Medicina Natural

Consultorio de Medicina Alternativa con Recetas

Multivitamínico ortomolecular para potenciar la mente del niño

Deja un comentario

Hemos propuesto un multivitamínico para realzar las capacidades cognitivas de los niños, en especial las de los bebés, que aparte de proporcionar nutrientes en dosis terapéuticas (medicina ortomolecular), no contiene azúcar, gluten, lactosa, caseína, ni colorantes o saborizantes artificiales.

vitaminasSucede que los suplementos que los fabricantes están ofreciendo a los padres de niños con problemas de aprendizaje, memoria y falta de atención, casi siempre van acompañados de aditivos, con el propósito de aumentar sus ventas. El problema de fondo radica en que, desde el punto de vista del que los produce, éste no vende si a los niños no les gusta su producto, por carecer de un color atractivo y un sabor agradable; y en lo que concierne a los padres de esos niños, éstos jamás podrán aumentar el coeficiente intelectual de sus hijos, con dosis insignificantes de nutrientes contenidos en multivitamínicos repletos de azúcar, lactosa, gluten, colorantes y saborizantes artificiales.

Requerimientos nutricionales para potenciar la mente de los niños

niñoDado este dilema, la Fundación MicroMédix está convocando al menos a tres laboratorios del ramo nutricional, para que produzcan un multivitamínico que mejore las capacidades cognitivas de niños de varias edades, a fin de que sin ningún tipo de aditivo artificial, podamos potenciar sus mentes, independientemente de que exista o no una discapacidad. La Fundación MicroMédix ya cuenta con la información nutricional, y solo falta el laboratorio o la persona física que estén dispuestos a producir un multivitamínico que cumpla con las especificaciones que hemos acotado en nuestra Receta para Potenciar la Mente del Niño. Se trata de una fórmula con 41 nutrientes, compuesta de vitaminas, minerales y aminoácidos, con un tamaño de porción de 12 cápsulas estándar (no de gel o blandas, para que dado el caso, el polvo contenido en las mismas, se pueda mezclar con algún jugo o agua natural), de manera que se puedan satisfacer los requerimientos nutricionales en los siguientes casos:

Niños con un peso menor o igual a 9 Kg: 2 cápsulas/día
Niños con un peso entre 10 y 18 Kgs: 4 cápsulas/día
Niños con un peso entre 19 y 27 Kgs: 6 cápsulas/día
Niños con un peso entre 28 y 36 Kgs: 9 cápsulas/día
Niños con un peso mayor a los 37 Kgs: 12 cápsulas/día

Los nutrientes a integrar en cada cápsula son:

bebéVitamina A (palmitato), vitamina C (ácido ascórbico), vitamina D3, vitamina E (d-alfa tocoferol),  vitamina K, tiamina (B1), riboflavina (B2), niacinamida (B3), vitamina B6, ácido fólico, vitamina B12 (metilcobalamina), biotina, ácido pantoténico, calcio (citrato), yodo (yoduro de potasio), magnesio, zinc, selenio, manganeso (gluconato), cromo (picolinato), molibdeno, potasio (citrato), l-glicina, l-ornitina, ácido alfa-cetoglutárico, betaína (trimetilglicina), colina (bitartrato), quercetina, l-taurina, l-glutation, l-tirosina, l-prolina , l-triptófano, acetil-l-carnitina, coenzyma Q10, ácido alfa lipoico, l-histidina, luteína, zeaxantina, boro (citrato) y silicio (extracto de cola de caballo estandarizado).

Las dosis y unidades (mcg, mg y UIs) de cada nutriente, para el tamaño de la porción especificada (12 cápsulas), se proporcionarán a cada uno de los proveedores, una vez que confirmen sus deseos de participar en el proyecto.

El caso de Andrea

PadresUna hermosa bebé de apenas 4 meses con síndrome de Down, se convirtió, por así decirlo, en la musa que estábamos esperando para hacer que el sueño de muchos padres se hiciera realidad. Asimismo, la pésima calidad de los multivitamínicos pediátricos que ofrece la industria farmacéutica y el mercado de los suplementos alimenticios, nos impulsó a que encontráramos a toda costa, una solución acorde con el peso y las necesidades cognitivas específicas de Andrea. Necesitábamos también individualizar el tratamiento, tomando en cuenta la sintomatología, así como la historía clínica de esta pequeñita: el estado de su sistema inmune, sus antecedentes cardiovasculares, sus posibles problemas digestivos, sus dificultades respiratorias, etc.
Habida cuenta de que ni con Google habíamos hallado algo que valiera la pena, nos dedicamos a buscar en tiendas naturistas, un producto que cumpliera al menos con la mayor parte de los requisitos de las vitaminas del complejo B para el caso de una bebé Down de menos de 9 Kgs (a la fecha Andrea pesa poco más de 6 Kg).

Los requerimientos diarios de Andrea para este grupo de vitaminas son:

– Tiamina (vitamina B1): 7.5 mg
– Riboflavina (B2): 7.5 mg
– Niacinamida (B3): 8.3 mg
– Ácido pantoténico (B5): 7.5 mg
– Piridoxina (B6): 5.8 mg
– Metilcobalamina (B12): 167 mcg
– Ácido fólico (B9): 133 mcg
– Biotina (B7): 83 mcg

Amarillo 3 CI-15985Después de contactar a unos cuantos proveedores, encontramos en la Ciudad de Cuernavaca, Mor., un producto como el que aparece a su izquierda. A pesar de que ese suplemento no cubría ni con el 50% de los requerimientos nutricionales de Andrea, valió la pena analizarlo, pues eso nos permitió evaluar el riesgo que representaría el nutrir a un bebé, con un suplemento al que se le ha agregado un colorante artificial como el Amarillo 3 CI-15985 (pulse sobre la imagen para agrandarla).
En el sitio de Food-Info, me enteré de los efectos secundarios que puede ocasionar ese colorante artificial: “Dado que éste es un colorante azoico, puede provocar intolerancia en las personas sensibles a los salicilatos. Además, es un liberador de histamina, lo cual podría intensificar los síntomas de un asma. En combinación con los benzoatos, también está implicada en la hiperactividad en los niños“. ¿Se da cuenta usted de lo que hay detrás de unas cuantas tabletas de un suplemento como este?

takisOtro colorante artificial muy parecido al anterior, es el Amarillo 5 o E102, mejor conocido como tartrazina. Esta otra aberración que emplea la industria alimentaria para enmascarar el aspecto desagradable y la baja calidad de un producto, la encontramos no solo en muchos de los suplementos alimenticios y fármacos pediátricos, sino en una gran cantidad de golosinas, botanas, dulces y comida chatarra en general (derecha). Sus efectos secundarios son aún más nefastos que los producidos por su hermano menor, el Amarillo 3, pues existe evidencia de que la tartrazina podría estar ocasionando migrañas, falta de atención, hiperactividad, alergias, visión borrosa, fatiga y ansiedad, tanto en niños como en personas afectas a los alimentos procesados o a los multivitamínicos demasiado industrializados [1].

Mi intención al exponer las carencias de estos suplementos, no es la de desprestigiar a los fabricantes o a las marcas de los productos en cuestión, sino de alertar a nuestros lectores, de los aspectos que deberán tomar en cuenta a la hora de seleccionar un multivitamínico para potenciar las mentes de sus vástagos, o de consentir el consumo de esa comida chatarra a la que hecho alusión en el párrafo anterior.

Multimax KidOtro producto que ilustra muy bien los desvaríos de la industria de los multivitamínicos para niños, es el que aparece en la imagen adjunta.
Este suplemento llamó mi atención no precisamente por ser un prototipo de complejo B, sino por el hecho de no contener ácido fólico y por su gran contenido de azúcares. No me explico cómo podría un niño mejorar su lucidez mental (memoria, atención, creatividad y aprendizaje), tomando las vitaminas que aparecen en esta imagen, si al mismo tiempo está consumiendo 3 gramos de azúcar por cada 1.5 mg de tiamina. Esta vitamina es la que la Dra. Ruth F. Harrell, de la Old Dominion University, prescribió hace más de 30 años, a un grupo de 17 niños con retraso mental, para elevar su coeficiente intelectual (IQ). No obstante, si quisiéramos igualar la dosis de tiamina que necesita Andrea haciendo uso de este suplemento, nuestra musa estaría recibiendo también, cinco veces más azúcar (7.5/1.5 =5), es decir, 15 gramos. De acuerdo con Holford y Lawson [3] y nuestra entrega del 6 de febrero de 2015, esto sería tanto como estar disminuyendo su coeficiente intelectual [4]. Y eso que no hemos considerado el saborizante de mandarina que el fabricante agregó a su “multivitamínico”.

Y así podría yo continuar exponiendo más ejemplos de cómo el negocio de los mutivitamínicos engaña al consumidor, con esa mercadotecnia llena de artilugios. En mi publicación del 28 de Agosto de 2013 [5], expuse lo absurdo que es tratar de elevar el coeficiente intelectual de cualquiera, administrado 2 mg diarios de tiamina. Como hemos visto en el ejemplo anterior, ni Andrea lo conseguiría con esa dosis (véase más arriba, requerimientos diarios de Andrea para el grupo de vitaminas del complejo B).

niña con ansiedadEs por eso que necesitamos recurrir a una fórmula hecha a la medida de Andrea y de otros niños que podrían estar necesitando estos nutrientes para mejorar su rendimiento intelectual. Entiéndase bien, no es condición necesaria que un niño o una niña tenga que estar afectado(a) de sus facultades mentales, para vitaminarla en la forma y con las dosis que aquí estoy recomendando. Si su hija(o) no está rindiendo lo suficiente en sus asignaturas, o tiene problemas de personalidad, puede ser que necesite un multivitamínico como el que aquí estoy proponiendo, aún cuando él o ella no muestre señales de un trastorno mental.

saborizante artificialLa industria de los alimentos procesados está deteriorando no solo las capacidades cognitivas de nuestros descendientes, sino lo que es peor: está acabando con sus sistemas inmunes. Le repito, y tómelo muy en serio: no permita que su hijos anden por ahí consumiendo ese montón de botanas, golosinas y bebidas llenas de sustancias químicas, porque después de años de ingesta constante, podrían desarrollar adicción a las mismas [4], y presentar uno o varios de los síntomas que mencioné anteriormente, a propósito de los efectos secundarios de los colorantes.

Pero entonces, si la mayoría de los suplementos comerciales presentan esos inconvenientes, ¿qué sería lo más recomendable para Andrea? Por descontado que la leche materna. ¿Pero qué pasa, si por cualquier razón, la mamá no está en posibilidad de amamantar a su bebé? Este es el caso de Andrea y es algo que se da muy a menudo en las comunidades que dan por sentado que la fórmula enlatada es una gran ventaja de la era moderna. En algunas redes sociales, hay quienes comentan que la industrialización de los alimentos es parte del avance tecnológico, y por lo tanto no puede ser tan mala como lo afirmamos los consejeros de la medicina natural. Analicemos esta situación más de cerca para averiguar qué tan acertada puede ser una aseveración como esa.

fórmula 1La fórmula, que nos es otra cosa que leche de vaca en polvo enriquecida con vitaminas, minerales y hasta con aminoácidos en el mejor de los casos, es un ejemplo clásico de cómo nuestro entorno influye en la forma en la que nuestros genes se expresarán, conforme vayamos creciendo. Esto lo demostré ya en una entrega anterior [6]. El problema con la fórmula, es que no se parece en nada a la leche materna, según se infiere de las tablas 2 y 3 que Cheraskin presenta en su interesante artículo [7], en donde compara las cantidades de vitaminas y minerales contenidas en ambas leches. Y si inspeccionamos con cuidado la información nutricional de la fórmula con la que Andrea está siendo alimentada (derecha), notamos que tiene una cantidad de azúcar tan elevada, que hasta podría influir de manera negativa en su coeficiente intelectual (pulse sobre la figura para agrandarla). Obsérvese también que la fórmula de Andrea añade caseína a sus ingredientes, y aunque la leche materna también la contiene, en ésta última se encuentra en una proporción mucho menor, del orden de 11 veces menos que en la de vaca [8].

La lactosa de la leche de vaca, no es algo que esté muy acorde con las necesidades nutrimentales de cualquier niño, y es por ello que algunos laboratorios farmacéuticos se han esmerado en sacar al mercado, versiones de fórmulas sin lactosa, pensando en ese gran número de infantes que presentan intolerancia a la misma. En mi opinión, valdría la pena cambiar la fórmula que actualmente está tomando Andrea, por una que contenga menos azúcares, sin lactosa ni caseína, y que de ser posible, proporcione los aminoácidos triptófano, prolina, tirosina y glicina, que son los que hemos sugerido como parte de nuestra receta (ver el apartado de “Requerimientos nutricionales para potenciar la mente de los niños”). Y si ésta llegara a tener ácido alfa lipoico, mucho mejor, aunque creo que eso ya sería mucho pedir.

fórmula 2Con todo, se ve difícil que la fórmula pueda algún día reemplazar a la leche materna, porque eso sería tanto como tratar de igualar las propiedades del calostro humano. Existe desde luego un calostro de bovino que se usa en casos de permeabilidad intestinal, cuando los niños mayores y los adolescentes que no tuvieron la suerte de ser alimentados con leche materna, terminan desarrollando trastornos mentales como el autismo, el TOC, la bipolaridad y la esquizofrenia. Por favor no me mal interprete, no estoy diciendo que todo bebé que haya sido alimentado con fórmula, desarrollará posteriormente alguno de esos trastornos. Solo estoy afirmando que la propensión a padecer cualquiera de ellos, va a ser mayor en los jóvenes que no fueron amamantados con calostro humano. Técnicamente, eso significa que la probabilidad de que se exprese (active) alguno de los genes asociados a esos males, aumenta en estos casos. Recuerde que la genética no lo es todo. La nutrición determina también cuándo y de qué nos enfermamos.

Más allá de la importancia que reviste el que un bebé sea alimentado en sus primeros meses con leche materna y por lo tanto de calostro humano, tuvimos que buscar un suplemento que satisficiera los requerimientos nutricionales de Andrea.

Información Nutrimental Complejo B PronatA reserva de contar posteriormente con el multivitamínico ideal, lo mejor que pudimos conseguir fue un complejo B (derecha) que cumple en cierta medida con algunas de nuestras especificaciones. La limitación aquí ha sido sin lugar a dudas el ácido fólico. Usted no puede darle a una bebé Down de escasos 4 meses, más de 133 mcg diarios de folato, aunque sí existe cierta tolerancia, dado que a esa cantidad habrá que agregarle la que aporta la fórmula de Andrea. Atendiendo a la información nutrimental de la imagen adjunta, nuestra querida musa deberá tomar, mezclada con uno, y solo uno de los biberones que acostumbra a tomar durante el día, el polvo que hay en una cápsula de este suplemento, de tal manera que esté recibiendo 128 mcgs diarios de ácido fólico (384/3 = 128). Note que de niacina hemos obtenido exactamente 7.6 mg, algo muy cercano a los 8.3 mg que necesita un bebé Down de menos de 9 Kg.

Lamentablemente, las dosis para las vitaminas B1, B2 y B5, aunque ciertamente seguras, quedan muy por debajo de nuestros requerimientos, al dividir entre 3 sus respectivas dosis, razón por la cual estamos explorando justamente un multivitamínico hecho a la medida de nuestra Receta para Potenciar la Mente del Niño, que es como si fuera una carta a Santa Claus, a nombre de todos esos niños y niñas, que sin proponérselo, nos invitan día a día a redefinir el concepto de discapacidad.

Pablo PinedaY que mejor que  escuchar lo que tiene que decir a ese respecto, el mismísimo Pablo Pineda (izquierda), un ser humano fuera de serie, que a fuerza de empeño y entusiasmo ejemplares, logra convertir en realidad sus sueños, demostrando así que las diferencias que él percibe en sus semejantes, lejos de intimidarlo, lo impulsan a trascender las barreras que la misma sociedad le impone.
Y a propósito de barreras a superar, el que las dosis de algunas vitaminas del complejo B que seleccionamos no hayan cumplido al 100% con nuestras expectativas, no es algo que le vaya a impedir a Andrea desarrollar sus facultades mentales. Hemos concebido un botiquín de microdosis de plantas medicinales y una más de DMAE (Natural B complejo B Pronatdeanol), a fin de compensar lo que no pudimos conseguir con la marca comercial de complejo B que aparece a su derecha. Las microdosis de hecho, son muy recomendables para los pequeñines, ya que como apuntaba yo en mi entrega dedicada al síndrome de Down, éstos se recuperan muy rápido, con las propiedades terapéuticas de las plantas medicinales (la fuerza de la naturaleza). En esa misma publicación, describí cómo un adolescente canadiense respondía muy bien al deanol, cuando lo tomaba como suplemento. Como Andrea no puede todavía deglutir ningún tipo de píldora, se nos prendió el foco y elaboramos una microdosis de este precursor de acetilcolina, para que su mamá se lo pudiera dar por la vía oral en forma de gotas, una cuatro veces al día. Esta microdosis, junto con las de Pasiflora, Cardo mariano,  y Ginkgo biloba,  aumentarán la atención y mejorarán la memoria de Andrea. Le facilitarán en un futuro, el aprendizaje de las palabras y marcarán la diferencia a la hora de desarrollar sus capacidades motrices. Por su parte, las microdosis de las plantas Gobernadora y Estafiate, entrarán en escena cuando sobrevengan problemas en su sistema inmune (el estafiate puede bajar la fiebre en media hora, administrando en este caso, una gota sobre la lengua, cada 5 minutos).

niñaFue así como integramos una receta para una bebé que con el tiempo, evolucionará no solo conforme lo dicten sus genes, sino como su entorno (la nutrición, sus amigos, los libros que lea, la música que escuche, etc.) y sus padres lo determinen. Al resto del mundo nos corresponderá tener muy en cuenta lo que Pablo Pineda siempre ha recalcado en sus múltiples conferencias: que el trato sin distinciones de género, raza, educación, edad y condición socio-económica, debe ser también aplicable a los rasgos físicos heredados, porque éstos también son parte de la individualidad bioquímica que caracteriza al género humano.

Aerodinámicamente el abejorro no debería volar, pero no lo sabe, por lo que va y vuela de todas maneras“… Mary Kay Ash.

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 9 de julio de 2016


¿No encontraste aquí lo que buscabas? En el índice temático hay más artículos que te pueden interesar


REFERENCIAS

[1] http://www.livestrong.com/article/370945-health-effects-of-yellow-5-food-coloring/
[2] López González Sergio. Suplementos para potenciar la creatividad, la memoria, la concentración y la inteligencia. Fundación MicroMédix. Mayo 16, 2015.
[3] Patrick Holford y Susannah Lawson. Nutrición óptima. Guía fácil. 2009, Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona
[4] López González Sergio. Agresividad, ira, bullying y mal humor: síntomas de una inteligencia emocional y nutrición deficientes. Fundación MicroMédix. Febrero 6, 2015.
[5] López González Sergio. Síndrome de Down: el poder insospechado de la medicina ortomolecular a tu alcance. Fundación MicroMédix. Agosto 28, 2013.
[6] López González Sergio. El poder curativo de las creencias y el coraje de vivir. Fundación MicroMédix. Diciembre 29, 2015.
[7] E. Cheraskin, The Myths of Milk. Journal of Orthomolecular Medicine Vol. 9, No. 3, 1994, pág. 152.
[8] La leche humana, Composición, Beneficios y Comparación con la Leche de Vaca. Manual de lactancia para profesionales de la salud. Comisión de Lactancia Minsal, UNICEF. Editoras C. Shellhorn, V. Valdés. Ministerio de Salud, UNICEF, Chile 1995.

Anuncios

Autor: micromedix

Sergio López González. Ing. en Informática Biomédica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s