Medicina Natural

Consultorio de Medicina Alternativa con Recetas

Medicina Ortomolecular

medicina ortomolecularLa medicina ortomolecular es un tipo de medicina alternativa que cura con dosis terapéuticas de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y aminoácidos.
Su principio fundamental consiste en establecer correlaciones entre síntomas y deficiencias nutricionales, a fin de determinar las dosis que cada paciente necesita, en función de su individualidad bioquímica.
Este enfoque terapéutico constituye una alternativa muy prometedora para el alivio de un gran número de enfermedades que la medicina alopática convencional no ha podido curar.

La esquizofrenia y muchos trastornos mentales constituyen un ejemplo claro de cómo la psiquiatría convencional está a punto de caer en desuso, pues a diferencia de los casos de éxito que hemos encontrado en la práctica de la medicina alternativa, no existen evidencias contundentes de que la psiquiatría que emplea antipsicóticos esté dando los resultados que de ella se esperan.

Linus PaulingNo obstante lo anterior, hay quienes siguen recurriendo al psiquiatra, porque no conocen la medicina ortomolecular, y lo más probable es que esto se deba a que a pesar de que ésta última existe desde la década de los 50´s, la industria farmacéutica se ha esforzado en desacreditarla, subestimando los grandes logros de sus pioneros, los doctores Linus Pauling (derecha) y Abram Hoffer. Y esto es bastante comprensible: a quién le va a agradar que después de haber invertido millones de dólares en disfrazar los síntomas de muchas de esas enfermedades psicogénicas, alguien le diga que sus psicotrópicos solo sirven para crear dependencia y ocasionar efectos secundarios desagradables. En este orden de ideas, el negocio de las drogas legales suele ser muy lucrativo, precisamente por la dependencia que generan.

Abraham HofferEn la sección editorial de una edición de la Revista de la Medicina Ortomolecular [17], Abram Hoffer (izquierda) puntualiza cómo los medicamentos “anti-psicóticos” crean dependencia, generando en los periodos en los que se deja de consumir el fármaco, sensaciones muy desagradables que fomentan la reincidencia. Los pacientes prefieren seguir consumiéndolas y sufrir recaídas frecuentes que experimentar lo que se conoce como “síndrome de abstinencia”. Y es ahí en donde uno se percata del gran negocio que implica la venta de los anti-psicóticos.

Afortunadamente la Internet está contribuyendo a combatir la ignorancia, más o menos como lo a hecho con la enajenación inducida por los medios masivos de comunicación, como son la radio y la televisión, en donde la información sigue estando polarizada y ligada a intereses que nada tienen que ver con las necesidades sanitarias de la población. Nuestro sistema de salud está diseñado para beneficiar más a los grandes consorcios farmacéuticos que a los enfermos.

Don R. Swanson¿O es que no sabía usted, querido lector, que las infecciones se combaten mejor con dosis masivas de vitamina C, que con antibióticos?; ¿que las adicciones pueden ser tratadas con grandes dosis de ascorbato de sodio [18]?; ¿que hace más de veinticinco años, el Dr. Don R. Swanson (derecha), descubrió que el magnesio vendría a ser lo más indicado para el alivio de la migraña?; ¿que la niacina junto con otros antioxidantes, nos ayudaron a los investigadores de la Fundación MicroMédix a curar de esquizofrenia a dos pacientes en cinco meses?; ¿que la hipertensión arterial se cura con un tratamiento a base de magnesio, niacina y vitamina C ?; y la lista continúa (ver índice temático).

Pero analicemos con más detenimiento el fenómeno de la Web 2.0 para comprender mejor porqué la medicina ortomolecular no tenía tanta popularidad y cómo es que hoy en día está permeando en nuestra sociedad con más fuerza.

red socialDadas las características que imperan en la Internet, el fenómeno social conocido como Web 2.0 ha dado lugar a una nueva generación de usuarios conocida como “prosumidores”, en contraste con los llamados consumidores de la primera generación (Web 1.0). Esta nueva generación ahora ya no solo consume información, sino que también la produce, y si bien es cierto que no todos “suben”  información digna de confianza, puede existir un gran consenso en lo que a cada quien le es útil a la hora de estar buscando una mejor calidad de vida.

Existen redes sociales casi para todo y para todos, en donde  gracias a ese consenso, se puede encontrar una solución a un problema que una comunidad de usuarios comparte. Es así como está surgiendo lo que yo llamaría una medicina alternativa por consensola búsqueda de una cura basada en casos de éxito con más evidencia que los ensayos clínicos de una “medicina basada en evidencias”, cuyos resultados son sesgados y a veces hasta falseados por los intereses de quien patrocina la investigación. En una red social de enfermos de artrosis por ejemplo, el compartir dolencias, miedos, consejos y la experiencia vivida a lo largo de un arduo proceso de recuperación, puede dar más luz a cerca de cómo luchar contra el padecimiento y vencerlo, que los resultados polarizados de unos ensayos clínicos.

Y para muestra un botón. Si usted me dijera en este momento que padece de Salud 2.0depresión y que está harto de las drogas antidepresivas, lo invito a que encuentre una cura natural con esta nueva modalidad de medicina alternativa por consenso, consultando aquí los testimonios que aparecen en este extraordinario sitio de salud mental (Safe Harbor), en donde no dudo que encontrará más de una solución para dicho problema y para otros trastornos psicogénicos como el bipolar, la ansiedad, los ataques de pánico y la psicosis.

Esta validación de información por consenso nació antes de iniciar el siglo XXI como un movimiento global que se convirtió en lo que hoy se conoce como Health 2.0, y surgió más bien como una tendencia de los e-patients, esto es, grupos de pacientes afectados por alguna enfermedad que se unen a una red de usuarios en condiciones similares (peers) en busca de alivio. Su origen, la “inteligencia colectiva” o “sabiduría masiva”, del  inglés, “wisdom of crowds”, es un término acuñado por James Surowiecki para hacer referencia a dicha tendencia [19], y es uno de los principales rasgos característicos de las redes colaborativas: la responsable de que muchos especialistas estén perdiendo crédito, en el sentido de que millones de enfermos pueden extraer más conocimiento compartiendo vivencias, experiencias y sufrimientos, que el que podría acumular en toda su carrera, un solo médico especialista.

libro blanco de los e-pacientesEn el libro blanco de los e-pacientes, el Dr. Tom Ferguson dice textualmente: “Hace un siglo, el cerebro de un médico podía contener toda la información necesaria para tratar la mayoría de las enfermedades médicas conocidas; … Durante el siglo pasado, la información médica fue incrementándose exponencialmente; pero […] la capacidad de almacenar y procesar del cerebro humano no lo ha hecho. Como explica Donald Lindberg, director de la Biblioteca Nacional de Medicina, <Si leo y memorizo dos artículos de revistas médicas cada noche, al final de un año, llevaría 400 años de retraso>.Ya no es posible para los profesionales médicos estar completamente al día de la larga lista de enfermedades. Es incluso difícil estarlo para un solo trastorno” [20]. Pero hagamos el siguiente ejercicio práctico de inteligencia colectiva, para ilustrar mejor cómo opera este principio.

Inteligencia colectivaSi usted llena un frasco grande y transparente con lunetas de chocolate multicolor de manera que al preguntarle a un grupo considerable de personas, digamos 300 o más (entre mayor número de participantes mejor), cuántas lunetas estiman que haya en dicho frasco, todas ellas, al mirar a través de éste, emitirán opiniones al parecer muy dispares y quizás en algunos casos hasta muy alejadas de la realidad. Si usted logra que cada uno de los participantes escriba su estimado en una aplicación como Google Drive, utilizando la opción de hoja de cálculo, y al final del experimento obtiene la media aritmética de las opiniones de todos aquellos a los que invitó a participar, obtendrá un valor muy cercano al número de lunetas que hay en el frasco. Usted va a quedar sorprendido de su resultado y  seguramente tendrá dificultades para contradecir lo que a Bernoulli le tomó 20 años comprobar cuando planteó a la comunidad científica la Ley de los Grandes Números, en 1713. Esta ley, aunada a esta nueva tendencia de colaboración de usuarios en redes sociales son los responsables del fenómeno anteriormente descrito como inteligencia colectiva*.

médicosEs por eso que los psiquiatras y otros médicos alopáticos están desaconsejando a sus pacientes ir a la Internet en busca de información, diciéndoles que lo único que van a lograr con ello es preocuparse más. Les dan a entender que ellos (los médicos) son los únicos que saben lo que tienen. Sin embargo, el paciente es quien siente en carne propia las molestias de su enfermedad; el médico no, solo puede imaginárselas. Este último no puede estar más preocupado de lo que su paciente está por su condición y una vez que prescribe, se olvida del caso y pone manos a la obra en el siguiente asunto de mayor prioridad para él.

Los médicos que así proceden todavía no se han percatado de que sus pacientes cada día se involucran más con sus dolencias y de que desearían participar más en su recuperación. Los e-pacientes que ya están enterados de lo que la medicina ortomolecular es capaz de hacer por ellos, podrían estar deseando seguir un tratamiento basado en la administración de dosis adecuadas de esa clase de sustancias que de manera normal se hallan en su organismo, como son la vitamina C, la niacina y el ácido fólico.
Los e-pacientes tratados acorde con este enfoque, probablemente se recuperarían más rápido que aquéllos a los que se les impusiera una terapia con la que no estuvieran muy de acuerdo, por más que hubiera sido recomendada por un excelentísimo detractor de bata blanca. A este respecto, Tom Ferguson comenta:

e-pacientes“Cuando los clínicos reconocen y apoyan el rol esencial de sus pacientes en el auto-cuidado, proporcionándoles las habilidades, herramientas y el apoyo que necesitan para gestionar sus propios cuidados de forma aún más efectiva y apoyan sus esfuerzos para proporcionar cuidados útiles para sí mismos y para los demás, éstos muestran menos síntomas, mejores resultados demostrables, y necesitan menos cuidados profesionales” [20].
Si lo que afirma Ferguson se convirtiera en tendencia, esos clínicos dejarían de hacer negocio: no creo que a ellos les convenga que sus pacientes cuenten con muchas herramientas. Pero para eso está la Internet.

Muchos médicos que no practican la medicina ortomolecular, que la desconocen, o que no son partidarios de ésta, van a estar en desacuerdo con administrar grandes dosis de cualquier sustancia, sea ésta natural o no. Lo que los detractores de la medicina ortomolecular no saben, es que las dosis han sido determinadas por expertos como Pauling, Hoffer, Prousky, Saul, Harrell, y muchos otros profesionales sanitarios, no de manera arbitraria, sino con base en cientos de casos de éxito en los que no se han observado reacciones secundarias más allá de un rubor y un picor en algunas partes del cuerpo, como es el caso de la vitamina B3/niacina, o de una diarrea pasajera (de una sola vez) , como el caso de la vitamina C, que son ambos efectos colaterales intrascendentes y perfectamente tolerables.

RDAsLas dosis recomendadas y publicadas en Estados Unidos por la National Academic of Science, suelen denotarse en la mayoría de los envases multivitamínicos con las siglas RDA , que significa Recommended Daily Allowances. Tanto el Dr. Abram Hoffer como el Dr. Linus Pauling, uno de los pocos laureados con el premio Nobel en más de una ocasión (2 para ser exactos) y a quien se atribuye el uso del término “medicina ortomolecular”, no parecen muy convencidos de que las recomendaciones diarias permitidas para las vitaminas y minerales resulten de mucha ayuda, cuando se trata sobre todo del alivio de una enfermedad, es decir, las cantidades mostradas en la tabla de la izquierda distan mucho de ser dosis terapéuticas, y muchas veces suelen ser un gasto inútil aún en el caso de la prevención de las enfermedades para las cuales cada una de esas sustancias está indicada. Compárese tan solo la RDA de la Niacina de la tabla mostrada, con la dosis recomendada para la esquizofrenia por el propio Dr. Hoffer [16].

laboratorios farmacéuticosLa relación es de 3000/18, o sea, casi 167 veces más de lo que sugieren las autoridades sanitarias. Los gobiernos no investigan. No están muy interesados en promover un sistema de salud basado en vitaminas y minerales porque de acuerdo con Andrew W. Saul, las terapias basadas en vitaminas no resultan atractivas para la industria farmacéutica, pues los productos que no se pueden patentar, como las vitaminas, no dejan dinero. No se hace investigación en donde no se espera un retorno de inversión. Los laboratorios farmacéuticos no desean encontrar una cura que no involucre una fórmula patentable. El ejemplo más dramático de esta situación es el enfoque que la “medicina moderna” le da al tratamiento del síndrome de Down.

El que las dosis diarias recomendadas (RDA) se hayan establecido en un nivel tan bajo puede deberse a dos razones. Una de ellas puede ser que las autoridades simplemente no saben que existe algo como la medicina ortomolecular y la otra que a sabiendas de que con esas cantidades tan pequeñas nadie va a mejorar su salud de manera significativa, se está desalentando el consumo de vitaminas y minerales y se está fomentando la creación de patentes en pro de la industria farmacéutica (en cualquiera de las referencias de la [7] a la [15], se puede hallar datos muy relevantes a cerca de cómo opera la industria farmacéutica y de cómo sus prácticas deshonestas han beneficiado a gobiernos, instituciones médicas, profesionales de la salud y por supuesto, a sus propias arcas). Ese es el sistema con el que muchos de nosotros tenemos que lidiar día a día.

consensoortomolecularLos detractores de la medicina ortomolecular nunca admitirán que altas dosis de sustancias ortomoleculares puedan producir cambios positivos en la conducta y los síntomas de un mal hereditario como el de la trisomía 21 (síndrome de Down), a pesar de las evidencias en contrario. La Dra. Ruth F. Harrell, de la Old Dominion University, en Norfolk, Virginia, demostró que cierto tipo de nutrientes, como la vitamina B1, pueden aumentar el coeficiente intelectual (IQ) y mejorar el aprendizaje de niños con discapacidad intelectual (véanse Ref. [1]-[6]). Hay mucha polémica en la comunidad científica en torno a este dilema; pero lo que sí se concluye de todo lo dicho hasta aquí, es que mientras haya consenso y evidencia suficiente de casos de recuperación con un tratamiento ortomolecular, eso implica que es posible la sanación del padecimiento en cuestión, y que eso debe bastar para intentar mejorar el estado de salud de cualquiera, siguiendo los pasos de los que ya lo han intentado de esa manera (con la medicina alternativa), a sabiendas de que las sustancias ortomoleculares (normales en nuestro organismo) no lo pondrán en peligro”.

En la Fundación MicroMédix tratamos a nuestros pacientes con las técnicas de la medicina ortomolecular, y no solo por las razones anteriormente expuestas, sino porque las reacciones secundarias, si es que las hay, son menores e intrascendentes.

* “El sistema completo se comporta de un modo distinto y es mayor que la suma de sus partes”… Aristóteles

¿Quieres saber más sobre medicina ortomolecular? En nuestro Índice Temático vas a encontrar muchos artículos que te pueden ayudar a resolver tu problema. 


REFERENCIAS

[1]  Harrell RF, Capp RH, Davis DR, Peerless J, and Ravitz LR. Can nutritional supplements help mentally retarded children? An exploratory study. Proc Natl AcadSci USA, 1981. 78: 574–8.
[2]  Harrell RF. Effect of added thiamine on learning. NY: Bureau of Publications, Teachers College, Columbia University, 1943. Issued in the series: Contributions to education, no. 877. Reprinted: New York, AMS Press, 1972. ISBN: 0404558771.
[3]  Harrell RF. Further effects of added thiamine on learning and other processes. NY: Bureau of Publications, Teachers College, Columbia University, 1947. Issued in the series: Contributions to education, no. 928. Reprinted: New York, AMS Press, 1972. ISBN: 040455928X.
[4] Harrell RF. Mental response to added thiamine. J Nutrition, 1946. 31:283.
[5] Harrell RF, Woodyard E and Gates AI. The effect of mothers’ diets on the intelligence of offspring. Also known as: Relation of maternal prenatal diet to intelligence of the offspring. NY: Bureau of Publications, Teachers College,Columbia University, 1956.
[6] Dr. Ruth Flinn Harrell: Effect of added thiamine on learning.” The Health Seeker, p 18-19. http://www.geocities.com/HotSprings/2194/vitamin.html
[7] Medicamentos que nos enferman e industrias farmacéuticas que nos convierten en pacientes. Ray Moynihan, Alan Cassels; ed. Terapias verdes
[8] Peligro mortal: efectos de la prescripción de fármacos. Arabella Melville Colin Johnson
[9] La píldora de los 800 millones de dólares. La verdad sobre el coste de los nuevos fármacos. Merril Goozner ; ed. Belacqva
[10] Traficantes de Salud. Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad. Miguel Jara, ed. Icaria
[11] El libro negro de las marcas: el lado oscuro de las empresas globales (debate), Cap. “Conejillos de indias”. Klaus Werner y Hans Weiss
[12] Los inventores de enfermedades, cómo nos convierten en pacientes. Jörg Blech, edit. Destino
[13] Medicina enferma:cómo protegernos de las terapias discutibles. Jörg Blech, edit Destino
[14] Secretos de la industria farmacéutica. Efectos adversos de muchos medicamentos: bajo sospecha su fabricación y prescripción. Bryan Hubbard; ed. Terapias verdes
[15] Lo que los médicos no nos dicen. Lynne MacTaggart; ed. Terapias Verdes
[16] Orthomolecular Treatment of Schizophrenia. A. Hoffer, M.D., Ph.D., F.A.P.A.
[17] Journal of Orthomolecular Medicine. Vol. 19, No. 1, 2004.
[18] Attenuation of Heroin Withdrawal Syndrome by the Administration of High-Dose Vitamin C. Alexander G. Schauss.
Journal of Orthomolecular Medicine Vol 27, No 4, 2012.
[19] Jane Sarasohn-Kahn. The Wisdom of Patients: Health Care Meets Online Social Media. California HealthCare Foundation.
[20] e-pacientes: cómo nos pueden ayudar a mejorar la salud. Dr. Tom Ferguson y el Grupo de Trabajo Académico de los e-Pacientes. © 2007

12 pensamientos en “Medicina Ortomolecular

  1. Pingback: Alergias: corrigiendo deficiencias nutricionales con suplementos ortomoleculares | Terapias Inteligentes

  2. Sólo tengo anhedonia ya inicié el tratamiento pero no se me quita la anhedonia y es muy duro vivir así dígame de algún suplemento que sirva para este trastorno. Como le dije no tengo alucinaciones sólo la anhedonia. Saludos

    Me gusta

    • Jonathan:
      Es muy temprano para que esa apatía y desmotivación que sientes se te quite. Si ya iniciaste el tratamiento, debes de darle tiempo a los suplementos para que comiencen a trabajar. Recuerda lo que te comenté durante la consulta de la semana pasada, a propósito de ser paciente con este tratamiento, porque toma cierto tiempo el que el organismo recupere los niveles de nutrientes que están bajos. Si después de dos cajas de complejo B (la bedoyecta o su genérico), y demás suplementos que te recomendé no fuera suficiente, entonces podríamos pensar en otro suplemento que se llama DMAE; pero a mi parece que con lo que te menconé en la consulta (5-HTP), te vas a comenzar a sentir mejor. Todo está en tener paciencia.
      Seguimos en contacto.

      Me gusta

  3. Hola, Buenas tardes! Donde se puede consultar? tengo dos personas con esquizofrenia 😦

    Me gusta

  4. Estoy en el norte de México, no puedo viajar para la cita, por cuestiones económicas,de trabajo y de atención a mis dos únicos hijos…Ellos están así por abuso de drogas, uno delira y el otro oye voces., a uno ya le dan olanzapina una en la noche nomas de 10g , a el otro le doy respiridona, valpoatro y bipiredeno, pero dice que las voces no bajan nada, este último ya tiene 2 años. Parece que vi que le podemos consultar por correo o por este medio y hay que bajar una receta, pero no se si la donación es en pesos o en dlls 😦 Muchas gracias por su atención, y Dios los bendiga, ya que estoy leyendo todo lo que hacen y es una labor muy noble….
    Ud me dice como podría ponerme en contacto con uds para poder empezar con este tratamiento., yo tengo mucha FE en Dios, pero se tmb que tengo que accionar mi FE, y ella esta en este tratamiento natural…. De hecho ya estoy buscando la Moringa, y Omega 3., pero si alguien nos orienta mucho mejor…

    Me gusta

    • Josefina:
      Agradezco mucho su confianza y espero ayudarle como usted lo está esperando. Como seguramente habrá visto usted en los comentarios del artículo sobre nuestro caso de éxito de esquizofrenia, ya son muchas las personas que han comenzado a tratar a sus seres queridos de la manera en la que usted lo ha mencionado: descargan la receta y posteriormente se apoyan en nosotros para aclarar sus dudas y personalizar el tratamiento que en esa guía hemos especificado. El costo de dicha receta es de 35 dólares pero le incluye todas las consultas en línea y telefónicas que usted necesite para que sus hijos vayan mejorando gradualmente. El alivio no es de la noche a la mañana,pues así como tardó en desarrollarse el problema, así también se requerirá de tiempo para restablecer los niveles de varios nutrientes que ahora están bajos en el cerebro de sus hijos. Denos 6 meses para ver resultados, porque tampoco se trata de engañar a nadie. Tenemos que ser honestos y realistas para que todo vaya bien. Tampoco tenemos garantías de que este tratamiento les funcione a todos; pero si usted le otorgó dos años a los psiquiatras para curar a uno de sus hijos y no ha obtenido ningún resultado, creo que suena bastante sensato probar esta otra alternativa con medicina natural.
      Quedamos a sus órdenes para cualquier duda que haya quedado.

      Me gusta

  5. Muchas, gracias, Micromedix, me contactaré con uds a algún correo, disculpe, que no conteste rápido, pero fin de semana no tuve accesos al internet…

    Me gusta

  6. Nos gustaria iniciar tratamiento pero estamosen colombia paciente de esquizofrenia paranoide como hacemos

    Me gusta

  7. tengo un hijo con ezquizofrenia escucha boses y dice que es famoso, cuando a el comenzo el consumia diferentes tipos de drogas mariguana,met,spaci.el tiene 18 anos , esta tomando respiridone y para la deprecion.lo quisiera aayudarel no dej de drogarse lo hace por las tardes noches y la otra tiene 22 anos tubo una deprecion muy fuerte (negativa) esta tomando 4 medecinas que la tienen agotada todo el tiempo.quisira poder comunirme con ustedes para poder coseguir los tratamientos para mis hijos.les dejo mi correo

    Me gusta

    • Gonzalo:
      Si estás en México, nos puedes llamar al 01-777-263-1938. Si tu hijo continúa consumiendo marihuana y otras drogas, va a empeorar. Vamos a tener que personalizar la receta de la esquizofrenia para tratar el problema de su adicción. Se ve difícil pero como está joven, todavía estás a tiempo de remediar la situación. A tu hija también la podemos ayudar. Llámanos para que te expliquemos cómo podrías empezar.
      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s