Medicina Natural

Consultorio de Medicina Alternativa con Recetas

Remedios caseros para la tos en niños

2 comentarios

tosEn principio, parecería poco sensato medicar a un niño o a una niña con antibióticos, sobre todo si es muy pequeño(a), entre los dos y los tres años de edad. En mi opinión, ni siquiera los adultos deberían medicarse con fármacos, debido a los lamentables efectos secundarios que producen. Independientemente de éstos, la mayoría de los padres sabe muy bien que la ingesta reiterada de antibióticos acaba con muchas de las bacterias que son benéficas para el organismo y que, en última instancia, son las que lo defienden cuando aparece una infección que ya no puede ser combatida con el mismo tipo de antibiótico.

Conforme van creciendo, los niños ya no van respondiendo al fármaco como solían hacerlo las primeras veces en que lo tomaban. Cuando esto sucede, el médico suele cambiar de antibiótico, produciendo un círculo vicioso que a la larga va debilitando el sistema inmune del infante, por haber desarrollado tolerancia a cada una de esas sustancias. En el caso particular de la tos y de las vías respiratorias en general, la administración frecuente de ese tipo de medicamentos redunda en enfermedades crónicas, haciendo que la recuperación del niño demande recursos considerables y muchos cuidados de parte de sus padres.

Lalo y su sistema inmune deprimido

MicroMédixEse fue el caso de Lalo, un niño que conocimos mientras recabábamos fondos y dábamos consultas a algunos lugareños del poblado de Xochitepec. Sus padres nos contaron que él llevaba ya varios meses enfermándose repetidamente. Era tal su preocupación, que habían resuelto mudarse al estado de Morelos, porque consideraban que el clima del Ajusco, era la principal causa de las frecuentes recaídas de su hijo, por ser una de las zonas más frías del Distrito Federal. Durante una consulta al aire libre les explicamos a esos preocupados padres que su niño había sido “sobremedicado”, y que esperábamos que respondiera positivamente a las sustancias activas del eucalipto, el gordolobo, el tomillo y la moringa. El niño tendría ente 6 y 7 años, y les ofrecimos un botiquín para las vías respiratorias con esas cuatro plantas medicinales, sugiriéndoles que aplicaran tres gotas de microdosis de cada planta sobre la lengua de su hijo, cada hora durante la primera semana del tratamiento, dejando un intervalo de un minuto entre las gotas de un frasco y el siguiente, hasta completar los cuatro.

Pasados algunos meses, al encontrarnos por casualidad con esta familia en un conocido supermercado de ese mismo municipio, nos hicieron saber que con las microdosis, Lalo ya no había sufrido ninguna recaída,
y que para esa fecha, ya no tenía que tomar ningún medicamento para sus  vías
plantas medicinalesrespiratorias, lo cual era evidente, pues no nos habían contactado para solicitarnos más microdosis.
La importancia de las microdosis en cuanto a infantes se refiere, es su seguridad. Los tés, que alguna vez constituyeron las bases de los remedios caseros desde tiempos inmemorables, hoy en día siguen siendo una muy buena opción para mucha gente; pero si usted quiere potenciar aún más el poder curativo de las plantas medicinales, las microdosis lo van a lograr de manera excepcional.
Una microdosis de cualquier planta medicinal, hace que la sustancia activa de ésta trabaje a través de los impulsos nerviosos, comenzando desde las papilas gustativas, pasando por el hipotálamo, hasta llegar a las
terminaciones efectoras curativas. Este mecanismo de acción neuro-hormonal
descubierto por el Dr. Eugenio Martínez Bravo, ha sido uno de los más grandes hallazgos
que este eminente hombre de ciencia ha legado al mundo de la medicina natural.

Haga lo mismo con su pequeño(a)

Utossted mismo puede curar las vías respiratorias de su hijo o de su hija con esas cuatro microdosis de plantas medicinales: eucalipto, gordolobo, tomillo y moringa. La única desventaja de esta técnica es que si usted las elabora, tiene que hacerlo con anticipación, pues tendrá que esperar 30 días para que la planta termine de liberar sus sustancias activas durante la fase de maceración. En caso de que no disponga del tiempo necesario para su elaboración o que esté necesitando con urgencia un remedio natural como el que aquí estoy proponiendo, puede usted contactarnos para que le enviemos el botiquín por paquetería.

Cómo hacer microdosis (véase también temario del curso por Skype)

El proceso lo podemos dividir en seis fases: el limpiado de la planta, su trituración, la maceración, que es de donde se obtiene la tintura madre; el etiquetado, el filtrado y por último, la dosificación, que es la cantidad de gotas o mililitros de tintura madre que deberá combinar con el denominado vehículo, para que pueda usted obtener la microdosis propiamente dicha. Los pasos que a continuación se indican, se deberán seguir para cada una de las plantas medicinales recién especificadas. En caso de que necesite preparar microdosis de otras plantas medicinales, por favor consúltenos para indicarle cuáles serían las dosis apropiadas, ya que es indispensable conocer el grado de toxicidad de una planta, antes de dosificar su tintura. Tenga cuidado, una tintura de belladona por ejemplo es extremadamente tóxica, y usted necesitará usar, en vez de unos cuantos mililitros, unas cuantas gotas de la misma para obtener su microdosis. Asimismo, recomendamos mantener cualquier tintura, lejos del alcance de los niños.

1. Limpiado
plantas medicinalesLa planta cuya tintura se extraerá durante el proceso de maceración se deberá lavar muy bien con jabón líquido para trastes (no detergente de ropa), empleando agua limpia, corriente y libre de cloro, pues lo que se pretende durante esta etapa es quitarle a la planta toda la tierra, el polvo y los posibles contaminantes que pudiera contener, tales como insecticidas, fertilizantes, orines y excremento de animales, etc.

2. Triturado
La planta se corta en pedazos lo suficientemente pequeños como para que sea posible introducirlos en el recipiente de vidrio en donde quedarán embebidos para su posterior maceración.

3. Maceración
medicina naturalEs la extracción en frío de las sustancias activas de la planta y consiste básicamente en sumergirla en una solución hidroalcóholica dentro de un recipiente de vidrio opaco, o bien recubierto con papel o pintura para bloquear así el paso de la luz hacia el interior del frasco. Es en esta primera fase de donde se obtiene lo que se conoce como tintura madre. Así, al término de un mes, se tendrá una tintura madre por cada planta medicinal.
Se recomienda agitar el recipiente debidamente tapado, unas dos veces por semana, mientras se macera la planta, a fin de que la solución recoja eficientemente sus propiedades terapéuticas.
4. Etiquetado
Es indispensable etiquetar el frasco con el nombre de la planta que contiene, con el objeto de saber la fecha en la que esa planta comenzó a macerarse y para poder distinguir una planta de otra. Esta operación evitará confusiones y nos ayudará mucho para conocer cuándo una tintura madre ya puede comenzar a usarse como base para la preparación de microdosis.

5. Filtrado
filtrado
Cuele la solución teñida por la planta (la tintura) para eliminar impurezas, empleando tela de manta de cielo (las partes sólidas podrían obstruir el paso del líquido a través de los goteros que posteriormente se emplearán para administrar las microdosis). Para aprovechar al máximo su materia prima, se recomienda que después de vaciar la tintura, envuelva usted los restos de la planta con la manta de cielo y la exprima para extraer la tintura que pudiera haber quedado almacenada en la planta.

6. Dosificación
Para preparar su microdosis, necesitará usted mezclar una pequeña cantidad de tintura de cada planta, por ejemplo de gordolobo, con una solución de vehículo. Al resultado de esta combinación se le llama microdosis.
Las cantidades exactas de agua y alcohol para la preparación del vehículo, las de cada una de las tinturas de las plantas mencionadas, así como las de otras muchas hierbas medicinales, se especifican en el Curso-Taller de Microdosis de Plantas Medicinales.
Antes de tomar el curso le sugerimos se comunique  a nuestro centro de Atención, para que reciba usted vía correo electrónico, la lista del material que necesitará conseguir para realizar la práctica que le permitirá aprender todos los detalles relacionados con esta técnica.

Receta para su remedio casero (modo de administración de microdosis)

Las gotas de las microdosis no deberán deglutirse, sino depositarse directamente sobre la lengua y sin diluirse en agua. Se le pide al niño o a la niña que saque su lengua y se inclina el frasco para que salgan las gotas, procurando distribuirlas en diferentes partes para permitir que varias papilas gustativas absorban las sustancias activas de la planta. Al principio, se recomienda aplicar 3 gotas de cada frasco, cada hora, dejando un lapso de un minuto entre las gotas de un frasco y las del otro, sin importar su orden. Cuando haya señales de mejoría, pueden comenzarse a espaciar las gotas: c/2 horas, c/3 horas, etc., según se vaya sintiendo el paciente. A menos que exista un cuadro agudo de tos o una respiración con sibilancias, no es necesario aplicar las gotas durante la noche, para permitir que el paciente descanse.

vías respiratoriasSi el enfermo fuera alérgico a alguna de las sustancias aquí indicadas, esa sustancia deberá excluirse del tratamiento. En caso de una tos persistente y muy seca, o una respiración con sibilancias, se recomienda administrar la microdosis de gordolobo, cada 5 minutos, por una hora y exponer al paciente durante quince o veinte minutos a vaporizaciones (derecha), una o dos veces al día, de acuerdo con la gravedad del problema. En caso de fiebre, añada una microdosis de estafiate. Hemos comprobado que la fiebre remite administrando 3 gotas de microdosis de esta planta medicinal, cada 5 minutos, por una hora.

microdosisLa medicina natural ha mejorado sustancialmente, gracias a esta técnica relativamente nueva de las microdosis. Los remedios de la abuela han ido evolucionando hasta el punto de convertirse hoy en día, en lo que el Dr. Bernard Rimland denominó medicina inteligente y lo que el Dr. Eugenio Martínez Bravo llamó mecanismo de acción neuro-hormonal. Han sido esos dos gigantes de la medicina natural junto con Abram Hoffer, Linus Pauling y otros muchos más, los que han hecho posible el que uno pueda ser su propio médico. Parafraseando a Sir Isaac Newton, “si queremos ver más lejos, tenemos que subirnos a los hombros de esos gigantes”.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 3 de septiembre de 2015


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


 

Anuncios

Autor: micromedix

Sergio López González. Ing. en Informática Biomédica

2 pensamientos en “Remedios caseros para la tos en niños

  1. Siempre me ha gustado usar remedios caseros para tratar cosas tan comunes como la tos, muchas gracias, un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s