro organismo por esta vía; pero ello compensará los beneficios que usted conseguirá empleando esta vía de administración. Puede llegar a ser un poco menos efectiva que la que yo usé; pero después de unos dos o tres días, este mismo protocolo será suficiente para decirle adiós a todas las molestias que ocasiona el reflujo. Este procedimiento de cuadro agudo por la vía intranasal, no sustituye en modo alguno las tomas y las dosis que se especificaron anteriormente para el modo de administración oral de esta vitamina, y debe practicarse con moderación, a fin de evitar una irritación excesiva o crónica de las mucosas olfativas.

Dieta recomendada 

carbohidratosEntre otros factores que no deberá usted desestimar están el seguir estrictamente (al menos al principio) una dieta muy baja en carbohidratos, libre de azúcares, grasas, gluten y lácteos, así como el suplementar sus alimentos con enzimas digestivas, tales como la lipasa, la amilasa, proteasa, maltasa, lactasa, sucrasa y celulasa.
Una dieta muy baja en carbohidratos no debería incluir alimentos como el arroz, las pastas, las harinas, los cereales,  los plátanos, la cebada, los frijoles, avena, patatas, tubérculos, maíz, pizzas, pan, etc.

Como cabría esperar, tampoco conviene condimentar excesivamente los alimentos, empleando salsas embotelladas como la Valentina, la Catsup, la Búfalo; chiles de todo tipo, pimienta, mostaza, mayonesa, etc.
Si usted es la excepción a la regla, es decir, si es de las personas que no padece de hipoclorhidria y ya comprobó efectivamente que su problema es más bien un exceso de acidez en el estómago (hiperclorhidria), entonces tal vez le convenga echarle una mirada al caso de éxito de reflujo por hiperclorhidria.

alimentos alcalinosAhí, la autora del tratamiento y protagonista del caso, Jamie Falahee, explica cómo lo resolvió, basándose en la exclusión de ciertos alimentos alérgenos y una dieta alcalina, que viene a ser lo contrario a lo que hasta aquí he expuesto (suplementos para aumentar la acidez y bajar el PH del estómago). También podría intentar un tratamiento que de acuerdo con Pereira[8], la melatonina, el ácido fólico, el complejo B, el triptófano y otros nutrientes, proporcionó mejores resultados que el omeprazol.

Diagnóstico y conclusiones

hcl y pepsinaLa Fundación MicroMédix ha confeccionado una receta de dicho tratamiento para las personas que padecen exceso de acidez. Si usted tiene dudas a cerca de la causa de su reflujo (hiperclorhidria o hipoclorhidria), por favor concerte una cita para confirmar su etiología. Si no radica en México y ya comprobó que es hipoclorhídrico, le conviene saber que hay todavía una mejor opción que el jarabe para el reflujo gastroesofágico, y es un suplemento a base de ácido clorhídrico y pepsina (no necesariamente tiene que ser de la marca mostrada). Pregunte en las tiendas naturistas y posiblemente encontrará alguno.
Si usted no mejora o empeora con el jarabe para el reflujo gastroesofágico y la niacina, es probable que sea hiperclorhídrico. Si no está seguro de ello, ordene aquí un análisis sintomático.

“De la moda, lo que acomoda, y del sistema…es poco lo que funciona”
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 15 de enero de 2015


¿Quieres que confeccionemos una receta inteligente para ti o tu familiar? Puedes concertar una cita para que registremos los síntomas y los demás datos que necesitamos.


REFERENCIAS

[1] Patrick Holford. Nutrición Óptima para la Mente.  La Medicina Nutricional y Ortomolecular Aplicada a la Salud y el Equilibrio Mentales. Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona
[2] http://untilthethinladysings.blogspot.mx/2010/04/how-i-cured-myself-from-gerd-acid.html
[3] http://heallovebe.com/2012/12/06/how-i-cured-myself-of-acid-reflux-naturally/
[4] http://diyhealthblog.com/2014/01/how-to-heal-acid-reflux/
[5] http://www.healingwell.com/community/default.aspx?f=45&m=
[6] http://my.chriskresser.com/wp-content/uploads/membership-files/ebooks/Heartburn%20GERD.pdf
[7] Jonathan E. Prousky, N.D., FRSH;1 Claire Kerwin, N.D. “Niacin (Nicotinic Acid) a Putative Treatment for Hypochlorhydria: Re-analysis of Two Case Reports”. Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 17, No. 3, 2002
[8] Ricardo de Souza Pereira. “Regression of gastroesophageal reflux disease symptoms using dietary supplementation with melatonin, vitamins and aminoacids: comparison with omeprazole”. Journal of Pineal Research. 2006; 41:195–200.


Deja un comentario

Alergias: corrigiendo deficiencias nutricionales con suplementos ortomoleculares

alergiasUna forma bastante tradicional de enmascarar los síntomas de una alergia, es empleando anti-histamínicos alopáticos. Las malas noticias son que dichos fármacos no solo producen efectos secundarios a largo plazo, sino que no están concebidos para acabar con el problema desde su raíz.
En opinión del Dr. Andrew Saul, Linus Pauling, Abram Hoffer y muchos otros expertos en medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas), casi todas las alergias son producto de una deficiencia nutricional; una carencia que tiene que ver con el estilo de vida, los hábitos alimenticios, la edad y las características bioquímicas de cada persona (individualidad bioquímica).

Las dosis deben ser ortomoleculares (orto significa correcto)

alergias en pielSabemos de sobra que el ser corpulento o muy alto, no necesariamente significa estar sano. Una persona bien nutrida no se enferma frecuentemente. En nuestra sección de Medicina Ortomolecular, se ha comentado lo inútil que resulta el apegarse a las cantidades diarias recomendadas (CDR o RDA, por sus siglas en inglés) por las autoridades gubernamentales del sector salud, ya que dichas dosis nunca van a aliviar a nadie de un trastorno agudo. Hemos observado que aún siguiendo esas CDR, los pacientes con bajos niveles de vitamina C experimentan una exagerada sensibilidad a ciertos agentes externos, como el polvo, el polen, el látex, los colorantes artificiales y a la contaminación ambiental en general. Las deficiencias en vitaminas A, E y del grupo B se manifiestan frecuentemente en problemas cutáneos o hipersensibilidad a ciertos alimentos, al estrés o a los gérmenes.

carotenoEl Dr. Andrew Saul, relata varios casos reales en www.doctoryourself.com, en los que ha curado a pacientes que habían estado padeciendo alergias durante muchos años, con megadosis de vitamina C y niacina (vitamina B3), así como con una cantidad apropiada de caroteno, la cual se puede alcanzar con uno o dos vasos de jugo de zanahoria y vegetales verdes al día. Si bien esa porción de caroteno diaria es suficiente para cualquiera, diferentes personas necesitarán cantidades distintas de suplementos.* Las dosis individuales dependerán de lo que que cada quien pueda tolerar.

En el caso de la niacina por ejemplo, uno debe comenzar a tomar unos 25 mg cada 10 minutos hasta que el cuerpo responda con un ligero rubor en las mejillas y/o un leve ardor en los brazos, en las manos o en el tórax. Esta reacción es completamente normal e inofensiva y corresponde al nivel de saturación de niacina de la persona en cuestión. En el caso del caroteno, el nivel de saturación se alcanza cuando la piel adquiere un tono bronceado que se parece mucho al que adquirimos cuando nos asoleamos.

colorantes artificialesTambién conviene si no suprimir por completo su consumo, cuando menos disminuir las carnes rojas, el azúcar y los aditivos químicos que contienen los alimentos altamente procesados, como los saborizantes y colorantes artificiales.
Hace poco más de 40 años, El Dr.Benjamin Feingold, autor de “Why Your Child is Hyperactive?”, observó que algunos niños tendían a ser hiperactivos cuando consumían ese tipo de comida chatarra que se produce con colorantes artificiales (derecha).

Receta ortomolecular

Descargar archivo PDF

 

 

Creceta para las alergiasuando los padres de esos niños les procuraron una dieta libre de aditivos químicos, el comportamiento hiperactivo cesó. El mismo Dr. Saul, ya citado con anterioridad, relata la historia de una paciente que después de haber padecido 72 alergias, se libró de ellas con 40 grs de Vitamina C al día. Ese era el nivel de saturación de su paciente, que correspondía al nivel de tolerancia intestinal, que dicho de otra manera, era la dosis justo por debajo de la cantidad que le provocaba diarrea.
Como se dijo, cada quien tendrá un nivel de saturación diferente. Si quiere conocer cómo calcular las dosis terapéuticas de acuerdo a su peso corporal, conocer las instrucciones detalladas sobre el modo de administración, las dosis diarias de los suplementos mencionados en esta entrada, la dieta recomendada y las indicaciones precisas para dejar de tomar fármacos, puede descargar la receta para las alergias (izquierda).

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 19 de septiembre de 2013


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.