Medicina Natural

Medicina Alternativa Personalizada. Consultorio

Chef internacional se reinventa uniéndose a la cadena de consultorios MicroMédix

Deja un comentario

Lo que aquí le voy a contar tiene que ver con la historia de un chef que tuvo suficientes motivos para reinventarse, después de verse afectado por una serie de vicisitudes que mirándolas en retrospectiva, le ayudaron a tomar un camino mejor al que inicialmente se trazó.
El Chef Mauricio es de esas pocas personas que desde pequeños consiguen identificar el tipo de trabajo que desearía desempeñar a lo largo de su vida, y que al mismo tiempo entienden que el secreto del éxito consiste en ser y estar, y no tanto en la cuestión de ser o no ser, que tanto aflijía a Shakespeare.

La metamorfosis en la era del conocimiento: convirtiendo la adversidad en oportunidad

El plan de vida que se traza rara vez coincide con lo que se obtiene al final del viaje, e independientemente de si se concibió o no a temprana edad, tiene poco que ver con la ridícula “Ley de la Atracción” y mucho con lo que Arthur Schopenhauer apuntó en la página 205 de sus “Aforismos Sobre el Arte de Vivir”, en donde a la letra dice: “Por más que se pondere repetidamente un proyecto antes de ponerlo en práctica y se analicen con detenimiento todos sus pormenores, es preciso reconocer en el conocimiento humano un factor de incertidumbre que hace que siempre puedan surgir de repente circunstancias que era imposible prever y que echan por tierra el cálculo previamente realizado”.

Para Nicolás Maquiavelo, nosotros controlamos poco menos de la mitad de lo que podemos lograr, pues el azar y el entorno en el que nos desenvolvemos, determinan ese otro cincuenta por ciento de los resultados de nuestros proyectos. Y si la Fundación MicroMédix está haciendo todo lo posible por reinventar los sistemas de enseñanza para formar recursos humanos en campos interdisciplinarios como la inteligencia artificial y la biomedicina personalizada, todo parece indicar que también los jóvenes de la era del conocimiento están reinventándose para sobrevivivir a los retos que un entorno tan complejo como éste les plantea.

Ya en otra entrega de este mismo blog hice mención a lo que el psiquiatra Luis Rojas Marcos respondió, cuando un reportero de un diario español le preguntó sobre lo que significaba el “reinventarse”. Sus palaras fueron: “Usted se reinventa cuando se ve forzado a enfrentarse a un cambio que trasciende su vida y que regularmente sucede inesperadamente”.
En mi opinión, ese enfrentamiento al cambio en condiciones poco propicias da lugar a una metamorfosis: es la manera en la que se comportan ciertas personas cuando se atreven a mirar a la adversidad a través de un cristal y desde un ángulo diferentes, con una óptica que muy pocos seres humanos alcanzan a identificar como oportunidad.

Y eso justamente fue lo que hizo Mauricio, después de que su señora madre lo despojara de la casa que tanto él como su hermano tenían derecho a habitar por el tiempo que quisieran, una vez concluido el proceso de divorcio al que dio lugar la incompatibilidad de caracteres entre sus progenitores.
Para ese entonces, nuestro amigo el chef ya había adquirido toda la infraestructura necesaria para montar una panadería y un sistema de distribución a base de trimotos como la que aparece a la derecha, misma que más tarde pasaría a ser el medio que emplearía para entregar microdosis a domicilio en la Ciudad de México, convirtiendo así lo que en primera instancia parecía ser una contrariedad, en una oportunidad para innovar los servicios de la Fundación MicroMédix.

Si quieres hacer cosas extraordinarias, debes crear una oportunidad

Yo no sabría decirle si este chef remasterizado como técnico en informática biomédica, ya cuenta con el permiso de circulación para dicho vehículo en la Ciudad de México; pero lo que sí le puedo asegurar es que posee todas las habilidades necesarias para generar recetas personalizadas y atender sus consultas en el consultorio que él mismo ha montado. Él no esperó a que se le presentara una oportunidad, simplemente la creó.

Con el dinero que pudo reunir con motivo de la venta del equipo que había venido usando para elaborar su pan artesanal, este joven de 30 años se ha reinventado para demostrarle a todos los “ninis” de los que hablaba yo en el reportaje relacionado con la apertura de nuestro consultorio en Argentina, que una persona con la suficiente determinación, puede diversificarse para modificar su proyecto de vida y alcanzar así el éxito, obviando los pretextos y las excusas.
Lejos de estar perdiendo el tiempo con aquello de la Ley de la Atracción, que de ley no tiene absolutamente nada, Mauricio se puso a trabajar y ahorrar para salir de la disyuntiva en la que se encontraba.
No teniendo un lugar en donde guardar todo su equipo culinario, él y su esposa Ariana buscaron apoyo en sus familiares y encontraron una mano amiga tanto en la mamá de ella como en el papá y el abuelo de él (por obvias razones, “LadyDespojo” quedó totalmente descartada).
El primer acercamiento que tuvimos con esta singular pareja, se produjo cuando ofrecimos un par de vacantes para supervisar la calidad de la instrucción que cada uno de los concesionarios recibe, una vez que decide unirse a la cadena de consultorios MicroMédix. No se necesitaron muchas sesiones para darnos cuenta de las habilidades que ambos tenían tanto para captar los conceptos que ahí se vertían, como para sugerir cambios y agregar valor a los cursos que estábamos impartiendo.
Pronto nos dimos cuenta del potencial de estos muchachos y al término de la transferencia de tecnología que tuvo lugar con motivo de la apertura del consultorio en Argentina, de inmediato nos comunicaron sus deseos de convertirse en concesionarios.

Un consultorio más en la Ciudad de México

El resultado de toda esa visión y dedicación ha sido un consultorio que cumple con los requisitos que exige un convenio para el uso de nuestra marca, tal y como quedó establecido en nuestra propuesta del 18 de octubre de 2018. Si no eres un nini o si lo eres y quieres dejar de serlo, puedes pulsar en el vínculo anterior para conocer los requerimientos y las características de nuestro convenio de uso de imagen y la transferencia de tecnología que estamos ofreciendo para que eches a andar tu propio consultorio.

Ahora que si eres una persona que necesita ayuda en todo lo relacionado con tu salud o la de un familiar, puedes contactar a Mauricio López Ríos, ahora técnico en informática biomédica, haciendo clic en la imagen adjunta para concertar una cita presencial. Él te dirá cómo llegar a su consultorio y qué necesitas para convertir tu caso en uno de éxito.
Él te aconsejará también sobre la mejor forma de preparar tus alimentos, pues como la mayoría de nuestras recetas recomiendan excluir el gluten, los lácteos y el azúcar de la dieta, es posible que de momento sientas que tu comida va a resultar muy insípida. Este chef te va decir todo lo que conoce sobre los sabores y te va a explicar por qué una dieta sin esos ingredientes no representa en realidad un sacrificio, en el sentido de que supuestamente, casi nadie disfruta de alimentos con bajos contenidos de carbohidratos y azúcares.
Más adelante hago un recuento de los motivos que tuvo el chef Mauricio para dejar a un lado el arte culinario y reinventarse como técnico en informática biomédica; pero independientemente de los motivos que tuvo él para darle ese giro a su vida, la Fundación MicroMédix también tuvo motivos para otorgarle la concesión. El que suscribe estas líneas y la gente de Recursos Humanos, estuvimos de acuerdo en  la importancia que revestía el contar con alguien que supiera elaborar, además de prescripciones a base de nutrientes en dosis terapéuticas, recetas culinarias sin gluten, azúcar y lácteos, y que al igual que las primeras, fueran lo suficientemente inteligentes como para que los pacientes estuvieran dispuestos a seguirlas.

Transferencia de tecnología: diversificando las profesiones

En la misma publicación que anunciaba la inauguración del consultorio en Argentina, hablé de cómo la transferencia de tecnología constituye uno de los mejores medios para desarrollarse como técnico en informática bomédica, emulando de alguna manera el proceso que se da entre un tutor y un aprendiz, a la hora de transmitir los conocimientos propios de un determinado oficio. Pero al conocer a estos dos jóvenes que ahora están a cargo del consultorio de la Ciudad de México (antes Distrito Federal), me quedó claro que no solo los oficios pueden llegar a diversificarse de esta manera, sino también las profesiones.

Las competencias de cada uno de ellos aumentaban conforme avanzaban en los cursos y utilizaban el material que ellos mismos sugerían para favorecer el aprendizaje. Y es que para mejorar la calidad de la enseñanza, no hay como preguntarle al participante mismo, qué es lo que él o ella haría en relación a este aspecto clave de toda transferencia tecnológica. No obstante, como la mayoría de las veces el concesionario no tiene experiencia como facilitador, es imperativo contar con un colaborador con experiencia en la impartición de cursos, que a su vez asista a otros tantos en calidad de participante.

En primera instancia, parecería que un chef y una bióloga no tendrían nada que hacer en un consultorio de medicina alternativa de precisión, y lo mismo insinuó en una ocasión uno de mis pacientes, cuando supo que mi título profesional y el de mi maestría, corespondían a la de un ingeniero en comunicaciones y electrónica y a la de un especialista en sistemas computacionales (TIs), respectivamente. Pero como dejé entrever al final del tercer párrafo de esta publicación, la era del conocimiento nos está exigiendo a los profesionistas y a los técnicos en general, una mayor diversificación: una diferenciación de competencias sin precedentes.

En la época en que yo me titulé, 1981 para ser exactos, para ser contratado bastaba con dominar el inglés, conocer a carta cabal las materias del programa de estudios que uno había elegido, así como tener nociones de programación en general.
En la actualidad las empresas reclutan únicamente personal con múltiples competencias, y si usted no cuenta con al menos una veintena de ellas, algunos consorcios podrían considerarlo una especie en extinción, hablando en el contexto profesional por supuesto.

Los motivos de Mauricio para reinventarse

¿Por qué un chef querría unirse a una cadena de consultorios, en vez de a una franquicia de restaurantes?
La explotación a la que se vio sometido durante los diversos trabajos que desempeñó a lo largo de su carrrera como chef, y la competencia que encontró por no estar suficientemente diversificado en lo que concierne al arte culinario, precipitaron su metamorfosis. El pan que producía, si bien era un producto suficientemente diferenciado por contener ingredientes que en definitiva lo hacían superior al de sus competidores, no podía venderse más allá del precio que el consumidor promedio está dispuesto a pagar.

El pan es un producto básico, y como tal, está tan comoditizado que resulta difícil obtener los dividendos necesarios para soportar los gastos que genera la producción de exquisiteces de panadería que un chef internacional es capaz de preparar (las del tipo delicatesen).
La diferenciación de productos y servicios en el área de la informática biomédica es otro cantar, y aun cuando representa también un gran reto, es definitivamente más asequible y requiere de una menor inversión. Hay herramientas de software de libre distribución con las que se pueden hacer maravillas y que requieren únicamente de tiempo y esfuerzo para dar frutos dignos de un verdadero profesionista, no de un “esclavo de tiempo completo“, según palabras del propio chef Mauricio.

Los motivos de Ariana

Ariana por su parte, además de una licenciatura en biología, está acreditada como certificadora de productos orgánicos y sostenibles, cuenta con diplomados en áreas tan disímiles como el diseño gráfico, el marketing, las terapias alternativas orientadas a la mujer, las plataformas digitales para la elaboración de cursos en formato e-learning, y como cabría esperar por todo lo dicho hasta aquí, conoce todo lo relacionado con la transferencia tecnológica que estamos ofreciendo. Fue así como aprendió los aspectos clave de la minería de datos y de texto, los principios de la medicina ortomolecular, la técnica de las microdosis y los secretos del aprendizaje de máquina.

Y uno se pregunta, ¿por qué una bióloga querría conocer las técnicas del diseño gráfico, la mercadotecnia y las de la inteligencia artifical? ¿Que tienen que ver todos esos campos del saber con la biología y para qué los necesita esta diligente y versátil colaboradora?
La competencia entre profesionistas es feroz, y en un entono laboral en donde imperan la diversidad y las aplicaciones interdisciplinarias, difícilmente puede uno destacar entre los millones de profesionistas que están luchando por forjarse un porvenir. Ariana ha desarrollado una amplia variedad de competencias, pues está conciente de que entre más diversificada esté, más oportunidades tendrá de encontrar el éxito que demanda el ser y estar al unísono.

Tus motivos

Quiero pensar que los motivos que tú puedas tener para reinventarte, son igual de poderosos que los que tuvieron Mauricio y Ariana para iniciarse en un emprendimiento que conlleva el desarrollar una nueva competencia. Con la finalidad de que sepas cómo hacer cosas extraordinarias (el know how de la informática biomédica) sin ser todavía un experto en inteligencia artifical y biomedicina, te invito a que pongas en marcha tu propio consultorio. El unirte a nuesta cadena de consultorios MicroMédix, te permitirá alejarte de la “ninidependencia“, una condición que de no combatirla a tiempo, se convertirá en los próximos años, no solo en una excusa para vivir del crimen o a expensas de los padres, sino en una verdadera patología social. Un nini difícilmente querría convertirse en un técnico en infomática biomédica, y dudo mucho que tú seas uno de ellos, de lo contrario no estarías leyendo estas líneas.
Más bien creo que eres alguien que desea demostrarle al mundo que puede llegar a trascender, más allá del oficio o de la profesión que elegió practicar en esta desafiante etapa de la humanidad en la que a ti te ha tocado vivir: la era del conocimiento.
Es por eso que he escrito este ensayo, porque creo en ti y porque creo que personas como tú pueden contribuir a generar un cambio positivo en nuestro actual sistema de salud. Únete y reinvéntate como lo hicieron Mauricio y Ariana en México y como ya también lo hizo en Sudamérica, la Lic. en Derecho Marta D. Kaenel.

La vida es una serie de cambios naturales y espontáneos. No los resistas, eso solo crea dolor. Deja que la realidad sea la realidad, deja que las cosas fluyan naturalmente hacia adelante en la forma que les gusta“… Lao Tzu

© Sergio López González. Fundación MicroMédix. 27 de Abril de 2019


Si requieres más detalles sobre cómo puedes integrarte a nuestra cadena de consultorios, nos puedes contactar para que en una entrevista de 20 minutos por Skype, te contemos lo que hicieron nuestros actuales concesionarios para lograrlo.


Anuncios

Autor: micromedix

Sergio López González. Ing. en Informática Biomédica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s