Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


Deja un comentario

Psiquiatría personalizada para niños: un no rotundo a la farmacodependencia infantil

Dado que todos los trastornos de la personalidad se pueden corregir con nutrientes en dosis terapéuticas, la medicación psiquiátrica se está volviendo innecesaria. Hay varios signos en un niño o un adolescente que anuncian la llegada de un posible trastorno psicogénico.
El síntoma más común que uno llega a observar es el de la Sigue leyendo

Anuncios


14 comentarios

Zumbidos en los oídos o acúfenos: posibles causas y su tratamiento

Etiología (causas)

AcúfenosExisten más de 400 posibles causas por las cuales una persona puede llegar a padecer acúfenos (traducción del término anglosajón tinnitus), que van desde un simple acumulamiento de cerumen en el conducto auditivo externo ocasionado por un uso indebido de un hisopo de algodón, hasta un problema de origen neurológico en el oído interno (en donde tienen lugar mecanismos de naturaleza bioquímica muy complejos) que pudiera atribuirse a una deficiencia en algunos nutrientes que regularmente no pueden ser obtenidos a partir de los alimentos. Entre esos dos extremos, encontramos algunas otras causas comunes, como el consumo de aspartame, sustancia tóxica contenida en los edulcorantes artificiales como el Nutrasweet y el Canderel; la ingesta frecuente de aspirinas y otros fármacos; el síndrome de Menière; la pérdida parcial de la audición debido aruido ambiental la edad (presbiacusia); un daño cerebral y la exposición a sonidos de alta intensidad en escenarios tales como los conciertos de rock, las construcciones, los estadios de fútbol, las sierras de corte en las madererías , las podadoras de jardines en el vecindario y muchos otros entornos en donde se puede uno encontrar con fuentes de ruido por encima de los 80 decibeles.
El caso objeto de la presente publicación, el del Sr. WSS, está muy relacionado con esta última causa de exposición a los ruidos de alta sonoridad. Me refiero a un aficionado al aeromodelismo que a sus 72 años todavía pilotea aviones ultraligeros.

Caso de estudio

zumbidosMientras sostenía una amena plática con WSS, me explicaba cómo le apasionaba  el pilotear uno de esos ultraligeros, que de hecho él mismo diseña, gracias a los conocimientos y experiencia que ha acumulado durante la práctica de este audaz entretenimiento. Al tiempo que hablaba  entusiasmado, mientras me mostraba fotografías que colgaban de la pared de su estancia, enfatizaba lo precavido que solía ser no solo en cuanto al funcionamiento mecánico de este tipo de aeroplanos, sino a su salud. A este respecto, invariablemente acostumbraba usar diademas protectoras contra el ruido del motor, que por razones obvias no podía mantener alejado de sus oídos.

Una vez enterado de su interés en encontrar un remedio para sus acúfenos, comencé con el tipo de investigación que acostumbro realizar en los casos en los que la medicina alopática no ofrece una solución. Me inquietaba el saber que WSS estuviera padeciendo de acúfenos, aún habiéndose protegido de los ruidos a los que había estado expuesto.

GABARevisando los análisis que el Dr. Santiago Mendoza Benítez le había realizado en el Hospital Morelos de Cuernavaca, me sorprendió leer en su Reporte de Valoración Audiológica (hacer clic en la figura de la derecha para ver detalles) , el que en ANTECEDENTES PERSONALES hubiera escrito: “Sin importancia para padecimiento actual”. Yo intuía que aparte de su presbiacusia, los acúfenos podrían deberse a alguna otra causa relacionada con su antiguo estilo de vida. No me parecía lógico que sus antecedentes no fueran importantes para su padecimiento, así que le llamé por teléfono para indagar más sobre el asunto y fué así como descubrí que durante aproximadamente 10 años, WSS había estado expuesto no al ruido del motor de un ultraligero, sino al ruido que esos modelos de aviones a control remoto emiten mientras el que pilotea siente que “todo está bajo su control”. Esos avioncitos aparentemente inofensivos, pueden llegar a registrar hasta 75 decibeles en el lugar en donde su conductor acostumbra  colocarse. Y como era de esperarse, no solo es importante el nivel sonoro del ruido, sino la duración del mismo.

estereociliosLos acúfenos se producen debido a un daño en los estereocilios, unos accesorios microscópicos adheridos a las puntas de las células ciliadas de la cóclea. Es en estos cilios donde tiene lugar una transducción mecano-eléctrica, esto es, una transformación de la vibración del sonido en mensajes nerviosos que pueden ser interpretados por el cerebro. Los sonidos con una presión sonora de 80 decibeles o menor, causan que estos finos bellos experimenten movimientos que liberan los neurotransmisores desde el extremo basal de las células ciliares, que a su vez activan las neuronas del octavo nervio craneal.

Si el daño no es muy significativo o la exposición es poco frecuente, los estereocilios pueden recuperarse del daño, regresando a su funcionamiento normal en cuestión de minutos u horas. En estas condiciones, la audición del afectado vuelve a su condición nominal y el zumbido desaparece. Sin embargo, la exposición frecuente a sonidos muy fuertes eventualmente puede ocasionar un daño irreparable a las células ciliares y los estereocilios, y hasta una pérdida permanente de la audición o un tinnitus crónico. WSS nos ha reportado que lleva ya 4 años padeciendo de acúfenos.
Pero no todo es para siempre ni tiene porqué serlo. Las buenas noticias es que existen suplementos que pueden ayudar a fortalecer las carencias de algunos nutrientes que por alguna razón comienzan a faltar en la alimentación de quien comienza a padecer esta dolencia. Uno de los minerales que más relevancia tiene en este padecimiento es sin lugar a dudas el Zinc.

Deficiencia nutricional de Zinc y su correlación con la prostatitis

zincDesde el punto de vista de la informática y la extracción de conocimiento de la literatura biomédica, llama la atención que éste mineral sea uno de los que aparece más frecuentemente citado tanto en artículos relacionados con tratamientos alternativos para los acúfenos, como los que tratan a cerca de los trastornos de la próstata. Si usted ha estado leyendo con atención hasta aquí, seguramente ya se estará haciendo la pregunta que al menos yo considero debería ser obligada en este momento: ¿WSS ha tenido o tiene actualmente problemas de próstata?. Como cabría esperar, la respuesta es sí, sí los tiene. De hecho, hace aproximadamente un mes que WSS ha estado intentando mejorar sus síntomas con el botiquín para la próstata y la hiperplasia prostática benigna de la Fundación MicroMédix, a fin de aliviar algunos problemas menores en sus vías urinarias. Y lo que todavía más nos ha llamado la atención no solo a nosotros sino a él también, es que de un tiempo para acá, después de haber comenzado con las microdosis, su audición ha comenzado a mejorar, si no en nivel de sonoridad, sí en cuanto a inteligibilidad de la palabra se refiere.

Durante una conversación telefónica, él intercambia el auricular del aparato telefónico entre un oído y otro para comparar la calidad de su escucha en cada uno de ellos. Mediante esta prueba ha comprobado que el oído por el que anteriormente entendía menos, ahora está comenzando a mejorar, pues los sonidos percibidos tienen mayor nitidez. Esas dos palabras claves nos conduce ahora a una nueva pista que conviene rastrear más de cerca.

GABA y ácido glutámico: neurotransmisores implicados en la sintomatología

Si analizamos la conexión entre esos sonidos percibidos y lo que en un párrafo anterior escribí también en negritas, a propósito de mensajes nerviosos que pueden ser interpretados por el cerebro, estamos ante una situación en la que tal vez no exista un daño irreparable, sino un mal funcionamiento de los neurotransmisores.

GABALos neurotransmisores están involucrados en la transmisión de los impulsos nerviosos y son los mensajeros químicos que utilizan las células nerviosas para comunicarse a través de la sinapsis. Cada uno de esos neurotransmisores es responsable de diferentes funciones cerebrales especificas.
Así como la serotonina responde por nuestro estado de ánimo, nuestro dolor de espalda, nuestra depresión, nuestra falta de sueño y algunos trastornos mentales (ver Síndrome de Down para ampliar más la información de éste y otros neurotransmisores), hay dos neurotransmisores de gran relevancia para el caso que nos ocupa y que se distinguen de los demás en que pueden responder por el zumbido de oídos (acúfenos), entre otros trastornos. Se trata del glutamato y del GABA (Gamma-Amino-Butyric Acid).

El ácido gama amino-butírico es un neurotransmisor del tipo inhibitorio, mientras que el glutamato o ácido glutámico es excitatorio. Ambos deben estar coexistiendo de una manera equilibrada para evitar trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer, el mal de Parkinson y los acúfenos.

suplementosPara mantener un equilibrio entre ambos neurotransmisores, recomendamos administrar los siguientes nutrientes en dosis ortomoleculares (terapéuticas):
1. Los siguientes tres  aminoácidos ([5] ,[6]): taurina, GABA (como suplemento) y L-teanina
2. Un poderoso antioxidante como el NAC (N-acetyl cysteine) o la vitamina E (que coadyuvaría asimismo con los problemas de próstata) ([5] y [6])
3. Las vitaminas contenidas en el complejo B y la D [6]
4. Los minerales magnesio y Zinc (mencionado con anterioridad) ([7] y [8])
5. Los ácidos grasos omega 3 ([6]) y
6. La planta Ginkgo biloba ([2] y [3] )

La receta: un condensado del trabajo de investigación 

Descargar archivo PDF

 

Areceta para los acúfenosdemás de la microdosis de Ginkgo biloba y de complejo B, recomendaremos la de cola de caballo (ya incluida en el botiquín de la próstata) y la de passiflora.
Como complemento de lo anterior, se deberá observar una dieta libre de cafeína, carbohidratos, baja en azúcar, sobre todo la refinada (no se debe eliminar del todo, solo conservar un nivel bajo para permitir que exista un nivel constante de azúcar en la sangre hacia el cerebro), sin alcohol, baja en sodio (poca sal) y libre de aspartame (refrescos dietéticos, edulcorantes sintéticos, etc.), saborizantes y colorantes artificiales. Los detalles de las dosis de cada nutriente mencionado y su modo de administración, los podrá encontrar en nuestra Receta para los Acúfenos (izquierda).

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 17 de septiembre de 2013


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] Tinnitus: Questions to reveal the cause,answers to provide relief. Robert L. Folmer, PhD, William Hal Martin, PhD, and Yongbing Shi, MD, PhD. OHSU Tinnitus Clinic, Oregon Hearing Research Center, Department of Otolaryngology,Oregon Health & Science University, Portland. JULY 2004 / VOL 53, NO 7 · The Journal of Family Practice
[2] Dietary Supplements and Natural Products as Psychotherapeutic Agents. ADRIANE FUGH-BERMAN, MD, AND JERRY M. COTT, PHD. Psychosomatic Medicine 61:712–728 (1999)
[3] Medicinal Natural Products. A Biosynthetic Approach. Second Edition. Paul M Dewick. John Wiley & Sons Ltd.
[4] http://www.acufenos.org/~foro/viewtopic.php?f=2&t=800
[
5] The Chemistry of Calm: A Powerful, Drug-Free Plan to Quiet Your Fears and Overcome Your Anxiety by Henry Emmons. Touchstone, a Division of Simon & Schuster, Inc. (October 5, 2010).
[6] http://www.tinnitusformula.com/library/brain-calming-supplements-for-tinnitus/
[
7] Nutrition, Biochemistry, and Tinnitus. Wallace Rubin. International Tinnitus Journal, Vol. 5, No.2, 144-145 (1999)
[8] Alternative Medication for Tinnitus Relief. Preliminary Findings from an Ongoing Online Survey. Smita Agrawal, Ph.D., M.S., Claudia Coelho, M.D., Ph.D., Richard Tyler, Ph.D. and Shelly A. Witt, M.A./CCC-A, University of Iowa. Tinnitus Today. Spring 2010
[9] Alternative medications and other treatments for tinnitus: facts from fiction.M.D. Seidman, S. Babu / Otolaryngol Clin N Am 36 (2003) 359–381