Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio


Deja un comentario

Medicina alternativa para la impotencia sexual por deficiencias nutricionales

Una química de 45 elementos, una biometría hemática y un reporte del nivel de testorena en suero, fueron los exámenes de laboratorio que un urólogo le solicitó al protagonista del caso de estudio que en breve estaré pormenorizando, a fin de confeccionar su receta. Este paciente de 20 años, a quien llamaré Eduardo para no develar su Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Queratocono: una alternativa holística para su alivio

queratoconoEl queratocono es un trastorno caracterizado por un adelgazamiento progresivo de la córnea, que da lugar a una protuberancia cónica en su centro. En casos graves puede ocasionar cierta discapacidad emocional [1]. Se cree que el queratocono puede afectar el comportamiento, al grado de ocasionar síntomas parecidos a los que comúnmente se asocian a una esquizofrenia (delirios, compulsiones, obsesiones, alucinaciones, etc.) [2]. Al principio, las personas con queratocono ven los objetos y las personas a su alrededor algo borrosas. Conforme avanza la enfermedad, la visión se va deteriorando a cualquier distancia, llegando a empeorar al obscurecer.

La personalidad queratocónica

El queratocono suele aparecer alrededor de la segunda década de vida, con una prevalencia de 0,05% (un afectado por cada 2,000 habitantes). El estudio de la comorbilidad entre enfermedades físicas y mentales tiene grandes implicaciones para el tratamiento, la calidad de vida y la prevención de brotes psicogénicos. Es por eso que en este estudio, vamos a proponer nutrientes cuya deficiencia podría estar asociada tanto a síntomas propios de un trastorno psicótico, como a los de un queratocono. De hecho, existe una gran cantidad de publicaciones en las que sus respectivos autores denominan “personalidad queratocónica”, a la forma en la que tienden a comportarse los pacientes estudiados en sus ensayos clínicos [3].

queratoconicaEn mayo de 2003, Rudisch y sus colaboradores le escribieron al editor de la revista The American Journal of Psychiatry, para presentar el caso de un paciente con diagnóstico provisional de queratocono y trastorno esquizofreniforme. Este trastorno está caracterizado por la presencia de delirios, alucinaciones, ideas confusas, comportamiento desorganizado, catatatonia y síntomas negativos. En su carta, los autores manifestaban que varios oftalmólogos habían reportado la existencia de una “personalidad queratocónica” en algunos de sus pacientes, que podía describirse como paranoica, ansiosa, compulsiva y con tendencia a somatizar [4].

Y aunque existe una gran cantidad de estudios relacionados con las diferencias de personalidad entre pacientes queratocónicos e individuos sanos, todavía no se ha esclarecido si esto depende o no del estrés originado por la misma enfermedad ocular crónica.
El paciente al que se refería ese equipo de investigadores era un joven de 23 años que había sido internado en un hospital psiquiátrico después de una historia de 5 meses de delirios, quien tenía la creencia de que sus trasplantes de córnea eran unos transmisores de radio que habían sido implantados en su cabeza. Había sido diagnosticado con queratocono a los 17 años y se sometió a un trasplante de córnea bilateral a los 21.

personalidadEn una ocasión, en un arranque de angustia y desesperación, este muchacho roció su auto de gasolina y le prendió fuego. También tenía antecedentes de abuso de cocaína, anfetaminas y LSD. Su conversación era incoherente, no demostraba afecto y pocas veces lograba concentrarse en algo. Sus principales preocupaciones eran las quemaduras de cigarro que él afirmaba tener en las piernas y en la espalda, y la de que todos sus problemas se debían al “material audiovisual” que tenía implantado en sus ojos. Lo interesante de este caso es que tanto ese grupo de investigadores como el que escribe estas líneas, creemos que el hecho de que otras personas hayan tenido una experiencia similar, puede dar luz a la hora de encontrar mayor número de correlaciones entre el queratocono y la esquizofrenia.

En lo que concierne al estudio que en seguida estaré presentando, resulta muy productivo comparar las sustancias que recomienda la medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas) para ambos padecimientos.
A fin de ilustrar cómo el queratocono aparece de nuevo acompañado de un par de delirios y una que otra obsesión, relataré ahora el caso de Alejandro, un paciente que comenzó con un tratamiento que en un principio estaba destinado a mejorar los síntomas propios de una esquizofrenia carente de alucinaciones.

Alejandro de Austria y la terapia ayudada por mascotas

adeleAunque Alejandro presenta queratocono, nunca reportó haber tenido alucinaciones, y si bien la mayor parte del tiempo se mostraba coherente en sus conversaciones, tenía la creencia de que una ex-novia suya podría estar todavía interesada en él, porque ella se portaba amable cada vez que conversaban. Aunque estaba casada, Alejandro dudaba de la autenticidad de su matrimonio. Para él, la boda bien podía haber sido un montaje. Esa obsesión se entremezclaba con un delirio que tenía en relación a una supuesta admiradora que le enviaba mensajes a través de canciones populares, según le llegó a decir a Lourdes González, la terapeuta que lo estaba atendiendo al principio del tratamiento. De acuerdo con Alejandro, la chica en cuestión tenía tanto poder económico, que podía pagarle a intérpretes de fama mundial, para hacerle llegar los mensajes a través de sus canciones.

Todo esto sucedía mientras él se encontraba con su mamá en Austria. Pero lo más interesante de este caso son las claves que pudimos descubrir, precisamente por haber experimentado algunos altibajos. Tanto Alejandro como su mamá tuvieron que trasladarse a Cuba y luego a los Ángeles, en donde la mayor parte del tiempo él mostró un comportamiento bastante estable. Curiosamente, una de las peores crisis de su enfermedad sucedió durante su estancia en Europa, mientras que sus mejores días los pasó en su país de origen y en California, en donde tuvo la fortuna de conocer a su amigo Yamba, un perro que le ayudó a reflexionar sobre lo que le estaba pasando, y que a la postre le permitiría ver la vida desde una perspectiva diferente.

mascotaYo sabía de casos de niños autistas que mejoraban sustancialmente en compañía de una mascota; pero no podía creer que Alejandro hubiera respondido tan satisfactoriamente como lo hizo cuando pudo compartir esos momentos importantes de su vida con Yamba. Ya se ve que en ciertos casos, una terapia asistida por animales puede hacer más por un ser humano, que una pastilla sintética fabricada en el laboratorio. Es ahí donde radica la magia de las terapias alternativas. Y cuando digo magia, no estoy insinuando que una mascota pueda tener poderes curativos, sino apelando al significado y valor que le da el paciente a la experiencia.

A Alejandro no le han servido de mucho todos esos ensayos clínicos aleatorios tipo doble ciego, y todas esas campañas mercadotécnicas que la medicina tradicional despliega para impresionar a sus seguidores. El caso de Alex es una prueba fiel de lo que Joe Dispenza insinuó alguna vez en uno de sus éxitos literarios [5]: que el placebo puede ser el paciente mismo. Todo está en procurarle un ambiente propicio para que sea él, quien desarrolle esa capacidad de autocuración que la naturaleza le ha regalado.

austriaPero de regreso a Europa las cosas empeoraron. Poco después de su llegada a Austria, nos comunicamos por Skype para sostener una conversación fluida y coherente con Alejandro. Sin embargo, a la semana siguiente recibimos un correo de su mamá, en el que nos notificaba que ahora nuestro querido Alex había caído en una profunda depresión. Fue entonces cuando decidí que debíamos ir en busca de la siguiente alternativa ortomolecular, pues la idea de una terapia cognitiva-conductual tampoco había dado resultado.
solAntes de irse a Cuba le llamé a Alex para proponerle que debíamos hallar evidencias de que su antigua novia no estuviera casada, y de que fuera verdad aquello de que siguiera interesada en él; pero el hilo de la conversación se rompió cuando su otra personalidad resurgió, haciendo que perdiera la lógica que demanda el diálogo socrático de una terapia cognitiva-conductual. Si el paciente no se puede concentrar, es mejor esperar una o dos semanas a que responda al tratamiento ortomolecular, para continuar con el diálogo una vez recuperada la lucidez mental.

¿Pero entonces, después de que regresó a Austria y de que cayó en esa profunda depresión, cuál era el camino a seguir? Le propuse a su mamá llevar a cabo el presente estudio para que me diera la oportunidad de hallar las correlaciones que estaban esperando ser descubiertas.
La primera de ellas fue la vitamina D. Si bien esta vitamina no guarda ninguna relación con la “terapia Yamba”, sí está correlacionada con el famoso Trastorno Afectivo Estacional (SAD, por sus siglas en inglés), que como es bien sabido, es una condición que afecta a muchas poblaciones a las que la luz del sol no suele llegar con todo su esplendor.

depresionLos habitantes de la mayoría de los países europeos, no tienen niveles suficientes de vitamina D, porque ya lo dice el adagio, “no las calienta ni el sol” (el sol es una fuente de vitamina D), y lo mismo ocurre con las personas que padecen de depresión crónica y otros trastornos mentales, su nivel de vitamina D “está por los suelos”. La detección y el tratamiento eficaces con niveles adecuados de vitamina D en personas con depresión y trastornos mentales como el queratocono, puede mejorar su calidad de vida. Y es que la pregunta obligada aquí fue: ¿Porqué Alex se sintió bien durante el tiempo que pasó en Cuba, y recayó a los pocos días de regresar a Austria?. Otra pregunta que valíó la pena plantearse en los inicios de esta investigación fue:

¿Que recomienda la medicina ortomolecular para el queratocono, independientemente de si el paciente exhibe o no un comportamiento psicótico?
Cuando revisé lo que la medicina ortomolecular debía responder a esta segunda cuestión, me enteré de lo que había escrito el doctor Alan R. Gaby, a propósito de los suplementos que podían aliviar los síntomas del queratocono [6]. A continuación describo los componentes del tratamiento sugerido por este referente de la medicina nutricional.

Vitaminas y minerales para detener y revertir el queratocono

Vitamina D y Calcio
tratamientoEn un artículo de la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA) [7], se relata el caso de un médico que trató a 11 pacientes con queratocono, utilizando una combinación de vitamina D2  y una preparación de calcio. El período de tratamiento varió de tres meses a tres años. Todos los pacientes mostraron mejoría en la visión y un aplanamiento de los conos en el examen oftalmológico. En su informe, este médico citó pruebas de que el queratocono se desarrolla en perros y ratas alimentados con una dieta baja en vitamina D y calcio. Con todo, hasta le fecha no se conoce el mecanismo de acción de estos nutrientes en el tratamiento del queratocono.

Debido a que se comprobó que las altas dosis de vitamina D2 que este médico empleó  para tratar el queratocono, podían causar hipercalcemia e hipercalciuria, se propuso emplear mejor la vitamina D3, ya que tratándose de seres humanos, ésta es entre 3.4 y 9.4 veces más potente que la vitamina D2, por lo que el tratamiento puede ser implementado perfectamente con 4,000 UI diarias de vitamina D3.

hofferLos estudios en adultos sanos sugieren que esta dosis de vitamina D3 administrada entre 2 y 5 meses, es un régimen de consumo completamente seguro [8]. Abram Hoffer (izquierda) también recomienda esta misma dosis en pacientes con bajos niveles de este nutriente [9]. El Dr. Gaby ha recomendado una dosis de calcio entre 140 y 1,260 mg; pero lo hace en función de la cantidad de leche que consume el paciente. Como en el caso de Alex la leche está contraindicada, recomendamos que la dosis de calcio se establezca en 1,500 mg diarios, distribuidos entre los tres alimentos.

Magnesio
Aunque el Dr. Gaby ha omitido el magnesio, nosotros lo recomendamos sobremanera, debido a que sabemos que el calcio administrado sin magnesio, puede ocasionar otro tipos de problemas, como por ejemplo cálculos renales. Para una discusión más detallada sobre este tema, véase Las ocho mejores vitaminas y minerales para tu osteoporosis, también de mi autoría. Puesto que la dosis establecida anteriormente para el calcio ha sido de 1,500 mg., la dosis de magnesio debe ser necesariamente la mitad, ya que de acuerdo con Hoffer, la relación entre ambas debe ser de 2:1. En resumen, la dosis diaria de magnesio recomendada para el queratocono debe ser de 750 mg.

Vitaminas A, E y otros nutrientes
animalesAlgunos ensayos clínicos han demostrado que las ratas alimentadas con una dieta deficiente en vitamina A y E, desarrollan queratocono [10,11].
En un caso de estudio, un hombre de 34 años con queratocono, catarata subcapsular posterior, dermatitis atópica severa y asma, se trató diariamente con 1,200 UI de vitamina E natural (d-alfatocoferol), 600 mcg de selenio, 80 mg de piridoxina, 15 mg de riboflavina y 2 g de vitamina C. A los dos meses se observó una mejoría en el queratocono, así como una regresión de las opacidades corneales. La dermatitis atópica y el asma también mejoraron notablemente [12].

La receta genérica de la Fundación MicroMédix para la esquizofrenia y la que recién acabo de especificar para el queratocono, se encuentran correlacionadas a través del selenio, la piridoxina (parte del complejo B) y la vitamina C, lo cual estaría indicando que las personas que padecen ambos trastornos (si es que fueran diferentes), presentan deficiencia en esos tres nutrientes. En cuanto a la vitamina A, se sugiere una ingesta de entre 25,000 y 30,000 UI diarias, equivalentes a 15 y 18 mg de beta-caroteno, respectivamente.

Alimentos alérgenos

alergenosEvitar los alimentos alérgenos podría disminuir el proceso inflamatorio que parece desempeñar un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad. Los alimentos problema pueden exacerbar los síntomas de la alergia ocular, y acrecentar la necesidad que tiene el enfermo de estar frotándose los ojos. Aunque no conocemos a ciencia cierta si frotarse los ojos empeora los síntomas asociados a la personalidad queratocónica, hay evidencias de que sí contribuye a empeorar la función ocular en general.

Recomendaciones finales y conclusión

¿Qué sería entonces lo más recomendable para Alex?
Siempre hemos dicho que las monoterapias nunca han sido la mejor opción. Por mucho que uno quiera ahorrarse los gastos de un mayor número de suplementos, el dinero invertido en una terapia basada en un solo nutriente por ejemplo, es dinero que va directo a la basura. Tampoco se trata de administrar suplementos a diestra y siniestra, tratando de hacer hasta lo impensable para que las cosas vayan mejor. Como padre, o al menos eso es lo que a mi me ha tocado vivir, uno no puede decir que ya intentado absolutamente todo. Por supuesto que es extenuante estar lidiando con una personalidad que sabemos muy bien no es la de nuestro hijo (o hija); pero eso no quiere decir que no contemos con alternativas más prometedoras que las que pudiera ofrecer la psiquiatría o la medicina tradicional.

sintomasPara retomar el control de la situación y no hacer absolutamente todo, sino simplemente lo que ya hemos visto que funciona por separado y en circunstancias diversas, basta con integrar esas experiencias aisladas en un tratamiento holístico, combinando lo que hemos observado mejora los síntomas de esa persona que amamos. Si la terapia asistida por animales funciona en nuestro caso, pues hagamos lo posible por integrar a nuestro tratamiento ortomolecular, actividades con ese perro, ese gato, esa guacamaya o ese periquito australiano que le hace la vida más placentera a nuestra(o) hija(o). Por otro lado, procurémosle una dieta que no contenga esos alimentos que sabemos empeoran sus síntomas. Y si hemos notado que una terapia cognitiva-conductual o una conversación con una guapa vecinita lo motiva, pues promovamos esos encuentros para hacerle más llevadero el camino.

Y si al chamaco(a) le gusta pintar con acuarela, al oleo, o si le gusta armar rompecabezas, tocar el piano o el violín, escribir, jugar al fútbol, al basquetbol, nadar, etc., pues adelante. Hay muchas actividades que hacen que el óxido nítrico llegue con mayor abundancia al cerebro, que armonizan el trabajo de los neurotransmisores, que promueven la creatividad de una persona, y que pueden marcar la diferencia a la hora de responder a las vitaminas, los minerales, los aminoácidos, los ácidos grasos esenciales y todos los demás factores sinérgicos que potencian el tratamiento. Y si todo eso no bastara para conseguir una recuperación en un tiempo razonable, todavía queda la opción de apelar a una psiquiatría de precisión.

“No te puedes permitir estar discapacitado en espíritu a la vez que físicamente”… Stephen Hawking
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 9 de febrero de 2017


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1] Kaprelyan et al. Subjective cognitive complaints in a patient with keratoconus: cognitive impairment or “keratoconic personality”? Journal of IMAB – Annual Proceeding (Scientific Papers) 2012, vol. 18, book 3
[2] F. Schürhoff et al. Comorbidity between schizophrenia and keratoconus. Psychiatry Research 247 (2017) 315–316
[3] Cognitive Sciences – An Interdisciplinary Approach. Alina Cantemir. Current Aspects Regarding Some
Personality Modifications in Keratoconus. Tudorel Dima and Mihaela Luca (Editors), Pro Universitaria, 2015.
[4] Mannis MJ, Morrison TL, Zadnik K, Holland EJ, Krachmer JH: Personality trends in keratoconus. Arch Ophthalmol 1987; 105:798–800.
[5] Joe Dispenza. El placebo eres tú. Editorial Urano.
[6] Gaby A. R. Nutritional Therapies for Ocular Disorders: Part Three. Alternative Medicine Review Volume 13, Number 3 2008.
[7] Knapp AA. Vitamin D complex in keratoconus. JAMA 1938;110:1993-1994.
[8] Vieth R, Chan PC, MacFarlane GD. Efficacy and safety of vitamin D3 intake exceeding the lowest observed adverse effect level. Am. J. Clin. Nutr. 2001;73:288-294.
[9] Hoffer A. & Saul A. Orthomolecular Medicine for Everyone. Megavitamin Therapeutics for Families and Physicians. Basic Health Publications, Inc. 2008
[10]. Mutch JR, Richards MB. Keratoconus experimentally produced in the rat by vitamin A deficiency. Br J Opthalmol 1939;23:381-387.
[11]. Demole V, Knapp P. Augenerkrankungen bei einigen vitamin-E-frei ernahrten ratten. Ophthalmologica 1941;101:65-73.
[12]. Ahlrot-Westerlund B, Norrby A. Remarkable success of antioxidant treatment (selenomethionine and
vitamin E) to a 34-year old patient with posterior subcapsular cataract, keratoconus, severe atopic eczema and asthma. Acta Ophthalmol (Copenh) 1988;66:237-238.


Deja un comentario

Las ocho mejores vitaminas y minerales para tu osteoporosis

receta-para-la-osteoporosisLa receta inteligente que aquí te proponemos está indicada para tu osteoporosis en particular, y es muy probable que el programa de computadora que viene integrado en la receta electrónica, arroje resultados diferentes cuando sea otro paciente el que responda a sus preguntas, debido a que cada persona manifestará síntomas diferentes, en función de las deficiencias de vitaminas y minerales que presente su organismo. De esta manera, el programa optimizará una receta genérica que éste almacenará en la memoria de tu computadora, y terminará recomendándote de una manera interactiva, los ocho nutrientes que más te van a beneficiar.

La receta genérica consta de once suplementos; pero conforme el programa pregunta, va perfeccionado sus recomendaciones, optimizando así tanto la eficacia, como el costo de tu tratamiento. De los once elementos, cuatro de ellos son obligatorios y no dependen de tu sintomatología. Los otros siete son los que el programa examina basándose en tus síntomas. Al final, de esos siete, el programa descarta tres y selecciona los cuatro que más te convienen, recomendando así un total de ocho. Los cuatro suplementos obligatorios son el calcio, el magnesio, la vitamina D3 y el estroncio. Más adelante se especifican los siete suplementos que participan en la selección de los cuatro mejores, aparte de los obligatorios.

La (El) protagonista de la curación eres tú

retratarLas recetas inteligentes constituyen una solución fuera de serie que la Fundación MicroMédix le está dando a muchos otros padecimientos, no solo al de la osteoporosis. Pero más que todo, lo que quisiera enfatizar es el principio que hay detrás de este concepto, y que es en última instancia lo que le da sentido a nuestra misión: convertir a los pacientes en protagonistas de su propia curación.
Dotar a tu familia o a ti de herramientas y consejos para que se curen solos, consiste en fungir ya no tanto como un profesional de la salud, sino como lo que podría ser una especie de reportero que retrata lo que sí funciona en el campo de la medicina natural.

No se trata de ser en erudito en la materia, sino de difundir el conocimiento biomédico para mantener bien informados tanto a ti a como a tu familia.
Parte de esa difusión consiste en dar a conocer otras opciones de curación, aparte de la medicina tradicional (alopática), pues si bien es cierto que tú eres libre de elegir lo que más te conviene, no puedes hacerlo si desconoces lo que pueden hacer por ti otras terapias alternativas.

roxana-kreimerLa licenciada en Filosofía y doctora en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires, Roxana Kreimer (izquierda), ha señalado muy atinadamente que “el conocimiento ensancha el espectro de nuestras acciones y a veces es su misma condición de posibilidad” [1]. Me ha llamado mucho la atención la manera en que la Dra. Kreimer menciona cómo puede marcar la vida de una persona, el hecho de no conocer opciones, en especial cuando uno se encuentra en un estado de ignorancia y urgencia: “la ignorancia y la fuerza alteran el carácter voluntario de la acción“, apunta ella en la página 100 de su obra, El sentido de la vida.

internetElla pone el ejemplo de una mujer que tiene que parir de la manera convencional, y dos años después descubre que hay otra forma de hacerlo. Algo parecido sucede cuando los padres de un hijo con esquizofrenia deciden internarlo en un hospital psiquiátrico, porque no conocen otra alternativa. Eso es lo que nosotros queremos evitar, que tú y tu familia se conviertan en presa fácil de la ignorancia y la desesperación, por no saber que existe la medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas). Y no la tenemos fácil. Para extraer y filtrar la información realmente útil de millones de resultados y descubrir el conocimiento escondido en la inmensidad de un mar de datos, hemos tenido que aplicar las técnicas de extracción de texto (text mining) a la Internet y la literatura biomédica, entender lo que los referentes de la medicina ortomolecular han estado probando durante años, y sintetizar los resultados de una manera en la que el usuario los pueda entender y aplicar.

Y una manera de sintetizar y entregar los hallazgos más relevantes de cada investigación, es recurrir a un sistema que resulte fácil de usar y aplicar, es decir, a una receta inteligente.

hombros de gigantesYa en otras publicaciones he señalado que más bien somos voceros de los gigantes de la medicina ortomolecular. Guardando las debidas proporciones, procuramos regirnos conforme a lo que Sir Isaac Newton le escribió a Robert Hooke, en una carta con fecha 15 de febrero de 1676: “si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes”. Nuestros gigantes por supuesto no son Nicolás Copérnico, ni Galileo Galilei ni Johannes Kepler, sino Linus Carl Pauling, Abram Hoffer y Bernard Rimland, por mencionar a tres de los más respetados referentes de la medicina ortomolecular en el mundo.

En este orden de ideas, y para no desviarme mucho de lo que concierne a la osteoporosis, voy a reportar a continuación, lo más relevante de esta investigación, para esclarecer un par de mitos que podrían suscitar una interpretación errónea de nuestros hallazgos.
El primer mito al que me referiré es el que tiene que ver con el de la leche.

lacteosPrimer mito: la leche es la mejor fuente de calcio

Desde pequeños se nos ha inculcado que la leche es la mejor fuente de calcio, y que no hay ningún otro elemento que se equipare con ella, cuando de lo que se trata es prevenir la osteoporosis. Pero una cosa es que la leche y sus derivados tengan la mayor cantidad de calcio, en comparación con otros alimentos, y otra muy diferente es que sea la mejor opción para recuperar el calcio que nuestros huesos han ido perdiendo con los años. Dos grandes inconvenientes de la leche son que le falta magnesio [2] y que sus proteínas producen demasiada acidez en el cuerpo [3]. Los alimentos que proporcionan muchas proteínas, como la carne y los lácteos, forman ácidos y el cuerpo tiende a neutralizar su exceso a través del sodio y el calcio. Cuando las reservas de sodio se acaban, el cuerpo recurre al calcio que hay en los huesos, de manera que mientras más proteínas consumamos, más calcio demandaremos.

De acuerdo con Holford y Lawson, “en un estudio realizado durante doce años se descubrió que las mujeres que tomaban dos vasos de leche o más al día, tenían un riesgo un 45% superior de fracturarse la cadera y un 5% superior de sufrir roturas en el antebrazo que las que tomaban una cantidad inferior” [3].

El calcio debe ir acompañado de magnesio 

lechePara que un elemento pueda ser considerado entonces como una buena fuente de calcio, debe ir acompañado de magnesio, en una proporción de 2:1. Eso significa que por cada gramo de calcio, el suplemento o alimento debe contener al menos 500 mg de magnesio [2]. Los lácteos no cumplen con este requerimiento. Cuando el calcio es administrado sin su correspondiente proporción de magnesio, puede generar otro tipo de problemas, como por ejemplo, los cálculos renales.
Y ese es precisamente el otro mito que ha contribuido a que los pacientes no mejoren, por mucho que tomen calcio: creer calcioque el problema se resuelve con una monoterapia constituida exclusivamente a base de calcio. Si lo que se desea es prevenir y revertir la osteoporosis, además del magnesio, habrá que agregar a la receta los suplementos que más adelante se describen como parte medular de la solución.
En cuanto al programa que optimiza la receta, conviene que estés al tanto de que éste no te cuestionará sobre los síntomas asociados a las deficiencias de calcio y magnesio, porque acuérdate que ambos son componentes que no pueden faltar en un tratamiento para la osteoporosis, y por lo tanto deben ser tratados por la receta como obligatorios.

En qué consiste y cómo prevenir la osteoporosis

deficienciasEl calcio contribuye en la coagulación apropiada de la sangre, el crecimiento y la movilidad de los músculos, la formación y el mantenimiento de los huesos y el desarrollo de dientes y encías saludables. Cuando se administra en cantidades óptimas, además de proporcionar un efecto calmante, el calcio transmite los impulsos nerviosos apropiadamente, mantiene un ritmo cardíaco regular, reduce el colesterol,  descompone las grasas, mantiene la piel sana, impide la absorción de plomo en el hueso y previene los calambres musculares. También ayuda con la estructuración de proteínas en el ADN y el ARN, la actividad neuromuscular y la permeabilidad de la membrana celular.

huesosEl calcio constituye aproximadamente entre el 1.5 y el 2 % de nuestro peso corporal. Aproximadamente el 98 % de nuestro calcio está contenido en los huesos, alrededor del 1 % le corresponde a los dientes, y el resto se encuentra en otros tejidos y el sistema circulatorio.  Además de su función estructural, los huesos son una fuente de calcio en situaciones de emergencia. El cuerpo construye hueso todo el tiempo con el fin de que el calcio esté disponible para las demás funciones corporales. Si no obtienes suficiente calcio de los alimentos, automáticamente tu organismo lo toma de tus huesos. Si con los años tu cuerpo no alcanza a reconstruir su masa ósea, a pesar de sus intentos por recuperar la cantidad que ha usado para obtener calcio, tus huesos acaban por debilitarse, pudiendo fracturarse fácilmente. En eso consiste la osteoporosis.
calcioComo vimos, los lácteos no son la mejor opción para abastecerse de calcio. Éste también lo puedes encontrar en las verduras de color verde oscuro, nueces, granos, frijoles, salmón y sardinas. Si padeces osteoporosis es evidente que vas a necesitar las dosis ortomoleculares de calcio que la receta te va a recomendar. No obstante, no está de más un consejo: evita los alimentos procesados, no te excedas con las proteínas animales, las grasas, la cafeína, la sal  y los refrescos embotellados (sodas en otros países).

No consumas azúcar, gluten ni alcohol, y procura mantenerte alejado de los anti-ácidos, los diuréticos, los antibióticos, las píldoras anticonceptivas y las terapias de reemplazo hormonal, ya que todos esos factores reducen mucho tu capacidad para absorber calcio.

Otros alimentos a los que puedes recurrir para abastecerte de calcio (aparte de los lácteos) son:
almendras, nueces, brócoli, col, algarrobo, hojas de diente de león, higos, verduras de hoja verde, col rizada, algas marinas, avena, perejil , corteza de Pau d’arco, ciruelas pasas, salmón, sardinas, mariscos, semillas de ajonjolí, camarones, soya, tofu, nabo, raíz de valeriana y corteza de roble blanco.

¿Y la vitamina D? … ¡Por favor, que sea en dosis ortomoleculares! 

caltrateOtro suplemento que se ha establecido como obligatorio para tratar la osteoporosis ha sido la vitamina D, pues un déficit de la misma, le impedirá a tu cuerpo tanto absorber el calcio como distribuirlo. Para que tenga lugar una absorción adecuada de calcio, es imprescindible tomarla en las dosis correctas, es decir, en cantidades ortomoleculares, ya que existen por ahí medicamentos que no van a hacer ninguna diferencia a la hora de revertir una osteoporosis, y probablemente ni siquiera para prevenirla. Tal es el caso de un producto que seguramente ya conoces y que de acuerdo con nuestra investigación, se ha vuelto muy popular entre los médicos alópatas. Supongo que ello se debe más bien al consejo que sus visitadores médicos les han dado, que a los beneficios que un producto de esa calidad puede ofrecer. Me estoy refiriendo al Caltrate, un medicamento fabricado por los Laboratorios Pfizer.

caltrate-600-d-plusSi te han diagnosticado osteoporosis o has tenido alguna fractura en el pasado, el Caltrate (o similar) no te va a ayudar mucho. No contiene fósforo ni estroncio [4], y si revisas lo que Hoffer y Saul han escrito sobre el tema [2], te vas a dar cuenta de que, aunque la cantidad diaria de calcio está dentro de lo aceptable (1,200 mg), las correspondientes a la vitamina D3 y al magnesio, no van a ser suficientes para bloquear el calcio que podría perjudicar tu corazón [5].

Además, si calculas la proporción de Calcio/Magnesio para dicho producto te vas a dar cuenta que ésta es de 12:1 (pulsa sobre la imagen de la izquierda para agrandarla), lo cual dista mucho de estar en consonancia con la opinión de esos dos referentes de la medicina ortomolecular. De hecho, tanto el producto en cuestión como el tomar demasiada leche, hasta podrían ser contraproducentes, dados los niveles tan bajos de magnesio que presentan. Cuando descargues tu receta inteligente, te darás cuenta de que hemos respetado la proporción recomendada de Ca/Mg por Hoffer y Saul, del mismo modo que hemos establecido dosis que definitivamente van a protegerte de una enfermedad coronaria, así como a prevenir y revertir tu osteporosis, sobre todo si eres mujer y ya pasaste la etapa de la menopausia (postmenopausia).

El estroncio: uno más de los obligatorios

testimonio-de-marta-kaenelEl estroncio fue el primer mineral que demostró reconstruir el hueso al mismo tiempo que reducía su reabsorción. También mejora la retención de calcio, el fósforo y las proteínas en el hueso, aumentando así la resistencia ósea sin disminuir su calidad. La eficacia de este mineral en la reducción del riesgo de fractura en mujeres con osteoporosis, ya ha sido demostrada en muchos ensayos clínicos. Los últimos avances de las técnicas ortomoleculares, han comenzado a dar frutos, a propósito de los misterios de los efectos que este mineral tiene sobre el hueso, como pudo constatarlo una de nuestras pacientes (pulse sobre la imagen que aparece a su izquierda para ver su testimonio) el pasado marzo de este mismo año, cuando después de haber solicitado un estudio que culminó con la confección de una receta para su osteoporosis transitoria (también orthomolecular-researchllamada edema óseo), pudo vencerlo gracias al estroncio y a otros suplementos (el testimonio lo extrajimos de nuestra sección Concertar Cita).
Un nuevo descubrimiento ha confirmado lo que el Dr. Shorr parecía haber adivinado en 1950, y lo que Skoryna pudo demostrar a principios de los años ochenta: que el estroncio no sólo inhibe la descomposición excesiva del hueso existente, sino que también aumenta significativamente la capacidad del cuerpo para construir hueso nuevo [4]. El calcio y el estroncio trabajan sinérgicamente, ya que uno potencia la acción del otro; pero es importante que sepas que tienen que tomarse por separado, ya que utilizan las mismas vías de absorción en el tracto intestinal. Además, recientemente se ha demostrado que la ingesta de alimentos reduce la absorción de estroncio. Lo mejor es tomar el estroncio tres horas después de la última comida del día, o una hora antes del desayuno por la mañana, o ambos (ver receta).

Los siete suplementos que participan en la selección

osteoporosisUna conclusión importante derivada de nuestra investigación es que el calcio, el magnesio, la vitamina D3 y el estroncio no son suficientes para asegurar el éxito del tratamiento. Notamos que en la fórmula de Pfizer aparecen también el Zinc, el cobre y el manganeso. A pesar de que somos de la opinión de que estos tres minerales están muy bien indicados para tratar la osteoporosis, la versión final de nuestra receta genérica está conformada por la combinación de las siguientes vitaminas y minerales:
1) Los primeros cuatro mejores suplementos son los obligatorios, es decir el calcio, el magnesio, la vitamina D3 y el estroncio.

2) Los que van a competir por estar entre los otros cuatro mejores nutrientes son el ácido fólico, la vitamina C, la vitamina B12, el manganeso, la vitamina K2, el  zinc y el fósforo.
Tanto el cobre como el boro ayudan también en la formación y el mantenimiento de los huesos; pero no es necesario incluirlos en la receta, ya que ambos se pueden obtener fácilmente de los alimentos. Estamos hablando de alrededor de 1 a 3 mg diarios de ambos minerales. El boro en particular, se halla en las frutas, especialmente en manzanas, peras, duraznos, uvas, dátiles y pasas. Las nueces y los frijoles también son ricos en boro.

alimentosEl cobre se encuentra en una gran cantidad de alimentos. Un ostión aporta más de 2 mg de este mineral. Otros mariscos, como la langosta, son buenas fuentes de abastecimiento. También son ricos en cobre las nueces, los aguacates, las papas, las vísceras, los granos integrales, los frijoles y los chícharos. El agua potable que circula por la tubería que la abastece, también sería una buena fuente de cobre, siempre que la tubería esté fabricada con este material.
Los siete nutrientes los analizará la receta inteligente atendiendo a las señales de deficiencia que manifiestes para cada uno de ellos.

¿Y cómo es que la receta determina las deficiencias de cada nutriente?
Existe un programa escrito en VBA (Visual Basic para Aplicaciones) que se encarga de examinar tus síntomas o las del paciente en cuestión.
Analicemos el caso del ácido fólico para dejar más claro qué es lo que hace a la receta inteligente.

Ácido fólico

Para cada nutriente, el programa te plantea una serie de preguntas que le van a revelar, qué tan bajos están los niveles de los mismos en tu organismo. Solo debes asentir o negar cada pregunta, pulsando con tu ratón en el botón correspondiente. Así por ejemplo, si seleccionas el ácido fólico, la e-receta buscará señales de deficiencia de éste, en función de lo que respondas a cada una de las siguientes 10 preguntas (pulsa en la imagen que sigue para que aprecies mejor cómo te llevará de la mano el programa):

deficiencias-de-folato¿Padeces fatiga crónica?
¿Lengua adolorida o ulcerada?
¿Grietas en las comisuras de los labios?
¿Diarreas frecuentes?
¿Crecimiento deficiente?
¿Lengua lisa y sensible?
¿Te han diagnosticado osteoporosis?
¿Psoriasis?
¿Estrés crónico?
¿Acostumbras tomar bebidas alcohólicas?

Entre mayor sea el número de respuestas afirmativas, mayor será la deficiencia. Si al terminar los siete exámenes, te apareciera el ácido fólico dentro de los mejores cuatro suplementos; pero no así la vitamina B12, o viceversa, te recomiendo complementar de todas maneras tu receta con un complejo B que además de las vitaminas B1, B6 y B12, integre ácido fólico (o folato) a su fórmula. Hay algunos laboratorios que así lo hacen. Lo más aconsejable sería buscar una presentación que aporte al menos 50 microgramos de vitamina B12, con una dosis de ácido fólico mayor o igual a la que indique tu receta.

programaNo deberá extrañarte que una misma pregunta aparezca en el examen de detección de deficiencias de más de dos nutrientes (ver más adelante el de la vitamina C). Para los otro seis suplementos, existe un examen similar al que he expuesto para el ácido fólico y para el que presento a continuación. Lo interesante del proceso es que al terminar con todos los exámenes, el programa te sugiere las cuatro vitaminas y/o minerales que más te van a beneficiar, reduciendo así el costo del tratamiento (algunos nutrientes en dosis ortomoleculares podrían ser onerosos, dependiendo del país en el que te encuentres).

Vitamina C

Para conocer tu déficit de vitamina C, solo tienes que contestar sí o no a las preguntas del examen que el programa emplea para optimizar tu receta. Son 13 las preguntas que contestarías si ya tuvieras la receta inteligente en tu computadora. A continuación se muestran las primeras 10 (puedes hacer clic en la imagen que sigue para ver los detalles):

deficiencias-de-vitamina-c¿Te aparecen moretones en algunas partes del cuerpo?
¿Tienes problemas con la cicatrización de heridas?
¿Tus dientes están flojos y te sangran las encías?
¿Tienes edemas (retención de agua)?
¿Sueles tener mala digestión?
¿Dolor en las articulaciones?
¿Fatiga crónica?
¿Resfriados frecuentes?
¿Te enfermas de bronquitis con frecuencia?
¿Alergias?

Cada respuesta afirmativa la interpretará la receta inteligente como una señal de que el nivel de vitamina C en tu organismo está por debajo de lo normal.
La vitamina C posee una extraordinaria capacidad para combatir las infecciones; pero como tu organismo no es capaz de elaborarla por sí mismo, es indispensable que la tomes con regularidad en forma de suplemento. La contienen una gran cantidad de frutas y legumbres, entre las que destacan la naranja, el limón, el jitomate, el kiwi y la guayaba; pero si pescas un resfriado, no vayas a creer que la cantidad de ácido ascórbico que contienen esos alimentos te va a alcanzar para librarte de él. De acuerdo con mi experiencia, para salir bien librado de una influenza, se requieren, además de otros nutrientes, entre 13 y 15 gramos diarios de ácido ascórbico (Linus Pauling tomaba hasta 18 gramos diarios para no enfermarse. Falleció a los 94).

Vitamina B12

estructura-oseaTe ayuda a absorber el calcio, a prevenir la posibilidad de una anemia y a formar y regenerar glóbulos rojos. La necesitas para mantener tu sistema nervioso saludable y aumentar tu nivel de energía. Trabaja en conjunción con el ácido fólico para regular la cantidad de homocisteína que podría intoxicar las fibras proteicas de tus huesos. Una forma de abastecerte de esta vitamina es tomando suplementos de complejo B y comiendo carne de res, queso azul, cerebro, almejas, huevos, pescado, platija, corazón, arenque, riñón, hígado, caballa, sardinas, mariscos y pez pargo.

Manganeso

manganesoEste mineral funciona como cofactor en muchos sistemas enzimáticos incluyendo los que están implicados en la formación de tus huesos, la producción de energía y el metabolismo de proteínas, carbohidratos y grasas. Tu cuerpo lo necesita para aprovechar la colina, la tiamina, la biotina y las vitaminas C y E. Se absorbe en tu intestino delgado y se almacena en tus huesos, hígado, riñón, glándula pituitaria y páncreas. El manganeso lo emplea tu cuerpo para transferir la colina acetilcolina de un sitio a otro y para mejorar la relajación de lo que se conoce como músculo liso. Promueve las funciones celulares y su crecimiento, y estimula la producción del colesterol HDL (el bueno). La especificación de la dosis apropiada para la osteoporosis la podrás encontrar en la receta. El programa te preguntará si padeces los síntomas asociados al déficit de manganeso, para que en función de tus respuestas, determine qué tan importante es para ti tomar este suplemento.

Vitamina K2

La vitamina K es esencial para la coagulación de la sangre, un mecanismo que facilita la cicatrización y evita que te desangres a consecuencia de una herida externa, o que sufras un sangrado interno. La necesitas para sintetizar protrombina, una proteína que convierte el fibrinógeno soluble que circula por tu sangre en una proteína muy insoluble llamada fibrina, el principal componente de un coágulo sanguíneo. El programa te va a ir preguntando si padeces o no los síntomas asociados al déficit de esta vitamina, a fin de determinar si es necesario que la consigas.

El zinc y las señales que delatan su deficiencia

zincEl zinc es un elemento esencial para el crecimiento y desarrollo de los seres vivos, y se halla de manera natural en prácticamente todas las células del cuerpo humano. Estimula la actividad de cerca de 100 enzimas, que son sustancias que promueven reacciones bioquímicas en tu organismo. Desempeña un papel importante en el funcionamiento de tu sistema inmune. Si lo tomas con regularidad, ayuda a conservar sanos tu cabello, tu piel y tus uñas. Una deficiencia de zinc puede ocasionar que se te caiga el cabello, que tengas problemas de fertilidad, y si eres mujer, que experimentes periodos menstruales irregulares. Si tienes hijos y/o hijas, los niveles bajos de zinc podrían acarrearles problemas de crecimiento y retrasos en su madurez sexual. Si tus niveles de zinc son muy bajos, tu sentido del olfato y del gusto van a comenzar a perder sensibilidad.
libidoSi eres hombre, es importante que tu cuerpo elabore testosterona y si estás bajo en zinc, podría ser que tu conteo de esperma esté por debajo de lo normal, que tu libido esté muy baja, que tu próstata esté inflamada, o que estés teniendo algunos problemas emocionales.
Las personas que consumen grandes cantidades de alcohol, tienen bajos niveles de este mineral. Espero que tú no pertenezcas a ese grupo. Para mantenerte informado(a) de cuáles son los alimentos que más contienen zinc, me gustaría que tomaras nota de los siguientes: ostiones en primer lugar, seguidos por las carnes rojas y en un tercer lugar, las aves.

Otras buenas fuentes de zinc son los frijoles, las nueces, ciertos mariscos, las semillas de calabaza, la yema de huevo, el pescado, la levadura de cerveza, el hígado y los cacahuates, por mencionar los más importantes.

Fósforo

fosforoEl fósforo es crucial para balancear el calcio y el magnesio. Desempeña un papel importante en las reacciones metabólicas del cuerpo, como en el caso de las grasas, los carbohidratos y las proteínas. Ayuda en la producción de energía y el crecimiento. Este mineral se absorbe a través de los intestinos, se transporta en el torrente sanguíneo y se almacena en los huesos y dientes. Es importante tomar en cuenta que del fósforo que se ingiere, solo el 70% es absorbido. El programa te va a ir preguntando si padeces o no los síntomas asociados a una posible deficiencia de fósforo. Por favor responde con las más absoluta honestidad y exactitud a sus preguntas, ya que si no tienes un nivel adecuado de fósforo, podría existir un desequilibrio en las cantidades de éste, del magnesio y del calcio. Lo importante es que coexistan en tu organismo, dos partes de calcio por una de fósforo y otra de magnesio.

Descargar archivo PDF

 

perfeccionando-la-recetaSi vas a descargar la receta inteligente para prevenir y revertir los efectos de la osteoporosis, asegúrate de tener instalado el programa PowerPoint en tu computadora (el visor de archivos PPSM no soporta macros). El archivo ocupa 2 MB y se ejecuta en cualquier computadora compatible con Windows. Para ejecutarse correctamente, el programa requerirá que habilites las macros, de manera que cuando veas en tu computadora una advertencia de seguridad, selecciona la opción “Habilitar este contenido”, ya que sus macros son totalmente confiables.
La imagen que aparece a tu izquierda es una muestra del menú principal (Home) de la e-receta. Puedes pulsar sobre ella para descargarla.

“Nosotros solo somos los mensajeros de los gigantes de la medicina ortomolecular”
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 3 de Diciembre de 2016


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] Kreimer Roxana. El sentido de la vida. Longseller S.A. 2008
[2] Hoffer A. & Saul A. Orthomolecular Medicine for Everyone. Megavitamin Therapeutics for Families and Physicians. Basic Health Publications, Inc. 2008
[3] Patrick Holford y Susannah Lawson. Nutrición óptima. Guía fácil. Ediciones Robinbook. 2009
[4] Advances in Orthomolecular Research. Bone Health. Better Bones For Life. Volume 4, Issue 7. Advanced Orthomolecular Research Inc. 2014
[5] Jonny Bowden y Stephen Sinatra. La verdad sobre el colesterol. Descubre los falsos mitos acerca del colesterol. Un programa efectivo sin medicamentos para rebajarlo.  Urano. 2103


2 comentarios

Quistes ganglionares: los ocho mejores remedios naturales en una sola receta

Después de haber estudiado cuidadosamente las posibles soluciones al problema de los quistes ganglionares, hemos integrado en una receta, el poder curativo de ocho suplementos que los disolverán en unas cuantas semanas.

remediosAunque parte de nuestra misión consiste en encontrar remedios naturales para todas las enfermedades, ello no significa que debamos considerar apropiada, cualquier alternativa que encontremos en el oráculo cibernético de la Web 2.0, por muy natural que sea. Hay por ahí sugerencias tan descabelladas como golpear el quiste con una biblia inmensa, o tan extremistas como recurrir a una extirpación quirúrgica. No puedo creer que un doctor en medicina le haya recomendado a Mat Ryton [1], aplastar su quiste ganglionar con el libro más pesado que pudiera encontrar. ¿Me creería usted si le digo que Ryton le hizo caso a ese galeno de quinta? De acuerdo con su relato, la muñeca se le amorató y al cabo de tres años, tuvo que acudir a otro médico (ya sería el colmo si hubiera ido con el mismo) para que lo sacara de un apuro similar, ya que después de ese tiempo, el quiste resurgió como el Ave Fénix.

Informe del Caso de Estudio

Salud 2.0Al interactuar con el oráculo cibernético, tenemos que actuar con espíritu crítico, sentido común e intuición, fijándonos en la calidad de las fuentes y entrecruzando la opinión de sus autores, con el consenso que podamos extraer de las redes sociales de Salud 2.0. Como veremos más adelante, hay opciones mucho más viables con las que podemos resolver el problema, sin empeorar nuestra condición física. Ese ha sido siempre nuestro reto: comprometernos a encontrar una solución confiable respaldada por un estudio minucioso como el que en seguida voy a presentar. En esta ocasión trataremos el caso de la señorita VM, una paciente que desde Argentina, nos ha solicitado un estudio para disolver un quiste dorsal en su muñeca.

Además de haber recopilado, analizado, depurado y finalmente seleccionado información relevante, hemos extraído conocimiento útil de ese mar de datos para disolver tanto los quistes ganglionares de las manos, como los que suelen aparecer muy cerca de las rodillas, los tobillos, los codos y hasta en los dedos de las manos.

La vitamina C… Indispensable

quisteUn quiste ganglionar nace a partir del tejido que rodea a las articulaciones, como si tratara de un globo que se une a la articulación vía un pedúnculo y que con el tiempo se va llenando de un líquido gelatinoso. Ese tejido puede ser un ligamento, una membrana sinovial, o un recubrimiento de la articulación. Ahora bien, aunque todavía no se ha determinado con exactitud la etiología (la causa) de los quistes ganglionares, Ledderhose [2] teorizó desde 1893, que éstos podrían ser producto de la degeneración del tejido conectivo mucoide, en resumidas cuentas el colágeno. Y como nadie ha propuesto algo mejor desde que Ritschel (1895) secundara la hipótesis de Ledderhose y que Carp y Stout la popularizaran en 1928 [3], parecería muy razonable considerar a estos tumores benignos como una enfermedad del colágeno. Recordando lo que Norman Cousins vivió y escribió en relación a su espondolitis anquilosante y las enfermedades del colágeno en general, decidimos seleccionar al ácido ascórbico (la vitamina C) como primer aliado en la justa contra la enfermedad de la Srita. VM. ¿Pero que fue exactamente lo que escribió Norman Cousins como para convencernos de que así lo hiciéramos?. En la página 103 de su Anatomía de la Enfermedad [4], pude leer:

vitaminaLos Lederle Reasearch Laboratories también me proporcionaron información que apoyaba la tesis de que mi mejoría se había debido al ácido ascórbico. En un estudio realizado en sus laboratorios, los doctores Arnold Oronsky y Suresh Kewar mostraban que el ácido ascórbico es esencial para el buen funcionamiento de la prolhidroxilasa, que a su vez es esencial para la síntesis del colágeno. Por consiguiente”, prosigue Cousins, “no hay duda de la importancia que tiene el ascorbato para el tratamiento de enfermedades del colágeno, tales como la artritis”… y los quistes ganglionares, agregaría yo, basándome en lo que Ledderhose afirmó hace más de 120 años.
Más allá de que los quistes sean o no una enfermedad del colágeno, y de que Cousins (derecha) se haya curado de espondolitis anquilosante con risoterapia y 25 gramos diarios de vitamina C intravenosa, encontramos otros siete suplementos que pueden crear la suficiente sinergia como para disolver los quistes en unas seis semanas.

La receta

Descargar archivo PDF

 

portada recetaEn resumen, la versión final de la receta de suplementos para disolver los quistes ganglionares, quedó compuesta de ácido ascórbico, vitamina D3, yodo, cúrcuma, extracto de semilla de uva y otros tres ingredientes más de aplicación tópica: una crema de árnica, una de DMSO (dimetilsulfóxido) y agua con sal marina.
Cuando estoy realizando la investigación de un caso, además de enfocarme exclusivamente en remedios naturales, siempre procuro encontrar casos reales de autocuración, que respalden lo que una literatura biomédica señala como apropiado para vencer la enfermedad para la cual estoy buscando una solución. Y cuando digo autocuración, me estoy refiriendo a esos casos en donde es el propio paciente quien relata su experiencia, como lo fue el de Norman Cousins.

Testimonio - Vitamina D3Una solución a la que yo llamo maximum maximorum se da cuando la inteligencia colectiva de una red colaborativa dice sí al remedio en cuestión, como ha sucedido en este caso de estudio con la vitamina D3, al evaluar su potencial para reducir quistes ganglionares. Si usted visita la página de Amazon, advertirá la buena aceptación que ha tenido el libro de Jeff T. Bowles, en relación a lo que es capaz de lograr la vitamina D3. La imagen adjunta (pulse para agrandarla) es tan solo una muestra de lo que la inteligencia colectiva opina sobre este nutriente, incluyendo su capacidad para disolver quistes. A la fecha, el libro ha recaudado un total de 633 votos, casi todos a favor.

La dieta: esencial para la recuperación del paciente

Nótese como en la imagen anterior, he resaltado en amarillo las palabras clave no sugar y gluten free diet, porque es indispensable hacer aquí un paréntesis para hacer una recomendación a todos nuestros lectores, y en especial a la Srita. VM. Se trata de los hábitos alimenticios que cada uno de nosotros ha adquirido.
Engatusado por las tácticas comerciales de la industria de los alimentos procesados, tarde o temprano cae uno en la trampa, volviéndose adicto a esos productos repletos de glutamato monosódico (“a que no puedes comer solo una”), aspartame, colorantes y/o saborizantes artificiales, azúcar, gluten, caseína (en los lácteos) y demás aditivos y conservadores.

historial clínico -paintDe la valoración de sus respuestas a nuestro cuestionario (derecha), me queda clarísimo que usted, Srita. VM, no toma, fuma muy poco, no es adicta a ninguna droga y en general, no parece tener antecedentes de haber estado gravemente afectada por una enfermedad del colágeno, como podría ser una artritis o una artrosis.  Tampoco encontramos indicios de que su problema pudiera ser de origen genético, por lo que creo que lo único que nos queda por mejorar son sus hábitos alimenticios y sus deficiencias nutricionales.

De las deficiencias nutricionales relacionadas con las enfermedades del colágeno ya nos hemos encargado nosotros al estudiar su caso y elaborar su receta; de los hábitos alimenticios, solo usted podrá hacerse cargo, siguiendo las indicaciones de la dieta contenidas en la “Receta de Suplementos para Disolver los Quistes Ganglionares“, pues hay algunos “alimentos”, como los lácteos y los que contienen gluten (pastas), que favorecen mucho los procesos inflamatorios. Asimismo, le aconsejo evitar las bebidas light y los edulcorantes artificiales, porque contienen una de las sustancias más nocivas para la salud: el aspartame. Va a ser difícil disolver el quiste con la rapidez y eficacia que usted estaría esperando, si no hace equipo con nosotros, modificando sus hábitos alimenticios.
A continuación hago un resumen de los hallazgos nutricionales que aún no he abordado y que merecen una mención especial.

Hallazgos y justificación de los demás suplementos de la receta

testimonio arnica-cúrcumaSi hemos de hacer algo contra la hinchazón de los quistes, además de modificar nuestros hábitos alimenticios, será recurrir a los antioxidantes y los anti-inflamatorios. Éstos pueden ser orales y de administración tópica (aplicación directa sobre la piel). De nuevo, es en las redes sociales en donde se advierte lo apropiado que puede llegar a ser una planta como la cúrcuma. En la imagen adjunta (pulse sobre la misma para agrandarla), un miembro del Dansdeals Forum está recomendando varios remedios para el quiste ganglionar, entre los cuales he destacado en rojo tanto a esa planta como al árnica. La cúrcuma la he incluido en la receta no solo por sus propiedades anti-inflamatorias, sino porque también regula procesos hormonales en la mujer y repara daños en la piel y otras membranas, como la sinovial, por ejemplo. Ambas plantas estarán colaborando para acabar con el quiste tanto interna como externamente. La cúrcuma por la vía oral, y el árnica por la vía tópica.

Testimonio - YodoOtro de los factores clave que influyen en la formación de este tipo de nódulos es la deficiencia de yodo. De acuerdo con el Dr. David Brownstein, esa es la principal consecuencia de una nutrición inadecuada y un exceso de bromo y flúor en el cuerpo. Éstos elementos halógenos no son esenciales para nuestra salud, pero cuando sus niveles aumentan, tienden a desplazar al yodo, provocando que éste comience a escasear. Además de tumoraciones ganglionares, un déficit de yodo puede causar hipotiroidismo, depresión, confusión mental, cansancio crónico, dolores musculares, intolerancia al frío y pérdida de la función sexual.

La industria de alimentos procesados le agrega bromo a los refrescos, las pastas, los aceites vegetales y las harinas. La sal de cocina tiene flúor, así que mejor use sal de mar para sazonar sus alimentos. Otros sectores empresariales utilizan bromo (o bromuro) para retardar la combustión de colchones, en productos para bebés, así como en teléfonos celulares y otros productos de uso cotidiano.
¿Comprende mejor ahora por qué insisto tanto en seguir una dieta libre de alimentos industrializados, azúcar, gluten y lácteos?

Testimonio - extracto de semilla de uvaPaige, la paciente que exponía su caso en el foro mostrado en la imagen anterior, pregunta en ese medio si no sería mejor aumentar la dosis del yodo para que sus quistes sigan reduciéndose, en lugar de seguir con la dosis indicada por su médico. Estuve tentado de responderle que “para disolver sus quistes, haría falta otro agente, pues en lo que toca a la medicina natural, es raro que una monoterapia proporcione resultados satisfactorios. Se necesita un elemento que haga sinergia con el yodo”. Y después de analizarlo detenidamente, llegué a la conclusión de que “la cereza del pastel” debía ser un extracto de semillas de uva. Fue el testimonio que aparece a su derecha lo que al final ayudó a decantarme por este suplemento [5].

Y por si todo ello no fuera suficiente, decidí incluir en la receta una crema o un gel analgésico como el DMSO, que pudiera calmar el dolor en caso necesario, así como un anti-inflamatorio adicional por la vía tópica, cuyas bondades son del dominio público y que supongo no necesita de mayores explicaciones: agua caliente con sal de mar para bañar la parte hinchada de la muñeca o cualquier otra parte en donde haya emergido una tumoración como las que aquí se han analizado.

“Siempre existe un margen dentro del cual la vida puede tener sentido e incluso acarrear alegrías, a pesar de la enfermedad”… Norman Cousins

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 8 de abril de 2016


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1] Mat Ryton & Loraine Bret. Ganglion Cyst Cure: Permanently remove all ganglion cysts. A complete Guide to Ganglion Cyst Treatment.
[2] http://emedicine.medscape.com/article/1243454-overview
[3] http://emedicine.medscape.com/article/1056917-overview
[4] Norman Cousins. Anatomía de una enfermedad o la voluntad de vivir. Editorial Kairós. Barcelona.
[5] http://healthoverflowing.com/?p=Health_Cysts_Cures


Deja un comentario

El poder curativo de las creencias y el coraje de vivir

CorajeMás allá de lo que puede lograr el efecto placebo, está la voluntad de vivir o el coraje que uno puede sacar para retar a la adversidad. La autocuración no es para los débiles de corazón. Se requiere de una voluntad férrea para no amilanarse ante la amenaza de un virus, un cáncer, las secuelas de un accidente, o cualquier otra circunstancia que haya deteriorado el sistema inmune de un individuo que tiene todo el potencial para curarse, con un tratamiento natural y un consejero de salud que le puede ayudar a liberarse de sus creencias limitantes.

Por adversas que puedan parecer las circunstancias, el afectado todavía dispone de su libre albedrío para no permitirle al infortunio activar su respuesta al estrés, que es un mecanismo que se pone en marcha cuando un ser viviente se ve amenazado por una situación de peligro para la cual su instinto le dicta que no le queda más remedio que luchar, o acobardarse y huir [1].

¿Quién manda aquí, mi mente…mi cuerpo? 

dolorYa en nuestra sección dedicada al Coaching de Salud, comenté cómo el armarse de valor puede influir en el éxito de un tratamiento,  y cómo es que una actitud positiva, entusiasta y llena de esperanza puede cambiar la biología de las células de nuestro cuerpo [2]. Con toda seguridad, quien esté pasando por un mal momento, afectado quizás de un cáncer o cualquier otra enfermedad degenerativa o “terminal”, argumentará que el que no está experimentando en carne propia lo que él está sufriendo, no tiene ni la más remota idea de qué procede en tales circunstancias, ya que una cosa es decir que se debe adoptar una actitud positiva ante la enfermedad y otra muy diferente es conseguir que así sea. No es fácil actuar con entusiasmo y mucho menos bromear cuando un dolor se ha apoderado de nuestra mente con tal fuerza, que parece imposible extraer coraje del agotamiento.

A diferencia de lo que va a encontrar en los llamados libros de autoayuda, cuyos autores se afanan en convencerlo de que basta con desear fervientemente que la prosperidad llegue a su vida para que ésta haga su triunfal aparición, obedeciendo a una supuesta “ley de la atracción” y como si de la mismísima ley de la gravitación universal de Newton se tratara, lo que yo quiero proponerle aquí es que en esos momentos de lucidez que llegue a tener en el transcurso de su enfermedad, se pregunte si eso que está minando su salud, el dolor por ejemplo, puede realmente apoderarse de su mente. A veces sobrestimamos la fuerza de nuestro oponente al mismo tiempo que subestimamos nuestra capacidad para combatirlo. Pero antes de citar algunos casos de autocuración que le confirmarán que los seres humanos somos algo más que mente y material orgánico, permítame contarle cómo fue que superé una crisis de salud cuando me encontraba afectado de una prostatitis crónica que estaba literalmente arruinando mi vida.

¿Puede una próstata inflamada vencer a una mente decidida?

text miningDespués de haber consultado cuatro o cinco prestigiados urólogos y de no haber conseguido un solo resultado satisfactorio, a los tres años de estar soportando los malestares de una prostatitis iatrogénica (causada por una negligencia médica), me propuse ver todo el asunto como una oportunidad para crecer como persona. Se imponía averiguar de qué podía yo ser capaz y hasta dónde podía llegar, haciéndome cargo de mi propia salud, más allá del interés que me pudiera prestar alguien que aún siendo un experto en urología, no podría descubrir mejor que yo, lo que intuía podía estar escondido en la literatura biomédica.

Habida cuenta de que eso representaría para mí un reto tanto profesional como personal, me propuse encontrar una cura para mi enfermedad, apoyándome en una rama de las tecnologías de la información conocida como informática biomédica, cuya utilidad radica precisamente en descubrir ese conocimiento que puede estar oculto en las grandes bases de datos médicas.

Big DataNo estoy insinuando que deba usted convertirse en un experto en Big Data, sino que analice cuáles son sus opciones, en función de los recursos con los que cuenta. Así como yo estaba convencido de que podía encontrar un remedio para mi prostatitis crónica, haciendo uso de mis conocimientos, de una modesta laptop y una conexión a Internet, usted podría ver todo eso que le está pasando como una oportunidad de crecimiento personal.
Big dataPodría comenzar a explorar las posibilidades de un tratamiento que una vez habiendo conocido todo su potencial, pueda cumplir con sus expectativas, responda a sus intereses y esté en concordancia con sus capacidades y los recursos con los que cuenta. Investigue, estudie e involúcrese con los detalles de su enfermedad. Compare, confirme, cuestione todo y a todos, y en especial ponga en duda lo que el médico tenga que decir si su opinión está basada en la cerrazón y el pesimismo, y navegue, navegue, y vuelva a explorar la Internet, hasta que encuentre algo que tenga sentido para usted.

Norman Cousins y su voluntad de vivir

CousinsHay muchos otros casos de autocuración que dan fe del poder que pueden tener nuestras convicciones cuando la medicina tradicional no va más allá de un simple “lo siento; pero su enfermedad no tiene cura”, tal y como ocurrió en el extraordinario caso de Norman Cousins (derecha), cuyos hallazgos sentaron las bases de lo que hoy en día se conoce como psiconeuroinmunología, cuando después de haber sido diagnosticado con una espondolitis anquilosante, pudo vencerla con dosis correctas de vitamina C y megadosis de películas cómicas. Y no estoy bromeando para que usted comience a liberar endorfinas.
Las propiedades terapéuticas de las creencias potenciadoras, el efecto placebo y el buen humor no eran del todo nuevas en la década de los sesentas; pero fue Norman Cousins quien comenzó a inquietar a la comunidad médica con sus “Principios de Autocuración: la biología de la esperanza”[3] y su “Anatomía de una Enfermedad o la Voluntad de Vivir” [4].

Con un excepcional coraje para enfrentar una enfermedad degenerativa en la que el colágeno juega un papel protagónico, Cousins, redactor jefe del Saturday Review, solicitó la colaboración de su médico de confianza y amigo de toda la vida, el Dr. William Hitzig, para que vigilara el progreso de su enfermedad y la administración de vitamina C por vía intravenosa. De acuerdo con las investigaciones que él mismo había llevado a cabo con la ayuda de su esposa Eleanor y a pesar de que Hitzig no comulgaba mucho con sus creencias, Cousins estaba convencido de que las propiedades antioxidantes de esa vitamina podían regenerar el colágeno que sus articulaciones necesitaban para recuperar su movimiento. En “Anatomía de una enfermedad”, escribió: “durante el momento de mayor gravedad de mi enfermedad, estaba absolutamente convencido de que las dosis intravenosas de ácido ascórbico me serían de utilidad… y lo fueron”. Las negritas y la cursiva son mías.

médicoDesde su ingreso al hospital, estuvo postrado en cama, sin poder dormir lo suficiente y soportando los efectos secundarios de los analgésicos; hasta que un día, un supervisor le llamó la atención a Hitzig por estar permitiendo que Cousins estuviera viendo películas cómicas en su cuarto, molestando con sus risotadas a los enfermos que intentaban descansar en las habitaciones aledañas. Una vez más, Cousins vio ese hecho no como una contrariedad, sino como una oportunidad más para perfeccionar su terapia de risas y vitamina C.

Pensó en trasladarse a un hotel, pues eso lo mantendría alejado de las enfermeras que frecuentemente interrumpían su sueño para extraer una muestra de sangre, tomarle la presión y registrar su temperatura. Él le decía a Hitzig que el sueño profundo (y con mucha razón) era un factor más que podía ayudarle en su recuperación; pero paradójicamente, los médicos hacían caso omiso de sus peticiones y seguían despertándolo a cada rato para monitorear sus signos vitales. Si alguna vez ha estado usted internado en un hospital, sabe a lo que me refiero.

Convencido de que estaría mejor en un hotel, se mudó a uno que costaba un tercio de lo que pagaba en el hospital y continuó con su plan original hasta que se dio cuenta de que al fin estaba mejorando. Durante su estancia en este nuevo entorno, en una ocasión se sintió tan bien que le jugó una broma a una enfermera que acudió a su habitación para realizar una de sus diligencias:

muestra– ¿Cómo estamos el día de hoy?… ¿necesitamos darnos un baño? Sr. Cousins, el Dr. Hitzig me ha pedido que le lleve una muestra de su orina. ¿Me haría usted el favor de colocarla en este recipiente?
– Por supuesto que sí, con mucho gusto, -le contestó Cousins al tiempo que asía el vasito que debía casi llenar con lo que aquella amable mujer le había indicado.
Cuando este singular paciente se volvió para sentarse y hacer lo que tenía que hacer, observó que al lado de su cama, sobre la mesita de noche, yacía un frasco con jugo de manzana…
La enfermera en turno solía hablar en la primera persona del plural, que era algo que a Cousins le fastidiaba, por lo que con una sonrisa de oreja a oreja, tomó el frasco y vació un poco de jugo en el recolector de muestras.

– ¡Listo! -espetó Cousins a la que le había dejado solo durante unos instantes mientras hacía su travesura.
Cuando la enfermera hizo acto de presencia y vio el contenido del frasco, inquirió en su acostumbrado tiempo de conjugación:
– ¿Estamos algo turbios hoy… no es cierto?
– ¿De veras? A ver… -le dijo Cousins a la que él llamaba “Nosotros” mientras estiraba el brazo para de nuevo tomar “la muestra” con los dedos.
– Así es, creo que lo mejor sería pasarlo de nuevo por el sistema -prosiguió Cousins poco antes de asomarse al interior del frasco y beber su contenido como si de un tequila se tratara.
Sobra decir que la cara que puso “Nosotros” bastó para arrancar a su paciente unas cuantas carcajadas.

pronósticoCuando le preguntaron cuál había sido su primera impresión al enterarse de que su enfermedad era incurable, Cousins explicó que tenía que ir asimilando el problema paso a paso. Primero, no acatar el veredicto; segundo, no dejarse atrapar por el miedo, la depresión y el pánico; tercero, darle la seriedad y la importancia debidas a su problema; y cuarto, no ceder ante la idea de que tenía una buena oportunidad de curarse y de que le motivaba el hecho de desmentir el pronóstico pesimista de un especialista que había sentenciado que las probabilidades de recuperación eran de 1/500.

HitzigCuando Cousins se sintió mejor, buscó a Hitzig para comentarle lo mucho que le había ayudado la vitamina C, y fue entonces cuando el galeno le confesó que él no recomendaría a nadie esa terapia, porque carecía de bases científicas. Contrariado por su declaración, Cousins lo inquirió para averiguar porqué entonces lo había ayudado durante todo ese tiempo si jamás había creído en la terapia de la vitamina C, a lo que Hitzig respondió que lo que importaba era que él, que era el paciente, sí había creído en ella. Probablemente Hitzig sabía que el apoyar cualquier tratamiento que no estuviera avalado por el sistema de salud convencional, ponía en peligro su licencia.

Un hecho que merece una mención especial, es un informe que leyó el propio Cousins en donde se citaba un estudio realizado por un doctor de nombre Thomas C. Chalmers, del Mount Sinai Medical Center de Nueva York, que comparaba dos grupos que se empleaban para confirmar qué tan cierta era la hipótesis de que la vitamina C evita los resfriados: el resultado del estudio reveló que el grupo que tomaba el placebo creyendo que era vitamina C tuvo menos resfriados que el grupo que tomaba ese mismo suplemento pensando que era un placebo.

Epigenética, biología de la creencia y entorno

epigenética¿Qué conclusiones podemos extraer del ensayo del Dr. Chalmers?.
Llegados a este punto, conviene también buscar respuestas a las siguientes interrogantes:
¿Por qué un tratamiento les funciona a algunas personas y a otras no?
¿Cómo es que una sustancia puede ser muy buena para una persona que presenta un cuadro muy agudo y para otra que padece de lo mismo pero con una sitomatología más benigna, no funciona para nada?
¿Por qué varias personas pueden responder muy diferente a un mismo medicamento?
¿Por qué hay personas que mueren a causa de una enfermedad no tan seria, mientras que otros que padecen una enfermedad muy severa, viven muchos años?
¿Habrá algo que controle el organismo o que determine su predisposición a cierta enfermedad o su respuesta a un determinado tratamiento?

Ese algo existe y tiene un nombre. Se llama epigenética.

Jerome Frank [5] llevó a cabo estudios que dan respuesta a esas interrogantes, en el sentido de que en un gran número de casos, se verificó que el tratamiento en sí no es lo que determina de manera contundente la curación de un paciente, sino lo que él cree respecto al mismo, empleando más o menos el mismo criterio que usó Chalmers en su estudio sobre las propiedades antigripales de la vitamina C.

Pcélulasor su parte, Bruce Lipton [2], Bernie Siegel [6] y Gregg Braden [8], han documentado casos que ratifican la repercusión que tienen sobre la salud, las creencias, el amor [6], la esperanza, la fe, las tradiciones, el humor, y en general, el entorno que rodea a un enfermo. Lipton demostró que las células madre, específicamente las pluripotentes, sufrían cambios que dependían del entorno al que estaban sometidas, a pesar de que que todas ellas poseían el mismo ADN. Después de colocar el mismo tipo de células madre en tres placas Petri, las expuso a medios de cultivo diferentes y descubrió que las células de una placa se convertían en miocitos (células musculares), cuando eran expuestas a un entorno A; mutaban a adipocitos (células de tejido graso), en un entorno B; y se volvían osteocitos (células de tejido óseo), bajo la influencia de un entorno C. Es así como hoy sabemos que los genes se expresan (activan) de manera diferente en personas diferentes, lo que significa que es posible controlar, a través del entorno, la manera y el momento en que se expresarán.

El papel del entorno en la expresión de nuestros genes

entornoY hablando ya no tanto de células madre, sino de organismos más complejos como los seres humanos, ¿Cuál es ese entorno que puede regular la expresión de nuestros genes? La nutrición, la polución, el nivel de estrés, la ansiedad, la tranquilidad, el entretenimiento, las guerras, el hambre, el ejercicio, los hábitos alimenticios, el realizar o no el trabajo que nos agrada y en general, todo aquello que repercute en la manera en que entendemos nuestra realidad, son parte del entorno que determina de qué nos enfermamos y porqué. Norman Cousins dedujo que sus glándulas suprarrenales estaban deteriorándose a causa de un envenenamiento con metales pesados que smedio ambienteufrió durante su viaje a Moscú, previo a la aparición de sus síntomas. Supongo que mi prostatitis se debió a una sonda que un médico incompetente introdujo torpemente en mi uretra. El padecimiento que lo aqueja a usted también tiene su causa; pero independientemente de cuál haya sido ésta, usted también tiene la capacidad de controlar la biología de sus células, mediante el uso adecuado de sus recursos mentales y espirituales. ¿O acaso Norman Cousins y yo tenemos algo que usted no tenga como para que no pueda derrotar a su enfermedad? Claro que no.

Hay personas que después de haber estado en combate, pudieron continuar su vida sin ningún problema, como también hubo otras que no pudieron superar los traumas psicológicos que toda guerra trae consigo. Análogamente, puede haber personas con predisposición a una determinada enfermedad; pero que aún así, con un entorno apropiado, libre de pensamientos negativos, exento de creencias limitantes y enriquecido con buenos hábitos, son capaces de inhibir la expresión del (o los) gen(es) asociado(s) a su padecimiento.

Greg Thomas y su fe en Dios

GregTal fue el caso de Greg Thomas, un hombre que a sus 56 años había estado soportando intensos dolores de cabeza, oídos y mandíbula, a causa de unos tumores cancerígenos que habían invadido parte de su cabeza y otro tanto de su cuello, con un pronóstico médico desalentador: su familia ya podía ir preparando su sepelio pues su mal estaba muy avanzado. Un día, mientras se encomendaba a Dios, sentado en las escaleras de una iglesia cercana a los lugares por donde solía pasear acompañado de sus perros, se percató de que el templo estaba prácticamente en ruinas, y dirigiéndose a Dios, rezó: “Señor, antes de abandonar este mundo, quisiera hacer algo por ti”.

Al día siguiente acudió al patronato de la iglesia a solicitar permiso para remodelar el templo y cumplir su promesa. Una vez que obtuvo la llave de la iglesia para poder llevar a cabo su misión, empezó a trabajar con tal convicción en su emprendimiento, que conforme pasaron los días, los tumores comenzaron a encogerse y los dolores a disminuir a tal grado que su oncóloga no lo podía creer. Después de cuatro años de haber comenzado la restauración de la iglesia, Greg ya no tenía los tumores y el cáncer había remitido, el templo recobró su esplendor original y a él le quedó la sensación de que Dios le había ayudado a restablecer su salud, por haber restablecido Su templo ([7], págs. 38-40). Que mejor ejemplo de todo lo que puede hacer la fe enclavada en un corazón valiente.

Los artesanos que burlaron a la muerte

creenciasEn su edición de diciembre de 1940, la revista Reader’s Digest publicó la historia de una comunidad rural cercana al poblado de Ellensburg, en el estado de Washington, en la que Alfred Prowitt, redactor del Daily News de Chicago, relataba cómo quince deshauciados se habían unido a un grupo que se autodenominaba “Los Burladores de la Muerte”, y cómo habían logrado sobrevivir más años de los que sus respectivos médicos les habían vaticinado, ayudándose unos a otros y realizando un trabajo que los motivaba a seguir luchando contra su enfermedad. El fundador y líder del grupo, Guyer D. Thomas, había tenido la iniciativa de empezar a fabricar unas crucecitas fosforescentes sobre retazos de fieltro azul, que en un principio habían sido concebidas para recordar a los niños de la comunidad, que no debían irse a la cama sin antes haber dicho sus oraciones.

A pesar de que ninguno de ellos pertenecía a una secta religiosa, los más desconsolados pronto recurrieron a esos pequeños crucifijos para aliviar sus dolencias y sentirse más reconfortados, convencidos de que la oración fortalecía su voluntad de vivir y les ayudaba a soportar el dolor. Puesto que la subsistencia no era fácil en esos lares, Thomas se dio cuenta del potencial que tenían las crucecitas para consolar a más personas, y se le ocurrió que podían venderlas a los vecinos del Sr. y la Sra. Green, cofundadores de los “Burladores de la Muerte” y  propietarios de la granja que hasta ese entonces había servido de morada a los miembros del grupo, que en opinión de Thomas, estaba desafiando los designios de la muerte.

trabajandoAsí las cosas, y con la ayuda de un banquero de Ellensburg, un predicador que tenía a su cargo una emisora de radio, un famoso caricaturista y otros personajes que habían simpatizado con la iniciativa de Thomas y los Green, el grupo llegó a vender hasta más de medio millón de crucecitas, en un ambiente en el que el trabajo se convirtió en una actividad productiva, entretenida y en el que todos sus miembros disfrutaban con lo que hacían, al grado de que, según Prowitt, era muy raro que transcurriera más de un cuarto de hora sin que estallara una carcajada general. Paradójicamente, el buen humor parecía ser una constante para aquellos cuerpos dolientes de corazón valiente.

Cuando el Dr. Irving S. Cutter, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Noroeste, en Evanston, Illinois, se enteró del proyecto, comentó:
“Cada vez que el médico le pronostica a un enfermo que ha de morir pronto, sabe bien que […] Si el paciente reacciona desfavorablemente, la congoja que se apodera de él trastorna aún más sus funciones fisiológicas y le acorta la vida. Los Burladores de la Muerte han hallado y practican una filosofía que contribuye a alargarles la vida […] Al empeñarse en hacer útiles sus últimos días de vida, al consolarse unos a otros en su tribulación y tener un motivo para servir a fines piadosos, practican el medio más eficaz de prolongar su existencia. Muchos pacientes que yacen en hospitales y asilos aguardando su última hora, inmovilizados más por la certidumbre de una muerte próxima que por la enfermedad, podrían levantarse y vivir plácidamente años enteros todavía, si se despertara y estimulara en ellos la voluntad de vivir”. ([7], pág. 15)

Lvidaas versiones completas de las historias que aquí he citado, así como muchas otras que lo inspirarán a lo largo de esta “travesía” que está usted por comenzar, las podrá encontrar en la bibliografía que proporciono al final de estas líneas. Si a pesar de todo lo comentado y la lectura de dichas fuentes, usted no logra encontrar una filosofía como la que propició que ese grupo de deshauciados pudiera burlar a la muerte, no se desanime, nosotros le podemos ayudar a encontrar una terapia acorde con sus creencias, que como vimos, es lo que más contribuye a que su sistema inmune responda bien.

“Ruego que tengan coraje; el alma valiente puede reparar incluso el desastre” … Catalina la Grande.
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 29 de diciembre de 2015


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1]  La Mente Como Medicina: Un nuevo paradigma de salud, medicina y curación. Rankin Lissa. Urano.
[2] La Biología de la Creencia. La liberación del poder de la conciencia, la materia y los milagros. Bruce H. Lipton. Palmyra
[3] Principios de Autocuración: la biología de la esperanza. Norman Cousins. Urano
[4] Anatomía de una Enfermedad o la Voluntad de Vivir. Norman Cousins. Kairós
[5] Salud y Persuasión. Jerome D. Frank. Troquel
[6] Amor, Medicina Milagrosa. Bernie S. Siegel. S.L.U ESPASA
[7] Selecciones del Reader’s Digest. Diciembre de 2015.
[8] La Curación Espontánea de las Creencias. Gregg Braden. Editorial Sirio, S.A.
[9] Cáncer: más allá de la enfermedad. Emma Barthe. Ediciones Obelisco


Deja un comentario

Medicina ortomolecular idónea para revertir el edema óseo

edema de médula óseoAl proceso inflamatorio de la médula ósea se le conoce desde 1959 como edema de médula óseo. No obstante, hoy en día los investigadores han comenzado a referirse a este mismo padecimiento con otros términos que podrían confundir a muchos pacientes, dado que la mayoría de ellos contienen la palabra “osteoporosis”.
Esos otros nombres suelen ser osteoporosis transitoria, osteoporosis localizada, osteoporosis transitoria regional, síndrome de edema de médula ósea y distrofia simpática refleja, por mencionar los más comunes.

Osteoporosis y edema óseo (osteoporosis transitoria)

Y puesto que una gran parte de esta investigación hace referencia a varias fuentes cuyos títulos contienen precisamente algunos de esos nombres, conviene aclarar que mientras la osteoporosis propiamente dicha llega a producir fracturas por fragilidad del sistema óseo, la osteoporosis transitoria ocasiona dolor y tal vez hinchazón en alguna región del hueso afectado; pero no se compara con la complicaciones que suelen presentarse en la primera. En este orden de ideas, la Sra. MK, protagonista de este caso de estudio y a quien me estaré refiriendo de aquí en adelante con ese seudónimo a fin de preservar su privacidad, no padece de osteoporosis, sino de una osteoporosis transitoria en sus pies. El carácter transitorio de esta “osteoporosis benigna”, por decirlo así, se debe a que el dolor puede desaparecer por un tiempo de manera espontánea, para luego regresar con igual o mayor intensidad.

bifosfonatosHa sido todo un reto el poder encontrar una solución natural a un proceso inflamatorio que desde sus inicios ha sido tratado por la medicina convencional con los llamados bifosfonatos, que son fármacos que se emplean para inhibir la reabsorción ósea (antirresortivos) que unas células llamadas osteoclastos llevan a cabo para recoger los minerales que el organismo necesita. Los osteoclastos eliminan el tejido óseo para mantener la homeostasis (el equilibrio) de este tejido en cada uno de nuestros huesos, como si ese fuera el precio que tuviéramos que pagar por el abastecimiento de minerales (como el calcio) que la sangre debe transportar hacia otros órganos. De no ser por otras células llamadas osteoblastos, que se encargan de regenerar el tejido óseo, los osteoclastos agotarían las reservas de minerales y acabarían con todo nuestro esqueleto.

Conforme vamos creciendo, la labor de los osteoblastos es mayor que la de los osteoclastos, ya que los huesos tienen que irse solidificando y extendiendo tanto en longitud como en espesor, a fin de proporcionar la rigidez apropiada para dar soporte y movilidad a los músculos. Recién terminada la adolescencia, los huesos dejan de crecer con la misma rapidez y los osteoclastos deben de entrar en escena, para mantener la homeostasis ósea. Mientras exista dicho equilibrio y una buena nutrición, nuestros huesos estarán saludables y no correremos ningún riesgo de sufrir fracturas ni de padecer dolores de ningún tipo. Si por cualquier razón, los osteoclastos se mantienen más activos que los osteoblastos, el equilibrio se rompe y puede sobrevenir una osteoporosis transitoria (o en el peor de los casos, una osteoporosis), cuyos efectos pueden ser contrarrestados muy convenientemente con medicamentos naturales que emulen la función de los bifosfonatos, ya que se ha demostrado que estos últimos, si bien alivian las molestias de una osteoporosis transitoria, producen una serie de efectos secundarios que acarrean más problemas de los que corrigen, entre los que se encuentran la osteonecrosis de los maxilares, la fibrilación auricular, el cáncer de esófago, la toxicidad renal y las fracturas atípicas.

Los componentes idóneos

Vitamina K2Fue así como después de una laboriosa extracción de conocimiento en la literatura biomédica [1], y siguiéndole la pista a otras fuentes de reconocido prestigio (MedLine/PubMed) ([2]-[4]) , pudimos encontrar los siguientes agentes antirresortivos (inhibidores de osteoclastos):

1) Ácido docosahexaenoico (DHA, contenido en el aceite de pescado: omega 3)
2) Vitamina K2
3) Vitamina D3
4) Cloruro/carbonato de magnesio
5) Citrato de estroncio
6) Vitamina C [5].

Los investigadores de la Fundación MicroMédix hemos mejorado la receta de micronutrientes sugerida por Genuis y Bouchard [1], basados en los casos que hemos tratado con medicina ortomolecular (nutrientes en dosis terapéuticas). Si desea usted mayor información sobre el porqué se han considerado dosis mayores para todos los suplementos mencionados, excepto para la vitamina K2 y el estroncio, puede usted consultar nuestra sección dedicada a la medicina ortomolecular, pulsando con su ratón en el vínculo anterior (en letras azules).

Estudio del caso

Diagnóstico edema óseoDe manera muy particular, y como una atención especial por habernos estado siguiendo muy de cerca, quisiera dedicar unas palabras a nuestra querida amiga, la Sra. MK:
Tiene usted todo para salir adelante , créame que esta receta que hemos optimizado de acuerdo con los lineamientos de la medicina ortomolecular, ha sido diseñada realmente para usted. Ya lo dice el refrán popular: “le viene como anillo al dedo”, aunque no sé si en Argentina también se diga así.

Las preguntas que usted ha tenido a bien contestar en el cuestionario que le hemos enviado, tanto para confirmar su diagnóstico como para llevar a feliz término nuestra investigación, nos han revelado algo que no suele ser muy común en los pacientes: el hecho de que usted se ha involucrado y se ha hecho cargo de su padecimiento, lo que significa que tiene todo el potencial para revertir su edema. El diagnóstico que usted nos ha presentado (izquierda) se ve que fue realizado a conciencia, y ha resultado de mucha utilidad. No sé sinceramente si felicitar al médico que descartó otros padecimientos por haber ordenado una radiografía, o a usted por haber sido tan sincera en lo que concierne a sus hábitos alimenticios.  Hay varios puntos que nos han dado la pauta para confeccionar una receta que comprende justo lo que usted necesita para curarse (pulse sobre el vínculo anterior para descargarla).

citrato de estroncioAsimismo, el hecho de que sea usted una persona que sabe cómo elaborar microdosis (estuve consultando sus comentarios), me hace pensar que está consciente de las bondades terapéuticas de las plantas medicinales, lo cual va a sumar un punto más a su favor a la hora de someterse a este tratamiento. Usted se estará preguntando qué tiene que ver dicho conocimiento con los suplementos que aquí estamos recomendando. La importancia radica en la confianza que usted ha depositado en la medicina natural en general, y no solo en las microdosis, pues ya en otras publicaciones he presentado pruebas de que alguien que ya ha experimentado el alivio de su enfermedad, o bien ha sido testigo de la cura de un ser querido con una medicina diferente a la convencional, sabe muy bien de lo que es capaz de hacer una alternativa como la que aquí estamos proponiendo. Hay personas que por no haber probado nunca la medicina ortomolecular, albergan dudas sobre su eficacia, debido a lo cual, pueden inclusive llegar a sabotear su recuperación.

De la misma manera en la que un paciente puede aliviarse por tener fe y confianza en un determinado medicamento y/o tratamiento (efecto placebo), independientemente de si éste es alopático o natural, también puede escoger una actitud negativa y permanecer enfermo por aferrarse a la creencia de que ese medicamento no le va a beneficiar en nada. No obstante de que esto último constituye un hecho, calculo que usted lleva todas las de ganar por haber obtenido resultados satisfactorios, cuando menos con microdosis de plantas medicinales.

La dieta

Hábitos alimenticiosBasándome en los resultados del análisis de las respuestas a nuestro cuestionario, y de la misma manera que usted fue honesta con nosotros al extenderse en sus hábitos alimenticios, quiero también ser franco con usted. Debe decirle adiós a todos los productos que contengan azúcar, a todos los lácteos, a los edulcorantes, al vino, a la cerveza, y aunque solo menciona en el cuestionario a los cereales integrales, debe evitar también todos los alimentos que contienen gluten, aún cuando se trate de productos integrales, ya que todos ellos provienen del trigo.

Esos supuestos alimentos contribuyen de manera significativa en todos los procesos inflamatorios, llámense como se llamen, así que por favor suspenda su ingesta a partir de este momento. Los suplementos que le estamos recetando, no bastarán para revertir la inflamación. Le recomendamos encarecidamente que haga un esfuerzo para seguir dicha dieta al pie de la letra.

La personalización de la receta

Hemos calculado, de acuerdo a su edad y al hecho de que ya no fuma, que usted tiene el potencial que se requiere para curarse en menos de cuatro meses, procurando también realizar algunos ejercicios que al principio del tratamiento, no exijan un alto impacto. A lo que me refiero es que aunque sí conviene mantener activos sus pies, el ejercicio debe ser moderado al principio, evitando el cargar objetos pesados y procurando ayudarse de un bastón o de unas muletas, para que el peso de su cuerpo se distribuya entre sus pies y esos otros puntos auxiliares de apoyo. Hay que permitir que sus pies carguen una parte del peso de su cuerpo; no la totalidad del mismo. Ello dependerá también de qué tanto le duelan sus pies al caminar o hacer ejercicio. La regla o estándar de oro es ejercitarlos, sin que ello produzca dolor.

Descargar archivo PDF

 

cubierta-edema-sin-3dEn MicroMédix hemos ido más allá de una simple búsqueda en Google para encontrar una solución acorde a su condición y sintomatología. Hemos confrontado los resultados de nuestras pesquisas con otros casos en los que la inflamación se ha convertido en un factor crítico, a fin de contar con mayores crietrios de juicio para determinar las dosis apropiadas para cada uno de los antioxidantes que integran nuestra Receta para el Edema Óseo. Asimismo, empleamos una herramienta de software (WEKA) para extraer conocimiento de una base de datos biomédicos, que nos permitió afinar el diagnóstico que su médico le proporcionó a usted, pues aunque parezca increíble, hemos sido testigos de médicos cuyos diagnósticos han representado meses de ardua labor, tratando de encontrar una solución para un padecimiento que ni siquiera existe, como fue el caso de la supuesta esquizofrenia de un paciente de nacionalidad mexicana, que a la postre resultó ser más bien una candidiasis.

Con la historia clínica de miles de casos registrados en una base de datos (Bigdata), WEKA diagnosticó candidiasis y el paciente respondió de maravilla con los suplementos que se acostumbra recetar para combatir la disbiosis que ocasiona la Candida albicans.

“El arte de la medicina consiste en mantener al paciente en buen estado de ánimo mientras la naturaleza lo va curando”…Voltaire
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 10 de diciembre de 2015


¿Quieres que confeccionemos una receta inteligente para ti o tu familiar? Puedes concertar una cita para que registremos los síntomas y los demás datos que necesitamos.


REFERENCIAS

[1]  Combination of Micronutrients for Bone (COMB) Study: Bone Density after Micronutrient Intervention. Stephen J. Genuis and Thomas P. Bouchard. Journal of Environmental and Public Health, Volume 2012, Article ID 354151.
[2]  Effective and rapid treatment of painful localized transient osteoporosis (bone marrow edema) with intravenous ibandronate. Ringe JD1, Dorst A, Faber H. Osteoporos Int. 2005 Dec;16(12):2063-8. Epub 2005 Oct 14.
[3] Bisphosphonates or prostacyclin in the treatment of bone-marrow oedema syndrome of the knee and foot. Baier C, Schaumburger J, Götz J, Heers G, Schmidt T, Grifka J, Beckmann J. Rheumatol Int. 2013 Jun;33(6):1397-402. doi: 10.1007/s00296-012-2584-0. Epub 2012 Nov 10.
[4] Rheumatology & Immunology Therapy. A to Z essentials. Larry W. Moreland. Springer 2004.
[5] Regional transient osteoporosis of the foot and vitamin C deficiency. Rodriguez S et al. Clin Rheumatol. 2007 Jun;26(6):976-8. Epub 2006 Mar 15.
[6] Spine University’s Guide to Transient Osteoporosis. Medical Multimedia Group. Copyright 2006
[7] Medicina Ortomolecular. Antonio Marco Chover. Editorial Club Universitario


Deja un comentario

Alcoholismo: venciéndolo con fuertes dosis de sustancias ortomoleculares

suplementosDesde que se fundó Alcohólicos Anónimos, a todos nos han hecho creer que el alcoholismo es incurable, pues aunque usted no lo crea, a muchas instituciones les conviene mantener viva esa creencia. El negocio es bueno. En casi todos los países existe un interés desmedido por el tratamiento de la enfermedad, no por la prevención de la misma, y así sucede con la mayoría de las enfermedades. Ray Moynihan y Alan Cassels han escrito “Medicamentos que nos enferman e industrias farmacéuticas que nos convierten en pacientes”, en donde denuncian una serie de prácticas de la industria farmacéutica que no parecen comulgar mucho con los principios de la “ética empresarial”.

El alcoholismo se puede curar con nutrientes administrados en dosis terapéuticas (medicina ortomolecular)

Andrew Saul [1], editor en jefe del Orthomolecular Medicine News Service y autor de más de 170 artículos científicos, cuenta la historia de una paciente de nombre Betty, que después de haber padecido de alcoholismo por años, pudo aliviarse completamente y hasta darse el lujo de tomar una sola copa y parar ahí, después de seguir el tratamiento del Dr. Roger J. Williams, profesor de química de la Universidad de Texas y ex-presidente de la Sociedad de Química Americana, el cual tenía escribiendo sobre el tema desde la decáda de los 50´s. El Dr. Saul le recomendó a Betty, de 56 años, el tratamiento que el Dr. Williams había descubierto y que más tarde habría de confirmar la Dra. Ruth Harrel [2], quien administró dosis masivas de vitaminas, especialmente de tiamina (B1), para elevar el coeficiente intelectual de varios niños con deficiencias mentales, entre las cuales figuraba el síndrome de Down.

alcohólicoFue así como a partir de habernos enterado de tales acontecimientos, nos convencimos de que el alcoholismo tenía cura, pues hasta ahora, siempre habíamos pensado lo mismo que todos: “que un alcohólico siempre será un alcohólico”. Nuevamente: hay esperanza, hay solución y por lo tanto, vida. El alcohol de las bebidas es etanol, y es un hidrato de carbono simple, que suele aportar mucha energía pero nada de nutrientes. Para metabolizar los hidratos de carbono, el organismo requiere de tiamina (vitamina B1) y puesto que los hidratos de carbono extra también requieren de cantidades adicionales de tiamina, el que bebe en exceso comienza gradualmente a carecer de este nutriente, al grado de experimentar síntomas tales ctiaminaomo la anorexia, indigestión, estreñimiento, atonía gástrica, dilatación de los vasos sanguíneos periféricos, debilitamiento de la musculatura del corazón, fallo cardíaco, bajo nivel de alerta, fatiga y apatía. La deficiencia continuada produce daño o degeneración de las capas de mielina. El daño nervioso provocado por la deficiencia de tiamina puede desembocar en delirium tremens y alucinaciones. Un déficit de vitamina B1 puede conducir a un grupo de síntomas llamado síndrome de Wernicke-Korsakoff [3]. Este síndrome se caracteriza por confusión mental, pérdida de memoria, falta de coordinación neuromuscular y alteraciones visuales. Y adivine qué, su causa principal es el alcoholismo.

La adicción no es un acto volitivo, es producto de un proceso bioquímico

Baco

El triunfo de Baco

En la entrega dedicada a la adicción y la dependencia, descubrimos que el acetaldehído es muy adictivo, y que perturba el cerebro cuando se combina con la dopamina. Dicha combinación da lugar a un producto de condensación llamado salsolinol. Si el acetaldehído se combina con la serotonina, produce beta-carbolina. El salsolinol y la beta-carbolina pertenecen a un grupo de compuestos llamado tetrahidro-isoquinolinas. Investigaciones tanto en animales como en seres humanos han demostrado que los alcohólicos poseen altos niveles de diversos tetrahidro-isoquinolinas en su cerebro y fluidos espinales, y que esos compuestos son muy similares a los opiáceos en su estructura, función y poder adictivo [4].

etanolLa orina de los alcohólicos que se desintoxican con éxito, también contiene niveles particularmente altos de esas mismas sustancias parecidas a los opiáceos [obra citada]. Esto explica la adicción al alcohol, y por qué los fumadores ansían tanto el tabaco y los que sufren de candidiasis el azúcar. Estas tres adicciones promueven niveles excesivos crónicos de acetaldehído en el cuerpo y causan permeabilidad intestinal, que a su vez ocasiona letargo, confusión mental, depresión, apatía, falta de concentración, etc.

El delirium tremens no es la única secuela

Todos esos síntomas generalmente están presentes tanto en alcóholicos como en pacientes con candidiasis, que son enfermos que regularmente obtienen niveles crónicos altos de acetaldehído en sus análisis clínicos.
La toxicidad crónica inducida por el acetaldehído promueve por lo tanto la adicción al alcohol y el desarrollo de algunos otros trastornos mentales, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la enfermedad de Alzheimer, el mal de Parkinson, el autismo en los descendientes, el trastorno obsesivo-compulsivo, etc., lo cual no quiere decir que usted va a comenzar a escuchar voces inmediatamente después de zamparse un tequila. Un trastorno mental como los mencionados puede tardar años en manifestarse, cuando el acetaldehído se haya acumulado lo suficiente como para que una permeabilidad intestinal haga su triunfal aparición.

fumar¿No será por eso que los síntomas del delirium tremens no se presentan sino hasta que el alcoholismo ha llegado a su etapa más avanzada?
¿Y que hay de las alucinaciones que los adolescentes comienzan a experimentar, aún después de haber dejado de fumar, beber o consumir alucinógenos?, ¿no será que el acetaldehído que han acumulado durante todos esos años de adicción, les está haciendo ver y oír cosas que ahora son producidas por un alto contenido de esas sustancias parecidas a los opiáceos? El acetaldehído está ahí, aún en los periodos de abstinencia.

Mientras hacía yo esas mismas preguntas durante una videconferencia por Skype, uno de mis interlocutores exclamó: ¡Pero el tío Paco ha sido alcóholico y se ha metido varios churros desde que comenzó a trabajar, y ahora que ya no fuma nada, nunca ha tenido una alucinación!,  a lo que yo le contesté: “tu tío Paco ha tenido la suerte de que no se le hayan expresado los genes asociados a la esquizofrenia. A él, de alguna manera se le expresarán otros…como a ti o como a mi. La expresión (manifestación) de cada gen varía de una persona a otra, dependiendo ello de sus hábitos,
svitaminau nutrición y del entorno en el que crece”
[7].

La receta para tratar el alcoholismo

Como resultado de todo lo anterior, y a consecuencia de los resultados derivados de nuestra labor de investigación sobre la adicción y la dependencia, es necesario implementar un tratamiento basado en megadosis de vitamina B1 y suplementos alimenticios que contengan vitamina C en cantidades apropiadas, dependiendo éstas del nivel de tolerancia de quien esté en tratamiento (ver receta).

Descargar archivo PDF

 

receta alcoholismoAsimismo, se deberá complementar lo anterior con dosis ortomoleculares (terapéuticas) de otras dos vitaminas del grupo B, como la niacina (B3) y la B6, pues ambas producirán una mejor sinergia actuando junto con la B1 (las tres dan mucho mejores resultados que si actuaran cada una por separado). La administración de L-glutamina ayudará a sanar el intestino permeable y a disminuir el ansia fisiológica por el alcohol; la lecitina proporcionará inositol y colina; el cromo, contribuirá a mejorar significativamente el metabolismo de los carbohidratos y ayudará a controlar los niveles de azúcar, pues la hipoglucemia es una condición que por lo regular está presente en todos los alcohólicos. Por último, se sugiere agregar una buena combinación de cepas de probióticos que contrarreste la permeabilidad intestinal y un neuroprotector que al mismo tiempo permita prevenir una posible cirrosis hepática. Las dosis exactas de todos estos nutrientes las podrá encontrar en nuestra Receta para Tratar el Alcoholismo.

Dime con quién andas, qué lees, qué comes, qué bebes y con qué te nutres, y te diré cuáles son los genes que están esperando expresarse a través de tu complejo cuerpo-mente.
© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 29 de mayo de 2014


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar.


REFERENCIAS

[1] Cúrate tu mismo. Los sorprendentes resultados de la nutrición ortomolecular. Dr. Andrew Saul. Editorial Sirio S.A
[2] Harrell RF, Capp RH, Davis DR, Peerless J, and Ravitz LR. Can nutritional supplements help mentally retarded children? An exploratory study. Proc Natl AcadSci USA, 1981. 78: 574–8
[3] Dreyfus, P.M. and Victor, M. Effects of Thiamine Deficiency on the Central Nervous System. Am J Clin Nutr, 1971, 9:414-25.
[4] Blum, K. and Payne, J. Alcohol and the Addictive Brain, pp. 99- 216. NYC: The Free Press, 1991.
[5] John P. Cleary. Etiology and Biological Treatment of Alcohol Addiction, Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 2. No. 3, 1987
[6] Carla Cannizzaro, Fulvio Plescia, Silvana Cacace. Role of acetaldehyde in alcohol addiction: current evidence and future perspectives.Malta Medical Journal Volume 23 Issue 03 2011
[7] La Biología de la Creencia. La liberación del poder de la conciencia, la materia y los milagros. Bruce H. Lipton. Palmyra